viernes, 31 de marzo de 2017

GOOD MORNING 31-3-2017

“Dos cosas contribuyen a avanzar: ir más deprisa que los otros, o ir por el buen camino”. Descartes (nació el 31-3-1596…hoy habría cumplido 421 años, un niñato para Albanta)

Gusss Morninsss cinéfilosss nos de God.

Pues sí, aquí me tenéis otra vez, como un miércoles cualquiera (aquí también hay sitio para los guapos, dijo ayer premonitoriamente Bardés). El caso es que no sé si Dex se pasó con el orujo, si el bombero se volvió torero y fue receptivo a sus requiebros o simplemente ha querido escaquearse de comentar los estrenos de esta semana que son para encerrarse en un bar y ponerse hasta el recto de carajillos. El caso es que indispuesto o demasiado puesto me ha pedido que le cubra…que le tape…que…que haga yo el gus de este viernes y que me lo compensará algún día sin necesidad de que se me estropee el coche ni nada. Y yo que soy de natural buena gente de esos que en situaciones extremas nunca os fallaría (con a, aclaremos) he accedido a reseñaros el espanto de la nueva cartelera semanal.

Tan mala no puede ser, os diréis sin conocimiento de causa, pues lo mismo no, pero como yo tampoco lo tengo os anticipo lo que me da en la nariz y no es un pañuelo.

Esta es la semana de los documentales, hasta 4 nos pueden hacer más divertida la tarde si se nos ocurre ir a ver alguno de ellos.

Tenemos por ejemplo un documental británico (antes europeo) sobre El Bosco, su título lo dice todo “EL FASCINANTE MUNDO DE EL BOSCO” y recorre el fascinante mundo del pintor holandés a través de la mejor exposición retrospectiva sobre él que se realizó en 2016 en Den Bosh, entre los comentaristas encontraremos un viejo conocido de los Cineforum-culos, el director Peter Greenaway.

Otro mucho menos sesudo nos destripa los entresijos de una de las galas de la moda más famosas del mundo, la Met Gala, que reúne a todo aquel que es alguien en esto de la moda y los vestiditos. Su título es “THE FIRST MONDAY IN MAY”, porque por lo visto tal gala se celebra el primer lunes de Mayo, que hay que decíroslo todo.

Pero si queréis droga dura, podéis ir a ver “THE ART OF LIFE” que trata sobre la vida y obra de uno de los directores de cine más aclamados e incomprendidos (que es muy difícil de entender, el muchacho)  de todos los tiempos y ese ser no es otro que David Lynch. ¿Quién creéis que ha podido penetrar en el universo tan personal de tan personal director? Pues otro tipo tan personal como él o más…y que se llama David Lynch. Que lo mismo mola, pero llevad bicarbonato por si acaso.

Venga, que los españoles también documentamos muchas cosas, y aunque haya muchas cosas muy documentadas siempre se pueden redocumentar porque ahora la tecnología ha avanzado mucho y se pueden obtener estupendas imágenes que antes era muy complicado. Pues eso, que desde Feliz Rodriguez de la Fuente nadie se ha ocupado del oso pardo cántabro, pues allá que vamos a hablar de las maravillas de tan idílica región con el documental “CANTABRICO”. Pues eso, que si nos lo ponen en la 2 nos echamos una siesta del 15, pero en el cine lo mismo vamos y nos gusta.

Ale, pues ahora vamos a la ficción, bueno quizá no tanto porque para los pequeños de la casa los pitufos existen, pues claro que sí y son azules y hay doscientos mil, pero pitufina sólo hay una , como las madres. Y que hace una chica rodeada de machotes, pues normalmente romper corazones, pero aquí sin vestigios machistas de por medio, lo que hace es liarla parda. ¿Por qué? Pues porque se va a buscar algo que la llene porque se aburre sin tener ocupación conocida…¿queréis saber mas? Pues acercaos al cine y disfrutad de “LOS PITUFOS: LA ALDEA ESCONDIDA”.

Y es que eso es lo que pasa por creer en Pitufos y en los cuentos de hadas, que eso es lo que le pasa al protagonista de una peli franco-española. Un chaval del siglo XX decide ir a buscar a la princesa de un reino que está anclado en el siglo XIX porque su princesa se quedó traspuesta desde hace una eternidad. Pues al chaval no se le ocurre otra cosa que ir a despertarla, que como tenga el mismo despertar que mi hija, ya le diría yo que no se le ocurriese porque por muy peligrosa que sea la aventura será mucho mejor que el “premio” que le iba a esperar cuando abriese los ojos. “LA BELLA DURMIENTE” se llama la peli, mira tú que original.

¿Y para más mayorcitos?, pues también tenemos, que hay una peli que apunta a ser tierna, simpática y lacrimógena a partes iguales de nacionalidad franco-británica, que parece que los franceses no saben hacer nada solos. El protagonista es Omar Sy, aquel que bailaba muy bien a rimo de Earth, Wind and Fire en “Intocable”, o al menos lo hacía mejor que un paralítico y una panda de abuelorios. Aquí interpreta a un ligón al que le sueltan un buen día un bebé diciendo que es hija suya, el pobre se va apañando como puede hasta que la cría tiene 10 años y cuando más felices son, llega la madre (pitufina o no) a estropear la cosa porque dice que se quiere llevar a la niña…Ufff, tiene una pintaza, se llama “MAÑANA EMPIEZA TODO” y casi que  la empezamos a ver mañana…o nunca.

Otra, otra, que estoy que lo tiro. Venga pues aquí los americanos se marcan una de proporciones bíblicas. ¿Qué hizo Jesús durante su andadura en solitario de 40 días y 40 noches en el desierto? Ni puta idea, que sabemos que le tentó el diablo pero porque nos lo han contado así…como lo de los pitufos…pero como no estamos muy seguros, nos lo inventamos y así han puesto a Ewan McGegor (que por cierto cumple años hoy, felicidades) a pasarse una temporada de ayuno y oración y lo llaman “ULTIMOS DIAS EN EL DESIERTO” y el que quiera verla que vaya bebido de casa. Sin sed, quiero decir, aunque lo mismo unas copitas ayudan a pasar el trago.

