martes, 31 de enero de 2017

GUS MORNINS 31/1/17

“Toda actriz tiene que encarar el hecho de que hay gente joven más bonita y más preparada empujando por detrás. Una vez que te has desprendido de la vanidad del éxito, es cuando empiezas a hacer papeles asombrosos. Y sabes que eres insustituible”.
                                                                                           Jean Simmons

Hoy hubiera cumplido ochenta y siete años. Fue una actriz de quitarse el sombrero, quizá no demasiado aprovechada por el cine. También por decisión propia porque quiso criar ella misma a sus hijos a la vez que quiso desintoxicarse de las copas que llevaba de más y eso la mantuvo alejada de las pantallas durante varios años. Se casó con Stewart Granger y con Richard Brooks. Era simpática, viva, sensual y sexual. Y no se le hizo toda la justicia que merecía. Creo que todos a los que nos gusta el cine de verdad la echamos de menos. Allí va mi artículo. Publicado también en su momento en un diario de Albacete (si es que toda España me quiere).

JEAN SIMMONS: LA DELICADA MANO EN UN ÁNFORA
El prestigioso guionista William Goldman (autor de, entre otras, Dos hombres y un destino, de George Roy Hill; o de Marathon Man, de John Schlesinger) ha sostenido siempre que “todos los guionistas, cuando escribimos, tenemos en la cabeza al actor o a la actriz que pone cara a los personajes que creamos. Yo hace años que todas mis protagonistas femeninas han tenido las maneras y el rostro de Jean Simmons”.
Yo no soy guionista pero he de confesar que allá como a los dieciocho años, le puse los cuernos a Audrey Hepburn con Jean Simmons (luego llegó Ingrid Bergman). Y hay que reconocer que Jean tenía mucho ángel pero es que, además poseía un no sé qué morboso que hacía que la imaginación volara muy bajo, casi por debajo de la cintura, como si fuera una de esas chicas (que todos hemos conocidos alguna vez) que se mostraban modosas y formales y, una vez que conseguías traspasar las almenas de su aparente y fortificada distancia, conseguían que los niños se convirtieran en hombres y los hombres, en niños (Los profesionales dixit, dirigida por el marido de Jean, afortunado él, Richard Brooks, encima se casaba con hombres con los que yo no podía competir). Por otro lado, Jean Simmons era una extraordinaria actriz, de rígida formación clásica (no puedo imaginar a ninguna otra Ofelia para Hamlet mejor que ella) que, sin embargo, salvo raras excepciones fue muy desaprovechada en el cine con una filmografía pequeña, de muy pocos y selectos títulos.
Estrella juvenil en los años cuarenta, David Lean en Cadenas rotas; Powell y Pressburger en Narciso negro y, sobre todo, Olivier en Hamlet hacen que Hollywood vuelva los ojos hacia esta actriz de rara intensidad dramática, de perfecta declamación y de voz un tanto peculiar y, cómo no, es Otto Preminger, de la mano de Howard Hughes, quien atisba sus enormes posibilidades con un papel tremendamente difícil en Cara de ángel, en la piel de una mujer mimada y desequilibrada, capaz de hacer cualquier cosa con tal de retener al hombre que ama, Robert Mitchum. La interpretación de Simmons es cruel y atractiva, en el mismo filo de la locura, con una extensa gama de matices que la convierten en una malvada inolvidable que nadie se atrevería a rechazar.
Más tarde, aprovechando su matrimonio ideal con Stewart Granger que acabó como el rosario de la aurora debido a las continuas infidelidades de él, algún lumbreras se empeñó en que fuera la Reina Isabel I de Inglaterra en sus años jóvenes, en La reina virgen, de George Sidney y, claro, eso no se lo creía ni el más pintado. Para mí que Jean Simmons hubiera sido una perfecta Ana Bolena, pero la Reina Isabel era tarea para alguien un poco menos atractivo y bastante menos femenino, como Bette Davis por ejemplo, por muy buen reparto que la pusieran alrededor y por más que se empeñaran en defender la castidad de una reina a través de un imposible romance de juventud.
Pero la cámara se enamoraba de ella tanto como yo y la pusieron como protagonista de grandes producciones de calidad más que discutible como la aborrecible La túnica sagrada, de Henry Koster; Sinuhé, el egipcio,  de Michael Curtiz (uno de los mayores fiascos de casting de la historia del cine); o la espantosa Desirée, también de Koster con un Marlon Brando buscando su derrota como improbable Napoleón.
Una película menor pero muy inquietante de aquellos desastrosos años fue Pasos en la niebla, de Arthur Lubin, nuevamente con su marido Stewart Granger en la que caminaba peligrosamente por la sugeridora posibilidad de una psicopatía incurable o de una inocencia imposible. Lo maquiavélico de la trama hace que merezca una revisión para adentrarnos en la espesa y misteriosa niebla londinense donde la muerte puede llegar impulsada por la ceguera de un amor que siempre ha tomado el camino equivocado.
Con Ellos y ellas comienza la recuperación al descubrirse como una actriz versátil que se ajusta perfectamente al papel de Sargento del Ejército de Salvación, una puritana recalcitrante y que, a la vez, se nos aparece como una muy aceptable bailarina y cantante y que asombra por su capacidad de convertirse en una mujer sensual de pasiones desatadas en cuanto toma un par de dulces de leche bajo el poderoso influjo de la luna cubana. Y no saben lo que yo hubiera dado por agarrarla de la cintura y bailar con ella en una cantina de La Habana.
Luego, trabaja con Wyler poniendo un inusual empuje a su papel de mujer valerosa y decidida en Horizontes de grandeza al tiempo que se divorcia de Stewart Granger. En el rodaje de El fuego y la palabra, conoce a su segundo marido, el gran Richard Brooks y hace con él una fantástica película que habla sobre la fe, el engaño, la salvación, la charlatanería y la interpretación que, en manos de su compañero en la película Burt Lancaster, alcanza cotas inimaginables. La actuación de ella es toda una lección de delicadeza dentro de un personaje clave en el desarrollo fuertemente dramático de la historia que pone de manifiesto la sensibilidad de una actriz que, con 31 años, llegaba a la cima de su carrera.
Recién acabado el rodaje, se casa con Brooks y tiene una hija, y a los pocos días de nacer recibe la llamada de Kirk Douglas, que ya estaba inmerso en el rodaje de Espartaco y que no estaba nada satisfecho con el trabajo de la candidata inicial para el personaje de Varinia, la modelo alemana Sabine Bethmann (que llegó a rodar algunos planos) y, al grito de: “¡Por favor, Jean! ¡Mueve el culo hacia aquí!”, le rogó que aceptara el papel. Y la decisión de Douglas fue acertada porque la actriz compuso un bellísimo personaje, de frágil belleza pero de una fortaleza interior y de una extraña sensualidad que hace que sea imposible no seguir enamorado de ella. Además de todo eso, da una dimensión fantástica al Marco Licinio Craso que interpreta Laurence Olivier y todo ello realzado con la atinada visión de los momentos íntimos de la historia a través del cuidado que Stanley Kubrick puso en la dirección interpretativa (que mimó hasta el exceso en todos los papeles interpretados por actores británicos) y que encuentra su más perfecta definición en la imagen con la que la representa Saul Bass en esos irrepetibles títulos de crédito con los que cuenta la película: una mano que, casi con ternura, sostiene un ánfora a punto de verter el oro transparente del agua de su cariño, la cortina de cristal tras la que se halla una mujer que sólo busca el verdadero amor de su vida en un mundo demasiado difícil, el tremendo cuidado de la servidumbre de quien espera al hombre que la saque del trabajo y de la esclavitud.
Pero aún teníamos que verla en un registro puramente cómico, una asignatura pendiente que aprobó con nota en el papel de una cotilla oportunista con un puntito de mala leche en la maravillosa Página en blanco, de Stanley Donen, luciendo una espléndida figura y arrancando risas cada vez que abre la boca. Parecía que, a partir de aquí, iba a desarrollar una brillante carrera pero ella decidió desintoxicarse del alcohol que la hundía en un infierno, y cuando pudo conseguirlo, prefirió ser esa gran mujer detrás de un gran hombre como su marido y dedicarse a él y a su hija recién nacida, Kate, y desde el año 1961, Jean Simmons tan sólo rodó diez películas de la que, obligatoriamente, hay que destacar su abrumador papel en el drama Con los ojos cerrados, que Richard Brooks escribió expresamente para ella, describiendo la realidad de una mujer que se ha prolongado en su matrimonio por inercia, que se ha dado cuenta de que no es imprescindible para nadie y que sale en busca de un camino que haga que, al menos una parte de su vida, sea su deseo y no su final. Una interpretación al borde de la madurez que hace que apreciemos su enorme talento como actriz y su impresionante presencia como mujer.
En su serena ancianidad, Jean Simmons siguió teniendo  su cara de ángel. Yo, en mi agobiada madurez, sigo soñando con ella y con su sonrisa y con su cuerpo húmedo bajo la manta de un gladiador que quiso ser libre y fue leyenda y que supo conquistarla sin decir ni una palabra. Ahora que Jean Simmons se ha ido, dejaré de escribir para ver si, en mis estúpidos sueños, mi silencio da algún resultado.
A WOMAN IN LOVE (de “Ellos y ellas”) (Abe Burrows/Jo Swerling)

