miércoles, 28 de junio de 2017

EL GUS DE ALBANTA (28-6-17)

La hemos liado parda… (Low a las 04:00 de la madrugada, en el Stonewall Inn, 28 de Junio de 1969)


Cumpliendo con la costumbre de quedar una vez al mes con los miembros que formamos el reducido grupo de cinéfilos de Terra, se habla de trillones y trillones pero en realidad sólo somos cinco Un Lobo, Una fallera, Un maño viajero impenitente, Un vasco que parece gallego, por aquello de la dulzura, Un madrileño ambiguo y yo misma que no sé cómo definirme.

El maño ha propuesto quedar en Stonewall Inn, una taberna inmunda donde se dan cita personajes de dudosa calaña. Es 28 de Junio de 1969, tenía que ser en este año, como no podía ser de otra manera. Hemos sido previamente avisados de la variopinta clientela que frecuenta el garito y animados a mimetizarnos con el ambiente por lo que yo me he puesto un corpiño con pedrería, minifalda de cuero (alguna corbatas son más anchas que mi falda), botas de plástico de color blando que me llegan a la mitad del muslo, una boa de color rosa, peluca estilo garçon del mismo color que la boa, maquillaje como para parar un tren, enormes gafas con cristal color azul y así, para pasar desapercibida me he presentado allí.

En la puerta soy recibida por un portero que mira a través de una mirilla, tras comprobar que por mi indumentaria soy una persona de bien, me deja pasar. Allí pago los 3 $ que se me perjudican como entrada, me obligan a firmar en un libro con mi nombre y apellidos auténticos, ya que es un club privado sólo para adultos, y tras todos estos trámites me facilitan la entrada.
Al entrar me quedo estupefacta, es difícil describir lo que ven mis ojos, entre otras cosas porque allí no se ve un pijo, las paredes son de color negro, hay dos pistas de bailes centrales, no hay agua corriente por lo que los vasos y demás menaje se lavan en un barreño al que se le cambia el agua una vez a la semana, intento recordar las enfermedades contra las que estoy vacunada y me armo de valor y una pajita que agarro con decisión. De los tipos y tipas que bailan al son de Alaska y su “a quién le importa” se podría decir que en el bar de la Guerra de las Galaxias hay gente más normal (por poner algo de cine), maldigo para mis adentros la idea del Maño de citarnos en semejante lodazal y me lanzo a la misión de reconocerlos entre el populacho.

Allí están, si la cliente de la taberna ofrece una imagen dantesca, el aspecto de mi grupo de amigos no le anda a la zaga, Lobo va vestido como el indio de los Villages people (será por aquello de bailando con lobos), Indi se ha puesto un traje como para bailar un Aurresku (estos vascos siempre haciendo patria), Low va vestida de camionera…directamente, el maño lleva un vestido de los años 70 del que me cuesta trabajo calcular su procedencia y lo de Car…lo de Car hace que se me salten las lágrimas sólo de recordarlo, apenas va ataviado con un minúsculo tanga de leopardo que no le llega ni para tapar el famoso caracolillo y, eso sí, unas botas de militar que luce con orgullo y satisfacción, tengo dudas sobre la recuperación de mi libido tras esta espeluznante visión.


Tras los besos y abrazos de turno, nos dedicamos a ponernos al día y a reírnos sin parar con las ocurrencias de cada uno de nosotros..pero a la 1:20 de la madrugada las luces del local se
encienden sin previo aviso, se forma un griterío ensordecedor, por encima del tumulto se oye la voz de un policía que nos informa que se está produciendo una redada.

Pero aquella no es una redada como las de siempre donde la policía se limita a realizar un paripé, cachear a la mayoría de las lesbianas con certero entusiasmo y a dejar a la parroquia tranquila tras su marcha.

Esta vez la clientela es maltratada, golpeada y conducida violentamente a un coche celular que espera a la salida, la gente empieza a rumorear que todo aquello está sucediendo porque los dueños del local se han negado a pagar la “gayola” a la policía y se están vengando.

