miércoles, 30 de noviembre de 2016

Gus mornins, 30/11/2016

El trabajo consiste en lo que un organismo está obligado a hacer; el juego consiste en lo que un organismo no está obligado a hacer (Mark Twain)

Guuud mornins, cinéfilos.

Os juro por lo que más querías que hoy mi organismo no tenía previsto trabajar en ningún gus ni nada que se lo pareciese. Que para eso es miércoles, que eso es cosa de otro. Que soy el Dex, oñe. Pues eso, que esta misma mañana recibo un toque en el guachap de alguien pidiéndome ayuda. Resulta que el amigo Carpet me acaba de anunciar que se le ha estropeado el coche viniendo a la redacción y que no puede deleitarnos hoy con sus palabras, que tiene el organismo para otras cosas.

El caso es que aquí me tenéis haciendo de suplente del suplente, lo nunca visto vaya. En mi vida me he visto en tal aprieto, que decía el otro. Que improvise, me dice el gachó, claro, eso mismo me decía por las noches mi ex y así nos fue. Y nada, yo por un amigo hago lo que sea, y si para eso tengo que rebajarme y poner el gus de los miércoles a la altura, o a la bajura habitual, pues voy y lo hago. Con dos pelotas y un rabito.

Y como dijo el otro día el fulano en cuestión que él a lo que más llegaba era a un chiste de gangosos, un mosaico de Ciccolina y una canción de Andy y Lucas pues allá que voy.  

Estoo, que con las prisas y los nervios, lo mismo me he precipitado. Con lo único que me atrevo es con el chiste de gangosos. Ale, que empiezo.

Va un gangoso a comprarse unas zapatillas deportivas y dice:
e da uas apatillas epotivas?
y le responde el de la tienda: puma?
y este responde: ueno, y un igarrito…

Enga, que sé que os ha gustado, ahí va otro:

El enfermero gangoso atendiendo al cirujano:
Cirujano- Algodon!
Gangoso – Algodón (con voz de gangoso).
Cirujano- Tijeras!
Gangoso – Tijeras.
Cirujano- Gasas!
Gangoso – De nada.

No hay dos sin tres, Festival del humor en el gus: Que va, que va, que vaaaaaa:

Esto es una enfermera GANGOSA en el hospital que trabaja:
– Famiddaadde del senioll fenandez, se des infodma que ed señod ha muedto…
Entonce viene la triste esposa, toda nerviosa y grita:
– NOOOOOOMEEEEEEEEEEEJOOODA!! …
A lo que la gangosa le contesta
– No mejoda, ni mejodó, ni mejodadá, … ¡Se mudió!!!

Ay, voy a parar yo que me va a entrar el flato. Me ha chivado mi compi yogui Carpet que tal día como hoy nació Mark Twain y que diga unas palabras sobre él. Pues seguro que a él se le daba mejor contar los chistes que yo, que empezó escribiendo relatos satíricos y tal. Aunque nosotros empezamos a conocerle, claro, gracias a personajes como Tom Sawyer o aventuras como las del príncipe y mendigo o del aventurero en la corte del rey Arturo que poblaron  nuestra infancia de sueños de aventura. Se llamaba en realidad Samuel Langhome Clemens y algo de pitoniso pues nació en el año que pasó por la Tierra el cometa Halley y predijo “me iré con él”. Y fue el tío y se murió en 1910, que fue la siguiente vez que el cometa nos visitó. Que no era de Bilbao ni nada, que era de Florida, Misuri. A mí también se me da muy bien predecir y os digo que mañana viene Indi a subir el nivel (eso si no se le rompe el coche). Hasta los estrenos del viernes.

OLD MAN RIVER
Paul Robeson

Here we all work 'long the Mississippi
Here we all work while the white folk play
Pullin' them boats from the dawn till sunset
Gettin' no rest till the judgment day

Don't look up and don't look down
Ya don't dast make the white boss frown
Bend your knees and bow your head
And pull that rope until you're dead

Let me go 'way from the Mississippi
Let me go 'way from the white man boss
Show me that stream called the River Jordan
That's the old stream that I long to cross

Ol' Man River, that Ol' Man River
He must know somepin', but he don't say nothin'

He just keeps rollin', he keeps on rollin' along

He don't plant taters, and he don't plant cotton
And them what plants 'em is soon forgotten
But Ol' Man River, jest keeps rollin' along

You and me, we sweat and strain
Bodies all achin' and wracked with pain
Tote that barge and lift that bale
Ya get a little drunk and ya lands in ja-ail

I gets weary and so sick of tryin'
I'm tired of livin', but I'm feared of dyin'
And Ol' Man River, he just keeps rollin' along


EL VIEJO DEL RIO
Paul Robeson

Aquí estamos trabajando desde hace mucho tiempo en el Mississippi
Aquí  trabajamos mientras los blancos juegan
trabajando desde el amanecer hasta la puesta del sol
No habrá descanso hasta el día del juicio
No mires hacia arriba ni mires hacia abajo
No provoques al jefe blanco
Dobla las rodillas e inclina la cabeza
Y tira de esa cuerda hasta que estés muerto

Déjame ir desde el Mississippi
Déjame ir desde donde está el hombre blanco
Muéstrame la corriente del río Jordán
Ese es el viejo arroyo que anhelo cruzar

El viejo hombre del río, el viejo hombre del río
Debe saber algo, pero no dice nada,

Solo sigue rodando, sigue rodando

Él no planta las patatas, ni planta el algodón
Y lo que planta se le olvida pronto
Pero el hombre viejo del río sigue rodando

Tú y yo, sudamos y no cansamos
Todo nuestro cuerpo cruje y sufre dolor
Levántate y carga ese fardo
Entonces te mareas y caes al suelo

Me canso y estoy harto de luchar
Estoy cansado de vivir, pero tengo miedo de morir

Y el hombre viejo del río simplemente sigue rodando.



