miércoles, 1 de marzo de 2017

GUUUUD MORNINS 02-03-2017

 "A veces soy dos personas. Johnny es la buena. Cash causa de todos los problemas. Luchan" (Johnny Cash)

Guuuuud mornins cinéfilos. Jueves 2 de marzo, ya asoma la primavera por allí, a la vuelta de la esquina. Después de los carnavales y un miércoles de ceniza tardío, avanzamos los días con objetivo de llegar al fin de semana en las mejores condiciones posibles. Porque no se vosotros, pero mi último fin de semana fue de lo más raro. Resulta que andaba yo por Los Ángeles, porque siempre quise ir a L.A. como dice la canción, y paseando por las calles me topé con un grupo de personas a las afueras de un teatro que intentaban fotografiar a otro grupo de gente que entraba a dicho lugar. Picado por la curiosidad, me asomé entre la gente cuando allí veo a mi amiga íntima Emma Stone, y al verme se puso a gritar como loca: "Indiiiiiiiii!!!" De éste modo,  me vi en un santiamén con una copa en la mano saludando a directores, actores, actrices y  productores del mundo del celuloide del brazo de la fantástica Emma.    Animados por un público tan selecto, Emma y yo nos marcamos el baile de "Lovely Night" de La La Land, dejando a todos entusiasmados con nuestro arte de bailar. Éramos los reyes de la fiesta. 

  Y ya llevábamos unas cuantas copas cuando comenzó a sonar la música del comienzo de la gala, y como no tenían previsto asiento para mí, me colocaron detrás del escenario, con unas vistas inmejorables al espectáculo. Allí se hallaba un chico con el que entablé conversación en mi perfecto inglés con acento vasco, y por lo que le pude entender, a él le habían encomendado dar unos sobres a todos los que tenían que subir al escenario a dar los premios. Con una profesionalidad digna de mención, el muchacho repartía los sobres con total precisión. Entre premio y premio, claro ,  nos tomábamos alguna copa que otra, para no deshidratarnos y eso. Ya cuando la gala estaba llegando a su fin, apareció por allí la despistada Scarlett Johannson, que aburrida de la gala curioseaba por aquí y por allí, y el muchacho se quedó prendidamente enamorado de ella. Sabiendo cómo son los amores juveniles, le dije, "Dont worry, my friend, go with Scarlett and be happy together" . El muchacho de éste modo se fué con la Johannson, eso sí, no antes de darme instrucciones detalladas de cómo entregar los sobres que quedaban todavía pendientes. Y así me vi yo, sólo y medio borracho, con los sobres en la mano, más feliz que una perdiz. Cuando ya llevaba unos cuantos repartidos, aparecieron por allí Bonnie Parker y Clide Barrow, ídolos de mi juventud aunque un poco arrugados ya, y con la ilusión de saludarles y pedirles un autógrafo nos pusimos los 3 a brindar con cava, hasta que un señor con micrófono y muy mala leche dio cuatro gritos y llamó a la pareja para que subieran al escenario. "El sobre, el sobre..." me dijo Clide, con su español tan peculiar. Y yo. que para entonces ya no distinguía entre un sobre y una lechuga, pues agarré uno al azar y se lo di.  Luego resultó que no era el que debiera de ser y que se armó un lio de muy padre nuestro. En fin, yo por si acaso me largué al aeropuerto sin que nadie se diera cuenta y desaparecí del mapa, no fuera que se la tomaran conmigo por tan insignificante error. Además, si de alguien fue la culpa, es de Scarlett, por ser tan guapa y enamorar al muchacho.