Ea, que ya queda poco. La española de la semana se titula “TODO MUJER” y no va de pitufinas ni nada de eso, aunque si de una mujer sola interpretada por Isabel Ordax que vive en un caserón destartalado y que se conforma con una gallina que a diario pone un huevo que le sirve a la pobre para mantenerse. Eso es alimentación sana y lo demás son tonterías. Pero lo que son las cosas, un día todo cambia cuando conoce a un mendigo y se lo lleva a casa para cuidarle. Te partes, vamos.

Venga, pues habrá al menos un blockbuster que echarse al gañote. Pues claro, tenemos “GHOST IN THE SHELL”. ¿Y eso que é? os preguntaréis por haceros los ignorantes, pues ya sabéis, la de Scarlett, la Johanson (no aquella que nos amenizaba tanto hace la porra de años). Que si, que es esa que es mitad máquina, mitad persona y pega tiros y lucha con androides terroristas y…bueno está basada en un comic animé que, para los que no sepáis japonés, va de chicas dibujadas muy sexys y que tienen aventuras sin fin y superpoderes y esas cosas, en los comics además hay mucho sexo, pero a los americanos les habrá dado por el seso…esparcido, si eso.

Pues sería esa la apuesta de la semana, ¿no? Pues no amigos, no se vayan todavía que aún hay más. Hay otra película, también coproducida, en este caso entre los USA y ….no, los franceses no, los finlandeses. ¿a que apunta a gafapasta como Dex? Pues no os vengáis muy arriba que tampoco. Se llama “MESA 19” y la propongo de apuesta por puro descarte y porque la premisa me parece simpática. La mesa 19 del título es la que asignan los contrayentes de una boda a los invitados que han acudido a la ceremonia cuando nadie lo esperaba, vamos de esos que dices, invita a tal que no va a venir y mandará un buen regalo…pues eso, que luego se presentan y te descuadra todo, ¿Qué hacer? pues les encasquetas en la mesa 19 y arreando. Así que en esa mesa se juntan un grupo de inesperados invitados de lo más variopinto y ahí puede ocurrir cualquier cosa. La prota es Anna Kendrick que desde que la vi en “Up in the air” me cae cada vez mejor. Así que esta si es nuestra (mia) APUESTA DE LA SEMANA.

Y ya se acabó. Que mamón el amigo, 11 pelis me ha dejado para su propio disfrute.  Y para el vuestro, si habéis logrado llegar hasta aquí un regalito que os merecéis. Dice mi hija que para las pruebas de la RESAD (la escuela superior de arte dramático) tiene que cantar una canción, ella había elegido una, aunque ahora le han dicho que tiene que ser en español y anda dándole vueltas a ver que elige. El caso es que ella como estaba preparándola se pasaba el día canturreándola. Para que no me quede yo sólo con el soniquete os la pongo y así la escucháis vosotros también, ella dice que es preciosa y yo estoy de acuerdo.

"(THEY LONG TO BE) CLOSE TO YOU". Carpenters

Why do birds suddenly appear, ev'ry time you are near?
Just like me, they long to be close to you.
Why do stars fall down from the sky, ev'ry time you walk by?
Just like me, they long to be close to you.

On the day that you were born the angels got together.
And decided to create a dream come true.
So, they sprinkled moon dust in your hair of gold,
And star-light in your eyes of blue.
That is why all the girls in town follow you all around.
Just like me, they long to be close to you...

On the day that you were born the angels got together.
And decided to create a dream come true.
So, they sprinkled moon dust in your hair of gold,
And star-light in your eyes of blue.
That is why all the girls in town follow you all around.
Just like me, they long to be close to you...
Just like me, they long to be close to you...


(SUSPIRAN POR ESTAR) CERCA DE TI. Carpinteros.

¿Por qué los pájaros aparecen
de repente cuando tú estás cerca?
Al igual que yo, suspiran por estar
cerca de ti.

¿Por qué las estrellas caen del cielo
cada vez que caminas?
Al igual que yo, suspiran por estar
cerca de ti.

El día que naciste,
los ángeles se reunieron,
y decidieron hacer un sueño realidad.
Así que espolvorearon polvo lunar sobre tu
dorado pelo, y luz de estrellas en tus ojos azules.

Es por ello que todas las chicas de la ciudad
te siguen a dondequiera que vayas.
Al igual que yo, suspiran por estar
cerca de ti.

El día que naciste,
los ángeles se reunieron,
y decidieron hacer un sueño realidad.
Así que espolvorearon polvo lunar sobre tu
dorado pelo, y luz de estrellas en tus ojos azules.

Es por ello que todas las chicas de la ciudad
te siguen a dondequiera que vayas.
Al igual que yo, suspiran por estar
cerca de ti.
Al igual que yo,
suspiran por estar
cerca de ti.