EL MOSAICO DE HOY


martes, 29 de noviembre de 2016

GUS MORNINS 29/11/16

“Para tener éxito con las mujeres, diles que eres impotente. No esperarán curarte”
                                                                                                            Cary Grant

Esto sí que fue una gran pérdida, y no la cansina repetición de Fidel blablabla, Fidel adalid de la democracia, Fidel patriota de la libertad o Fidel padre, abuelo y amigo de los desfavorecidos.Hoy se cumplen treinta años sin Cary Grant…y el cine no ha vuelto a ser igual, por mucho que se retirara veinte años antes con aquella “Apartamento para tres”, de Charles Walters con Samantha Eggar y Jim Hutton con las Olimpiadas de Tokyo de fondo. Trueba, en su reina de España, no duda en decir que era maricón cuando, en realidad, era bisexual. Adicto al LSD y tacaño como pocos, no sé si os habré contado que, una vez, estuve delante de él. Fue en septiembre de 1980 o, tal vez, de 1981. En Madrid hacía un calor que se asaban los pajaritos y los cuatro, padre, madre, hermano y yo, fuimos al cine Amaya a ver una película (es posible que fuera “Fama”, de Alan Parker). Cuando salimos, aún era buena hora y enfrente del cine, un poco más abajo, en la calle General Martínez Campos, había una pastelería y mis padres quisieron comprarnos unas palmeras de chocolate para merendar. Fuimos, compramos y a la salida, mi hermano y yo estábamos enfrascados en nuestra dulce merienda cuando mi madre pegó un grito sobrehumano: “¡Pero si es Caaaaaryyyy Graaaant!”. Nos volvimos y efectivamente, un hombre alto, con camisa blanca de mangas arremangadas y pantalones negros, cual camarero de la época, subía la pequeña cuesta que persiste en toda la calle. Se volvió alarmado por el pedazo de grito y miró a mi padre a ver si lo conocía. Mi padre no sabía ni papa de inglés así que mi hermano, chapurreando lo poco que podía, hizo de maestro de ceremonias. Nos estrechó las manos con un amable “Nice to meet you” y mi madre me mandó inmediatamente a por unas servilletas a la pastelería para pedirle un autógrafo. Amablemente nos lo dio. Guapo, con el pelo totalmente plateado, con esas gafas enormes que llevó en los últimos tiempos. Mi madre le dijo que ya le había visto en otra ocasión, cuando él estaba rodando cerca de Madrid “Orgullo y pasión” con Sofía Loren y Frank Sinatra. Él solo sonrió. No dejó nunca de sonreír. Se despidió (“It´s been a pleasure”) y siguió caminando calle arriba. Como entonces no teníamos tantas referencias como ahora, todos nos quedamos sorprendidos de su altura (calculamos un 1,94). Hoy en día, ese autógrafo sigue existiendo en la mesilla de noche de mi madre, amarillento y difícil de ser manejado por temor a que se desintegre el papel en nuestras manos, pero ahí está.
Cinco años después, Archibald Leach, más conocido como Cary Grant, falleció y nos dejó huérfanos de elegancia y de clase, de sonrisa socarrona y de complejo de inferioridad. Su estilo no se ha podido igualar al de nadie y consiguió lo que muy pocos. Hacer que cualquier situación fuera un motivo más para exhibir su elegancia. Treinta años sin él. Treinta. Y el cine sigue sin encontrar a alguien con el que estuviésemos tan a gusto.

LOVE DIVIDED BY TWO (Ralph Rainger y Leo Robin)

Once I thought a husband and a lover were two men not one
I thought romance was only a game of kiss and run
Now I'm both a husband and a lover and really it's fun
There never was a night like this
There never was a girl like you
Each moment of delight like this
Is love divided by two

Your loveliness would glorify
That happiness I have in view
and I'll have even more
if I divide the glory with you

Do I hit the ceiling whenever you are near
I don't hit the ceiling I hit the stratosphere
My heart is at the height of joy
No beauty can compare with you
This night will be a night of joy
and love divided by two.


AMOR DIVIDIDO POR DOS

Una vez pensé que un marido y un amante eran dos personas y no una.
Pensé que el romance era solo un juego de besar y huir
Ahora yo soy los dos, un marido y un amante, y es realmente divertido.
Nunca hubo una noche como ésta.
Nunca hubo una chica como tú.
Cada momento de gozo como éste
es amor dividido por dos.
Tu encanto sería glorificado
por la felicidad que tengo a la vista.
Y tendré incluso más
si divido la gloria contigo.
Poseeré el techo donde quiera que tú estés
Y no lo tengo. Lo tengo en la estratosfera.
Mi corazón está en la cumbre de la diversión.
Ninguna belleza se puede comparar contigo.
Esta noche será una noche de diversión
y de amor dividido por dos.

Sí, sí, porque Cary también cantaba. No es que fuera Raphael, ni mucho menos, pero el chico hizo de todo. Cantaba y bailaba. Y siempre con su elegancia a cuestas.





 Pero no, no éste el Cary Grant que nos conquistó a todos, no. Más bien es éste ¿verdad?

Elegante hasta haciendo el payaso.


Y el mosaico, claro, no podía ser más que él con esa expresión suya. Así el día será un poco mejor...tal vez.


lunes, 28 de noviembre de 2016

Gus mornins, 28/11/2016


Nacimos en un oasis y con un pase de mano nos encontramos en pleno desierto". (Guillermo Cabrera Infante)

Guuud mornins, cinéfilos.

Es probable que muchos de vosotros os hayáis llevado una sorpresa al entrar hoy al gus y no ver un mosaico con Juanita de Córdova barriendo con su larga cabellera morena el encerado blanquinegro de su finca de La Habana en aquel plano legendario de Mr Hitch – que ya hemos puesto alguna vez. Y quien dice eso dice algo más revolucionario. No obstante, no me motivaba especialmente y prefería empezar con otras cosas mías esta semana que dará con nuestros huesos en diciembre. Llamadme egocéntrico si queréis, condenadme y la Historia me absolverá. El caso es que el viernes pasado dejamos una deuda pendiente con el pobre Mandy Patinkin que hoy se asoma a nuestro gus a ver si desfacemos el entuerto. Mandy aparecía en “La princesa prometida” en donde aparecía también Cary Elwess, y mira tú por dónde ambos salen también – vaya usté a saber quién los ha engañado- en el reparto de la última peli de Trueba “La reina de España”. Y yo el viernes me hice la pichina un lío y al hablar de esta última cinta confundí a los dos actores asignándole al uno la personalidad del otro. Que no pasa nada, diréis. Pues sí que pasa, oye, que esto es como si os hablo del Gobierno de Rajoy y me refiero a Soraya como aquella que explicó lo del finiquito en diferido de Luis el cabrón. U os hablo de Modric como del tipo ese que se pone gafas de pasta y de intelectual de pega cada vez que renueva los contratos con Florentino. ¿A qué no es lo mismo? Pues eso.