Sky: Your eyes are the eyes
of a woman in love
and oh how they
give you away
Why try to deny
you’re a woman in love
when I know very well
what I say
I say, no moon in the sky
ever lent such a glow
some flame deep within
made them shine
those eyes are the eyes
of a woman in love
and may they gaze
evermore into mine
tenderly gaze evermore into mine
Sarah: And what about you
it’s got you too.
your eyes are the eyes
of a man who’s in love
Sky: that same flame deep within
made them shine
Sarah: your eyes are the eyes
of a man who’s in love
Sky: woman in love
Together: and may they gaze
evermore into mine
Crazily gaze evermore
into mine.


 UNA MUJER ENAMORADA (Abe Burrows/Jo Swerling)
Sky: Tus ojos son los ojos                             
De una mujer enamorada.
Y ellos te llevan en volandas.

¿Por qué intentar negar
Que eres una mujer enamorada
Cuando sé muy bien
Lo que digo?

Yo digo que no hay luna en el cielo
Que haya prestado tanta luz
Con algún fuego en su interior
Que la haga brillar.

Esos ojos son los ojos
De una mujer enamorada
Y me hipnotizan para siempre
Dentro de mí.

Tiernamente me hipnotizan para siempre en mí.

Sarah: ¿Y qué pasa contigo?
Tú también los tienes.

Tus ojos son los ojos
De un hombre que está enamorado.

Sky: Ese mismo fuego
Es lo que los hacen brillar

Sarah: Tus ojos son los ojos
De un hombre que está enamorado.

Sky: De mujer enamorada.

Juntos: Y puede que ellos nos hipnoticen
Para siempre en mi interior
Locamente nos hipnoticen
Para siempre en mi interior.





Y después de este romántico momento entre Brando y Simmons, ruego al DJ suplente que suba este mosaico en el que, creo, hay clase a raudales.



lunes, 30 de enero de 2017

GOOD MORNING 30-1-2017

“Quieres actuar para demostrar a la gente que eres más de lo que pareces ser, que tienes más que ofrecer de lo que se te habían permitido en la escuela. Es por un deseo de amor, y estas son cosas de las que resulta difícil hablar”.” John Hurt

Gusss morninssss cinéfilos nos de God

Otra vez aquí con vosotros y esta vez tampoco soy Dex, ni Meryl Streep. Winona Ryder me propuso hacer este lunes, pero no nos podemos fiar de esa cleptómana que es capaz hasta de robarnos el espíritu. Así que hasta que el mañico tenga todas sus cosas en orden, tendréis para vuestro disgusto otra ración del Dj suplente que le pone mucha voluntad y cariño y hace ya mucho que dejó de robar en los grandes almacenes.

El sábado, a los 77 años nos dejó  Sir John Hurt y con su frase nos resume una forma de salir de una infancia opresiva (sus padres no le dejaban mezclarse con otros niños, ni ir al cine porque eso era “perjudicial” para su educación) y de un historial de abusos sexuales por parte del director de su escuela de secundaria. Frente a eso, Hurt no optó por el odio sino por el amor, por la necesidad de ser amado. Y lo consiguió. A los españoles nos llegó gracias a su Calígula de la serie “Yo Claudio”, luego por su secundario en “El expreso de medianoche” con el que logró un Oscar, logró otra nominación poco después gracias a “El hombre elefante” de David Lynch y son inolvidables sus problemas estomacales en “Alien, el octavo pasajero”. Estuvo en “Harry Potter”, en Hellboy”, con Alex de la Iglesia en “Los crímenes de Oxford” y fue el profesor Harold Oxley en la última aventura (por ahora) de Junior, “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal”. Un gran actor, de esos que hacen personajes que aunque secundarios se te quedan en la memoria.

Bueno ¿Y de qué más hablamos hoy?, pues ¿de qué va a ser? De premios. Es lo que toca en estas fechas tan señaladas que nos ponemos tontos y se trata de encontrar entre todo lo que hubo el año pasado lo mejor….o lo peor. Eso es lo que hacen los premios Razzie cada año, bucear entre los grandes estrenos y decidir cuales merecen la Frambuesa de Oro (Golden Rasperry que es como se llaman en realidad estos premios) por ser lo peor del año. Lo cierto es que estos premios se habían vuelto algo acomodaticios y no eran tan destroyer como antaño que eran hasta capaces de nominar a ganadores de Oscar, como le pasó a Halle Berry un par de años después de obtener el eunuco dorado o que se hayan atrevido a darle el premio a peor actor al mismísimo Sir Lawrence Olivier. Sin embargo, nominar como hacían últimamente a Adam Sandler, Eddie Murphy o Mike Meyers tampoco tiene excesivo mérito. Este año tampoco se han vuelto locos pero aun así se han atrevido con alguna que otra vaca sagrada (y no me refiero a su volumen anatómico).

Las peores películas del año (recordemos que son grandes estrenos, no series B o Z) para el jurado de los Razzie no deparan demasiadas sorpresas.

Que “Zoolander 2” es un truño no es novedad, también lo era la primera a la que sólo le salvaba la originalidad, pero es incomprensible que una memez como aquella sea festejada como una película casi de culto,  una secuela sólo podía empeorar las cosas y así lo hizo.  7 nominaciones acumula, sólo se ha salvado nuestra amiga Pe, porque tanto actor principal: Ben Stiller, como secundarios: Owen Wilson y Will Ferrel o actriz secundaria: Kriten Wiig, e incluso peor director, nuevamente Ben Stiller, consiguen que parta con cierto favoritismo para sumar estatuillas.

Otra que va bien servida es “Batman contra Superman”. Muy mala, os lo digo yo que la he visto y no se salva ni Gal Gadot, la guapa Wonder Woman. Cierto es que tener en su reparto principal a actores de la talla de Henry Cavill (Superman), Ben Affleck (Batman) o Jesse Eisenberg (Lex Luthor), todos ellos nominados les aseguraba muchas papeletas. Si a ellos  sumamos el de su director Zack Snyder y la nominación a la categoría de peor secuela  y a peor guion también tenemos a otra gran favorita para el desastre. Yo me pregunto qué hacía ahí Amy Adams.

“Independence Day 2” es otra de las nominadas a peor película y tampoco sorprende. La primera era mala de narices pero ya sabéis como son los americanos con esto de salvar al mundo y eso les puso mucho en su momento y pedían más, así que Roland Emmerich autor de horrores como “Soldado Universal”, “El día de mañana” o “2012”, además de la primera entrega de “Independence Day” se propuso dar dos tazas al público preentregado y le salió aun peor que la primera vez. Por eso también está nominado a peor director, peor guion y peor secuela. Casi na.

Todas estas nominaciones tampoco parecen el colmo de lo novedoso, ni escuecen demasiado. Sin embargo, si vamos a otras categorías nos empezamos a encontrar sorpresas. El grandísimo Robert De Niro está nominado a peor actor, (quizá le venga bien el coscorrón y decida dar un giro a su deriva)  por una película no estrenada en España (gracias a Dios) llamada “Dirty Granpa” (Abuelo sucio o algo así) que coprotagoniza junto a Zack Effron y que tiene una pinta terrible.

