jueves, 26 de febrero de 2015

Gus mornins, 27/02/15

Guuuud mornins, cinéfilos.

Viernes 27 de febrero. La semana que hoy concluimos arrancó muy cinematográfica con la tradicional gala de entrega de los Oscars de la Academia de Jolibu. Al final, la gloria fue para Iñárritu, Wes Anderson y Jk Simmons entre otros,  y muchos que nos alegramos de ello. La gala arrancó fuerte pero poco a poco se fue desinflando. Y eso que Neil Patrick Harris estuvo brillante… en comparación a cómo lo había hecho  en “Perdida”, claro, pero sobre todo en comparación a Mariano y a Pedro Sánchez, los dos maestros de ceremonias de la otra gran gala de la semana (ummm, se me acaba de ocurrir que tampoco hubiese estado nada mal  ver a Pedro Sánchez hacer la parodia de “Birdman”).
La semana siguió cinematográfica al menos en el gus ya que decidimos montarnos un revival especial gala de los oscars 1995 donde quedó demostrado que cualquier tiempo pasado no tuvo por qué ser necesariamente mejor, lo único que teníamos bastante menos barriguita cervezera.
Y la semana concluye hoy también cinematográfica, con el repaso a las novedades de la cartelera semanal española. Y como diría aquel, elegí un mal día para empezar a hablar de los estrenos del cine. Ya me hubiera gustado a mí comentar los de la semana pasada, dos peliculitas y ale pa casa. Y luego se me queja el Dj de guardia de que esta mal pagado. Seis, ¡¡¡seis¡¡¡ películas se estrenan hoy en los cines del país. Aquí te quería ver yo majo.
En fin, empecemos ya que se nos cae la noche encima. Comenzamos reseñando la italiana “El país de las maravillas” en la que pese a su título no sale ni Alicia ni su conejo. La peli va de una familia de granjeros que vive en el campo fabricando miel. En realidad las cuatro hijas del clan viven aconjogaditas las pobres. Resulta que su progenitor se las ha llevado allí porque cree que el planeta está bajo la amenaza de una amenaza nuclear.
Continuamos hablando de “Samba” que pese a su título no recrea las aventuras de Rafa Nadal en el Carnaval de Río (hay que reconocer que el pobre se mueve con más gracia en las pistas de Roland Garrós que en el Sambódromo). En realidad, es la nueva película de los franceses Olivier Nakache y Eric Toledano, responsables del exitazo de hace unas temporadas “Intocable”. Vuelve a protagonizarla el negrito Omar Sy que gracias a la anterior peli de los directores se alzó con el César al mejor actor de aquel año (por delante del Dujardin de “The Artist”). “Samba nos cuenta la historia de un senegalés que lleva diez años en Francia intentando ganarse la vida como buenamente puede y un buen día conoce a una ejecutiva cuarentona que está atravesando una mala racha. Entre ambos surgirá el amor. La peli sirvió allá por septiembre para cerrar la última edición del Festival de San Sebastián con muy buen criterio por parte de los organizadores. A ver quién era el guapo que volvía al Kursaal a ver películas después de haberse tragado la última de los de “Intocable”.
Y ahora un bloque de estrenos británicos. Tenemos por un lado “La mujer de negro 2” que pese a su título no es ningún biopic de la hija pequeña de Zapatero. En realidad se trata de la secuela de aquella terrorífica película que protagonizaba Daniel Radcliffe, aunque en esta ocasión Harry Potter es sustituido en el rol principal por Jeremy Ivine, el muchacho de “War Horse”. En esta peli, es un piloto que deberá compartir alojamiento en un misterioso caserón con un grupo de niños evacuados al campo durante la II Guerra Mundial.
“Kingsman. Servicio secreto” no es pese a su título la nueva de 007 ni siquiera el esperado nuevo estreno de las aventuras de Anacleto. La protagoniza Colin Firth, uno de los grandes ausentes de la reciente gala de los Oscars. Qué duda cabe que su presencia la hubiese llenado de clase y elegancia y qué duda cabe que hubiese sido muy interesante haberle visto hacer la parodia de “Birdman”. En “Kingsman”, Colin es un veterano agente secreto que planea jubilarse y pasarle el testigo un sobrino suyo al que empieza a entrenar para trabajar en su agencia. Se trata de la adaptación de un comic de Mark Millar.
No nos movemos del país y hablamos ahora de “Ex machina”, una película,  en la que pese a tratar el tema de las nuevas tecnologías y la inteligencia artificial no sale Celia Villalobos jugando al Candy Crush. Un programador multimillonario contrata a Caleb, un joven empleado para que pase una semana en un lugar remoto con el objetivo de que participe en un test en el que estará involucrada su última creación: un robot mujer donde la inteligencia artificial lo es todo.
Y llegamos por fin a la apuesta de esta semana netamente europea. Se trata de la sueca “Fuerza mayor” que no va sobre un tipo estreñido que de repente se quita su mayor peso tal y como su título podría indicarnos. La cosa va aquí de una familia que pasa sus vacaciones en una estación invernal. Una mañana mientras están comiendo en un restaurante se produce un gran alud de nieve que bloquea las puertas del local. Y ahí pasarán un montón de cosas y no todas buenas precisamente. La película ha sido todo un éxito en su país de origen y llegó a estar nominada en los últimos globos de oro, incluso premio en algunas asociaciones de críticos americanos.