Uaaaaaaaaaaaaaaaaa, cerca de ti (x4)





MOSAICO

Bueno pues hoy hace 9 años que una gripe se llevó a Julius Dassin, más conocido como Jules, el hombre era estadounidense y comenzó en Hollywood como ayudante de dirección del maestro Alfred Hitchcock, luego ya empezó a dirigir sus propias cosas, sobre todo en el cine negro, como la magnífica “La ciudad desnuda”, pero llegó la época de la caza de brujas del Macarthismo y se vio obligado a emigrar a Europa donde afrancesó su nombre. Aquí hizo maravillas como “Rififí” o “Nunca en domingo” y se casó con Melina Mercouri que también protagonizó su último gran éxito “Topkapi” (aquí Melina y Maximilian Shell apreciando la belleza de la daga objeto de su fantástico robo)





jueves, 30 de marzo de 2017

GUUUD MORNINS 30-03-2017

"Ir a Hollywood y no acostarse con Warren Beatty es como ir al Vaticano y no visitar al Papa" Sonia Braga

   Guuud mornins cinéfilos.  Jueves 30 de marzo. Pues sí, eso se decía de nuestro protagonista de hoy, auténtico sex-symbol de los años 60 - 70, décadas en las que tuvo relaciones sentimentales con Vivian Leigh, Brigitte Bardot, Natalie Wood, Cher, Diane Keaton, Barbra Streisand, Faye Dunaway, Madonna... hasta que la gran Annette Bening le echó el lazo y se lo quedó para ella.  Algunos dicen que en la última gala de los Oscar, en el famoso momento de la tarjeta equivocada, Warren en realidad miraba al público pensando: ¿con cuántas de éstas señoritas me acosté en mis años mozos? ¿Y cuánta de éstas jóvenes actrices podrían ser mis hijas?

  Warren Beatty cumple hoy 80 años. Felicidades. Porque, además de sus romances o su involuntario protagonismo en la gala de los Oscar, y además de ser hermano de Shirley Maclaine, éste señor tiene una carrera cinematográfica importante. Sus comienzos los dio en los escenarios de los teatros para dar el salto a la gran pantalla directamente con un papel principal, nada de empezar con pequeños papeles o roles secundarios. Así, protagonizó "Esplendor en la hierba", de Elia Kazan. con una inmensa Natalie Wood, donde Warren y Natalie viven un amor prohibido por sus respectivos padres en una sociedad con demasiados tabúes, y ése final donde ella le visita a él, éste ya con otra mujer, y ambos saben que su oportunidad pasó, que ya no volverá a volver. No todas las películas tienen un final feliz.

  Después vinieron otros films como "Su propio infierno" o "Acosado", hasta que el propio Warren buscó financiación y un director que le gustase para sacar adelante "Bonnie and Clyde",  auténtica road-movie, película de gangsters, romántica, violenta, divertida, con una Dunaway bellísima, y esos personajes tan definidos, con momentazos inolvidables como cuando Warren echa al tipo al que han secuestrado cuando éste le dice que es enterrador, y con ése final tan trágico, ése segundo congelado en el que  Bonnie y Clyde se cruzan la mirada, sabiendo que les han tendido una trampa y que van a morir, que su aventura ha terminado y que hasta aquí hemos llegado, pero mereció la pena, no lo dudes, lo volveríamos a repetir. Y sus cuerpos convulsionan mientras reciben decenas de tiros, ella dentro del coche blanco, él fuera, y en unos segundos después reina el silencio. Impactante.

  La historia de la banda de los Barrow está basada en hechos reales; seguramente la realidad no sería tan romántica ni tan espectacular, pero señores, ésto es cine, quien quiera realidad que vea el telediario.

  En la década de los 70 compaginó su rol de actor y el de director, protagonizando títulos como "Los vividores" o "Último testigo" y dirigiendo diferentes films, el más conocido "El cielo puede esperar", donde la historia del jugador de baseball que fallece prematuramente por la equivocación de un ángel novato y es devuelto a la tierra en otro cuerpo obtuvo 9 nominaciones al Oscar, aunque sólo consiguiera uno.

  Pero cuando le llegó el premio de la estatuilla dorada fue en 1981 por su trabajo en la dirección de "Reds", drama ambientado el la revolución rusa y coprotagonizado por Diane Keaton.

  Tras fracasos estrepitosos como "Ishtar" y éxitos de taquilla como "Dick Tracy", sus apariciones en películas han ido espaciándose mucho en el tiempo durante los últimos años.

  Ha sido homenajeado en diferentes festivales de cine, entre ellos el de San Sebastián, donde se le concedió el Premio Donostia.

  Bonnie Parker y Clyde Barrow, destinados a amarse mutuamente, destinados a morir juntos.

  CANCIÓN DE HOY

LA FUERZA DEL DESTINO (Mecano)

Nos vimos tres o cuatro veces
por toda la ciudad.
una noche en el bar del oro
me decidí a atacar.

Tú me dijiste diecinueve
no quise desconfiar
pero es que ni mucho ni poco
no vi de dónde agarrar.

Y nos metimos en el coche
mi amigo, tu amiga tú y yo
te dije nena dame un beso
tú contestaste que no.

Empezamos mal y yo que creía
que esto era un buen plan.

Aquella noche fue un desastre
no me comí un colín
éstas son sólo un par de estrechas
nos fuimos a dormir.

Pero la fuerza del destino
nos hizo repetir
dos cines y un par de conciertos
y empezamos a salir.

No sé si esa cara tan rara
un ojo aquí y un diente allá
o el cuerpecillo de gitana
mujer a medio terminar.

Tu corazón fue lo que me
acabó de enamorar.

Y nos metimos en el coche
mi amigo, tu amiga, tú y yo
te dije nena dame un beso
tú contestaste que no.

Empezamos mal y yo que creía
que esto era un buen plan.

Y desde entonces hasta ahora
el juego del amor
nos tuvo tres años jugando
luego nos separó.

Pero la fuerza del destino
nos hizo repetir
que si el invierno viene frío
quiero estar junto a ti.


EL MOSAICO DE HOY

Warren y Faye, tan guapos ellos.


  

miércoles, 29 de marzo de 2017

GOOD MORNING 29-03-2017

¿Podrías decirme, por favor, qué camino debo seguir para salir de aquí?.-Preguntó Alicia
-Esto depende en gran parte del sitio al que quieras llegar - dijo el Gato.
-No me importa mucho el sitio... -dijo Alicia.
-Entonces tampoco importa mucho el camino que tomes - dijo el Gato.
- ... siempre que llegue a alguna parte - añadió Alicia como explicación.
- ¡Oh, siempre llegarás a alguna parte - aseguró el Gato -, si caminas lo bastante!. Alicia en el País de las maravillas. Lewis Caroll



Gus morninsss cinefilossss.