Tampoco dejan de ser sorprendentes algunas de las nominaciones a actriz principal. No nos extraña encontrarnos a Megan Fox por “Las tortugas Nnija 2” (que sin embargo no está a peor película), la muchacha es atractiva pero actuar…es otra cosa. Pero si encontrarnos con nombres casi sagrados como Julia Roberts por “El día de la madre”, una peli de esas de historias con un punto común que tanto gustan y que normalmente son insalvables. Otra que sorprende es Naomi Watts, nominada por “Divergente 3, Leal” película por la que también opta al mismo premio  Shailene Woodley, la jovencita que tan buenas esperanzas nos dio en “Los descendientes”.

Y no son los únicos de renombre que optan a tan apreciado premio, en actores secundarios nos encontramos a gente como Johnny Depp por “Alicia a través del espejo”, a Jared Leto por su Joker en “Escuadrón suicida”, a Nick Cage (este sorprende menos) por “Snowden” o a la nueva a miga de Brad, Kate Hudson por “El día de la madre” también.

Veremos pues que nos deparan estos anti-oscar en los que si se cumple el tópico ese de “lo importante es estar nominado” , si lo ganas ya la mierda es completa, pero la nominación es lo suficientemente cruel como para darse por satisfecho.

Bueno y pasamos al apartado musical, no de los razzie sino de los gus. Y cuidado que los razzie en este tema no se andaban con chiquitas que antes si otorgaban el premio a peor banda sonora (hasta 1985) y por ahí pasaron, como nominados, mitos como John Williams, Jerry Golsmith o Ennio Morricone e incluso nominaron como peor banda sonora a la que ese año ganaría precisamente el Oscar, la de la película “Yentl”.

Pero no, hoy toca recordar que se cumplen 45 años de un momento terrible, la muerte de 13 manifestantes y 14 heridos en una manifestación en Derry (Irlanda) a disparos de soldados ingleses. Parece que es un tema casi superado, la paz parece firme y los muros allí  tienden a desaparecer mientras otros se empeñan en levantarlos. Aquel fatídico 30 de enero de 1972 pilló en domingo, Domingo Sangriento que estos chicos convirtieron en canción:

SUNDAY BLOODY SUNDAY (U2)

Yeah
Hmm hmm
I can't believe the news today
Oh, I can't close my eyes
And make it go away
How long
How long must we sing this song?
How long? How long
'cause tonight we can be as one
Tonight
Broken bottles under children's feet
Bodies strewn across the dead end street
But I won't heed the battle call
It puts my back up
Puts my back up against the wall
Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday
And the battle's just begun
There's many lost, but tell me who has won?
The trench is dug within our hearts
And mothers, children, brothers, sisters torn apart
Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday
How long
How long must we sing this song?
How long? How long
'cause tonight we can be as one
Tonight tonight
Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday

DOMINGO SANGRIENTO DOMINGO (yutú)

No puedo creer las noticias de hoy.
No puedo cerrar los ojos y hacer que desaparezcan.
¿Cuánto tiempo,
cuánto tiempo tendremos que cantar esta canción?
¿Cuánto tiempo? Esta noche podemos ser uno.
Botellas rotas bajo los pies de los niños.
Una calle sin salida sembrada de cuerpos.
Pero no haré caso de la llamada a la batalla.
Me pone de espaldas, de espaldas
contra la pared.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

Y la batalla no ha hecho más que comenzar.
Hay muchas pérdidas, pero ¿puede alguien
decirme quién ha ganado?
Las trincheras cavadas en nuestros corazones,
y los hijos de las madres, los hermanos, las
hermanas separados.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

¿Cuánto tiempo,
cuánto tiempo tendremos que cantar esta canción?
¿Cuánto tiempo? Esta noche podemos ser uno.
Esta noche, esta noche.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

Seca las lágrimas de tus ojos,
limpiaté las lágrimas,
seca tus ojos inyectados en sangre.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

Y es verdad que estamos inmunizados,
cuando los hechos son ficción y la TV es la realidad,
y hoy los millones lloran.

Comemos y bebemos, mientras mañana mueren.
La verdadera batalla acaba de comenzar,
para reclamar la victoria que Jesús ganó.
En un domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo




MOSAICO DE HOY

Quizá lo suyo hubiera sido traer alguna imagen de John Hurt, pero hay otros que aún vivos merecen también nuestro homenaje. 87 años cumple hoy este grandísimo actor que jamás estuvo nominado a los Razzie, si a los Oscar, hasta en 5 ocasiones ganado 2 de ellas: por su Popeye Doyle de “French Conection” y por el sheriff de Big WhisKey, Litlle Bill Dagget en “Sin perdón”. Un enorme actor, un tipo que siempre ha dado carácter a todo lo que hacía incluso cuando era una chorrada de película como “Rápida y mortal” de Sam Raimi, a lo mejor allí ya le dio alguna clase magistral a Leo Di Caprio, tal vez también a Sharon Stone y a Russel Crowe, pero no creo que la aprovecharan tanto. Muchas felicidades genio.





viernes, 27 de enero de 2017

GOOD MORNING 27-1-2017

“Pies, ¿para qué los quiero si tengo alas para volar?” Frida JKhalo

Gus morninssss nos de God

Bueno pues mientras nuestro amigo el maño permanece a la espera y ocupándose de cosas aún más importantes que el Gus, nosotros nos ocupamos de que no decaiga, ni él ni el Gus. Aquí está el Dj suplente para lo que sea menester, que lo mismo reemplazo a una diva que a un tipo divino.
Y el caso es que como hoy es viernes tocaba su sección de estrenos y veo que en faltando Dex, se multiplican para que la cosa de la sustitución sea todavía más complicada, que en estas fechas pre-oscar se agolpan en la cartelera más y más películas para hacernos más difíciles las cosas. Esta semana nada menos que 11 son los títulos que van a aparecer como novedades en la cartelera. Así que vamos a ello.

La primera de la relación es “BALLERINA”, una co-producción franco-canadiense que es una peli de animación sobre una niña cuyo sueño es convertirse en bailarina y que junto a su amigo Victor vivirá divertidas aventuras en la mágica Paris. Muy bonita…y muy poco realista, seguro que no vuela cuando baila ni na.

Co-producción también, en este caso Reino Unido-China-USA, es “BILLY LYNN”, nada que ver con Michael Jackson, trata de un héroe americano de 19 años que tras una terrible batalla en Irak, vuelve a los EEUU para festejar su gesta y mediante flashbacks vemos la realidad de la hecho heroico y la distinta percepción que los americanos tienen del conflicto. El reparto se las trae porque mezclan a gente como Steve Martin, con Vin Diesel y con Kristen Stewart. Muy poco realista también, todos sabemos que los americanos son los buenos siempre.

“COMO PERROS SALVAJES” no está coproducida, es toda americana y de las de toda la vida, con Nicolas Cage y Willem Dafoe, casi na. De esas de ex presidiarios que son contratados para cometer un secuestro que sale mal y tienen que huir jugándose el tipo para salvar su vida y no volver a la cárcel. Lo nunca visto, vamos. Hiperrealismo es.

Otra solo USA es “DIRÉ TU NOMBRE”, peli dirigida por Sean Penn y protagonizada por Charlize Theron (cuando aún estaban juntos) y Javier Bardem. Cuenta la historia de una  directora de una organización humanitaria que conoce a un médico que ha trabajado toda su vida sobre el terreno. Se enamoran y se mosquean y esas cosas que pasan…Nada realista, Charlize jamás se enamoraría de Bardem, lo normal es que lo haga de Woody Allen.

Española y documental es “EL FIN DE ETA”, que cuenta las conversaciones entre Jesús Eguiguren del PSE y Arnaldo Otegui a partir del año 2000 y sus consecuencias a partir de la llegada al poder de Zapatero en 2004…No es realista, es real, que para eso es un documental.