Y bueno, pese a que este programa se llama gus mornins, lo he colgado por la noche, así que lo emito en diferido como los finiquitos. Y hablando de finiquitos, ya va siendo hora de despedir el gus por esta semana y decir adiós. Que paséis buen fin de semana, a ver si el la semana que viene volvemos a vernos otra vez por aquí. Un besito a todos y a todas. En alusión a uno de nuestros estrenos hoy nos vamos con un poco de samba, samba pa ti, y pa ti, y pa ti, y pa ti….. Hasta el lunes.




EL MOSAICO DE HOY
Dicen que detrás de todo gran hombre siempre hay una gran mujer. Y detrás de nuestro querido Paul Newman siempre estuvo su Joanne. Aunque dicen las malas lenguas que no fueron la pareja idílica que todo el mundo cree  que fueron, ambos hicieron bueno el dicho de "hasta que la muerte nos separe", cosa harto difícil en la jungla de Jolibu. También lo de contigo, pan y cebolla, trabajaron juntos en infinidad de ocasiones, aunque curiosamente no en la peli que supuso para ella el único Oscar de su carrera. Hoy Joanne llega a los ochenta y cinco y eso bien merece nuestro mosaico de fin de semana.


miércoles, 25 de febrero de 2015

Gus mornins, 26/02/15

Guuuud mornins, cinéfilos

Jueves 26 de febrero. Y así de entrada como seguro que además estáis todos un poco dormidos igual os preguntáis de pronto qué hace esta tipa en blanco y negro en nuestro mosaico si estamos hablando de la gala de los Oscars del 95. La tipa en blanco y negro es Rita, Hayworth naturalmente, no la otra, aunque seguro que en sus buenos tiempos le hacía subir el caloret a más de uno. Y la traemos aquí, claro, porque hoy vamos a hablar de “Cadena perpetua”  candidata a 7 premios de la Academia en la edición a la que estamos dedicando la semana. La peli supuso el espectacular debut en la dirección de Frank Darabont, un treintañero por aquel entonces nacido en 1959 en un campo de refugiados en Francia, hijo de un matrimonio que había huido de Hungría tres años antes durante la época de la Revolución. Tres años más tarde los Darabont se marcharon a los EEUU donde fijaron su residencia. El joven Frank debutó en el cine a los 20 años dirigiendo un corto basado en un relato de Stephen King “Dollar Baby” (sin el Million). Una década más tarde Frank y Stephen volvieron a unir sus fuerzas en esta peli en la que el primero volvía a llevar a la pantalla otro cuento del segundo. Se llamaba “Rita Hayworth and the Shawshank Redemption” aunque la adaptación se quedaría al final en “Shawshank Redemption” a secas.
Aquí la cosa se tradujo como “Cadena perpetua” y en ella se nos contaba la historia de Andrew Dufrane (extraordinario Tim Robbins), un joven contable acusado de asesinar a su esposa y a su amante a finales de la década de los cuarenta. Andrew es condenado a cadena perpetua y a vivir para los restos entre los muros de la infranqueable prisión de Shawshank. Su trayectoria entre esos muros nos es relatada en todo momento por otro recluso, Red, que se convertirá en el mejor amigo del tímido y ¿cándido? Andrew en la cárcel (prodigioso Morgan Freeman). Tras unos comienzos realmente duros marcados por el acoso continuo de “las hermanas”, un par de locos psicópatas que le violan y le inflan a hostias cada dos por tres, nuestro protagonista prospera hasta convertirse en un personaje popular y a ganarse la simpatía del alcaide a quien terminará llevándole las cuentas y manejando sus chanchullos (hay un diálogo genial en el cual el protagonista se queja de que siendo libre era una persona legal e integra y ha tenido que entrar al trullo donde se supone que te reinsertan para corromperse). Y hasta ahí puedo leer por si acaso alguno de los trillones aún no ha visto la peli, que lo dudo, pero en fin.