  Dejémonos de premios y centrémonos en el tema de hoy, que diréis que os he soltado éste rollo porque no había preparado nada. Pues no. Hoy os voy a hablar de un actor que quizás no le diesen nunca ningún Oscar ni ningún premio gordo, pero sin embargo nos aparece en numerosas ocasiones en la pantalla pequeña en ésas pelis del oeste que nos emiten una y otra vez por las tardes. Sí, porque un 2 de marzo como hoy, hace exactamente 30 años, falleció Randolph Scott. Este actor, rostro tan popular como acartonado de las películas de los años 40 - 50, iba en principio para ingeniero civil, pero una vez licenciado y por medio de la amistad entablada con Howard Hughes en la facultad, se introdujo en el mundo del cine. Después de pasar por una escuela de interpretación, fue poco a poco obteniendo pequeños papeles, hasta que la Paramount le fichó y le dio a conocer como el nuevo galán de Hollywood. De aquellos años 40 destacan sus papeles en "La isla de las almas perdidas" o "El último mohicano", donde interpretaba a Ojo de Halcón. Su amistad con Cary Grant siempre fue muy comentada, incluso se decía que estuvieron liados, pero ambos terminaron casándose con mujeres años después, según dicen algunos presionados por las compañías cinematográficas. Con su amigo Grant rodó "Mi mujer favorita" en 1940.   

  Después de participar en diferentes films como "Espíritu de conquista" o "El capitan Kidd", la década de los 50 fue la más exitosa para Randolph, ya que fundó su productora y así participó en numerosas películas, muchas de ellas westers, como "Decisión en Sundown" o "La calle sin ley".  Su último papel fue en "Duelo en la Alta Sierra". de Sam Peckinpah, en 1962. El rostro de Randolph siempre lo asocio a las películas que veíamos los domingos por la tarde en el cine del pueblo en nuestra infancia. Su imagen de galán atractivo, con sombrero de vaquero, camisa  y pañuelo al cuello es de las que se te quedan para siempre. Qué tiempos aquellos.

  El que hubiera cumplido la semana pasada 85 años es el inolvidable Johnny Cash, a quien también recordamos hoy para redondear la mañana, con su genial "Man in Black".




MAN IN BLACK (Johnnie Cash)

Well, you wonder why I always dress in black,
Why you never see bright colors on my back,
And why does my appearance seem to have a somber tone.
Well, there's a reason for the things that I have on.

I wear the black for the poor and the beaten down,
Livin' in the hopeless, hungry side of town,
I wear it for the prisoner who has long paid for his crime,
But is there because he's a victim of the times.

I wear the black for those who never read,
Or listened to the words that Jesus said,
About the road to happiness through love and charity,
Why, you'd think He's talking straight to you and me.

Well, we're doin' mighty fine, I do suppose,
In our streak of lightnin' cars and fancy clothes,
But just so we're reminded of the ones who are held back,
Up front there ought 'a be a Man In Black.

I wear it for the sick and lonely old,
For the reckless ones whose bad trip left them cold,
I wear the black in mournin' for the lives that could have been,
Each week we lose a hundred fine young men.

And, I wear it for the thousands who have died,
Believen' that the Lord was on their side,
I wear it for another hundred thousand who have died,
Believen' that we all were on their side.

Well, there's things that never will be right I know,
And things need changin' everywhere you go,
But 'til we start to make a move to make a few things right,
You'll never see me wear a suit of white.

Ah, I'd love to wear a rainbow every day,
And tell the world that everything's OK,
But I'll try to carry off a little darkness on my back,
'Till things are brighter, I'm the Man In Black

HOMBRE DE NEGRO (Johnny Cash)

Bueno, se preguntan por qué siempre visto de negro, 
Por qué nunca ven colores brillantes en mi espalda, 
Y por qué mi apariencia parece tener un tono sombrío. 
Bueno, hay una razón que tengo para esas cosas. 

Visto de negro para los pobres y los derrotados, 
Viviendo en el desesperanzado y hambriento lado de la ciudad, 
Lo visto para el preso que hace mucho tiempo ha pagado por su crimen, 
Pero está ahí porque es una víctima de los tiempos. 