Low, con su atuendo de camionera empieza a insultar a la policía como una ídem, Indi que se ha traido unas piedras de medio kilo en el bolsillo empieza a arrojarlas contra los agentes, Carpet se quita el tanga y lo empieza a utilizar como tirachinas usando monedas que tira certeramente contra los agentes, El Maño parece haberse vuelto loco y no sé qué grita de que Teruel también existe al tiempo que la emprende a sillazos contra los cuerpos de seguridad, y yo que he visto un fornido agente que me ha guiñado el ojo intento sacar lo único bueno que preveo puede darme la noche que no es otra cosa que un buen revolcón.

El lio que formamos es indescriptible, los clientes del Stonewall Inn envalentonados con nuestra actitud cargan contra la policía, el fragor de la batalla no sólo se circunscribe al interior del local, sino que alcanza la calle toda la calle Christopher y sus aledaños y así pasamos aquella mítica madruga del 28 de mayor de 1969.

En la prensa de los días posteriores se podían leer crónicas como “Había estado en suficientes disturbios como para saber que la diversión había terminado. La policía estaba totalmente humillada. Eso nunca había sucedido antes. Estaban más enfadados que nunca, porque todo el mundo se había amotinado…se suponía que los maricas no se podían rebelar…en el pasado, ningún grupo había obligado a la policía a batirse en retirada, por lo que la furia era enorme. Quiero decir, querían matar.”
“Hordas de manifestantes furiosos los persiguieron (a la policía) por varias manzanas, gritando ¡Cogedlos!”

Y mi preferida aquellas declaraciones de Dex para el telediario

“Mi mayor miedo era ser arrestada. Mi segundo mayor miedo era que mi fotografía estuviera en un periódico o reportaje de televisión…con el vestido de mi Madre”!!!”.


En fin que la liamos tan parda, que al año siguiente la muchedumbre se juntó en las puertas de Stonnewall para conmemorar aquella noche sin sentido y aquello se convirtió en una costumbre que poco a poco ha sabido crear adeptos y que hoy en día se celebra y conmemora por todo el mundo. El sábado, sin ir más lejos, Madrid se vestirá de colorido y la gente saldrá a reivindicar un mundo más acogedor, más justo y más generosos y yo como aquella mítica noche de 1969 estaré allí, ataviada con mi boa y mi peluca rosa sintiendo el orgullo de las personas que somos distintas e iguales a la vez….


Ah….que bueno es dejarse querer por los amigos, aunque sean gente poco recomendable