Al final, las siete nominaciones con las que “Cadena perpetua” se presentaba en la gran noche de Jolibu aquel año se quedaron en nada y la peli se fue de vacío quizá de forma inmerecida. Hablábamos ayer de que “Pulp Fiction” era tal vez una propuesta demasiado transgresora para los conservadores gustos de la Academia en aquel momento, y eso tal vez convertía a “Cadena perpetua” en el gran rival a batir para Zemeckis y Forrest Gump. Una película concebida a la manera clásica y con hechuras del cine de siempre, pero no siempre llueve a gustos de todo. Muchos acusan a la peli de Darabont de ser demasiado convencional y, precisamente, conservadora. Bueno, allá ellos.
Por último, me gustaría dedicar el programa de hoy a una de nuestras trillonas favoritas. A ella no le hacen faltan ni cirugías ni cremas ni capas de maquillaje, porque lleva con bastante dignidad su longeva edad. Hoy cumple uno más y nos congratulamos de ello. Felicidades, amada mía, yo contigo me iba a Zihuatanejo o al fin del mundo o a donde fuera, o mejor, me encerraría contigo en un rancho, al que pondríamos por nombre Tierra de Nadie y que le dieran por el culo al mundo. Ya le echaríamos la culpa luego a Mame si eso. Lo dicho, japi berdei, guapa.
PUT THE BLAME ON MAME, BOY
Rita Hayworth (OST “Gilda”)

When Mrs. O’Leary’s cow
Kicked the lantern in Chicago town
They say that started the fire
That burned Chicago down
That’s the story that went around
But here’s the real low-down
Put the blame on Mame, boys
Put the blame on Mame
Mame kissed a buyer from out of town
That kiss burned Chicago down
So you can put the blame on Mame, boys
Put the blame on Mame
Remember the blizzard, back in Manhattan
In eighteen-eighty-six
They say that traffic was tied up
And folks were in a fix
That’s the story that went around
But here’s the real low-down
Put the blame on Mame, boys
Put the blame on Mame
Mame gave a chump such an ice-cold “No”
For seven days they shovelled snow
So you can put the blame on Mame, boys
Put the blame on Mame
When they had the earthquake in San Francisco
Back in nineteen-six
They said that Mother Nature
Was up to her old tricks
That’s the story that went around
But here’s the real low-down
Put the blame on Mame, boys
Put the blame on Mame
One night she started to shim and shake
That brought on the Frisco quake
So you can put the blame on Mame, boys
Put the blame on Mame
They once had a shootin’ up in the Klondike
When they got Dan McGrew
Folks were putting the blame on
The lady known as Lou
That’s the story that went around
But here’s the real low-down
Put the blame on Mame, boys
Put the blame on Mame
Mame did a dance called the hoochy-coo
That’s the thing that slew McGrew
So you can put the blame on Mame, boys
Put the blame on Mame
ECHADLE LA CULPA A MAME, CHICOs
Rita Hayworth (BSO “Gilda”)
Cuando la vaca de la señorita O’Leary
le dió una patada a un candil en la ciudad de Chicago
Dijeron que ese fue el origen del incendio
que quemó la ciudad.
Esa es la explicación que se daba,
pero ahora os contaré la verdadera versión.
Echadle la culpa a Mame, chicos.
Echadle la culpa a Mame.
Mame besó a un comerciante forastero.
Aquel beso quemó Chicago.
Así que podéis echarle la culpa a Mame, chicos.
Echadle la culpa a Mame.
Recordáis aquella tempestad, en Manhattan,
en 1886.
Dijeron que hizo detenerse al tráfico,
y que la gente lo paso mal.
Esa es la explicación que se daba,
pero ahora os contaré la verdadera versión.
Echadle la culpa a Mame, chicos.
Echadle la culpa a Mame.
Mame pasó de ello, respondiendo un gélido “No”.
Durante siete días tuvieron que palear la nieve.
Así que podéis echarle la culpa a Mame, chicos.
Echadle la culpa a Mame.
Cuando se produjo aquel terremoto en San Francisco,
allá por el año 1906,
se decía que la Madre Naturaleza,
había vuelto a hacer una de las suyas.
Esa es la explicación que se daba,
pero ahora os contaré la verdadera versión.
Echadle la culpa a Mame, chicos.
Echadle la culpa a Mame.
Una noche, comenzó a bailar y menearse,
y provocó el terremoto.
Así que podéis echarle la culpa a Mame, chicos.
Echarle la culpa a Mame.