Visto de negro para los que nunca han leído, 
O escuchado las palabras que Jesús dijo: 
Sobre el camino de la felicidad a través del amor y la caridad, 
Por qué, podrían pensar que Él nos está hablando directamente a ti ya mí. 

Bueno, lo estamos haciendo poderosamente bien, supongo 
En nuestra moda de coches resplandecientes y ropa extravagante, 
Pero exactamente así seremos recordados, por esos que se abstienen
En ese frente debiera ser un hombre de negro.

Lo visto para los enfermos y solitarios viejos, 
Para los temerarios que un mal viaje dejó fríos, 
Llevo el negro como luto por las vidas que podrían haber sido, 
Cada semana perdemos un centenar de buenos jóvenes. 

Lo visto para los miles que han muerto, 
Creyendo que el Señor estaba de su lado, 
Lo visto para otros cien mil que han muerto, 
Creyendo que todos nosotros estabamos de su lado. 

Bueno, hay cosas que nunca van a estar bien, lo sé.
Y las cosas deben ser cambiadas, por donde quiera que vayas, 
Sin embargo, hasta que empecemos a hacer un movimiento para mejorar algunas cosas 
Nunca me verás usar un traje de color blanco. 

Ah, me encantaría vestirme como arco iris cada día 
Y decirle al mundo que todo está bien, 
Pero trataré de sobrellevar la oscuridad en mi espalda, 
Hasta que las cosas sean más brillantes, soy el Hombre de Negro


MOSAICO DE HOY


 

5 comentarios:

dexter zgz dijo...

Ays, los sobres, propongo que para el año que viene pongan para repartilos a alguno del PP que se les da muy bien y seguro que no se arman lío.

Seamos serios. La gala de los Oscars es un espectáculo televisivo que año a año pierde más y más audiencia. Lo mismo lo hicieron a posta para llamar la atención y ver si al año que viene estamos más atentos. Con ser la más llamativa, la de los sobres no fue la única metedura de pata de la ceremonia. En el "in memorian", por ejemplo metieron a una señora que estaba viva. Eso por no hablar de que se olvidaron mentar a Gil Parrondo, ganador de DOS estatuillas. Patricia Arquette también estaba muy jodida porque habían obvidado el nombre de su hermana Alexis.

Y lo que no me parece una metedura de pata pero sí un despropósito es lo de seguir nominando hasta un máximo de 10 películas en la categoría reina. Sigamos siendo serios. Ni "Lion" ni "Comanchería" merecen estar entre las finalistas de este año y otros títulos como "Fences" o "Figuras ocultas" estaban claramente de relleno.

Además desde que existe esta norma se da lo que se llama el voto preferencial y esa es la principal causa de que en estos últimos años haya habido tantas sorpresas en la ganadora final. A los académicos se les sugiere que ordenen las películas nominadas de mejor a peor según su gusto. Se hace un primer recuento y la película que tiene menos votos queda eliminada. En el segundo recuento, se coge la segunda mejor votada de las listas que tenían en el primer puesto a la película eliminada. Y así sucesivamente.

Y aquí surgen las suspicacias. Porque una película que suscita tantas fobias y tiene tanta legión de haters como "La la land" sufre las consecuencias. El votante que odia "La la land" juega a que gane antes cualquier otra película que la película de Chazelle. Y si la rival a batir es "Moonlight" la colocará en los primeros lugares y situará la peli de Gosling y la Stone la última, de forma que nunca pueda ser repescada en las sucesivas rondas de votación. Ya pasó algo así el año pasado con el triunfo de "Spotlight" frente a "El renacido": Este año la inercia decía que la ganadora era "La la land", pero frente a una votación pura como es la del director en la que cada votante elige un solo nombre se impuso una votación más manipulable.

Con respecto a Randolph Scott, diré que "Duelo en la alta sierra" es uno de mis westerns favoritos. Con respecto a Indi, ya decía yo que había un calvo entre los turistas que entraron al teatro que me sonaba la cara. Y con respecto a Bardés, pues que espero que no tenga otro compromiso más importante y aparezca esta tarde en la presentación de mi libro. Y que en cualquier caso, mucha suerte.

