viernes, 11 de agosto de 2017

Gus mornins, 11/08/17

"¿Dónde está el bourbon?"
(Con faldas y a lo loco, Billy Wilder, 1959)

Guuuus mornins, cinéfilos:

Sí, otra vez ¿Dónde está el bourbon? Que la semana pasada no hubo manera de encontrarlo y hoy lo necesito más que nunca. Bueno, más que una botella un cargamento entero. Hoy no quiero ser más Sugar Sue y prefiero ser “Botines” Colombo y hacerme con un arsenal de licores no para traficar sino para darme directamente a la bebida. Porque si los estrenos del anterior os parecieron malos, es porque todavía no conocíais lo que se nos viene encima hoy. Lo del viernes pasado eran todo candidatas al Oso de Oro y al Oscar en comparación con los estrenos de éste y que, no queda otro remedio,  comenzamos a repasar pero ya. Cuanto antes empecemos antes acabaremos.
La ventaja es que solo tenemos 5 estrenos, pero mare meua, por dónde empezar. Ea, metámosle mano al blockbuster de turno que hoy es Rey Arturo, la leyenda de Excalibur. Me niego a recomendar esta cosa por mucho Jude Law que haya en el reparto. Ya se encargará quién tenga que encargarse  de su debida promoción. Como ya hiciera con Sherlock Holmes, el británico Guy Rictchie nos sirve otro de sus habituales espectáculos estruendosos y videocliperos a costa esta vez del legendario propietario de Camelot. Tras haber arrancado la famosa espada, Arturo debe enfrentarse al tirano Vortigern que asesinó a sus padres antes de convertirse en rey. El ex de Madonna nos presenta esta fantasía medieval delirante más cercana al espíritu de las trilogías de Harry Potter y de los anillos que al de Excalibur o Merlín el encantador.
Y hablando de dibus, también esta semana tenemos nuestra ración animada aunque no sea precisamente una propuesta que suba el ánimo. Emoji: la película podría calificarse igualmente como un delirio, el último perpetrado por la Sony Pictures. Y es que muy mal tienen que estar estos tipos de ideas para que se les haya ocurrido una película en la que cobran vida los emoticonos del whatsapp. El argumento es tan estúpido que no entran ganas ni de reproducirlo. Lo único que merecen es un emoji de color marrón o uno que muestre una mano cerrada con el dedo medio erguido en el aire. Desde luego, cuánto daño han hecho al cine Pixar y la trilogía (ahora tetralogía) de Toy Story.

Pero el colmo del delirio quizá se lo lleve esta semana una película checa y no porque sea una película checa, motivo suficiente para que un gafapasta como yo la nombre apuesta semanal sin despeinarse, sino porque es un film de temática navideña. Vale, que han bajado mucho las temperaturas estos últimos días pero colarnos esto en pleno agosto es ya… un delirio.  Milagro en Praga es una comedia romántica en torno a una familia mexicana que viaja a finales de año a la República Checa en busca del milagro del título. La hija menor sufre una maldición por la que no puede quedarse embarazada; sólo la intercesión del Niño Jesús de Praga puede romper el hechizo.
 Ya queda poquito, ya.  Pero tal y como está el panorama supongo que no me culparíais si hubiese elegido como apuesta del viernes Descontroladas, una delirante comedia protagonizada por una madre y una hija secuestradas en la selva ecuatoriana. Sin embargo, me he decantado finalmente por La hora del cambio, más que nada porque tiene un título elocuente y alguien tiene que poner freno por fin a este delirio. Es la típica comedia italiana de las de toda la vida sobre un alcalde que llega al poder encabezando la lista de un partido renovador (un equivalente a Podemos o al Movimiento 5 Estrellas) con la intención de poner fin a todos los males del municipio. Habemus apuesta, sí, pero un poquito solo.


Y colorín, colorado, este delirio se ha terminado. Por fin. El lunes y el martes nos cogemos fiesta. Como la cosa ha ido de delirios y nos vamos de puente, yo al menos, el mosaico viene que ni al pelo. En fin, os veo el miércoles. Feliz finde, puente, vacaciones, lo que sea. Estoy delirando. Ah, y aunque no sea exactamente mi culpa, perdón por la sección de hoy y por los estrenos del viernes. Ojalá no los hubiésemos conocido nunca.

OJALÁ NO TE HUBIERA CONOCIDO NUNCA
Muchachito
Un día soñando en un sueño soñé, que estaba soñando contigo, 
soñar con hacerte el amor y soñé que no estaba dormío, 
sueño que sueño, piel con piel, calor con calor... cuerpo con cuerpo 
y aquel color de tu pelo y tu piel a la vez, aún despierto y recuerdo. 

Ojalá no te hubiera conocido nunca (x4) 

Para no amarte siempre, para no verte sin verte, 
para borrar tu recuerdo 
del que siempre me acuerdo y nunca me deja en paz. 
oh ouo ouo oh ouo (x2) 
Aquel día en aquel sueño soñando soñé, que estaba soñando contigo, 
bajo un cielo de estrellas mil, hay que ver, precioso, precioso. 
Y en aquel mar que no nos pudimos bañar, por ser tan caprichosos
ojalá no te hubiera conocio nunca (x4) 
Pa no amarte. 
oh ouo ouo oh ouo (x2) 

Si algún día yo vuelvo a soñar intentaré, seguir con lo mismo 
y diez minutos antes de dormir yo estaré... 
siempre que quiera contigo, 
siempre que tú quieras. 

Ojalá no te hubiera conocio nunca (x4) 

Para no amarte siempre, para no verte sin verte, 
para borrar tu recuerdo 
del que siempre me acuerdo y nunca me deja en paz 
oh ouo ouo oh ouo (x2) 

...ya no quiero mal de amores

EL MOSAICO DE HOY


1 comentario:

CARPET_WALLY dijo...

La verdad es que después del 0 comentarios de ayer tengo que darte el triunfo por apabullante superioridad. Tus guses son mejores, más interesantes y mucho más divertidos que los míos, cosa que estaba suficientemente demostrada incluso antes de esta semana.

Pero al Cesar lo que es del Cesar y al Bardés lo que es del Bardés y si nos ponemos al Dexter lo que es del Dexter. Un aplauso que poco a poco se va convirtiendo en ovación y finalmente en estruendoso reconocimiento al gus de hoy. Nadie hubiese podido sacar tanto de tan poco. Delirio e infierno tener que hacer un repaso a los estrenos de esta semana, aunque como bien dices, el reducido número lo hace mucho más llevadero.

Intento habitualmente seguir tus propuestas y al menos plantearme acercarme al cine a ver alguna de tus recomendaciones (otra cosa es que finalmente lo haga) pero esta semana voy a hacer planes alternativos, con tu permiso. Ni el menor de los entusiasmos me provoca ninguna de las nuevas del cartel, que salvo Guy Ritchie y los dibus tienen pinta de durar menos en cartelera que un esquimal en Sevilla un mediodía de Agosto. Y eso que como comentas está refrescando estos días, hasta demasiado, diría yo.

Pásalo bien y disfruta de los 4 días, yo me encargaré del lunes y volveré a demostrar mi reconocida impericia en esto.

Abrazos veraniegos.