Esta podría ser la apuesta de la semana de Dex porque es coreana, se llama “EL IMPERIO DE LAS SOMBRAS” y cuenta la historia de un juego de espías en la resistencia durante la invasión japonesa de Corea en los años 20 (pronto tendremos que decir “del siglo pasado”). Estas pelis orientales si que son realistas, que la gente no vuela cuando baila, solo lo hace cuando lucha y dan saltos de un montón de metros y la gravedad no va con ellos.

La siguiente es : “EL ULTIMO REY”, película noruega que nos traslada al año 1206 (casi el siglo pasado) para contarnos la historia de las batallas por el reino de la gente de aquella época. Lo mismo es realista, pero a lo mejor solo es noruega.

Ahora toca una chilena: “LAS PLANTAS”…mu fuerte. Una chica tiene a su hermano en estado vegetativo, su madre está en el hospital y les pasa un poco de dinero que apenas les da para vivir (¿parece realista?, esperad, esperad). La chica es amantes de los comics y del anime. Un día descubre un comic antiguo que narra la invasión de unos vegetales con capacidad para poser cuerpos humanos (uuhhh chungo, chungo que se nos va el realismo).  ¿Qué hace la chica para superar su situación y su desamparo?...Coño, lo que cualquiera, explorar su sexualidad con desconocidos a través de Internet… Ea, si es que esto es la vida misma.

Otra USA: “SOMNIA. DENTRO DE TUS SUEÑOS”. Nos cuenta la historia de una pareja que adopta un niño y comprueban que le aterroriza quedarse dormido, pronto se dan cuenta de que los sueños del niños se proyectan en la realidad y que la mayoría son pesadillas terribles y….ufff que miedo. Si pensáis que esto no es realista es que nunca habéis soñado con que Charlize Theron estaba desnuda y os hacía el amor apasionadamente  y luego ese terrible sueño se convertía en realidad…que 2 malos ratos pasé.

Venga otra más, “VIVIR DE NOCHE”, que no es la biografía de Pocholo. Esta podría estar bien porque el guion lo ha escrito Ben Affleck que no lo hace mal y la ha dirigido Ben Affleck que dirige notablemente, lo malo es que la protagoniza Ben Affleck y….aysss.  Va de un jefecillo de gansgsters de Boston, que su padre es policía y que tiene muy buen corazón y que eso es malo para el negocio y….Realismo máfico o mafioso o como se diga.

Y ya vamos a por las dos últimas que han competido por ser la apuesta de la semana, la que se ha quedado a las puertas es: “MULTIPLE” el regreso de Shyamalan al universo que mejor resultado le ha dado (“El sexto sentido”, “El protegido”…), efectivamente: el realismo. Aquí se nos cuenta la historia de un hombre con identidad disociativa, personalidad múltiple, vamos…la cuestión es lo que pasa si además de adoptar distintas personalidades sus atributos físicos también cambian…Bueno, si algunas de sus personalidades es Charlize Theron eso que sale ganado cuando se mira al espejo.

Y ya por fin hemos llegado a la verdadera Apuesta de la Semana, que no es otra que “LION”, ¿Por qué?, porque está nominada y ya que estamos lo suyo es que comparemos lo realistas que son las películas que se van a enfrentar a “La la land”. No sólo está nominada a mejor película, que también tiene otras 5 nominaciones: actor de reparto : Dev Patel, actriz de reparto: Nicole Kidman, Banda sonora, Guion adaptado y fotografía.  Nos cuenta la historia de un niño perdido en un tren en la India que llega a Calcuta donde malvive hasta le adopta una pareja australiana, pasado el tiempo (25 años) el chico sigue con sus recuerdos infantiles y por medio de Google Earth busca a su familia perdida y su hogar infantil… tiene buena pinta, pero buscar con Google Earth…ejem… realismo real.

Pues ya están las 11, oño estoy agotado. Ahora os pongo algo de música y me echo una siestecilla si eso. Y mientras duermo, sueño, y sueño con volar. Que las personas no vuelan, dicen…entonces ¿No tiene alas? Y estos…¿porque nos contaron esto?

SPREAD YOUR WINGS (Queen)

Sammy was low
Just watching the show
Over and over again
Knew it was time
He'd made up his mind
To leave his dead life behind
His boss said to him
"Boy you'd better begin
To get those crazy notions right out of your head
Sammy who do you think that you are
You should've been sweeping up the Emerald bar"
Spread your wings and fly away
Fly away far away
Spread your little wings and fly away
Fly away far away
Pull yourself together
'Cause you know you should do better
That's because you're a free man
He spends his evenings alone in his hotel room
Keeping his thoughts to himself he'd be leaving soon
Wishing he was miles and miles away
Nothing in this world nothing would make him stay
Since he was small
Had no luck at all
Nothing came easy to him
Now it was time
He'd made up his mind
"This could be my last chance"
His boss said to him "now listen boy
You're always dreaming
You've got no real ambition you won't get very far
Sammy boy don't you know who you are
Why can't you be happy at the Emerald bar"
So honey
Spread your wings and fly away
Fly away far away
Spread your little wings and fly away
Fly away far away
Pull yourself together
'Cause you know you should do better
That's because you're a free man
Come on honey



EXTIENDE TUS ALAS (Reina)

Sammy estaba dejado
Sólo viendo el espectáculo
Una y otra vez
Sabiendo que era tiempo
Él tomó la decisión
De dejar su vida muerta atrás
Su jefe le dijo
Chico mejor comienza
de sacar esas ideas locas tuyas fuera de tu cabeza
Sammy ¿quién te crees que eres?
Tú deberías estar barriendo la barra de Esmeralda
Extiende tus alas y vuela lejos
Vuela lejos bien lejos
Extiende tus pequeñas alas y vuela lejos
Vuelva lejos bien lejos
Contrólate
Porque tú sabes que deberías hacer mejor
Esto es porque tú eres un hombre libre.
Él pasa sus tardes solo en su cuarto de hotel
Manteniendo sus pensamientos así mismos, él se irá pronto
Deseando estar millas y millas lejos
Nada en este mundo, nada podrá hacerlo quedar
Desde que era pequeño
No tuvo suerte para nada
Nada le vino fácil a él
Ahora era su momento
De tomar una decisión
Esta podría ser mi última oportunidad
Su jefe le dijo Ahora escucha chico
Tú siempre estás soñando
Tú no tienes una real ambición, no llegarás lejos
Sammy, chico, ¿no sabes quién eres?
¿Por qué no puedes ser feliz en la barra de Esmeralda?
Entonces cariño
Extiende tus alas y vuela lejos
Vuela lejos bien lejos
Extiende tus pequeñas alas y vuela lejos
Vuelva lejos bien lejos
Contrólate
Porque tú sabes que deberías hacer mejor
Esto es porque tú eres un hombre libre.
Ven cariño




MOSAICO DE HOY

Ayer cumplía años (hubiera cumplido), exactamente 92, esos ojos azules que tanto encandilaron al mundo. Sería bonito que aun estuviera con nosotros, pero extendió sus alas y voló. Y nosotros nos quedamos tristes y un poco solos, pero aun miramos hacia arriba y creemos sentirle. Paul estaría dando la batalla si estuviera hoy aquí y algún descerebrado sería capaz de decirle que estaba sobrevalorado. No importa, Newman tenía un buen par…o muchos más.



jueves, 26 de enero de 2017

GUUUUD MORNINS 26-01-2017

Mucha suerte, ámigo (Carpet, gus de ayer. No se me ocurre mejor frase.)


  Guuud mornins cinéfilos. Jueves 26 de enero. De actores y actrices está llena la historia del cine, rostros que llenan nuestra vida y nos transmiten sensaciones y sentimientos. Pura magia, como parece ser la nominadísima "La la Land". Creo que soy todavía el único de ésta sala que no la ha visto, por lo que no puedo opinar, pero todo llegará. Lo que si puedo decir es que hace unos días recibí un mensaje de una conocida exjugadora de balonmano que decía: ¿soy la única a la que le ha horrorizado "La la Land"?