Así que creo que no merezco para nada los elogios que me propináis los compañeros. Que me sale la rama de dictador y estoy por prohibirlos, fíjate tú, que tanto jabón y peloteo, tanto “gran gus, Bardés”, “gran gus, Indi”, “buen gus, Carpet, sigue así, sigue progresando” suena ya muy repetitivo. Que además ya sabéis que se me da fatal mentir. De todas formas no merezco como os digo en ningún caso que me digáis que soy el nuevo Alfonso Eduardo ni siquiera el nuevo CB (el otro), aunque os debo confesar que más de una vez se me cierran los párpados cuando veo una película en la última sesión de la noche.

Y mira tú por dónde al mentar a Alfonso Eduardo, aún tengo en mi memoria de forma muy vaga aquella “Revista de cine”, que yo como os digo siempre fui un cinéfilo tardío pero en la tele me tragaba muchas cosas. Y recuerdo, así como en neblina, las críticas del gran Alfonso Sánchez con esa voz tan característica. Que nadie se pierda, por favor, un cortometraje de José Luis Garci que circula por ahí por los Youtubes en torno a la figura de este enorme crítico. Se llama así “Alfonso Sánchez”, es de 1980, dura apenas un cuartito de hora y en él Garci, cinéfilo antes casi que cineasta, nos habla no sólo de su homenajeado, nos habla de Madrid, de Ava Gardner, y en fin, de un modo de vida que ya no existe. Imprescindble. Oño, aquí esta.


El caso es que yo, por edad, soy más de película. O de “De película”, ya en los 80. De ese sí recuerdo ya su cabecera y todo. Un montaje encadenado con imágenes chulas de pelis de ayer, hoy, y siempre (“Casablanca”, “Manhattan”, el plano de Indiana Jones luchando contra el alemán al que le rebana el pescuezo el motor del aeroplano) bajo la inmortal partitura de “Lo que el viento se llevó”. El programa, todavía en formato cine, era presentado por Isabel Mestre y en él  destacaban las crónicas y entrevistas de José Ruiz, que también era el director. Yo recuerdo una que le hizo a Coppola, que por entonces aún no se había dado al vino (al cultivo se entiende) y fue muy interesante. En la web de rtve podéis ver una entrevista que le hizo el director al crítico y escritor cubano Guillermo Cabrera Infante, que vista en un día como hoy tiene un más que notabilísimo interés.

Después en los 90 llegó “Días de cine” que aún hoy día sigue en la parrilla aunque de esas maneras. Al principio, estaba al frente de él el inigualable Antonio Gasset con aquellas frases antológicas que merecen una antología valga la redundancia. Allí estaba el futuro director, un jovencito Daniel Monzón ejerciendo la crítica y poniendo a caer de un burro películas que le daban ciento y raya a “El niño” o a “Celda 211”. Después el programa ha llevado una deriva que ni la de la barca de Remedios Amaya. Y si el pobre Gasset se quejaba de los horarios intempestivos, la presentadora de ahora, guapísima Elena Sánchez, tiene para todo porque ya no se sabe ni el día ni la duración en el que el programa se emite. Un claro síntoma de lo maltratados que está el cine y estamos los cinéfilos por parte del estado, que mira, eso sí tiene de bueno la peli de Trueba, denunciar entre líneas que ese maltrato no es patrimonio de otras épocas.

Los 90 son también los años de “Cartelera” que lo ponían  los sábados a mediodía, con un enfoque claramente más comercial, con la guapa José Toledo al frente (el colmo de un homófobo de la época era tener sueños eróticos con José). También recuerdo en esa misma franja de horario y ese mismo día el “Magazine” con la socarronería del gran Jaume Figueras y las buenas maneras de Ana García Siñériz, una chica que, según dicen, derrochaba más simpatía delante de las cámaras que fuera de ellas cuando se apagaba el pilotito rojo. De los dos miles, lo más agradecido que hemos tenido los cinéfilos en materia de información de estrenos han sido las parodias de Paco León haciendo de Raquel Revuelta en el “Homo zapping”, con eso creo que ya está dicho todo.

Pues eso, que hasta aquí hemos llegado, de la nada a la más absoluta miseria. O como diría Cabrera, de un oasis al desierto y al erial más sobrecogedor. El viernes seguiremos incidiendo en el error. Buenos guses a todos. Feliz semana:

STORYBOOCK LOVE
(Willie DeVille OST “The princes bride”)

 Come my love, I'll tell you a tale
Of a boy and girl, and their love story,
And how he loved her oh, so much,
And all the charms she did possess.
CHORUS:
My love is like a storybook story.
But it's as real as the feelings I feel.
My love is like a storybook story.
But it's as real as the feelings I feel;
It's as real as the feelings I feel.
Now this did happen once upon a time
When things were not so complex,
And how he worshipped the ground she walked.
When he looked in her eyes, he became obsessed.
(CHORUS)
This love was stronger than the powers so dark,
A prince could have within his keeping;
His spells to weave and steal a heart
Within her breast, but only sleeping.
(CHORUS)
He said, 'Don't you know I love you oh, so much,
And lay my heart at the foot of your dress?'
She said, 'Don't you know that storybook loves
Always have a happy ending?'
Then he swooped her up, just like in the books,
And on his stallion they rode away.

UNA HISTORIA DE CUENTO DE HADAS
Willie DeVille (BSO “La princesa prometida”)


Ven mi amor, te voy a contar un cuento
De una historia de un chico y una chica, y su amor,
¿Y cómo la amaba oh, tanto,
Y  amaba todos los encantos que ella poseía.
Estribillo
Mi amor es como una historia de cuento de hadas.
Pero es tan real como lo que siento.
Mi amor es como una historia de cuento de hadas.
Pero es tan real como lo que yo siento;
Es tan real como lo que siento.
Ahora bien, esto sucedió en otro tiempo
Cuando las cosas no eran tan complejos,
Y cómo él adoraba el suelo que pisaba.
Cuando volvió a mirar en sus ojos, se obsesionó.
(Estribillo)
Este amor fue más fuerte que los poderes oscuros,
Un príncipe puede tener dentro de su custodia;
Sus hechizos para tejer y robar un corazón
Dentro de su pecho, aunque estén dormidos.
(Estribillo)
Me dijo: '¿No sabes que Te amo, oh, te amo tanto,
Y pongo mi corazón a los pies de tu vestido? "
Ella dijo: '¿No sabes que los cuentos
Siempre tienen un final feliz?
Entonces él le abalanzó hasta, Al igual que en los libros,
Y sobre su caballo se alejaron
(Estribillo)


EL MOSAICO DE HOY


viernes, 25 de noviembre de 2016

Gus mornins, 25/11/2016

-Nuestro amor es bastante extraño...
-¿Por qué?
- Porque a lo mejor tú no me quieres.
 -Cuando deje de quererte  ya te avisaré.
- Pero... ¿me quieres?
-Los actos importan más que las palabras.