Abrazos preferenciales

César Bardés dijo...

Maravillosa la explicación del maño sobre lo que ocurre últimamente en los Oscars (desconocía que hubiera cambiado el sistema de votación y eso lo explica todo) aparte de que estoy de acuerdo en la tontería de las nueve o diez nominadas y también en lo injusto de un sistema que va por eliminación. No menos grande es el acercamiento de Indi a una figura como la de Randolph Scott, un actor generalmente asociado a la serie B pero que nos dejó esa asociación con Budd Boetticher como director y con Harry Joe Brown como productor, conocido como ciclo Ranown y que incluye siete películas, una de ellas ya citada por Indi, como es "Cita en Sundown" a la que se añaden maravillas como "Tras la pista de los asesinos", también conocida como "Seven men from now"; "Los cautivos", "Estación Comanche", "Cabalgar en solitario", "Buchanan cabalga de nuevo" y "Nacida para el Oeste", westerns trepidantes, cortitos en su metraje (entre 70 y 80 minutos cada uno), que presagian al posterior Peckinpah y que nos muestra siempre la figura común de un vaquero como Scott, de pasado lleno de cicatrices que busca curarlas de algún medio para alcanzar, de alguna manera, su propia redención. Habría que decir que Randolph Scott fue empresario de éxito y que, por eso, decidió retirarse del cine después de "Duelo en la Alta Sierra", esa joya de Peckinpah. Era multimillonario y no tenía ninguna necesidad de seguir en los repartos de westerns como una vieja gloria. Según la biografía de Marc Eliot sobre Cary Grant parece ser que sí, que hubo lío con Cary y que, de hecho, Cary se pilló un mosqueo bastante importante al enterarse de que Scott le abandonaba para casarse. Luego siguieron siendo amigos. No hay que olvidar que Cary no era tan perfecto y que era conocido en Hollywood por su adicción al LSD, que comenzó a tomar porque un lumbreras de psiquiatra se lo aconsejó como tratamiento contra sus problemas mentales y que acabó enganchándole a mediados de los cincuenta.
Y gracias, Dex, trataremos de que todo el mundo esté cómodo y de que participe. Así que Alban, Carpet, si vais preparaos algo para decir o alguna pregunta o algo, que me tenéis que animar el cotarro.
Abrazos tensos.

Anónimo dijo...

Allí estaré como un clavo, querido Lobo. No podré quedarme más hallá de las 7 porque tengo entradas para el Teatro Real, espero que antes me puedas firmar tu libro y charlar un rato. Iré pronto.

Ahora entiendo lo que pasó en los Oscar, está clar que habia un español de por medio en semejante bochorno.

Balón de Oro para Ryan Gosling y premio Príncipe de Asturias de las Artes.

Beoso eufóricos.

Albanta

CARPET_WALLY dijo...

Está claro que la presencia de Junior en la gala iba a dejar huella y que no fue un sobre al azar el que escogió, que como Emma le había colado en el sarao y estaba tan prendado de ella, quiso que le dieran dos oscares en vez de uno sólo, el problema es que Warren y Faye, no dijeron el nombre que era lo que tenían que haber hecho, sino que se empeñaron en dar el premio a la mejor película porque para eso les habían llamado. Que gente más cuadriculada estos american firsts, un español hubiese improvisado y hubiera llamado de nuevo a Emma, hubiera habido sorpresa, extrañeza, pero el tipo hubiese enganchado dos buenos besos de la gachí y luego hubiera echado la culpa a otro...a Scarlett Johannson, por ejemplo.

Randolph y Joel McCrea, vaya par...ahí les vemos una semana si y otra casi también en las películas (de relleno) que nos ponen algunas televisiones y, como bien decís, no son las mejores películas de la historia pero facilmente podrían pasar por las mejores películas de la parrilla.