  Mientras buscamos en la agencia un hueco para poder ver la ya famosa película, celebremos el cumpleaños de un actor cuyo rostro es bien conocido desde hace ya mucho tiempo, pues ha participado en películas muy conocidas, aunque su carrera es de las que se realizan paso a paso, sin grandes saltos, con constancia . Hoy cumple 76 años Theodore Scott Glenn.

  De ascendencia  irlandesa / indio-americana, el periodismo fue su primera vocación pero pronto dio un vuelco a su vida y decidió inscribirse en el famoso Actor's Studio. De ahí pasó a los tablados de teatro y a los pequeños papeles en la TV; después de pequeños papeles en películas todavía más pequeñas, su rostro comenzó a ser conocido al participar en producciones exitosas como "Nashville", de Robert Altman, o "Apocalypse Now", de Coppola. Pero su carrera no terminaba de arrancar y Scott se tomó un tiempo sabático para decidir qué hacer con su vida.

  Fue el director James Bridges quien insistió para que volviera y le dio la oportunidad de protagonizar "Cowboy de Ciudad", donde su personaje se entromete entre John Travolta y Debra Winger, la guapísima Paula de "Oficial y Caballero".

  Ya en los 80, Scott se ha convertido en un rostro de los que se nos hace habitual verlo en la pantalla y rueda "Cuando el río crece", con Mel Gibson y "Silverado", con Kevin Costner, entre otras.

  Pero sus mayores éxitos llegan en los primeros años de la década de los 90, con "La caza del octubre rojo" y, sobre todo, "El silencio de los corderos". El papel de Jack Grawford, jefe del FBI que envía a Clarice Starling a entrevistar a Hannibal Lecter, El gran éxito, totalmente merecido, de éste thriller encumbra la carrera de Scott.

  Luego vinieron películas taquilleras como "En honor a la verdad", "Poder absoluto" de Eastwood, "Training Day" o "Buffalo soldiers". La saga de Jason Bourne le dio la oportunidad de interpretar al director de la CIA, tipo de papel que le va como anillo al dedo a Scott.

  En definitiva, una numerosa colección de buenos títulos para uno de esos buenos actores que, sin ser estrellas, siempre están ahí dejando buenas interpretaciones. Felicidades, Scott.

  LA CANCIÓN DEL DÍA

  Con el frío que hace estos días por estos lares, ojalá pronto lleguen los días en los que brille el sol.

CUANDO BRILLE EL SOL (La Guardia)



Yo no quiero que me des tu amor
Ni una seria relación
No quiero robarte el corazón
Yo no quiero que llores por mí
Cuando no esté junto a ti
Y ahora préstame atención
Tan sólo quiero tu calor
Nena déjate arrastrar
Esta noche nunca acabará
No tengas miedo a despertar
No me busques en el viejo bar
Ni me sigas al andar
Mis huellas el viento las borró
Tan sólo quiero tu calor
Cuando brille el sol
Te recordaré si no estás aquí
Cuando brille el sol
Olvídate de mí
Cuando brille el sol
Te recordaré si no estás aquí
Cuando brille el sol
Olvídate de mí
Yo no quiero que me des tu amor
Ni una seria relación
No quiero robarte el corazón
Yo no quiero que llores por mí
Cuando no esté junto a ti
Y ahora préstame atención
Tan sólo quiero tu calor
Cuando brille el sol
Te recordaré si no estás aquí
Cuando brille el sol
Olvídate de mí
Cuando brille el sol
Te recordaré si no estás aquí
Cuando brille el sol
Olvídate de mí
Cuando brille el sol
Te recordaré si no estás aquí
Cuando brille el sol
Olvídate de mí
Cuando brille el sol
Te recordaré si no estás aquí
Cuando brille el sol
Olvídate de mí
Cuando brille el sol
Te recordaré si no estás aquí
Cuando brille el sol
Olvídate de mí
Cuando brille el sol
Te recordaré si no estás aquí
Cuando brille el sol
Olvídate de mí

EL MOSAICO DE HOY

miércoles, 25 de enero de 2017

GOOD MORNING 25-1-2017


“Sé tú mismo, el resto de los papeles ya están cogidos”. Oscar Wilde

Gussss morninnsss nos dé God

Aquí estoy con vosotros otra vez, que parece que Meryl cuando se enteró de lo que cobraría por desarrollar su talento en este lugar maravilloso se puso indispuesta y aquí estoy sustituyendo su baja. No es lo mismo, pero yo sí sé cuándo estoy cachondo y cuando intento serlo.

Es evidente que si hay una noticia que interesa al universo cinéfilo es quien le prestó el traje a Alejandro Amenabar para la gala de los premios Feroz que era tres tallas más grande de lo debido, o incluso si es verdad que Brad Pitt y Kate Hudson están demasiado cercanos estos días, pero yo soy un reportero atípico así que os voy a hablar de las nominaciones a los “oscares” 2017.

Como ya sabréis ayer se presentaron las nominaciones esas que tanto interesan, sobre todo a los que dicen,: “A mí los Oscar dejaron de interesarme hace tiempo” o “Nunca he creído en los Oscar” o “Desde que le negaron el Oscar a Robert de Niro por Taxi Driver ya no me creo nada”. Pues esos están a la que salta y parece que esperan que triunfe la película que no les gusta para confirmar sus sospechas de que el premio no vale nada ( o está sobrevalorado)  y  en cambio si triunfa la película que les gustaba inmediatamente rebajan su calificación inicial y de obra maestra pasa a una película pasable. Yo no soy de esos, a mí me gusta el rollete premios más que a Maria León llevar escote y de todos los premios, los Oscar son evidentemente mis preferidos, me pillo rabietas si no gana la peli que a mí me gustaría y me da alegrón si triunfa mi favorita. Soy así de simplón,  lo mismo me dan trabajo en “Paquita Salas”.

A lo que íbamos, nominaciones record para “La La Land”, yo creo que todas ellas (a tenor de lo visto) más que merecidas : Película, Director, actor principal, actriz principal, banda sonora, vestuario, sonido, efectos de sonido, montaje, diseño de producción, fotografía, guion original y mejor canción y mejor canción…que no es que me repita, es que dos de las canciones de la peli compiten por el mismo premio lo que asegura que no tendrán un pleno histórico. 14 nominaciones en total empatando con “Eva al desnudo” y con “Titanic”, la primera ganó 6 y la segunda  11 de las posibles opciones. No sé si la película de Chazelle conseguirá superarlas pero si me dan a elegir yo prefiero la canción de Ryan y a Emma que lo que nos cantaba Celine…bueno yo soy así, pero “My heart will go on” me parece de esas canciones que van agotando según se escuchan y terminan siendo aborrecibles (pero ese es un problema personal mío, claro). En resumen, una pasada lo de esta peli que ha dejado libres menos número de premios de aquellos a los que opta.  Los actores y actrices secundarios (que casi ni existen en la peli de Chazelle), guion adaptado no puede ser porque compite por mejor guion original, mejor peli de animación tampoco porque aunque es muy animada no hay dibujitos y lo que nos cuenta lo hace en lengua inglesa, en largometraje y no documental…cachis 11 nominaciones que se le han escapado a nuestros amigos.

Hay otras pelis aunque no lo parezca y algunas de ellas también tienen un porrón de nominaciones aunque hayan quedado algo eclipsadas: “La llegada” opta a 8  premios (casi nada) aunque hayan dejado fuera de la carrera a Amy Adams en un papel que yo creo que tenía muchas papeletas de disputarle el premio a la Stone, sin embargo ahí esta nuestra “compañera” Meryl  (20 nominaciones ya) dispuesta a dar un nuevo discursito para sobrevalorarse. También 8 tiene “Moonligth” una historia en 3 historias sobre el mundo de las drogas que no se ha estrenado todavía por estas tierras, y 5 tiene “Manchester by the sea”, el dramón protagonizado por Casey Affleck que tampoco se ha estrenado aun  en España y que todos dicen que es la verdadera rival de “La la land” para los premios principales.

No parece que este año vaya a ver manifestaciones por que no se ha hecho hueco a las minorías:
Ahí está la representación negra : Denzel Washington, Ruth Negga, Viola Davis, Naomi Harris, Mahersala Ali.
La hispana: Viggo Mortensen
La hindú: Dev Patel
Y hasta la china con Jackie Chang de premio especial (hay que joderse).

