domingo, 15 de enero de 2017

Gus mornins, 16/1/17


“El diablo siempre mezcla verdades con mentiras, para así confundirnos” (William Peter Blatty).

Guuud mornins, cinéfilos.
Pues en el gus siempre decimos la verdad y nunca engañamos a nadie. Y así es probable que esta mañana os haya pillado el atasco en plena autopista, y que en lugar de refunfuñar y acordarte del padre y la madre del de delante como siempre no os haya importado demasiado. Es probable que incluso el coche te haya dejado tirado como aquel (tranquilos que hoy el gus me toca a mí) y os haya traido al fresco. Puede que hayáis llegado tarde a la oficina y hayais esbozado una sonrisa, una reverencia y unos paso de claqué delante del jefe que os miraba malcarado. Es lo que pasa cuando te dan en la chepa con una varita mágica y eso nos ha pasado a más de uno este fin de semana.
Parece mentira pero este fin de semana también han pasado otras cosas como que se cumplieron 70 años del fallecimiento de Humphey que nos da los buenos lunes con su milenario halcón en las manos. O que se ha muerto el señor que escribió cosas como ¿Has visto lo que hace la cochina de tu hija?” y nos presentó al padre Karras hace ya más de 40 años. Os podéis creer que la película sigue estando a día de hoy en mi lista de asignaturas pendientes. A mis veintitantos ya.

En lo que a mí respecta el sábado pasado después de mucho tiempo fui al teatro, que no solo de celuloide vive el hombre. Y acudí a ver a ese señor bajito de estatura pero inmenso en talento que se llama Eduard Fernández. Al frente de la compañía del Teatro Romea con un destacado plantel de actores nos represento una versión de “Panorama desde el puente” de Arthur Miller. Eduard estaba algo resfriado – como la mitad del reparto y de los espectadores que con este frío- pero despachó una impagable interpretación del acomplejado Eddie Carbone. Marina Comas estuvo también soberbia dando vida a una Beatrice menos ingenua quizá de la que ideara inicialmente quien fuera marido de Marilyn. Y Pep Ambrós- a quien este año hemos podido ver en “El olivo” de Bollaín- y el resto del elenco. Después de la función el teatro tuvo a bien organizar un encuentro con los actores, un minicoloquio en el que los protagonistas respondían desde el escenario a todas cuantas preguntas quisieron hacerles los espectadores. La compañía manifestó su cansancio y yo creo que había aceptado a regañadientes la propuesta del teatro. Aún así un lujo poder compartir unos minutos con Eduard y su equipo. Yo que soy muy tímido no tuve ocasión ni arrojos para hablar con ellos- recuerdo en una ocasión en Donosti en un encuentro con Pablo Larrain que se me ocurrió hacerle una pregunta y me salió un chorrito de voz tan pequeño que me quise morir de la vergüenza. En cualquier caso, Eduard si por casualidad lee el gus, cosa que no creo pero que le iría muy bien y yo creo que hasta le gustaría porque se ve que es usted un cachondo,  muchas gracias por lo del sábado. Todo un placer.

Todo un placer también compartir el gus un lunes más con vostros. Mañana estará con vosotros el Sr Bardés y quien sabe si se nos marca unos pasos de baile disfrazado de Fred Astaire. Seguro que nos sorprende y lo pasamos bien. El viernes os espero con los estrenos, aunque vengan sin estrellas.

TUBULLAR BELLS 
(Mike Oldfield)



Y la versión más moderna o TUBULLAR BELLS II


EL MOSAICO DE HOY


4 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Ay Madre, uno llega los lunes con una emoción a leer los guses como si estuviera a punto de comenzar una "audición", que somos muchos los que tenemos en la sensación, yo sólo soy "alguno entre la multitud", pero las cosas son así, Dex consigue que cada lunes (y cada viernes) sean "otro día de sol" aunque fuera caigan chuzos de punta. Y así con la alegría pintada en la cara nos pasamos el día y llegamos a "una noche maravillosa", la energía que nos aporta es para "provocar un incendio" y mirar al cielo y ver "la ciudad de estrellas" que la noche nos ofrece.

Y el caso es que yo tenía miedo cuando Dex decía que este fin de semana habían pasado otras cosas que hablase de Sergio Ramos, pero no que la cosa iba del autor de "El exorcista" como si a alguno nos diese tanto miedo como el minuto noventa y tantos de un partido del Madrid.

Y Boggie...no me digas que en esa imagen no luce más que con un Oscar, a veces es mejor tener algo que está hecho con el material con que se hacen los sueños que que te premien por hacer soñar...o no, también eso mola.

Yo soñaba que bailaba claqué....

Abrazos bailando

César Bardés dijo...

Yo no he soñado nada de eso pero he de reconocer que mis sueños tienen envidia de los vuestros.
En cualquier caso, hay que decir que William Peter Blatty, que nos dejó este fin de semana, se hizo cargo del guión y la dirección de "El exorcista III" que es una película muy, muy apreciable con George C. Scott luchando contra el maligno y dejando el listón muy alto porque John Boorman lo había bajado a las profundidades con "El exorcista II" que era un auténtica truño y que, por no dar, no daba ni pena. Pero la III era otra cosa, ahí sí que el acojone era más mordiente, incluso que en la primera y ahí es donde yo voy a parecer un hereje.
Aún reconociendo que la primera está bien, es una buena película y demás...juro por lo más sagrao que a mí es una película que jamás me dio miedo. Ni por activa, ni por pasiva. Ni siquiera me provocó una inquietud de esas tipo Stanley, o tipo Rob, no. Nada de nada. Quizá a ello ayudó la mediocre interpretación de Jason Miller como el Padre Karras (un actor bastante, pero bastante justito para hacer frente a un personaje de ciertas complejidades) o que yo no vi nada de pánico en el puré de guisantes que la niña escupía, ni nada de nada. En ese mismo registro soy mucho más fan de "La profecía" que de "El exorcista". La semana que viene hablaremos de ella en ese estupendo programa de radio que se llama "La gran evasión" cuyo jefe afirma, sin ambages y sin ruborizarse ni un pelo, que no le gusta cierta reciente película musical porque es "poco realista".
En fin, huevos en latín, como decía mi madre. Y no, no estoy poseído. Que el gus alegra la mañana y que tengo que preparar el de mañana que me pilla el toro. País.
Abrazos con zapatos bicolor.

CARPET_WALLY dijo...

Pues tiene razón el jefe, que te lo digo yo. Los jefes siempre tienen razón y tienen los huevos de latón también. Para peli musical realista "Cantando bajo la lluvia", sin duda.

Abrazos por huevos

Anónimo dijo...

Maño yo también veré a Eduard en los Teatros del Canal!!!

Besos entusiamados!!!!

Albanta