Hubo un tiroteo en Klondike
cuando cogieron a Dan McGrew.
La gente le echó la culpa
a la chica a la que llamaban Lou.
Esa es la explicación que se daba,
pero ahora os contaré la verdadera versión.
Echadle la culpa a Mame, chicos.
Echadle la culpa a Mame.
Mame bailó una canción llamada Hoochy-Coo
y eso hizo cambiar a McGrew.
Así que podéis echarle la culpa a Mame, chicos.
Echarle la culpa a Mame.
Primero más calmadita
Y ahora más desatada

EL MOSAICO DE HOY

martes, 24 de febrero de 2015

Gus mornins, 25/02/14

Guuuud mornins, cinéfilos.

Miércoles 25 de febrero. No, no nos hemos quedado en el 73 como T- Rex, aquí seguimos dándole un repasito a la gala de los Oscars de noventa y cinco.  Si hay una película verdaderamente importante en el cine americano en aquel año esa no es otra que “Pulp Fiction” de Quentin Tarantino. El llamado entonces “enfant terrible” del cine USA había revolucionado el panorama dos años antes con el estreno de su primera película ( segunda si tenemos en cuenta “El cumpleaños de mi mejor amigo” del 87, un título maldito cuyos negativos se perdieron de forma misteriosa cual archivos de disco duro de tesorero popular- se dice que quemados). La película se estrenó en Cannes donde logró la Palma de Oro y consiguió que se armara la de San Quentín  (qué juego de palabras más malo, cómo se notan las dos semanas de desentreno). Lo cierto es que allí en la Costa Azul todo el mundo se volvió loco con la peli y dejó boquiabierto a más de uno, y eso que Uma todavía no había cambiado de maquillador. No era para menos.
Así pues la peli llegó a la noche de los Oscars aquel marzo del 95 con un total de 7 candidaturas al eunuco de oro. Al final, se tuvo que conformar con uno, el correspondiente al mejor guión. Siendo realistas era a lo máximo que podía aspirar. Se trataba de la apuesta más rompedora del año, y dado el carácter más bien conservador que se gastaba entonces la academia el botín ya era mucho. No sé si hoy francamente la peli podría aspirar a mucho más a pesar de que los tiempos han cambiado y la misma academia se muestra más receptiva a propuestas arriesgadas. En cualquier caso, el premio está mucho más que justificado. Tarantino trastoca las leyes de la narrativa tradicional con una película que sorprende desde el principio por su estructura. En ella hay espacio para todo, ya sabéis, la historia de Vicent Vega un gangster sin peluquín que recibe de su jefe dos encargos de cuidado, el primero recuperar un misterioso maletín y el segundo recoger a la chica de este y llevarla a bailar y a que se divierta.  Lo demás, pues ya sabéis, el salmo de Ezequiel, Chuck Berry, la Royal With Cheese, una sobredosis y una marca de rotulador en rojo, un boxeador en problemas, un reloj abducido, un señor que soluciona problemas… Un puzle y un collage difíciles de olvidar
Para ganar su primer guión (el segundo lo ganó por “Django desencadenado” aunque no sé si todavía se habrá enterado de lo colocado que subió a recogerlo), Tarantino se las tuvo que ver con Woody Allen (“Balas sobre Broadway”), Mike Newell (Cuatro bodas y un funeral), Peter Jackson (Criaturas celestiales), y el polaco Kieslowski por “Tres colores rojo”.  Tarantino también recibió su primera nominación como director siendo sus rivales en liza los citados Woody y Kristof además de Robert Redford por “Quiz Show” y su tocayo Zemeckis que a la postre fue el ganador con “Forrest Gump”.
En otro orden de cosas, la ganadora en aquel 95 del Oscar a la mejor peli extranjera fue “Quemado por el sol” de la recién reestrenada nación rusa. El film del maestro Mihalkov ganó entre otras al fenómeno cubano de “Fresas y Chocolate” y a la macedonia “Antes de la lluvia” que no estaba mal, ahora que yo en cuestión de macedonias la que prefiero es la de frutas y si encima ya lleva fresas (sin chocolate) pues ni te cuento. En el apartado musical Tim Rice y Elton John arramplaron con todo, canción y banda sonora, gracias a Simba, Scar, Mufasa, Nala y compañía. Y yo para despedirme hoy no me decidía entre poneros algo de este score tan animal, si quedarme con el  bailecito de Uma y Travolta que anda que no lo he puesto veces o qué. Al final me he decidido por otra de las canciones que competían por la mejor canción del año. Un señor coleccionista de nominaciones de una estirpe coleccionista de nominaciones, siempre con su piano y su eterna sonrisa dentro de una película que protagonizaba uno de los actores de moda, un pajarraco de mucho cuidado. Pues sí, al final me decidí.
MAKE UP YOUR MIND
Randy Newman (OST “The Paper”)