Suponemos que Trump estará atento a lo que se dice y a como se dice, con el dedo presto para mandar un tuit quejándose de algún “hecho alternativo” que hayan dicho sobre él. Eso que ganamos todos, si está pendiente de twiter quitará las manos del botón nuclear…o no.
En fin, ese es el repaso rápido de las nominaciones, algo que seguro que ya habíais hecho vosotros pero por si acaso os ahorraba el trabajo me he puesto a ello, oye.

Y si hablamos de oscars y canciones hay que reconocer que muchas de ellas han perdurado en el tiempo, otras muchas se han olvidado en algún caso hasta justamente. Entre las primeras está una que traigo aquí y que es un poco monótona, pero le daba un tono especial a la película en la que aparecía. La peli era “El secreto de Thomas Crown”  y os traigo una versión cantada por la mujer de Ryan Gosling, a ver si le da suerte.

THE WINDMILLS OF YOUR MIND (Eva Mendes)

Round,
Like a circle in a spiral
Like a wheel within a wheel
Never ending or beginning
On an ever-spinning reel
Like a snowball down a mountain
Or a carnival balloon
Like a carousel that's turning
Running rings around the moon
Like a clock whose hands are sweeping
Past the minutes of its face
And the world is like an apple
Whirling silently in space
Like the circles that you find
In the windmills of your mind
Like a tunnel that you follow
To a tunnel of its own
Down a hollow to a cavern
Where the sun has never shone
Like a door that keeps revolving
In a half-forgotten dream
Like the ripples from a pebble
Someone tosses in a stream
Like a clock whose hands are sweeping
Past the minutes of its face
And the world is like an apple
Whirling silently in space
Like the…

LOS MOLINOS DE VIENTO DE TU MENTE (Eva Mendes)

Redondo
Como un círculo en un espiral
Como una rueda dentro de una rueda
Nunca terminando o empezando
Como una bola de nieve bajo una montaña
O un globo de carnaval
Como un carrusel que gira veloz
Corriendo anillos alrededor de la luna

Como un reloj cuyas manos están barriendo
Pasados los minutos en su cara
Y el mundo es como una manzana
Girando silenciosamente en el espacio
Como los círculos que encuentras
En los molinos de viento de tu mente !

Como un túnel al que sigues
Hacia un túnel suyo
Abajo a un hueco a una caverna
Donde el sol nunca ha brillado
Como una puerta que sigue girando
En un sueño medio olvidado
O las ondas de una piedra
Que alguien tira en una corriente

Como un reloj cuyas manos están barriendo...

Llaves que tintineas en tu bolsillo
Palabras que suenan en tu mente
¿Por qué el verano se fue tan rápido?
¿Fue por algo que dijiste?
Amantes caminan a lo largo de una orilla
Y dejan sus huellas en la arena

¿Es el sonido de unos tambores distantes
tan solo los dedos de tu mano?
Fotos colgando en el pasillo
Y el fragmento de esta canción
Nombres y rostros medio recordados
Pero, ¿a quién pertenecen?

Él: Cuando supiste
Que había acabado
Te diste cuenta súbitamente
De que las hojas de otoño estaban cambiando
Al color
De su cabello!

Ella: Cuando supiste
Que había acabado
En las despedidas de otoño
Por un momento
No pudiste recordar el color
De sus ojos!

Como un círculo en un espiral
Como una rueda dentro de una rueda
Nunca terminando o empezando
Sobre un siempre carrete giratorio

Mientras las imágenes se desenvuelven
Como los círculos
Que encuentras
En los molinos de viento de tu mente!




MOSAICO DE HOY

Pues estaba buscando alguna estrella vestida con transparencias por aquello de que Junior no me ganase por la mano, pero en la búsqueda he descubierto que hoy hace 27 años que falleció el animal más bello del mundo y ante una mujer que mira como Ava no hay rival. Dicen que los hombres son menos inteligentes (aun) cuando tienen delante a una mujer desnuda. Yo estoy seguro que muchos de nosotros no necesitarían que Ava se quitase ni una sola prenda para convertirnos en borregos. Grande.





Muchos ánimo amigo.

martes, 24 de enero de 2017

GUS MORNINS 24/1/17

“El truco está en no convertirse en nadie más. Tú eres otra persona cuando estás enfrente de una cámara o encima de un escenario. Hay otros que llevan a esa persona durante todo el tiempo. Eso, para mí, no es actuar. Lo que hay que hacer es coger lo que el escritor ha escrito y ponértelo en la mente. Eso es actuar. Lo que no es actuar es coger lo que el escritor ha escrito y tratar de investigar qué es lo que ha querido decir. Eso es de locos”.   Ernest Borgnine

Sí, y esas palabras hay que acogerlas como el consejo de un centenario porque tal día como hoy Ernest Borgnine hubiera cumplido cien años. Un actorazo. Tanto es así que, el otro día, un conocido actor me hablaba de que no comprendía cómo los jovencitos de ahora que actúan en cualquier serie de televisión…no lo conocen. A él se le ocurrió sacar el tema de este actor para ilustrar lo que es un buen secundario y se quedó solo. Nadie le conocía. Tenían que buscarlo en la wikipedia. Sí, señor, Así estamos. Así que, con vuestro permiso, y para los miles de trillones de jóvenes que visitan diariamente estas páginas, me atreveré a reproducir un artículo que hice sobre él hace ya cuatro años en cierto diario de Cádiz.

ERNEST BORGNINE: EL FEO QUE QUISO SER MALO

Lo mejor del estilo interpretativo de Ernest Borgnine era que no importaba realmente el carácter que imprimía a sus personajes. Debajo de todos ellos yacía una seguridad latente de que había bondad en ese profesional que se dedicaba a actuar porque le encantaba, porque sabía que, a pesar de su físico que le limitaba a la hora de escoger sus papeles, algo podía aportar. Ernest Borgnine era un actor sincero, sin dobleces, sin engranajes tras la piel. Sus ojos eran tiernos y mordientes, acogedores y crueles, brutales y maravillosos. Sus mejillas mofletudas eran las de un hombre terriblemente duro, sobrecogedoramente sensible, socarronamente hábiles. Su barriga era el distintivo de su diferencia, lo que hacía que pudiera ser el feo, pero que también pudiera ser el malo.
Bestial fue su encarnación del sargento de prisiones que espera pacientemente la hora de su enfrentamiento con Frank Sinatra en De aquí a la eternidad, de Fred Zinnemann, porque, diablos, parecía que sus puños fueran roca maciza, incapaces de deshacerse de tanto golpear huesos sin conmiseración. Y acompañaba con su físico cercano a la maldad dando vida a gente de vida disipada, de gatillo fácil y muerte rápida en Johnny Guitar, de Nicholas Ray; o en Veracruz, de Robert Aldrich; o en Conspiración de silencio, de John Sturges.
Pero es que este muchacho feo, de maneras algo toscas pero de cariño despertado también podía ser Marty, ese carnicero que sabe que no es agraciado en el físico pero que lucha porque cree que tiene derecho a encontrar una mujer lo suficientemente buena como para que él sea feliz. Sin tapujos, ni falsas apariencias. Siendo el carnicero que siempre ha sido, siendo la buena persona que, en realidad, fue Ernest Borgnine. Si él ha querido entrar alguna vez en nuestros corazones, lo hizo con este maravilloso personaje que vagaba durante una noche para saber que las estrellas también caminan por la acera.
Perdido en múltiples papeles secundarios, fue el más valiente de los guerreros del norte en Los vikingos, de Richard Fleischer, encarando a la muerte con la espada en la mano y deseoso de acudir al banquete de Odín con una cerveza tibia. Luego se hizo el compinche de Alan Ladd en esa estupenda versión en clave de western de La jungla de asfalto y que tan notablemente fue dirigida por Delmer Daves con el título de Arizona, prisión federal. Más tarde se volvió loco porque el desierto quema el pensamiento y volver a casa resentido es la mecha que acaba dejándote sin agua en El vuelo del Fénix, de Robert Aldrich y, también con Aldrich, encargó una misión suicida a un puñado de desahuciados del ejército, escoria de cañón y pólvora a punto de estallar en Doce del patíbulo.
Pero volvió a trabajar con John Sturges en una injustamente olvidada película de aventuras como Estación Polar Cebra y se metió en la piel de un ruso que, por debajo de una capa de afabilidad, escondía más secretos que balas. Luego Sam Peckinpah supo ver en él al hombre ideal con el que caminar hacia la muerte en medio de un Grupo salvaje y William Holden supo que el final sería menos doloroso si tenía a su mano derecho con él, disparando como escorpiones a todas las hormigas del basurero. Cruel como nadie, en un papel de sanguinario obcecado y brutal fue su cometido en El emperador del Norte, dirimiendo con Lee Marvin una partida de ajedrez sobre vías de tren en el que la astucia era el peón y la tortura, el jaque. También hizo de maestro de ceremonias del género de catástrofes con ese policía arisco y desconfiado que sabe tomar la responsabilidad cuando es necesario en La aventura del Poseidón, de Ronald Neame y tuvimos la certeza de que siempre estaríamos seguros junto a él. Y como Peckinpah le había tomado la medida, también le encomendó el papel del grotesco sheriff de Convoy, no sin cierto sentido del humor, no sin fuerza incontenible en cada uno de sus puñetazos.
Luego ya vino el declive, perderse entre producciones televisivas variadas, coproducciones europeas y la seguridad de que su vejez era más un carnet de estilo que una exhibición interpretativa. Hace bien poco, apareció en Red, de Robert Schwentke y, fuera buena o mala la película, el corazón parecía agrandarse cuando ese anciano de más de noventa años, nos daba una buena porción de su cariño para decirnos que aún pertenecía al grupo salvaje, que aún se llamaba Marty, que aún era el malvado Shack buscado derrotar a un emperador y que aún tenía muchas caras por descubrir muy cerca de una estación polar.
Ése fue el hombre que nos hizo temer, el hombre que nos hizo amar, y el hombre que enterneció todos nuestros pensamientos, cualquiera que fuese su personaje. Se llamaba Ernest Borgnine. Y yo ahora, cogería un arma y me pondría a su lado en un heroico desfile con redoble de tambor para acribillar a unos cuantos salvajes.