MOSAICO DE HOY


martes, 27 de junio de 2017

GUS MORNINS 27/6/17

“Es la hora de la magia”             Jack Lemmon

Si el otro día recordábais a Billy Wilder, hoy toca dedicar unos minutos a Jack Lemmon pues hoy se cumplen dieciséis años sin él. Ya se sabe. Wilder utilizaba a William Holden para mostrar cómo le gustaría ser, a Walter Matthau para mostrar cómo le veía la gente y a Jack Lemmon para mostrar cómo era realmente. Quizá todos estemos de acuerdo en que Jack Lemmon ha sido uno de los mejores actores que han pasado nunca por el cine. Capaz de hacer comedia y tragedia con la misma solvencia y ese fondo de humanidad que destilaban todos sus papeles, con intensidad, con un cierto sentido del humor, patético, simpático, único, brillante, genial. Un actorazo.
“Es la hora de la magia” es la frase que decía antes de entrar a un escenario o antes de rodar una escena, una especie de fetiche que le daba suerte. Kevin Spacey (dedicó su Oscar por American Beauty a Jack Lemmon porque se había basado en él para dar forma a su Lester Birnham) decía que era un auténtico coñazo trabajar con él porque estaba continuamente con la frasecita de los huevos. En cualquier caso, profesaba una gran admiración por él, al igual que los mejores directores (Billy Wilder decía que “el cielo es trabajar con Jack Lemmon”) o los mejores compañeros.
Jack Lemmon era un hijo de papá. Su padre llegó a ser Presidente de la compañía de los Donuts y eso le permitió tener una educación muy esmerada. Comenzó a estudiar en Harvard pero interrumpió sus estudios en plena guerra para servir como oficial al mando de un transporte aéreo con capacidad para aterrizar en el agua. Cuando fue licenciado con la graduación de capitán, volvió a sus estudios y los terminó con “cum laude” en Literatura.
Una de sus pasiones fue tocar el piano. Lo tocaba extraordinariamente bien y fue un consumado intérprete. De hecho, consiguió sobrevivir en la Universidad sin pedir dinero a casa porque tocaba por las noches en un club de jazz como pianista acompañante. También fue en Harvard donde descubrió que le apasionaba actuar. Entró en el grupo de teatro universitario y allí comenzó con sus primeros pinitos.
Como sabía tocar el piano como un auténtico experto, se decidió a vivir en Nueva York buscando trabajo como actor mientras se ganaba la vida en varios clubs nocturnos. Poco a poco, fue consiguiendo pequeños trabajos en la radio, en el teatro y en la televisión. George Cukor se fija en él y le hace debutar en el cine en 1954 con la comedia La rubia fenómeno, al lado de Judy Holliday, una comedia muy divertida sobre una chica que decide tener sus quince minutos de fama anunciándose en un cartel en plena calle y causando sensación. El Alférez Pulver de Escala en Hawaii es su personaje clave porque consigue el Oscar al mejor actor secundario y comienza a cimentarse una fama de enorme prestigio como un actor seguro, que aún tiene que dar el paso hacia el drama. Después de Mi hermana Elena, una comedia elegante de Richard Quine en donde tiene que demostrar sus habilidades cantando y bailando, y de Me enamoré de una bruja, al lado de James Stewart y Kim Novak, Billy Wilder le llama para su inolvidable personaje de Daphne en Con faldas y a lo loco, una de las mejores comedias que se hayan hecho nunca, en la que el propio Jack bromeó a gusto cada vez que tenía que vestirse de mujer para delatar que, al fin y al cabo, sí hay actores casi perfectos.
Repite con Wilder con su maravilloso e irrepetible Calvin C. Baxter de El apartamento, una de las mejores interpretaciones de su carrera y da el salto al drama sorprendiendo a propios y extraños con la extraordinaria Días de vino y rosas. Su secuencia en pleno delirium tremens ha quedado para la historia como una de las más impresionantes interpretaciones que haya hecho jamás actor alguno. Vuelve con Wilder para rodar Irma la Dulce, con Blake Edwards para parodiar a los Autos Locos en la lujosa La carrera del siglo, vuelve con Wilder para la frecuentemente menospreciada (erróneamente) En bandeja de plata emparejándose con su gran amigo Walter Matthau, que en esta película consigue también un Oscar al secundario. La fórmula tiene tanto éxito que deciden hacer juntos La extraña pareja basada en la maravillosa obra de teatro de Neil Simon. De este autor también es el guión de Los encantos de la gran ciudad, divertida y desencantada comedia sobre forasteros en Nueva York. Prueba en la dirección con una película encantadora titulada Kotch, también con su amigo Walter Matthau, sobre un anciano que toma la decisión de ser útil a la sociedad. La película no tuvo ningún éxito, pero delata el amor que tiene Lemmon por su profesión y su compromiso social. Después de volver con Wilder con Avanti, consigue ganar su Oscar al mejor actor por Salvad al tigre, la interpretación de la que siempre se sintió más orgulloso, incorporando a ese tipo de clase media, luchador incansable que se debate en una existencia gris y bajo continua presión y que, realmente, es una transposición del que verdaderamente sostiene a la sociedad. Una interpretación conmovedora en una película dirigida por el recientemente fallecido John Avildsen. Inolvidable también resulta su Hildy Johnson de Primera plana, de Wilder, una película que fracasó estrepitosamente porque se dedicaron a criticar ferozmente al periodismo en una época en la que el periodista era el héroe de la opinión pública debido al protagonismo que habían alcanzado Carl Bernstein y Bob Woodward con el caso Watergate. Estupendo es su emparejamiento con Anne Bancroft en la muy divertida El prisionero de la Segunda Avenida. Sacude la conciencia de medio mundo con la polémica El síndrome de China, al lado de Michael Douglas y Jane Fonda. Impresionante está en Tributo y trabaja por última vez con Wilder en la despedida de éste, Aquí un amigo, versión de la película francesa de Edouard Molinaro El embrollón, que tuvo a Lino Ventura y a Jacques Brel como principales intérpretes y que aquí fueron sustituidos por Matthau y Lemmon. Otra película impresionante con un trabajo de quitarse el sombrero es Desaparecido, de Costa-Gavras y una película muy desconocida suya que es una auténtica joya es Así es la vida, de Blake Edwards, donde forma matrimonio con Julie Andrews en un auténtico canto de esperanza y de optimismo, una película que os recomiendo. Aún consigue una interpretación fantástica en Glengarry Glen Ross y una aparición tremenda como un padre que, en realidad, ha sido todo un fracaso en la notable Vidas cruzadas, de Robert Altman. Se volvió a emparejar con Walter Matthau y con nada menos que Sophia Loren en Dos viejos gruñones y parece que en los últimos tiempos fue su tabla de salvación porque aún tenía algo de magia esa pareja de tipos que eran como la noche y el día, que discutían con gracia y que, sin embargo, guardaban un profundo afecto el uno por el otro. De hecho, la última aparición de Lemmon en el cine fue en La extraña pareja…otra vez, un intento de revivir los conflictos de aquellos Félix y Oscar pero en plena jubilación. Estando a años luz de la original, aún había mucho carácter en estos dos maravillosos actores.
Ocho nominaciónes, dos Oscars, varios Globos de Oro, un matrimonio feliz con la guapísima Felicia Farr y la confesión de que fue alcohólico en los setenta es parte de la historia de este grandísimo actor que siempre ha desempeñado su trabajo con total honestidad, dando lo mejor de sí en cada papel. No todos pueden decir lo mismo.
Es obligatorio buscar alguna grabación especial con el gran Jack tocando el piano. Aquí lo tenéis en una actuación improvisada en el Café Carlyle de Nueva York. El trío de Bobby Short le invita a subir y notad lo bien que improvisa con el tema It ain´t necessarily so, de George Gershwin y del sentido del humor que siempre tenía a punto. Yo a este hombre le daba un abrazo sin conocerle de nada.