I know how I got in trouble
I know how I came to grief
I know why people all over
Are disappointed with me
When I get up I want down
When I got thin I want fat fat fat fat
When I get square I want round
When I got this I want that
You'd better make up your mind
You'd better make up your mind
I understand what you're sayin' to me
Make up your mind
But I can't do it
Every time things look good, makes me feel bad
Each time a little bird of happiness flies by
It makes me feel so goddamn sad
I want to cry
(Make up your mind)
This little piggy went to the market
And that little piggy got caught up and put in a zoo
Last little piggy went waa waa waa waa waa waa
'Cause he didn't know what he was supposed to do

Comes a time in every man's life
When he must decide
Whether he want to drive a bus
Or just go along for the ride

You'd better make up your mind
Make up your mind
I understand you sister
Make up your mind
DECÍDETE
Randy Newman (BSO “Detrás de la noticia”)
Yo sé la de problemas que tengo
Yo sé lo dolido que he estado
Yo sé porque todo el mundo
Está en contra de mí
Cuando subo, quiero bajar
Cuando adelgazo, quiero estar gordo, gordo, gordo
Cuando me estabilizo quiero dar vueltas
Cuando tengo esto quiero aquello.
Será mejor que te decidas
Será mejor que te decidas
Entiendo lo que me dices
Decídete
Pero no puedo
Cada vez que las cosas pintan bien, me siento mal
Cuando un pajarito feliz sobrevuela sobre mí
Yo me siento muy triste
Quiero llorar
(Decídete)
Este cerdito fue al mercado
A este otro lo cazaron y lo llevaron al zoo
El ultimo cerdito fue a waa waa waa
Porque no sabía lo que tenia que hacer
Pasa una vez en la vida del hombre
Siempre que debe decidirse
Siempre que quiere conducir un autobus
O empezar un viaje.
Será mejor que te decidas
Será mejor que te decidas
Entiendo lo que me dices, hermanita
Decídete
Pero no puedo
Será mejor que te decidas
Será mejor que te decidas
Entiendo lo que me dices, hermanita
Decídete

Pero no puedo
EL MOSAICO DE HOY


lunes, 23 de febrero de 2015

Gus mornins, 24/02/15

Guuuud mornins, cinéfilos.