Un día más sin nada que contar, sin haber hecho los deberes y sin un cumpleaños realmente interesante….bueno, el de Elle McPherson (53 le caen a la amiga) tendría su gracia si en vez de contaros su vida y su filmografía, que la hay (“Sirenas”, “El desafío”,…) colgara fotos en los que sale mona (todas).
Si al menos hoy fuera un día histórico y yo que sé, algún país comenzase su salida de la Unión Europea o algo así, podría dar para hacer un gus en condiciones, pero soy muy perezoso así que vamos a hablar de otra cosa. Creo que ha llegado el momento de volver a proponer palabras para el diccionario gusero, que ya hace mucho que no lo usamos.

Por ejemplo, leyendo el otro día el gus que nos mandó nuestra amiga la doctora, comprendí eso que nos contaba de que en momentos de angustia, de bajón y depresivos una película podía devolverle la fe, las ganas y parte de la alegría si no perdida algo escondida, y pensé que esa sensación no tenía palabra que la definiera. ¿Cómo llamar al poder sanador que tienen algunas películas cuando nos encontramos aquejados de algunos males…? Yo propongo: MEDICINE. Y su definición quedaría tal que así.

MEDICINE: Propiedades curativas de algunas películas que alivian el malestar mental y los dolores del alma. Píldoras fílmicas para la chichurria.


Se necesita también una palabra para definir a aquel listillo que en algunas conversaciones sobre películas nunca comenta nada sobre “Tiburón” o sobre “Los 7 magníficos” y pasa de puntillas sobre “Indiana Jones”, pero sin embargo alardea con desmesura de conocimientos del cine taiwanés, alaba incansable las maravillas del cine de Bangla Desh y sus directores de cabecera son Kiarostami, Wong Kar Wai y Passolini en su etapa azul. Aquel que en cuanto le mencionas un director americano , inglés o incluso español alarga su cuello para mirarte por encima del hombro aunque mida 35 centímetros menos que tú.  Ese tipo que cuando se habla de cine sabe lo que es bueno, sobre todo si no lo sabe nadie más, y que aburre innecesariamente porque no dialoga sino que da una clase magistral sobre lo que no domina ningún otro interlocutor, necesita una palabra que lo defina. Yo propongo CINEFORUM-CULO. Y la definición quedaría tal que así.

CINEFORUM-CULO: Pedante con ínfulas que  necesita darse importancia despreciando el cine que todo el mundo conoce reseñando films y directores de consumo minitudinario. Grano gafa-plasta. Peñazo sabihondo.


Hay otra palabra que también se necesita o que yo al menos echo de menos (valga lo que valga y redunde lo que redunde). Hay actores que por sus capacidades interpretativas causan espanto y generan miedo. A veces es porque se especializan en personajes terroríficos y su gran capacidad mimética hace el resto, pongamos por ejemplo Bela Lugosi o Boris Karloff, en otras ocasiones su falta de aptitud, sus excesos gestuales o defectos interpretativos asustan tanto que uno se plantea seriamente en ver una película que lleve asociado su nombre, aquí propongo al gran Steven Segal, pero pueden incluirse algunos más que dan bastante repelús según qué caso (desde Van Damme hasta Nick Cage, incluso). Yo creo que esa forma de actuar que impone al espectador más miedo que respeto, no tiene aún una palabra que pueda definirla adecuadamente. Yo propongo ACTORMENTAR. Y la definición quedaría tal que así.

ACTORMENTAR: Interpretación que causa rechazo, susto y disgusto. Sensación de inquietud y malestar que generan algunos actores por su impericia o su impudicia. Actuar de mala fé.  Dar fe de lo mal que actúan.


Y hay una situación relativamente nueva que aún no tiene vocablo que la explique con suficiente precisión. La calidad de las series de televisión ha crecido bastante, pero no tanto como su número y ahora mismo puedes acceder a una oferta televisiva en forma de series que parece el top manta del Rastro de Madrid. Pero hay algo que aun ha crecido más que ese maremágnum de nuevas series, los cinéfilos no sé si disminuyen pero los que crecen sin parar son los seriófilos. Hay gente que dice que no aguanta una película de dos horas y media, pero se mete maratones de 10 episodios de “Juego de Tronos” tan contenta. Yo conozco una pareja que se pusieron a ver el primer episodio de “Cuéntame” y empezaron con lo de: ¿vemos otro? Y se terminaron la serie entera de un tirón, cuando salieron parecían un náufrago con su barba y todo, al menos ella. Estos expertos en series suelen entusiasmarse explicando las bondades de series que ni sabías que existían, ni falta que te hacía, pero en su vehemencia comienzan con alabanzas técnicas, interpretativas, de guion y terminan por contarte toda la serie (las 16 temporadas) y hasta los diálogos. A esa charla sin fin sobre la serie que en ese momento están viendo y que siempre es la mejor de la historia de la TV, mejor incluso que la que te contaron la vez anterior que era la mejor de la historia de la TV entonces, debemos encontrar una palabra que la explique correctamente. Yo propongo DISERIERTACION. Y la definición quedaría tal que así.

DISERIERTACION: Explicación con todo lujo de detalles de la serie del momento, del momento del comunicador. Acumulación de alabanzas sobre sagas televisivas que buscan tanto convencerte de que te estás perdiendo algo único a lo que ningún ser humano debería renunciar como, en el caso del diseriertador, reafirmarse en que ha merecido la pena dedicarle 150 horas de su vida a chuparse todas las temporadas.