Que si Cary, que si no...¿Y a quien le importa?, como dice la canción, no veo yo interés en el asunto. Que eso se ocultase en los 50 tiene un pase, que eso sea hoy objeto de comentario me parece absurdo. Conste que no lo digo por nosotros, que somos de natural cotillas y que nos hacemos eco porque venía al caso, lo digo porque es habitual que cada vez que en televisiones, radios, periódicos o revistas se comente algo de Grant que saquen el tema de Scott y su "gran amistad". A mi me molesta, por lo menos. No es el único caso, también se hace referencia a Marlene, a Joan Crawford, a Tallulah....o al furor uterino que acompaña siempre a la leyenda de Ava Gardner. Será que muchas cosas no se tienen superadas y que la vida privada de cada cual es la que es y que ser un personaje público no es justificación para no tener vida privada.

Hace poco Paulina Rubio ganó un juicio en Estrasburgo, en el que el Tribunal echaba un rapapolvo a la justicia española que había fallado siempre en contra de la cantante cuando esta denunció en ¡¡2005!! a programas como "Cronicas marcianas" o "Aquí hay tomate" por hacer comentarios sobre su vida coyugal y sexual durante su matrimonio con Ricardo Bofill Jr. Que si a ella le iban los trios e incluía a chicas en los juegos maritales, que si ejercia de dominatriz con Ricardito...Por fin, el Tribunal de Estrasburgo falló que la justificación de que la vida de un personaje publico tiene interés publico es una falacia que atenta contra el derecho fundamental a la intimidad, privacidad y el honor. Decía que una cosa era el interés publico y otra el interés del publico y a eso se le podía considerar "curiosidad del público" y eso no justifica que la vida privada de nadie pueda ser objeto de comentario, de discusión o de difusión masiva. Ni siquiera, aunque esepersonaje pueda estar dispuesto a "vender" una parte de esa privacidad. O lo que es lo mismo, que uno venda a una revista la exclusiva de la boda, no da derecho a que se pueda comentar o cotillerar sobre la noche de bodas.

En fin, que me distraigo...esta tarde intentaré "robar" unas fotos comprometidas del autor, que me han dicho que sus escandalos cotizan al alza...a ver si puedo quedar un ratito antes con Albanta y pereparamos el reportaje...creo que unas fotos calentitas dandole un besico serán la bomba y confirmarán las sospechas sobre la gerontofilia de C.B.

Gusazo, Indi.

Abrazos grandes

INDI dijo...

una pena no poder asistir a la presentación de libro, pero desde la distancia mucha suerte y a por todas, Cesar. Carpet, Albanta, como representantes del gus no olvidéis llevar las serpentinas y las trompetas para acto de tal magnitud.

Carpet, totalmente de acuerdo en que cada uno haga en su vida privada lo que le de la gana. Faltaría más. Y en cuanto a los sobres, es cierto, me has pillado. La verdad es que a la hora de dar el sobre me estaba dando un morreo con Emma entre las cortinas del teatro y alargué el brazo, pillé el primer sobre que pude y se lo dí a Warren. ¿No os fijasteis cómo Emma se retocaba con el pintalabios cuando estaba en el escenario, minutos después? ¿Y en su cara de felicidad?

Y Johnny Cash... qué grande. Como último legado nos dejó la grabación del vídeo de la canción Hurt. En ella, Cash aparece ya muy débil y con problemas de vocalización. Se grabó en su propia casa porque ya no tenía fuerzas para desplazarse. También aparece su esposa, June Carter, musa de su vida, que falleció poco antes que él. Dicen que Johnny no soportaba vivir sin ella y por eso falleció poco después. El vídeo de Hurt desprende una tristeza y una melancolía bestial, es la narración de una vida llena de éxitos, adicciones, contradicciones y las conclusiones que llega cuando ve cerca el final de su vida. Estremecedor.

Abrazos de country