Y como mosaico…ya que estamos…


lunes, 26 de junio de 2017

GOOD MORNING 26-6-2017

“A veces no hay nada tan dañino para una profesión, un colectivo o un sexo entero que sus defensores a ultranza”. Javier Marias

Gusss morninnnssss cinéfilos nos dé God

La verdad es que hoy voy fatal, se me han acumulado más tareas de las previstas en muy poco tiempo y tengo que abreviar e incluso cambiar el tercio del tema de la semana que pospongo para mejor momento con más tiempo, pero que expongo para que os vayáis haciendo una idea. La cuestión es que tras estos días de serenata nostálgica pensé que vendría bien (sobre todo a Dexter) una apuesta por el futuro en vez de recordar el pasado, quizá podría ser curioso que inventáramos nuestra propia historia (y la de nuestros alrededores) dentro de unos 15 o 20 años. ¿Seríamos capaces de imaginarla y de contarla?

Pero como os digo el tiempo y el trabajo me impide darle rienda suelta a mi imaginación y no voy a pediros, de momento, que hagáis algo que yo mismo no soy capaz de hacer en las actuales circunstancias. Así que atengámonos al presente que tampoco es manco. Y hay dos cuestiones, quizá en el fondo sólo una, que me llevan a la reflexión. La primera de ellas es la celebración del World Pride de Madrid (La fiesta del orgullo gay en plan a lo bestia). Me acerqué el sábado a la zona cero de la celebración con ánimo de pasar un buen rato y participar en lo que todo el mundo define como un festival absolutamente divertido.  He de reconocer que la gente se lo estaba pasando genial en apariencia pese a que no había nada especialmente participativo (ni concierto, ni actuaciones, ni nada parecido) solo un montón de gente en la calle, paseando y yendo de garito en garito con mucha alegría y buen rollo. Eso sí se transmitía, el buen rollo, pero por lo demás tampoco era especialmente disfrutable. Un calor sofocante que se incrementaba debido a la cantidad de gente que pululaba por las estrechas calles de la zona, sitios abarrotados en los que era difícil entrar y a tenor de los calores que parecía que se pasaba dentro aun debía ser más difícil sobrevivir. Así que tras una horita (más o menos) buscando algún lugar donde refrescar el gaznate con cierto respiro lo gramos dar con una cafetería-restaurante que había olvidado dar raciones o tapeo por servir un menú cerrado en conmemoración del orgullo por un precio exagerado (26 euros). No era el plan así que decididnos recoger velas y buscar alimento, sustento, frescor y alegría en otras latitudes menos  multitudinarias. Lo mejor de la fiesta, la normalidad, parejas de chicos, parejas de chicas, parejas de chico-chica, e incluso parejas de chica-chico andorreando, charlando, agarrándose de la mano, besándose, haciéndose carantoñas y riendo…Lo único anormal es que eso sea anormal. Es decir, que tenga que haber este tipo de eventos para que lo descrito sea lógico.