Hace algunos años en los cines, en casi todos, existía un profesional que linterna en mano te acompañaba hasta tu lugar, que ejercía de autoridad en la sala y que imponía el orden cuando algunos chicuelos estaban menos a la película que a sus chavalerías, en definitiva era un tipo que buscaba garantizarte un tranquilo disfrute de la sesión de cine. Ese sereno de cine desapareció y por el contrario ha aparecido el espectador que llega cuando ya ha empezado la película, que ilumina con su móvil de última generación medía sala para encontrar su localidad, que normalmente aun así se confunde y comienza una discusión con los que correctamente acomodados aseguran que sus asientos están dos filas más arriba, que una vez que ocupa su sitio comienza un festival de ruidos, porque van más cargados que el carro de Mercadona con la compra del mes, palomitas, cocacolas, caramelos, chocolatinas y un largo etcétera. Y una vez situados y dispuestos comienzan a comentar la película y anticipar escenas como si pensarán que iban a obtener un premio cada vez que acertasen. Ese tipo de nuevo cuño que parece empeñado en estropearte la proyección necesita una palabra. Yo propongo, por oposición al legendario profesional de antaño, INCOMODADOR. Y la definición quedaría tal que así.

INCOMODADOR: Indeseable personaje que amenaza con torturarte durante la proyección de una película y cumple su amenaza si tienes la mala suerte de que te separen de su asiento menos de 15 butacas. Patán egoísta que ni goza ni deja gozar de lo que se proyecta en la pantalla. Peliporculero.


 Bueno, por ahora yo creo que podemos detenernos aquí y dar paso a la música que tanto cambiar palabros me deja las meninges un poco dislocadas. Hay una canción que casualmente en estos días se ha cruzado en mi vida en no menos de cuatro ocasiones, yo creo que es una señal, así que aquí os la dejo porque aunque no tenga nada que ver con el tema de hoy (¿Qué tema?) fijo que la disfrutáis tanto como yo.


MOONDANCE (Van Morrison)

Well, it's a marvelous night for a moondance
With the stars up above in your eyes
A fantabulous night to make romance
Neath the cover of October skies
And all the leaves on the trees are falling
To the sound of the breezes that blow
And I'm trying to please to the calling
Of your heart-strings that play soft and low
And all the nights magic seems to whisper and hush
And all the soft moonlight seems to shine in your blush

Chorus:
Can I just have one a more moondance with you, my love
Can I just make some more romance with a-you, my love

Well, I wanna make love to you tonight
I can't wait 'til the morning has come
And I know that the time is just right
And straight into my arms you will run
And when you come my heart will be waiting
To make sure that you're never alone
There and then all my dreams will come true, dear
There and then I will make you my own
And every time I touch you, you just tremble inside
And I know how much you want me that you can't hide

Chorus

Repeat 1st verse

One more moondance with you in the moonlight
On a magic night
La, la, la, la in the moonlight
On a magic night
Can't I just have one more dance with you my love

BAILE DE LUNA (Van Morrison)

Bueno, es una noche maravillosa para un baile de luna
Con las estrellas por encima de los ojos
Una noche para el romance fanta-fabuloso
Baja la tapa de los cielos de octubre
Y todas las hojas de los árboles están cayendo
Con el sonido de la brisa que sopla
Y estoy tratando de complacer a la convocatoria
De tus cadenas del corazón que suenan suave y bajito
Y toda la magia de las noches parece susurrar en secreto
Y todo bajo la luna suave parece brillar en su rubor

Coro:
¿Puedo tener un solo baile de luna más contigo, mi amor
¿Puedo hacer algo más romántico, contigo, mi amor

Bueno, yo quiero hacerte el amor esta noche
No puedo esperar hasta que la mañana haya llegado
Y yo sé que es el momento justo
Y directo a los brazos correría
Y cuando vengas mi corazón estará esperando
Para asegurarse de que nunca estarás solo
Allí y entonces todos mis sueños se harán realidad, querida
Allí y entonces yo seré mi propio yo
Y cada vez que te toque, temblarás en tul interior
Y sé que lo mucho que me quieres que no lo puedes ocultar

Coro
¿Puedo tener un solo baile de luna más contigo, mi amor
¿Puedo hacer algo más romántico, contigo, mi amor

Un baile de luna más contigo en la luz de la luna
En una noche mágica
La, la, la, la luz de la luna
En una noche mágica
No puedo tener un baile más contigo mi amor?





MOSAICO

Bueno venga, seamos buenos con Elle que esta de cumple, que si algunas pueden presumir de ser chica Bond, hay otra categoría que es la de ser chica Wayne, no pocas han sido el ligue de Batman aunque ellas sólo estuvieran enamoradas del millonario. Ella también se ligó a Clooney al que le quedaba mejor el Armani que el trajecito de los pezones fuera, probablemente.





martes, 28 de marzo de 2017

GUS MORNINS 28/3/17

“¿Televisión? Nunca. No quiero que el público se vaya a hacer un pis o a prepararse un té mientras trabajo como un negro” Dirk Bogarde