No mucha gente sabe que el nombre de la película De aquí a la eternidad viene de unos versos de un poema de Rudyard Kipling, en concreto de La grosería de los caballeros y que viene a decir algo así.

Dimos esperanza y honor y perdimos amor y verdad,
Caemos por la escalera, peldaño a peldaño,
Y la medida de nuestro tormento es la medida de nuestra juventud
Dios nos ayude porque hemos conocido lo peor demasiado jóvenes
Nuestra vergüenza es limpiar el arrepentimiento del crimen que motivó la sentencia
Nuestro orgullo es saber que el orgullo no tiene espuelas
Y nuestra maldición se mantendrá hasta que los extranjeros nos enjuicien,
Y muramos. Y nadie podrá decir que morimos.
Somos pequeños corderos que han perdido su camino,
Somos ovejas negras que se han convertido en ceniza.
La grosería de los caballeros se va de juerga,
De aquí a la eternidad.
Que Dios tenga piedad de nosotros.


Y, ante la ausencia del DJ titular, ruego al Dj suplente que suba este mosaico con dos actores que nos deletrearon bien a las claras el verbo "amar"








lunes, 23 de enero de 2017

Gus mornins, 23/01/17

Cada idioma es un modo diferente de ver la vida (Federico Fellini)

Buenos días, cinéfilos:

Ya veis, que los tiempos cambian. Eso de que lo primero que se le haya ocurrido al tío Gilito nada más sentarse en su sillón presidencial haya sido cargarse el castellano de la página web de la Casa Blanca confirma lo que ya sabíamos, que se avecinan tiempos muy duros. Si nos atenemos a lo que nos decía il signore Federico, usar un idioma, aprenderlo ensancha los horizontes no solo físicos sino mentales. Claro que hay gente que eso de la mente no lo tiene muy desarrollado, y se conforma con su triste, gris y tonta vida. Bueno, que ahora que lo pienso, también podía haber empezado el gus de hoy con esa cita de Forrest de que tonto es el que hace tonterías, que a buen entendedor.

La vida es así, unos vienen y otros van. Tío Gilito viene y el Dex se va. Lo malo es que con el primero tenemos al menos para cuatro años- ya veremos-, lo bueno es que lo del segundo es temporal. Por motivos ajenos a mi voluntad- siempre lo son en estos casos- voy a estar unos días fuera de la circulación, y eso quiere decir que no me vais a ver el pelo en un tiempito (espero que sea corto). Qué alivio diréis algunos, el caso es que tenemos al antiguo Dj suplente de vacación con lo que Houston, tenemos un problema. Ya podéis echar mano de vuestras amigas de Hollywood estos días.

La cuestión es que tenemos por delante unos días de lo más apasionantes con la  temporada de premios cinematográficos funcionando a toda máquina ya. Mañana se anuncian las candidaturas a los Oscars que se darán a finales de mes en La la Land, la ciudad de las estrellas. Y a estas alturas sería todo un sorpresón que la peli de Damien Chazelle se quedara a cero, claro. También está a la vuelta de la esquina la entrega de los Goya, y la semana que viene no tendremos el habitual repaso a las nominadas que solíamos tener en esta página.

En fin, espero que de todo ello y de lo que les apetezca os den cuenta los sospechosos habituales. De momento mañana os quedáis en buenas manos, en las de ese hombre que atiende al nombre de César Bardés por el que uno no puede sentir menos que atracción fatal. Os dejo y os iré informando de mi regreso por las redes. No me vais a perder de vista tan fácil.


Mirad, hoy cumple años ese malabarista genial de las cuerdas y de la guitarra llamado Django Reinhardt. Cumple años porque las estrellas nunca mueren. Gitano, su música nos lleva de aquí para allá por todo el ancho mundo. Lástima que haya gente que lo único que tienen ancho es la banda de su transistor. Nos leemos a la vuelta.  Os veré en mis sueños. Muchos besos.

I´LL SEE YOU IN MY DREAMS
DJANGO REINHARDT


EL MOSAICO DE HOY


viernes, 20 de enero de 2017

Gus mornins, 20/01/17

“Debemos aceptar la decepción finita, pero nunca perder la infinita esperanza” (Martin Luther King).

Guuud mornins, cinéfilos.

Hola. Soy Birtney Spears y estoy aquí porque el Dex me ha pedido que os presente la sección de estrenos de hoy que se le ha parado el coche mientras venía al estudio. Y bueno, es difícil porque las películas que se hacen hoy son muy raras  y no las entiendo. Son de pensar y eso.




Bueno, bueno, que no, hombre que soy el Dex. Que es broma todo. Si he empezado el gus hoy de esta guisa es sólo porque quería demostraros lo cansino que puede llegar a resultar esto de hacerse pasar por estrellas de Hollywood un día sí y otro también (¿porque os hacías pasar, no, erais vosotros que me estabais engañando?, ¿poníais voces y eso?). Cansino y peligroso. Que sepáis que no solo me sale bien imitar a Britney, hago unas imitaciones de Resse Whiterspoon y de Demi Lovato que son la leche, y amenazo con presentar el gus suplantando a estas dos el día que menos lo esperéis.

Que hoy además estamos para pocas bromas. Puede que este que empieza ahora no sea un fin de semana cualquiera y que en realidad estemos a las puertas de un cuatrienio oscuro y tormentoso con el tío Gilito sentado ya en el sillón del despacho oval. Joer, da miedo hasta escribirlo. Tampoco sé muy bien qué hemos hecho nosotros para merecer este castigo divino, que tampoco nos portamos tan mal digo yo. En cualquier caso, siempre nos quedará el cine para pasar los malos tragos como éste, si la semana pasada mandábamos aquí una invitación a soñar en toda la regla, esta no vamos a ser menos. Respiremos hondo, llenémonos del espíritu de Chaplin o de Capra, cantemos bajo la lluvia que ya escampará el temporal. Empecemos con los estrenos de hoy.