(Encadenados, Alfred Hitchcock, 1946)

Guuud mornins, cinéfilos:

Viernes 25 de noviembre. Viernes negro, dicen. Negro para los bolsillos, las carteras, los bolsos y los monederos. No, para las cajas registradoras de los grandes almacenes, claro para quienes hoy la vida es de color de rosa. Ya podían aprender los cines que con los ¡¡¡ 13 estrenos¡¡¡ trece, que llegan hoy a las salas con la propina no me llega, oiga.

Claro que para eso está el gus, para hacer un poco de criba y de selección como corresponde a un club selecto donde los haya. Si hablamos de títulos selectos, aquí tenemos para empezar tres citas ineludibles para los más gafapastas del lugar.

La primera “The Neon Dammon”, lo último de ese “illuminati” que tanto le fascina a nuestro CB favorito que es Nicolas Winding Refn. Yo nunca le agradeceré lo bastante a este hombre el haberme sacado a Ryan Gosling envuelto en un mono de trabajo grasiento en varias escenas de “Drive”, que esa no estaba mal del todo, aunque lo cierto es que lo de “Solo Dios perdona” no tiene ni el perdón del Altísimo. Y ojo, porque el muchacho está preparando una nueva versión de “Barbarella”, seguiremos informando. Aquí se marca un trhiller psicológico y psicodélico sobre una moza que viaja a Los Ángeles para triunfar como modelo y a la que da vida Elle Fanning.

Hoy también se estrena “La muerte de Luis XIV” del siempre inaccesible Albert Serra que cuenta con Jean Pierre Leaud, el inolvidable Antoine Doinell que ya ha cumplido 72 años, en el papel protagonista,. Pero si me tengo que quedar con una peli de este primer bloque gafapasta me quedo a ojos cerrados con “Los exámenes” aunque sólo sea porque viene firmada por Cristian Mungiu, autor de la tremenda y excepcional “4 meses, 3 semanas y 2 días”. Su nueva película cumple los dos principales requisitos que ha de tener toda película rumana: ser un dramón del quince y durar más de 120 minutos. Esta es la historia de una chica de Bucarest que ha de someterse a un examen crucial para conseguir ingresar en un prestigioso school británico. Pero justo la víspera de la cita es asaltada por unos atracadores. Su mayor apoyo será a partir de entonces su padre.

En “Marea negra” se nos cuenta un hecho tan o más angustioso que en “Los exámenes”, pero desde el punto de vista del cine USA y de un cineasta tan desahogado como Peter Berg. Mark Whalberg, coleguita de Berg y productor del film, interpreta a uno de los trabajadores del oleoducto del Golfo de México que en abril de 2010 sufrió una cadena de explosiones que acabaron con la vida de 11 personas e hirieron a otras 16. La tragedia también produjo un tremendo impacto medioambiental del que los grandes mandamases del mundo mundial se enteraron por la tele aquel día.

El estreno nacional de la semana es también el último gran estreno patrio del año y de paso uno de los más mediáticos y esperados de los últimos tiempos. Fernando Trueba estrena por fin “La reina de España”, dieciocho años después de la aparición de “La niña de tus ojos” de la que es secuela. Al oscarizado cineasta le precede su fama y la polémica. A sus polémicas palabras delante del ministro acerca de que nunca se ha sentido español ni cinco minutos en su vida se añade ahora el contencioso que le han montado los coguionistas de “La niña de tus ojos” por haber utilizado a los personajes de la película para un nuevo libreto. Para esto segundo no tengo mucho qué decir, porque entramos en los pantanosos terrenos de la propiedad intelectual y soy profano en el tema. Con respecto a las dichosas palabrejas, entiendo que están dichas en un contexto y con una intencionalidad muy evidentes. Y me parece hasta cierto punto lícito que Trueba no sienta como “compatriotas” a toda esa caterva que no deja de dirigirse a su persona llamándole cazasubvenciones y estómago agradecido. Claro, es más criticable no sentirte español  y pedir una subvención al Estado por hacer una película, que llenarte la boca con la palabra patria y desviar a tu cuenta personal unos fondos que te da la Administración para hacer hospitales en Haiti tras el terremoto, por ejemplo. O para unos cursos de formación de parados, que de todo hay en la viña del Señor. A ver que no yo  digo que el amigo Fernando peque alguna vez de bocas y que por la ídem muera el pez, pero ya se sabe que como provocador nato que es, no hacía más que suministrar carnaza a los que, por supuesto, a continuación se le lanzaron al cuello por haber dicho lo que dijo. Que hasta cierto punto, como digo, pues comparto. Ya lo dijo no sé quién hace no sé cuánto: el patriotismo es el refugio de los canallas.

Y es que, ya perdonaréis, pero yo siempre he sentido una conexión muy especial con los Trueba. Primero con Fernando y luego ya con David quizá por una cuestión meramente generacional (a Jonás dejémosle que de momento está creciendo). Quizá sea por su también conexión alleniana, por esa forma que tienen de contarme las cosas como al oído, con ese lenguaje casi cómplice que no me cuesta nada entender. El caso es que a los Trueba les ha dado este año por el cine histórico. Si Jonás estrenó hace unos meses “La reconquista” su papá lleva ahora a los cines “La reina de España”. Ahora sólo falta que al tito David le dé por hacer un biopic del conde-duque de Olivares o algo así.