Y es que este gran actor británico, que nunca figura en la opción preferida de muchos, hubiese cumplido hoy la friolera de 96 años. Para mí, ha sido uno de los más grandes actores del cine inglés, con una trayectoria muy especial. Nunca tuvo demasiados pelos en la lengua. Recordemos que Madonna, por ejemplo, dijo que, para ella, era el hombre más atractivo del mundo y él, cuando le preguntaron acerca de qué pensaba sobre ello, contestó: “Lo siento. No estoy interesado en la necrofilia”. Para los aficionados españoles siempre será el tipo que presidió el jurado del Festival de Cannes (“el infierno en la Tierra”, según él) y que, finalmente, otorgó el premio a la mejor interpretación a Paco Rabal y a Alfredo Landa por Los santos inocentes aunque también no se cortó ni un pelo cuando anunció que “en realidad, ustedes saben cuál es el mejor de los dos”. Bogarde fue un hombre peculiar y, sobre todo, un hombre de cine y teatro, serio y concienzudo, con algunas interpretaciones fuera de lo común.
Hijo del editor artístico del Times y de una actriz, participó en la Segunda Guerra Mundial con el rango de capitán sirviendo en inteligencia militar en los frentes del Pacífico y de Europa después de la invasión. De hecho, fue uno de los oficiales al mando de las tropas que penetraron en el campo de concentración de Bergen-Belsen, hecho que le marcó durante el resto de su vida desarrollando una considerable aversión hacia los alemanes aunque no tuvo ningún reparo en interpretar a oficiales nazis o, incluso, a participar en adaptaciones de autores teutones.
Bajo contrato con la Rank Organization, Bogarde alcanzó el rango de estrella con una serie de películas basadas en el personaje del doctor Simon Sparrow, un militar que se movía en el terreno de la comedia mientras trataba de salvar vidas allá donde iba, llegándolo a interpretar hasta en cinco entregas de enorme popularidad en el Reino Unido comenzando en 1954 con Un médico en la familia. A partir de ahí, dotado de un físico atractivo y muy particular, Bogarde comenzó a ganar prestigio trabajando con directores de primera línea como Joseph Losey, John Schlesinger, Luchino Visconti, Liliana Cavani, George Cukor, Jack Clayton, Richard Attenborough o Alain Resnais. A recordar varias interpretaciones que se han quedado en la retina de todos como el taimado mayordomo de El sirviente, una extraordinaria película en la que trata por todos los medios de invertir los papeles con su señor (interpretado por James Fox) al que termina por volver loco a través de la lujuria, el deseo, el sexo y el alcohol. O cómo olvidar al Gustav von Aschenbach enamorado de la misma belleza en Muerte en Venecia, tratando de alcanzar, con un último gesto, a la misma perfección bañada por los rayos del sol. O al atormentado profesor de Universidad que no sabe muy bien en qué mundo moverse, si la realidad o los sueños, arrastrado por el deseo y las ganas de saltarse todas las normas en Accidente, o esa rareza impresionante que es Providence donde hace una inspección de su vida y de las razones de la muerte en plena campiña francesa. O al terrible conserje que se acaba encerrando con una mujer en una habitación para matarse, literalmente, haciendo el amor en Portero de noche junto a una hipersensual Charlotte Rampling.
Optó al papel protagonista de Lawrence de Arabia pero le fue arrebatado por dos veces. La primera por Albert Finney, que llegó a hacer pruebas de vestuario y de cámara. Cuando Finney fue despedido antes de empezar a rodar, volvió a sonar su nombre pero David Lean prefirió a ese tornado que fue Peter O´Toole. Sin desanimarse, volvió a intentar hacerse con un papel en otra película de David Lean, Doctor Zhivago, pero el tirón de taquilla que en ese momento ostentaba Omar Sharif le negó el papel (todo un error pues Bogarde da mucho más el tipo de ruso que el actor egipcio). Unos años antes, en 1958, también estuvo en la nómina para interpretar el papel de Gastón en Gigi, papel que, finalmente, le arrebató un sosito Louis Jourdan (Dirk Bogarde cantaba excepcionalmente bien) y Bogarde fue una estrella, sí, pero más limitada al circuito de arte y ensayo, a las películas más bien “raras”, de taquillaje corto y memoria larga. Tal y como ocurrió, por ejemplo, en ese fresco de la ambición y la perversión que el propio Visconti rodó con él en La caída de los dioses, donde interpretó a un industrial, a un hombre de negocios que aún conservaba algo de ética en un ambiente de degeneración moral terriblemente cruel.
También habría que destacar su intervención en una película muy desconocida suya y que, en realidad, es la primera versión de La gran evasión, contada desde una perspectiva mucho más realista y verídica, que llevó por título Coraje es la seña, realizada en exclusiva producción británica y un año antes que el exitazo de Sturges. Por supuesto, no había persecuciones en moto ni nada parecido y la película es muy notable, pero quedó muy ensombrecida por las aventuras de McQueen y compañía.
La otra es su odiosa encarnación del Teniente General Browning en Un puente lejano, verdadero cerebro de la desastrosa Operación Market Garden que acabó en uno de los mayores fracasos de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial y que resulta, en todo lo referente a su intervención, uno de los puntos más fuertes de la película, haciendo gala de una falta de conciencia y de habilidad militar flagrante. Quizá un papel que solo podía sacarse con dignidad en la piel de un actor como Dirk Bogarde.
Paralelamente a su profesión de actor, resulta que Bogarde fue un escritor notable. Las críticas le describen como “un autor de inusitada elegancia” y se dedicó a publicar biografías, novelas y varios volúmenes sobre críticas de libros. Parece ser que Bogarde era bisexual. Se le conoció una relación con la actriz y modelo Capucine (después de que ella fuera abandonada por William Holden) y también parece ser que compartió muchos años de su vida con el representante Anthony Forwood. Más allá de eso, en 1961 protagonizó una película clave para el problema de la homosexualidad en el Reino Unido. Se llamó Víctima, de Basil Dearden, donde encarnó a un criminalista homosexual en una época en que tal condición estaba prohibida en Gran Bretaña (recordemos el caso de Alan Touring, que llegó a ser detenido). En cualquier caso, la película causó tal revuelo que unos pocos años después, y gracias a la polémica que despertó, el primer ministro Harold Wilson modificó las leyes sobre la homosexualidad otorgando la libertad de elección a los ciudadanos británicos. Todo un triunfo y una muestra más de que el cine puede cambiar el mundo.
Una de las películas que interpretó Dirk Bogarde en Estados Unidos (aparte de ese pedazo de rareza que es El ángel vestía de rojo, de Nunnally Johnson, donde interpretaba a un sacerdote en plena guerra civil que se enamoraba de una prostituta encarnada por Ava Gardner bajo la atenta mirada de un reportero con los rasgos de Joseph Cotten) fue Podría seguir cantando, al lado de Judy Garland. En esa película había una versión maravillosa del tema By myself, que ya había interpretado en el cine Fred Astaire en Melodías de Broadway 1955, de Vincente Minnelli pero que en la voz de Judy Garland resulta tremendamente desgarrador.