Martes 24 de febrero. No habléis, no habléis, no habléis, no digáis nada (bueno sí, un poquito, que si no luego voy y me deprimo). Así de tajante se mostraba  Dianne West en la excepcional “Balas sobre Broadway”, la peli que le reporto en el 94 el segundo Oscar de su carrera. Segundo como actriz de reparto y segundo también gracias a Woody; el primero había ocho años antes por la magistral “Hannah y sus hermanas”.  En realidad, Martin Landau fue el único de los cuatro intérpretes ganadores en aquella edición que se estrenaba en lo de subir al escenario a recoger el premio. Tanto Tom Hanks de quien hablamos ayer como West a quien acabamos de nombrar tenían ya un eunuco dorado en el salón de su casa (o en la vitrina del aseo vaya usted a saber que estos artistas son así). También Jessica Lange, la ganadora del Oscar a la mejor actriz sabía lo que era ganar el premio anteriormente. Lo había conseguido como secundaria en el 82 por su trabajo en “Tootsie” de Sidney Pollack. Esta vez lo ganó como principal por “Las cosas que nunca mueren”, una película que hoy ya casi nadie recuerda y cuyo punto fuerte estaba en el trabajo de su pareja protagonista. La Lange compartía cartel con Tommy Lee Jones quien por cierto venía de citarse con Tío Oscar el año anterior. Tanto perseguir al fugitivo Harrison Ford al final tuvo su recompensa.
Pero como digo el novato del grupo fue en aquella ocasión Martin Landau, curiosamente el más viejo del cuarteto. El veterano intérprete, secundario de lujo y protagonista allá por los 70 de la mítica “Espacio 1999”, una serie ambientada en el espacio exterior que hizo las delicias de muchos que por la época todavía llevábamos pantalón corto, veía por fin reconocida su carrera con el Oscar gracias a su prodigiosa recreación de Bela Lugosi en “Ed Wood”. Por cierto que la mejor obra de Tim Burton se tuvo que conformar con esa estatuilla y la que premiaba al maquillaje cuando en realidad fue uno de los grandes títulos de la temporada. Qué mejor manera de celebrar los 100 primeros años del cine que dedicarle una peli al peor director de la historia hasta entonces (recordemos que aún faltaban algunos años para que Joe Wright rodase su opera prima y Linklater y Santiago Segura estaban como quien dice empezando). Por cierto, Landau consiguió el Oscar a costa de cuatro actorazos que fueron sus compañeros de reparto: Paul Scolfield todo un hombre para la eternidad que competía con “Quiz Show”, Chazz Palmintieri en su mejor época, la de “Bronx tale” y “Balas sobre Broadway”, la peli por la que era candidato aquel año, Samuel L. Jackson que recitaba a Ezequiel y hacía más cosas en la emblemática “Pulp Fiction” y Gary Sinise, el inolvidable teniente Dan, el muy mejor amigo de Forrest.
Forrest Hanks a su vez batió  en el duelo a Paul Newman que demostró que seguía sin tener un pelo de tonto, a John Travolta  en los tiempos en los que no usaba peluquín volviendo por la puerta grande con Tarantino, a Morgan Freeman, espectacular como siempre en “Cadena perpetua” y al británico Nigel Hawthorne por “La locura del rey Jorge”. Por su parte, Jessica tuvo que batirse el cobre con Susan Sarandon por “El cliente”, Jodie Foster por “Nell”, Miranda Richardson por “Tom y Viv” y Wynona Ryder por “Mujercitas”.
No habléis, no habléis, me voy pero mañana vuelvo. Ah por cierto, para ganar el Oscar, Dianne West también se las tuvo que ver con un cuarteto de altura: su compañera en la peli Jennifer Tily, Rosemary Harris por “Tom y Viv”, la Uma Thurman de “Pulp fiction” en los tiempos en los que todavía no había cambiado de maquillador y Helen Mirren que ya le había cogido el gusto a eso de ser reina en “La locura del rey Jorge” antes de ser the queen. Hablando de reinas, uno de los grandes éxitos del año no se fue de vacío de la gala de los Oscars aquel año y se alzó con la estatuilla al mejor vestuario. Algo es algo. A fin de cuentas, aquí estamos y aquí seguimos, sobreviviendo.

I WILL SURVIVE
Gloria Gaynor
First I was afraid
I was petrified!
Kept thinkin' I could never live
without you by my side
But then I spent so many nights
thinking how you did me wrong,
and I grew strong
and I learned how to get along.

So now you're back
from outer space
I just walked in to find you here
with that sad look upon your face
I should have changed that stupid lock
I should have made you leave your key
If I had known for just one second
you'd be back to bother me.