“La reina de España” retoma la historia de Macarena Granada, la protagonista de “La niña de tus ojos” a la que vuelve a dar de vida, claro, la Pe de España (aquella película fue el mejor papel en la carrera de la actriz, Oscars allenianos incluidos). La Cruz hace un alto en el cine nacional y sigue imparable su carrera internacional. Ahora está a punto de subirse al Orient Express para ponerse a las órdenes de Kenneth Branagh en la nueva adaptación de la inmortal obra de doña Agatha (interpretando el mismo papel que le valió el Oscar a la Bergman – ups- en la versión de Lumet). Pues eso, que tenemos a Macarena, que como Pe, también es toda una estrella en Hollywood que regresa a su país para intervenir en una película en la que dará vida a Isabel La Católica. El regreso de la actriz supone el reencuentro con viejos amigos y conocidos, incluyendo el director Blas Ontiveros que también ha vuelto a España tras casi dos décadas de exilio. A los nombres que ya formaron parte del elenco de la primera parte como Penélope, Resines, Loles, Bonilla, Sardá, Segura hay que sumar alguna incorporación como la de Ana Belén, Javier Cámara, Chino Darín, hijo de Ricardo o Cary Elwess, aquel de “soy Iñigo Montoya, tú mataste a mi padre”. En el apartado técnico, el plantel también es de lujo con Alcaine en la fotografía y el polaco Zbigniew Preisner, histórico colaborador de Kieslowski, en la banda sonora. La película, al tiempo, será masacrada, más por la personalidad del autor que por la calidad de la historia que intenta ser un homenaje a los profesionales del cine durante la época franquista. Tampoco espero ninguna obra maestra; nunca segundas partes fueron buenas y la primera rayaba a una gran altura.

Permitidme en este punto una fe de ratas cometidas en el gus anterior. Y es que la semana pasada se estrenaba en los cines “Midnight special”, la última película de Jeff Nichols. Lo cierto es que la peli se estrenó así como de tapadillo y a lo traidor, sin que se anunciase junto al resto de los estrenos durante la semana. Y llegó el viernes y cuál no sería mi sorpresa que la peli ya se exhibía en los cines. Y tiene su gracia que el estreno coincidiera con el estreno de la peli de Villeneuve con la que no sólo comparte género, también unas cuantas cosas más. Lo digo no sólo para que conste en acta, sino también porque servidor ha hecho los deberes y se ha ido al cine esta semana a verla. Y la recomiendo, sí. Es una rareza, casi un disparate de guión que el bueno de Nichols se encarga de llevar a buen puerto. Ojito, que estamos hablando del tío que hizo “Mud” y “Take Shelter”, así que poquita tontería. La historia, una mezcla de trhiller y ciencia ficción, es súper entretenida, con secuestros, niños con superpoderes, extraterrestres, sectas apocalípticas, de todo un poco, vaya. En cualquier caso, el estreno de esta peli como os digo de tapadillo dice de la vocación de obra menor dentro de la filmografía de Nichols. A ver si le hacen los honores como es debido para el estreno de “Loving”, la segunda peli que el muchacho ha dirigido este año, una historia de amor interracial en la América profunda de los 50, presentada en Cannes y con aspiraciones a todo en los Oscars que viene.

Y ahora ya, nos aupamos directamente al top de los tops, a nuestra Apuesta de la Semana. Este viernes, tal honor le corresponde a “Aliados”,  lo último de Robert Zemeckis que nos llega un año después de la historia aquella de Philip Petit y su desafío en las Torres Gemelas. El antiguo protegido de tito Steven, todo un cinéfilo y un mitómano, nos propone en esta ocasión una mirada al cine de los años 40 con un título que homenajea a clásicos como “Casablanca” o “Encadenados”. Mientras no apunte hacia “Sr y Sra Smichdt” como ya he oído decir por ahí vamos bien. Esperemos que lo único que tengan en común ambos títulos sea Brad Pitt. Por cierto que dicen las malas lenguas que esta película, rodada por cierto en Gran Canaria, supuso el fin definitivo de Brangelina pues Brad y su compañera de reparto, la guapa Marion Cotillard, no sólo fueron aliados delante de las cámaras. (aunque hay otros que dicen que la culpa ha sido de los “illuminati”, no los de Nicolas Windin Rfn, sino de una secta más antigua y peligrosa). Luego, que también he oído decir que es imposible que pudiese haber una historia de amor entre los dos actores dada la nula química que desprenden en pantalla, que a su lado Chenoa y Bisbal son los Amantes de Teruel, vaya. En fin, será cuestión de no dar pábulo a las habladurías y darle un voto de confianza a Zemeckis, que no es ningún pringao, y a esta historia de espías y amores imposibles en la II guerra mundial. Estamos en el año 1942, y Max, un espía del bando aliado se enamora de una bella francesa tras una operación de rescate en el norte de África. Comienza una apasionada historia de amor, pero al final Max se mosquea cuando alguien le sopla que la chica no es trigo limpio y que puede ser una agente doble que trabaja para los nazis. Brad y Marion estuvieron esta semana presentando la peli en Madrid. Los madrileños vestían abrigados y ella vestía de negro.

Y así, encadenando estreno tras estreno, hemos llegado hasta el final. Ale, ya podéis ir saliendo en estampida a quemar la visa. Espero que vuestro fin de semana sea de todo menos negro y que lo paséis muy bien. El lunes, estamos aquí de vuelta, cuidado con los espías y los amores equivocados. Besos a todos.

NOBODY DOES IT BETTER
(Carly Simon OST “The Spy who loved me”)

Nobody does it better
Makes me feel sad for the rest
Nobody does it half as good as you
Baby you're the best

I wasn't looking
but somehow you found me
I tried to hide from your lovelight
but like heaven above me
the spy who loved me
is keeping all my secrets safe tonight

And nobody does it better
Though sometimes I wish someone could
Nobody does it quite the way you do
Why d'you have to be so good?

The way that you hold me
whenever you hold me
There's some kind of magic inside you
that keeps me from runnning
but just keep it coming
how'd you learn to do the things you do

And nobody does it better
makes me feel sad for the rest
nobody does it half as good as you
baby baby darling
you're the best
baby you're the best

NADIE LO HACE MEJOR
Carly Simon (BSO “La espía que me amó”)


Nadie lo hace mejor,
lo siento por los demás
Nadie lo hace ni la mitad de bien que tú
cariño, eres el mejor

Yo no te estaba mirando, de algún modo tú me encontraste
Yo intenté ocultar la luz de tu amor
Pero al igual que el cielo allá arriba, la espía que me amó
Mantendrá todos mis secretos a salvo esta noche

Y nadie lo hace mejor
A veces deseo que hubiese alguien más
Pero nadie lo hace ni la mitad de bien que tú
Por qué tienes que ser tan buena

La manera en que me abrazas cuando me abrazas
Hay algo de magia dentro de ti
Eso me impide correr, eso me impide llegar a saber
Cómo aprendes a hacer las cosas que haces