BY MYSELF (Arthur Schwartz/Howard Dietz)
I'll go my way by myself
This is the end of romance
I'll go my way by myself, love is only a dance
I'll try to apply myself and teach my heart how to sing
I'll go my way by myself like a bird on the wing
I'll face the unknown, I'll build a world of my own
No one knows better than I myself, I'm by myself alone
I'm sure that love's an overrated past time
It's the last time I'll ever be anything but fancy free
For love is just a junior high version, one way excursion
I'm sure that I am old enough to fly alone
And I'll face the unknown, I'll build a world of my own
No one knows better than I myself
I'm by myself alone, I'll go, I'll go by myself alone

POR MI MISMA (Arthur Schwartz/Howard Dietz)
Seguiré mi camino por mí misma,
Este es el final del romance.
Seguiré mi camino por mí misma, el amor es solo un baile.

Intentaré aplicarme a mí misma y enseñar a mi corazón cómo tiene que cantar
Seguiré mi camino por mí misma como un pájaro en el ala.
Encararé lo desconocido, construiré un mundo de mi propiedad
Nadie lo sabe mejor que yo misma, y por mí misma lo haré sola.

Estoy segura de que el amor estaba sobrevalorado en el pasado.
Es la última vez que estaré en todo salvo en mis sueños,
Porque el amor es solo una versión para jóvenes, una excursión solo de ida
Estoy segura de que soy suficientemente mayor para volar sola.

Y encararé lo desconocido, construiré un mundo de mi propiedad
Nadie lo sabe mejor que yo misma,
y  por mí misma lo haré sola, y seguiré, seguiré sola por mí misma.




Impresionante ¿verdad? Y el mosaico va dedicado a él, a este gran actor de físico inquietante y mirada afilada, atractivo y con un punto de rechazo. El gran Dirk Bogarde.






lunes, 27 de marzo de 2017

Gus mornins, 27/03/17

“ Estoy clavado,
Estoy herido,
Estoy ahogado en un bar “
(Maná)

Guuud mornins, cinéfilos:

Eso es lo que cantaban Mana en esa copla que tanto les gusta a la Yeni y a la Vane. Eso lo cantaban los mexicanos y lo podíamos estar cantando perfectamente nosotros, porque, lunes 27, ocho y pico de la mañana, y aquí seguimos, oiga, sin poder salir de este maldito antro. Esto la verdad que está empezando a pintar mal, la gente se está empezando a poner nerviosa y comienza a sacar lo mejor de si misma. Los víveres están empezando también a escasear (ya sólo nos quedan unas pocas bolsas de cacahuetes y de ganchitos) y el orujo pues tres cuartas partes de lo mismo. Yo no sé en qué puede acabar todo esto.

En la parte positiva, hay que decir que la cobertura ya se ha normalizado y por tanto nuestra comunicación con el exterior. Al menos puedo decir que este gus os llegará en condiciones. Y al menos también ya nos hemos puesto en contacto con varias fuerzas de seguridad que nos han prometido que en breves nos van a sacar de aquí. En concreto hemos hablado con la Guardia Civil, la Policía Nacional y Local, los Mossus y la Ertzaina y hasta el Mosah y la Guardia Vaticana. Y es un consuelo saber que Trump no ha empezado a construir el muro y resulta que pasaba por aquí.
La recuperación de las conexiones nos ha permitido también descargarnos por el torrent la mitad de las películas que comentamos por aquí el viernes. No creo que sea delito pues es un motivo de fuerza mayor y es que las horas aquí pasen lo más amenas posible.  Incluso como deferencia a don Matías nos hemos visto también NinotchkaEl maquinista de la General y La ventana indiscreta. Lo malo es que hay que contentar a todos y ayer hubo que contentar a Borja y nos tuvimos que tragar Holly MotorsEl eclipse y Armonías de Weickmeister, enteritas las tres y de una tacada.
Ya digo que los primeros días de camaradería han dado paso a otros en la que la tensión se masca en el ambiente. Don Matías y yo siempre estamos aquí para poner paz y procurar que no llegue la sangre al río. Y da resultado, creo que el bombero está empezando a ponerme ojitos… y la Vane también.
Lo último que se me ocurrió para mantener a la peña contenta y entretenida fue proponerles un transversal cinematográfico de esos que se marca aquí de vez en cuando el amigo. Y como estamos en un bar, que es de esos lugares tan gratos para conversar que decían aquellos, pues nuestro ranking les dije podría ir de bares de cine. He de decir que en principio el juego les entusiasmó pero poco a poco fue decayendo y al final la lista sobre momentazos de cine en bares  nos la hicimos entre Don Matías y yo. Y este fue el resultado.

10- Acción mutante (Álex de la Iglesia, 1993)


Como al bueno de Álex se le ha ocurrido hacer ahora una película contando una situación muy parecida a la que estamos viviendo nosotros ahora, decidimos comenzar nuestro top con un recuerdo especial para él. Y es que los bares están muy presentes en los films de este hombre. Basta recordar con que se destapó con el corto Mirindas asesinas, en la que el llorado Alex Angulo entraba en un local y se liaba a tiros con el personal porque el camarero no le proporcionaba una Mirinda. Después la tradición continuó y el grueso de la acción de su opera prima Acción mutante, valga la redundancia, transcurría en un garito del legendario planeta Asturiax. La troupe de Balada triste de trompeta solía reunirse en un bar a tomarse el cafelito todas las mañanas. ¿Y qué me decís de ese otro bar perdido en la noche del paisaje de los valles navarros y esos wáteres tan acabradabrantes que salían en Las brujas de Zugarramurdi?