Go on now go
walk out the door.
Just turn around now
cause you're not welcome anymore.
Weren't you the one
who tried to hurt me with goodbye?
You think I'd crumble?
You think I'd lay down and die?

Oh no not I! I will survive!
Oh, as long as I know how to love
I know I'll stay alive.
I've got all my life to live,
And I've got all my love to give,
I'll survive, I will survive!
Hey hey..

It took all the strength
I had not to fall apart,
Just tryin' hard to mend the pieces
of my broken heart.
And I spent oh so many nights
just feelin' sorry for myself,
I used to cry
But now I hold my head up high,

And you see me
somebody new;
I'm not that chained up little person
who is still in love with you.
So you felt like dropping in
and just expect me to be free,
But now I'm saving all my lovin'
for someone who's lovin' me,

Go on now go,
walk out the door.
Just turn around now
cause you're not welcome anymore.
Weren't you the one
who tried to break me with goodbye?
You think I'd crumble?
You think I'd lay down and die?

Oh no not I! I will survive!
Oh as long as I know how to love
I know I'll stay alive,
I've got all my life to live,
And I've got all my love to give,

I'll survive, I will survive!
Oh..

Go on now go
walk out the door.
Just turn around now
cause you're not welcome anymore.
Weren't you the one
who tried to break me with goodbye?
You think I'd crumble?
You think I'd lay down and die?

Oh no not I! I will survive!
Oh as long as I know how to love
I know I'll stay alive,
I've got all my life to live,
And I've got all my love to give,

I'll survive, I will survive!
I'll survive...

SOBREVIVIRÉ
Gloria Gaynor (BSO “Las aventuras de Priscilla, reina del desierto”)

Al principio estaba asustada
Estaba petrificada
Pensaba que no podría vivir
Sin ti a mi lado
Y pasé muchas noches
Pensando cuánto mal me hiciste
Y me hice fuerte
Y aprendí cómo continuar

Pero ahora has vuelto
De otro lugar
Solo caminé para encontrarte aquí
Con esa mirada triste en tu cara
Debería haber cambiado esa estúpida cerradura
Debería haberte quitado tu llave
Si  hubiera sabido por un segundo
Que volverías para molestarme

Vete ahora vete
Sal por esa puerta
Simplemente da media vuelta ahora
Porque ya no eres bienvenido nunca más
¿No eras tú aquel
que trató de herirme con el adiós?
¿Pensaste que me desmoronaría?
¿Pensaste que me derrumbaría y moriría?

Oh no no, yo, yo sobreviviré
Oh, mientras sepa como amar
Sé que permaneceré viva
Tengo toda mi vida para vivir
Y tengo todo mi amor para dar
Yo sobreviviré, sobreviviré
Hey hey...

Me quedé sin fuerzas
No tenía dónde caerme
Solo tratando a duras penas de remendar los pedazos
De mi corazón roto
Y he pasado tantas noches
Sintiendo lástima de mi misma
Solía llorar
Pero ahora tengo la cabeza muy alta.

Y tú me ves
Alguien nuevo
No soy esa pequeña persona encadenada
que aún está enamorada de ti
Así que tú te sentías como dejándome caer
Y simplemente esperando que yo sea libre
Pero ahora estoy guardando todo mi amor
Para alguien que me ame

Vete ahora vete
Sal por esa puerta
Simplemente pega la vuelta ahora
Porque no eres bienvenido nunca más
¿No eras tu aquel
quien trataba de herirme con el adiós?
¿Pensaste que me desmoronaría?
¿Pensaste que me recostaría y moriría?

Oh no no, yo, yo sobreviviré
Oh, mientras sepa como amar
Se que permaneceré viva
Tengo toda mi vida para vivir
Y tengo todo mi amor para dar

Yo sobreviviré, sobreviviré
Oh..

Vete ahora vete
Sal por esa puerta
Simplemente da media vuelta ahora
Porque ya no eres bienvenido nunca más
¿No eras tú aquel
que trató de herirme con el adiós?
¿Pensaste que me desmoronaría?
¿Pensaste que me derrumbaría y moriría?

Oh no no, yo, yo sobreviviré
Oh, mientras sepa como amar
Sé que permaneceré viva
Tengo toda mi vida para vivir
Y tengo todo mi amor para dar

Yo sobreviviré, sobreviviré
Sobreviviré...



EL MOSAICO DE HOY