Y nadie lo hace tan bien
lo siento por los demás
Cariño, nadie lo hace de la forma en que lo haces
cariño,cariño,
cariño, eres el mejor
cariño, eres el mejor
cariño, eres el mejor
cariño, eres el mejor




EL MOSAICO DE HOY


jueves, 24 de noviembre de 2016

GUD MORNINS 24-11-2016


  Para los que tenéis comidas de empresa, quiero daros un consejo y compartir una experiencia sobre el beber y conducir. Hace unos días, después de una cena con compañeros de trabajo, me dí cuenta de que había bebido demasiado. E hice una cosa que nunca había hecho: dejar el coche, coger un bus e ir a casa. Llegar sano y salvo es una grata sorpresa, sobre todo pensando que en mi vida había conducido un autobús, que no se de dónde lo saqué y que aún lo tengo aparcado delante de mi casa... (Consejo popular)

 Guuud mornins cinefilos. 24 de Noviembre, último jueves del mes y día del Orgullo Primate (no es broma). Podríamos seguir hablando de sexo, siguiendo lo expuesto en el día de ayer por Carpet,  porque el tema tiene para rato, que si de algo nos podemos pasar horas y horas hablando es de sexo o de fútbol. Podríamos combinar ambos temas y buscar la relación entre el sexo y el fútbol, comparando el orgasmo con el momento del gol de la victoria de tu equipo, que cual te da más placer y tal y cual. Podríamos platicar de muchos temas, pero las efemérides del día nos relatan que hace 4 años nos dejó un actor al que tenemos que dar las gracias por habernos hecho pasar buenos ratos y por habernos hecho reir, que no es poco. Hoy hace 4 años que nos dejó Don Ignacio Fernández Sánchez, más conocido como Tony Leblanc.

  Éste actor madrileño, nacido en el Museo del Prado, galán de las comedias de las décadas de los 60 y 70, tuvo muy claro desde joven que lo suyo era el espectáculo.  Después de probar con el boxeo y trabajar en el museo que le vio nacer, se formó en canto y baile y comenzó a trabajar en obras teatrales. Pero fue el cine el que le dio fama y protagonizó numerosas comedias exitosas de la época con Concha Velasco o Marujita Díaz, entre otras. Encasillado en su papel de gracioso, fue también estrella de la televisión en blanco y negro con actuaciones de humor, participaciones en programas exitosos, etc.

  "Historias de la radio", "Manolo guarda urbano", "El tigre de Chamberí, "Las chicas de la Cruz Roja", "Los tramposos" (con la famosa escena del timo de la estampita), "El día de los enamorados".. títulos de películas que forman parte de la historia del cine español. 

    Una de sus últimos papeles de ésa época fue en "El astronauta" de Javier Aguirre, gran comedia hilarante.

  Después se retiró del cine por problemas de salud y un accidente de coche lo dejó incapacitado.  Se le concedió un Goya de honor en el 94 después de muchos años sin trabajar y ya parecía que su vida artística había finalizado.

  Pero hete aquí que apareció un director de cine tan peculiar como Santiago Segura y le ofreció el papel del padre de Torrente, adaptando el papel a las condiciones de salud del actor. Y Goya para Leblanc en la categoría de actor de reparto. No sé si recordáis la subida a recoger el premio, fue muy emotiva. Después de años en silla de ruedas, el bueno de Tony se lanzó al escenario caminando con bastón y tambaleándose que parecía que se iba a caer. Para más inri, en aquella edición la rampa a subir era de aúpa. Después del gran esfuerzo, lo primero que dijo fue: "no sé porqué me habéis premiado, con semejante subida...".  Qué grande.  Y aquello de que lo que le preocupaba después de recibir el premio es que a partir de entonces tendría a todos los directores, productores etc. llamando a la puerta de su casa... auténtico Tony.  A diferencia de cuando recibió el honorífico, en ésta ocasión le brillaban los ojos. Repitió con Torrente 2, 3 y 4. A la 5 ya no llegó.

  También le vimos de quiosquero en Cuéntame, pero en mi opinión desaprovecharon su participación y pudieron haberle dado más protagonismo.

  Además de actuar, también dirigió y produjo algunas películas. Su faceta de compositor es más desconocida,  siendo "Cántame un pasodoble español" su obra más conocida.

  Y si hace 4 años que nos dejó Tony, hace ya un cuarto de siglo que también nos dejó un día como hoy  Freddie Mercury. Quedémonos escuchando al gran  Freddie, mientras sigo pensando cómo devolver el autobús aparcado delante de mi casa.

I WANT TO BREAK FREE (Queen)

I want to break free
I want to break free
I want to break free from your lies
You’re so self satisfied I don’t need you
I’ve got to break free
God knows, God knows I want to break free.


I’ve fallen in love
I’ve fallen in love for the first time
And this time I know it’s for real
I’ve fallen in love, yeah
God knows, God knows I’ve fallen in love.


It’s strange but it’s true
I can’t get over the way you love me like you do
But I have to be sure
When I walk out that door
Oh how I want to be free, Baby
Oh how I want to be free,
Oh how I want to break free.

But life still goes on
I can’t get used to, living without, living without,
Living without you by my side
I don’t want to live alone, hey
God knows, got to make it on my own
So baby can’t you see
I’ve got to break free.

I’ve got to break free
I want to break free, Yeah
I want, I want, I want, I want to break free


QUIERO LIBERARME (Queen)
Quiero liberarme, 
quiero liberarme,
quiero liberarme de tus mentiras.
Estás tan satisfecho de tí misma,
no te necesito.
Tengo que liberarme,
Dios lo sabe, 
Dios sabe 
que quiero ser libre.
Me he enamorado,
me he enamorado por primera vez.
Y esta vez 
sé que es real.
Me he enamorado, si.
Dios lo sabe, 
Dios sabe 
que me he enamorado.
Es extraño pero es verdad,
no puedo superar la forma
en que me amas como haces tú.
Pero tengo que estar seguro,
cuando salgo por esa puerta.
Oh, cuánto quiero ser libre, nena,
oh, cuánto quiero ser libre,
oh, cuánto quiero liberarme.
Pero la vida todavía sigue,
no puedo acostumbrarme a vivir sin...
a vivir sin...
a vivir sin tí a mi lado.
No quiero vivir solo, hey,
Dios lo sabe, 
tengo que hacerlo por mi cuenta.
Entonces nena, no puedes ver,
que tengo que liberarme.