La primera película de la que os voy a hablar remite también a un tiempo y a un escenario terrorífico, el Chile de 1973 tras la caída de Salvador Allende y el inicio de la dictadura de Pinochet. El film se llama Colonia y es una producción alemana que protagonizan Emma Watson y Daniel Brühl. Cuenta la historia de un fotógrafo secuestrado por el nuevo régimen y de su novia que trata de encontrarlo desesperadamente. Las pistas le llevan hasta una zona del sur, una congregación cristiana que funciona como tapadera de algo espeluznante. De muy distinto signo es la comedia española Los del túnel, aunque su punto de arranque también es de los más trágicos. Varias personas se quedan encerradas quince días en el interior de un túnel. Tras ser rescatados y sobrevivir a la catástrofe deciden reunirse todos los viernes para celebrar que están vivos. Pepón Montero, uno de los creadores de Plutón BRBnero, debuta en la dirección cinematográfica con una película que protagonizan Natalia de Molina y el presentador Arturo Valls.

Había esa otra comedia española que se llamaba Vamos por la parejita, pues bien por ella vamos. Michael Fassbender y Alicia Viklander se han convertido en la pareja de moda en Hollywood ahora que Brangelina parece haberse pasado definitivamente a la historia. Ali y Mike son jóvenes, guapos y sobradamente preparados y hace un tiempo decidieron hacer una película juntos. La veremos a partir de hoy, se llama La luz entre los oceános y la dirige Derek Cianfrance que hace unos años dirigió al gran Ryan Gosling y a Michelle Williams en una película estupenda y olvidada titulada Blue Valentine. El film que hoy se estrena nos lleva a 1926 y a una remota isla de Australia en la que viven su farero, Tom, y la esposa de éste, Isabel. Un día, una pequeña barca encalla en las costas, y Tom e Isabel se quedan de piedra cuando descubren que quien viaja en ella es un bebé. El matrimonio decide adoptar al chiquillo, pero meses después la cosa se complica cuando aparece la verdadera madre biológica a la que da vida esa otra señora maravillosa llamada Rachel Weisz. No olviden llevarse al cine el pañuelo, más que nada porque con este frío la gripe y los resfriados están haciendo estragos.

Pero si hablamos de una película que está haciendo estragos, junto a cierto musical poco realista, tenemos que hablar inevitablemente de la alemana Toni Erdmann. La directora germana Maren Ade ya llamó la atención cuando presentó la primavera pasada en Cannes esta atípica comedia de 162 minutazos que nos cuenta la particular relación entre un padre y su hija, una alta ejecutiva de una multinacional de Bucarest. Y qué quiere un padre sino lo mejor para su hija. Winfried ve que su pequeña Inés no es feliz, así que hace todo lo posible por intentar que lo sea y que descubra que no todo en la vida es trabajar y trabajar. No lo tendrá fácil y hasta deberá recurrir a presentarle a un amigo de lo más especial, el tal Toni que da nombre a la peli. Después de arrasar en los últimos premios de cine europeo logrando lo que en los Oscars se conoce como el “gran slam” (película, dirección, actor, actriz, guión) el film es uno de los grandes favoritos para hacerse con el próximo Oscar en la categoría de película extranjera.

Ya nos queda muy poquito para llegar hasta lo más alto de nuestro top. Allí, a las alturas es a donde querían llegar las tres protas de Figuras ocultas, nuestro siguiente estreno. Cuenta la historia de tres mujeres que trabajaban en la NASA a comienzos de los años 60 y tuvieron una influencia más que notable en el desarrollo de las sucesivas misiones de los Apolo. Ellas eran Katherine G. Johnson, Dorothy Vaughan y Mary Jackson, figuras que, como reza el título de la peli permanecieron en el más profundo anonimato. Además de ser mujeres, las tres eran negras, y claro, en plena época de la lucha de los derechos civiles, lo lógico era que no les hicieran ni caso. El film está dirigido por Theodor Melfi que consiguió un trabajo excepcional por parte de Bill Murray en su anterior película St Vincent. Aquí maneja un reparto que tampoco está mal con Octavia Spencer, Taraji P Henson, Kristen Dunst o Kevin Costner. Así no extraña que el film haya llegado a lo más alto y lidere actualmente el top de la taquilla en USA por encima incluso de Rogue One o de cierto musical poco realista que está arrasando por ahí estos días.

En nuestra apuesta de la semana seguimos hablando de asuntos y problemas raciales en América, aunque esta vez retrocedemos una década y nos vamos a los años cincuenta. En ese periodo transcurre la acción de Loving, el último trabajo del director Jeff Nichols que en esta ocasión nos presenta la historia real del matrimonio formado por Mildred y Richard Loving. El título es lógicamente un juego de palabras pues además de indicarnos que el amor es el motor que mueve la trama alude al apellido de sus protagonistas. Él era blanco y ella negra, o sea que en la época el lío estaba montado. Ambos fueron encarcelados y exiliados, pero los dos lucharon con las mismas fuerzas por volver a estar juntos. La pregunta es ¿podría darse este caso ahora? La peli seguro que no le hará mucha gracia a ese dechado de tolerancia y prudencia que a partir de hoy habita la Casa Blanca, y eso que está protagonizada por dos actores tan poco sobrevalorados como Joel Edgerton y Ruth Negga. Los dos mantienen sus esperanzas intactas para ser nominados al Oscar de este año el próximo martes, pero que les quiten lo bailao. A él ya lo conocíamos (fue Ramses en Exodus de Ridley Scott y dirigió y protagonizó junto a Rebeca Hall esa estimable cinta llamada El regalo. Nichols cuenta también con su actor fetiche, Michael Shannon, y da un giro copernicano con este drama intimista a lo que había sido su producción anterior (este mismo año ha estrenado la propuesta de ciencia ficción Midnight Special)

En fin, amigos, que ha sido un placer estar hoy con vosotros en el gus. Se despide de vosotros vuestra amiga Demi (lo clavo, es que lo clavo). Que paséis muy buen fin de semana, y que el frío no os impida ir al cine, bueno, y si no siempre os podéis quedar en casa y poner la Disney Channel que lo mismo ponen una retrospectiva de mi filmografía. Lo dicho, pasadlo bien y muchos besitos para tod@s, corazones.

LOVE HURTS
Keith Richard and Norah Jones

Love hurts, love scars, love wounds, and mars,
Any heart, not tough or strong enough
To take a lot of pain, take a lot of pain
Love is like a cloud, holds a lot of rain
Love hurts...ooh, ooh love hurts

I'm young, I know, but even so, I know a thing or two
I learned from you
I really learned a lot, really learned a lot
Love is like a flame, It burns you when it's hot
Love hurts...ooh, ooh love hurts

Some fools think of happiness
Blissfulness, togetherness
Some fools fool themselves I guess
They're not foolin' me

I know it isn't true, I know it isn't true
Love is just a lie, made to make you blue
Love hurts...ooh, ooh love hurts... 
Ooh, ooh love hurts

AMAR DUELE
Keith Richards-Norah Jones

Amar duele, el amor hace cicatrices, el amor hiere, y estropea
Cualquier corazón, que no sea resistente o lo bastante fuerte
Para aguantar mucho dolor, aguantar mucho dolor
El amor es como una nube, que guarda mucha lluvia
Amar duele… ooh, ooh, Amar duele

Soy joven, lo sé, pero aun así, sé una cosa o dos
Las aprendí de ti
Realmente aprendí mucho, realmente aprendí mucho
El amor es como una llama, que te quema cuando está caliente
Amar duele… ooh, ooh, Amar duele

Algunos tontos piensan en la felicidad
La dicha, la unión
Algunos tontos se engañan a ellos mismos
No me engañan a mi

Sé que no es verdad, sé que no es verdad
El amor es solo una mentira, hecha para entristecerte
Amar duele… ooh, ooh, Amar duele…
Ooh, ooh Amar duele.



EL MOSAICO DE HOY

Con permiso de Mr Sutherland, Mr Ameche, o Mr Pleasance, a quienes queremos, admiramos y por quienes sentimos un profundo respeto, este es y seguirá siendo siempre nuestro Donald favorito.