9- Abierto hasta el amanecer (Quentin Tarantino, 1996)


Otro al que le gusta meter mucho los bares en sus películas, amén de otras cosas, es el amigo Quentin. El arranque de Reservoir Dogs tenía lugar en torno a una mesa y a unos cafés y a una tertulia sobre el significado místico filosófico del Like a virgin de Madonna. Luego vendría Pulp Fiction con Uma y John bailando el twist en aquel bar tan años cincuenta o con Marcelus Wallace recibiendo a sus dos matones detrás de la barra de uno de sus locales. Incluso cabe hablar de la francachela que se llevaban entre sí los oficiales nazis de Malditos bastardos jugando a las cartas y haciendo chanzas. Y claro la espectacular Salma.

8- El apartamento (Billy Wilder, 1960)

Esta le gustó mucho a Don Matías, y a mí, no te jode. Es el momentazo en el que C.C Baxter ha descubierto todo el pastel de la señorita Kubelick y en la noche del 24 de diciembre se va a ahogar las penas al garito de la esquina. Allí se encuentra con una rubia que le cuenta que su marido está preso en las cárceles cubanas y que también necesita compañía y desahogo en una noche tan especial.  Era por supuesto un bar diferente al punto de encuentro entre la ascensorista y el señor Sheldrake. El tío Billy era otro de los que gustaba de pasarse de vez en cuando por el bar. Recordemos que eran como la segunda casa de Ray Milland en Días sin huella o que gran parte del argumento de Irma la dulce se desarrolla en una brasserie parisina.


7- El secreto de sus ojos (Juan José Campanella, 2009)


El tipo puede cambiar de todo. De cara, de casa, de familia, de novia, de religión, de dios. Pero hay una cosa que no puede cambiar Benjamín. No puede cambiar de pasión.
No lo dice un borracho cualquiera en plena disertación filosófica antes de ser puesto de patitas en la calle por el camarero. Lo dice el gran Sandoval, y pertenece a esa magistral película que le recomiendo vivamente a usted, don Matías. Porque es uno de los últimos grandes clásicos que nos ha regalado el cine.

6-Los Hermanos Marx en el Oeste (Edward Buzzel, 1960)


Qué sería de nosotros, los cinéfilos, sin el western. Y cada uno de esos westerns tiene su propio bar, su local y su saloon. Con sus chicas, su pianista, sus tahúres, su camarero. Entre su personal gente muy distinguida como ese fregaplatos de El hombre que mató a Liberty Valance que atiende al nombre de James Stewart.


5 El resplandor (Stanley Kubrick, 1980)
Sí, claro, Jack Torrance vivía muy estresado escribiendo su novela en aquel hotel de la montaña, y necesitaba su esparcimiento. Por eso Mr Stanley colocó un bar en el edificio, aunque mucha parroquia no tenía. Probablemente más de uno se MORIRÍA de sed. La escena mereció un homenaje en la reciente Passengers de la Yeni.


4- La jungla de asfalto (John Huston, 1950)


Y qué me decís de esa atmósfera tan especial que se respira en los bares de las películas de cine negro. Donde el humo ciega nuestros ojos y donde en las trastiendas se ventilan los asuntos más turbios de la ciudad y de los bajos fondos entre partida y partida de póker. Esos misteriosos encuentros en donde el protagonista se cita con alguien que le va a proporcionar una valiosísima información siempre se producen al otro lado de la barra de un bar.


3- En busca del arca perdida ( Steven Spielberg, 1981)


Hasta el Himalaya se iba nuestro querido Indiana para buscar a su Marion del  alma para pedirle ayuda. Se la encontraba en un garito perdido en el medio de la nada tumbando a los parroquianos que osaran desafiarla chupito va chupito viene. Aquí el bombero y Julián han decidido someterse a un reto similar y no os quiero contar lo que ha pasado.

2- La guerra de las galaxias. Episodio IV (George Lucas, 1977)


Harrison también solía frecuentar esta otra cantina mítica situada en un rincón muy muy remoto del espacio sideral. Allí iban especímenes de lo más variado, había peleas, jaleo y de todo. Allí iban Luke y Obi Wan a contratar los servicios de Han. Y mira tú por dónde al final resulta que Luke y Han ¡¡¡ eran cuñados¡¡¡ La galaxia es un pañuelo


1-Casablanca (Michael Curtiz, 1942)


Claro, todo el mundo va a Rick, y no me extraña que de todos los que hay en el mundo ella acabara eligiendo ese . Porque el dueño tiene la nacionalidad y la patente de borracho, porque allí está Sam que siempre te recibe con una sonrisa y la canción adecuada. Porque siempre se detiene a los sospechosos habituales. Y aunque se juegue (qué escándalo). Porque el dueño es un duro pero en el fondo es un blando que deja ganar a la ruleta a cualquiera. Porque se canta la Marsellesa más alto que en ningún otro lado. Y porque en definitiva, nunca pasa de moda, así que pase el tiempo.


Pues, aquí también pasa el tiempo, pero muy muy despacito. A ver si el viernes ya consigo hacer un gus como Dios manda. Alzo mi copa de orujo para que la semana sea propicia y para que mañana César Bardés os prepare un programa niquelado. Uy, os dejo, me voy a poner un disco a la máquina que le he prometido un baile a la Vane y se está poniendo muy pesada.

EN EL ÚLTIMO TRAGO
Chavela Vargas

Tómate esta botella conmigo 
en el último trago nos vamos 
quiero ver a qué sabe tu olvido 
sin poner en mis ojos tus manos 
esta noche no voy a rogarte 
esta noche te vas que de veras 
que difícil trata de olvidarte 
y que sienta que ya no me quieras 
Nada me han enseñado los años 
siempre caigo en los mismos errores 
otra vez a brindar con extraños 
y a llorar por los mismos dolores 
Tómate esta botella conmigo 
en el último trago me dejas 
esperamos que no haya testigos 
por si acaso te diera vergüenza 
si algún día sin querer tropezamos 
no te agaches ni me hables de frente 
simplemente la mano nos damos 
y después que murmure la gente 
Nada me han enseñado...


EL MOSAICO DE HOY