Tengo que liberarme,
quiero liberarme, si.
quiero, 
quiero, 
quiero liberarme.






MOSAICO:


miércoles, 23 de noviembre de 2016

GOOD MORNING 23-11-2016

El punto G está en el oído, buscarlo en cualquier otro lugar es una pérdida de tiempo”. - Isabel Allende

Gusss Morninnsss nos dé God

Pues sí, amigos y amigas, el tema de hoy, tras los comentarios calumniosos que se han venido vertiendo sobre el desconocido amigo que escribe en este blog los miércoles, no podría ser otro que…la pérdida de tiempo. Y esto hay que dejarlo claro, porque puede que algunas mujeres no estén muy satisfechas con los resultados amatorios de algunos amantes, pero en mi caso al menos no podrán decir que les hice perder el tiempo, mi legendaria eyaculación precoz dejaba el tema resuelto en un periquete y mi partenaire podía dedicarse a asuntos más placenteros como…terminar de descalzarse, por ejemplo.
En realidad yo siempre he intentado que mis parejas disfrutaran del sexo conmigo y no es algo que sea sólo de boquilla también he utilizado otras partes de mi cuerpo. Yo quería que las relaciones sexuales fueran placenteras para ambos pero es cierto que sólo he buscado hasta cierto punto. En algunos casos, sabía cuál era la solución para que mi pareja disfrutara en la cama, pero presentarle a mi amigo casado no me parecía ético.
Y es que el sexo es un tema muy socorrido a nada que tengas un ratito libre, tanto para pensar en él como para practicarlo y muchas veces una cosa conduce a la otra. Para practicar sexo sólo se necesita que tengas a mano…una mano. A veces incluso coincide en el tiempo que dos personas quieran practicar el sexo en el mismo momento, ahí entra en juego la variable espacio que suele ser de varios kilómetros. Y si hablamos de espacio hay que puntualizar que la frase “el tamaño no importa” es una falacia, ya lo decían Los inhumanos con aquella canción “Que difícil es hacer el amor en un Simca 1000”.

Tras estas interesantes reflexiones y aclaraciones, tenía más pero ya no eran mías, podemos hablar de lo que realmente importa….ah no que de eso ya he hablado. Bueno pues el que no hablaba pero decía mucho era un tipo al que habitualmente vimos correr detrás de las mujeres tocando el claxon y con cara de viciosillo, cosa que en aquellos tiempos eso no se consideraba acoso sexual. Era el menos comunicativo de los hermanos más importantes de la historia del cine, hablo por supuesto de Harpo Marx que nació en 1888 tal día como hoy. He de decir que cuando yo era crío no pillaba muchas de las sagaces frases de Groucho, ni de la incansable verborrea de Chico, así que la identificación de Harpo con el cine mudo y sus gags sin palabras me resultaban lo más divertido de las películas de los Marx. Y me parecía sorprendente su transmutación de loco descontrolado a sensible concertista de arpa.
Y otro aniversario que se cumple hoy es uno que da a lugar a una frase confusa, pues habitualmente refleja desagrado salvo que venga entre exclamaciones que entonces te inunda de alegría: “me ha tocado el gordo”. Efectivamente hace 205 años que se fundó la Lotería Nacional. Y si cambiamos el género de la frase también expresa cosas distintas: “Me ha tocado la gorda” suele ser también una expresión de desagrado, salvo que lo diga alguien al ver el miembro de su amante. Todo es cuestión de perspectiva.

Y en eso estábamos cuando a alguien se le ocurrió consultar canciones que hablasen de sexo que las hay a miles, pero si buscas la mejor, algunas encuestas dicen que es esta (cosa de metáforas):

KISS THAT FROG (Peter Gabriel)
Jump in the water

Sweet little princessLet me introduce his frognessYou alone can get him singingHe's all puffed up, wanna be your kingOh you can do itC'mon x6>Lady kiss that frog
Splash, dash heard your callBring you back your golden ballHe's gonna dive down in the deep endHe's gonna be just like your best friendSo what's one little kissOne tiny little touchAaah, he's wanting it so muchI swear that this is royal bloodRunning through my skinOh can you see the state I'm inKiss it better, Kiss it betterKiss that frog>
Get it into your royal headHe's living with you, he sleeps in your bedCan't you hear beyond the croakingDon't you know that I'm not jokingAaah, you think you won'tI think you willDon't you know that this tongue can killC'mon x6>Lady kiss that frog
Let him sit beside youEat right off your plateYou don't have to be afraidThere's nothing here to hateAh, princess you might like itIf you lower your defenceKiss that frog, and you willGet your prince x2>Huh!>
Jump in the water, c'mon baby jump in with meJump in the water, c'mon baby get wet with meJump in the water, c'mon baby jump in with meJump in the water, c'mon baby get wet get wet, get wet>
Kiss that frog, lady kiss that frog x4>
Jump in the water, c'mon baby jump in with me x3>Jump in the water, c'mon baby get wetget wet, get wet> x6>



BESA ESA RANA (Peter Gabriel)

Salto en el agua 
Pequeña princesa dulce 
Permíteme presentarte a su ranidad 
Sólo tú puedes conseguir que cante 
Él está todo hinchado, quiere ser tu rey 
Oh, puedes hacerlo 
Vamos x6> 
Chica besa esa rana 
Salpica un chorro al oír tu llamada 
Trae de vuelta su bola dorada 
Va a sumergirse en la parte profunda 
Va a ser como tu mejor amigo 
Entonces, ¿qué es un beso? 
Un ligero toque 
Aaah, el quiere mucho 
Te juro que esto es sangre real 
Corriendo a través de mi piel 
Oh se puede ver el estado en que estoy 
besar es mejor, besar es mejor 
Besa esa rana> 
Entra en tu cabeza real 
Vive contigo, él duerme en tu cama 
No se puede escuchar cuando está croando 
sabes que no estoy bromeando 
Aaah, piensas que no se 
Creo que se 
¿No sabes que esta lengua puede matar 
Vamos x6> 
Chica besa esa rana
Que se siente a tu lado 
Comer fuera de tu plato 
No tienes nada que temer 
No hay nada aquí para odiar 
Ah, princesa podría gustarte 
Si bajas tu defensa 
Besa esta rana,
y Conseguirás tu príncipe x2> 








MOSAICO DE HOY.

Quizá el gus de hoy os ha parecido monotema, y sin duda lo es. Decía Woody Allen que para él sólo había dos cosas importantes, una era el sexo y la otra la había olvidado. Así que no seré yo quien presuma de mejor memoria que el maestro judío. Pero en nuestra memoria sí que se han quedado algunas de las húmedas imágenes que salieron de un guionista americano de origen húngaro, Joe Eszterhas que cumple hoy 70 años y de cuya pluma salieron algunas cosas notables, pero es inevitable asociarle a otras cosas más viciosillas y calentitas que apetece hacer cuando lo ves…efectivamente, fumar un cigarrillo. Y es que dicen que los hombres hablamos con las mujeres para poder acostarnos con ellas y las mujeres se acuestan con los hombres para poder hablar con ellos. Eso sí, ligarse a una rubia como está puede llevarte a “pinchar en hueso”.



Epa!!! Que nos había dicho Dex que esta semana teníamos que recomendar un libro y una peli porque era la última semana del mes (se ve que de lunes a miércoles de la semana que viene ya es Diciembre a nada que mires el calendario) y ese era el compromiso. Bueno pues os voy a recomendar un libro que aún no he leído. Se llama “La librería del callejón” y su autor, Manuel Hurtado ya publicó hace unos años “La hora del lobo gris” por la que fue finalista del Premio Fernando Lara de novela. Su nuevo libro aun no lo he leído pero es un amigo y me ha invitado a la presentación esta tarde en la librería Troa de la calle Serrano.  Para peli valga Katherine Tramell y su cruce de piernas, no están mala peli como puede parecer y tiene una magnética banda sonora…y salen muchas tetas, también.

De Rita Barberá no diré nada, Descanse en paz. 

martes, 22 de noviembre de 2016

GUS MORNINS 22/11/16

“Cualquier ciudadano que intenta derribar la ley, suprimir la libertad o someter a otros seres humanos a actos que nada tienen de humanos, insulta a sus tradiciones, ignora su educación y traiciona sus obligaciones”.       (John F. Kennedy)

Me veo obligado a recordar esta figura en el día de hoy. Más que nada porque me atreví, muy osadamente, a hacer un libro sobre el cine que se hizo en sus casi tres años de presidencia. Y un día como hoy, el 22 de noviembre de 1963, se acabó con la vida de este Presidente. Muchos diréis que no era para tanto, que Kennedy no era tal, que no era cual…yo solo diré que era una incógnita. Una incógnita hermosa, tal vez, pero la historia le reservó el papel de ser solo una variable irresoluble en el complejo sistema matemático de los ideales. Puede que, de haberse presentado a la reelección, hubiera ganado sin ninguna duda y hubiese sido decepcionante. Puede que, al contrario, hubiese intentado cambiar algunas cosas. Hoy se sabe que pretendía retirar las tropas de Vietnam en su segundo mandato, que el fin de la segregación comenzó con él en la presidencia y que los derechos civiles de los negros también fue una de sus batallas que pretendía ganar solamente por el hecho de tener a un tejano como Johnson en la vicepresidencia. La crisis de los misiles que tuvo al mundo durante trece días al borde de la destrucción total se evitó porque supo rodearse de gente muy inteligente y él creyó en una paz posible. No cabe duda de que fue carismático, un golfo de tomo y lomo (la dinastía de los Kennedy es famosa por ello y no siempre con una buena fama), un brillantísimo orador, un tipo muy consciente del poder de la televisión en una época en la que todavía no era ese medio de comunicación de masas en el que se ha convertido aunque ya era importante. No faltan tampoco quien le pone a caldo, como por ejemplo Indro Montanelli que le echa directamente la culpa de la guerra de Vietnam y de paradigma del político que promete cosas muy por encima de sus posibilidades. Yo no discuto nada de eso. Yo solo hablo de esperanza. Hay luces y sombras en sus tres años de presidencia, por supuesto. Ahí está el desastre de la Bahía de Cochinos (aunque luego él declaró por activa y por pasiva que fue engañado y que, además, fue un tonto por dejarse engañar), o sus escarceos nada privados, algo que a los europeos nos ha dado más o menos igual pero que al americano medio sí le importa. Y hay que recordar que el gesto de Trump de no cobrar por el ejercicio de su cargo fue algo que también John Kennedy puso en práctica. También dicen que fue el primer presidente que llenó de juegos los pasillos de la Casa Blanca porque dedicaba siempre un rato del día a jugar con sus hijos y con su mujer, Jackie. Queda ahí, como enigma, como un rayo de esperanza, como un fulgurante destello que, por fuerza, tenía que durar muy poco. Un poeta boliviano, Javier del Granado, considerado el bardo nacional de Bolivia, le dedicó una poesía al presidente muerto. Con el nombre de

JOHN F. KENNEDY

En aspas de ilusión, su lanza de oro, 
trizó el Coloso, en símbolo idealista; 
amó la libertad y como artista, 
labró su busto en fúlgido meteoro. 

Clavó su esquife, el ancla del decoro, 
en el rugiente pecho del racista, 
y arrebató la esfinge belicista, 
del templo de cristal del mar sonoro. 

Hubo en su ser baluartes de firmeza, 
fulgor de genio, excelsitud de cumbre, 
cantar de paz y olímpica grandeza. 

Fulminó al héroe, trágica centella, 
y en cósmica ascensión de alas de lumbre, 
su alma de flor se convirtió en estrella. 

Muchos, muchos años después, Oliver Stone realizó su mejor película describiendo todas las circunstancias que rodearon su asesinato, uno de los magnicidios más misteriosos de la Historia. Yo sigo sin creerme la imposible teoría de la bala mágica pero no entiendo nada de Física, así que lo mismo digo una barbaridad. Stone, que por entonces contaba y mucho en Hollywood, supo rodearse de un maravilloso plantel de secundarios entre los que se encontraban Jack Lemmon, Walter Matthau, Tommy Lee Jones, Ed Asner, Gary Oldman, Joe Pesci, Donald Sutherland o Kevin Bacon, todos ellos bajo la atenta mirada de Kevin Costner en sus mejores horas. Y en el equipo técnico hubo gente de relumbrón como el montador Pietro Scalia, en uno de los mejores trabajos del montaje moderno, y, por supuesto, John Williams poniendo sentimiento a un momento que, para bien o para mal, nunca debió ocurrir. Una banda sonora para recordar.


  

Y de lo que no cabe duda es que el más descriptivo de los retratos que cuelgan de las paredes de la Casa Blanca es el dedicado a John Kennedy. El mosaico hoy, tiene que ser para él.