Y el otro tema, está relativamente relacionado con el primero. Ayer, Javier Marias publicó en El País un artículo que también debería ser normal y que sin embargo sea convertido en una anormalidad (tanta que tuiter parece que ardía poniendo a parir al escritor. De sobra sabéis que para mí Marías es uno de los mejores escritores en castellano vivos y que siempre leo sus artículos con cierta devoción. Suele ser un tipo que expresa lo que piensa con bastante libertad y en muchas cosas coincido con él (la mayoría de sus posiciones políticas, su defensa del castellano, su campaña frente a los inquisidores de la lengua que quieren feminizar los usos de la misma por decreto,…) en otras cosas no siempre o no del todo (sus críticas a las fiestas populares llámense Semana Santa, San Fermines o simplemente fiestas del patrón de cualquier pueblo…) y en otras nada de nada (su rechazo a las nuevas tecnologías o las revisiones teatrales de los clásicos, por ejemplo). Con el de ayer, sin embargo, me quito el sombrero, pese a que no tenga elementos de juicio suficientes como para entrar en el fondo del asunto, me parece que es un artículo muy valiente y sincero y eso le honra. Como sabréis cumplido el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes se ha dado a encumbrar su obra y a resaltar que dada su condición sexual y sus opiniones fue ninguneada en su obra literaria admitiéndose tan sólo su capacidad para la literatura infantil. Javier Marías sin embargo se atreve a ir contra la opinión imperante que trata de establecer por decreto ley los méritos artísticos en función de la trayectoria vital y llega a afirmar que “le resulta imposible suscribir que Gloria Fuertes sea una grandísima poeta”. Ya digo que no he leído tanto a la buena mujer, ni tengo conocimientos suficientes, como para afirmar una cosa o la otra, pero si que entiendo que la moda de decir lo que es bueno o malo en función de cosas ajenas al talento se está convirtiendo en una peligrosa tendencia y que hay que agradecer a quienes con más conocimiento e causa deciden que lo del seguidismo no es buena cosa y a veces sacan un poco los pies del tiesto para que los demás no nos adocenemos.

Ea, pues ya que queda dicho cantemos pues. El sábado pillé de casualidad un programa de madrugada en la radio sobre Jazz, pusieron una canción instrumental tocada por un guitarrista brasileño, no he podido encontrar ninguna reproducción, así que os dejo con el original ya que además esta canción es una de mis cosas favoritas.

MY FAVORITE THINGS (Banda Sonora Sonrisas y Lagrimas)

Raindrops on roses
And whiskers on kittens
Bright copper kettles and warm woolen mittens
Brown paper packages tied up with strings
These are a few of my favorite things
Cream-colored ponies and crisp apple strudels
Doorbells and sleigh bells
And schnitzel with noodles
Wild geese that fly with the moon on their wings
These are a few of my favorite things
Girls in white dresses with blue satin sashes
Snowflakes that stay on my nose and eyelashes
Silver-white winters that melt into springs
These are a few of my favorite things
When the dog bites
When the bee stings
When I'm feeling sad
I simply remember my favorite things
And then I don't feel so bad
Raindrops on roses and whiskers on kittens
Bright copper kettles and warm woolen mittens
Brown paper packages tied up with strings
These are a few of my favorite things
Cream-colored ponies and crisp apple strudels
Doorbells and sleigh bells and schnitzel with noodles
Wild geese that fly with the moon on their wings
These are a few of my favorite things
Girls in white dresses with blue satin sashes
Snowflakes that stay on my nose and eyelashes
Silver white winters that melt into springs
These are a few of my favorite things
When the dog bites
When the bee stings
When I'm feeling sad
I simply remember my favorite things
And then I don't feel so bad


MIS COSAS FAVORITAS
Gotas de lluvia sobre rosas y bigotes de gatitos
Teteras de cobre brillantes y mitones de lana calientes
Paquetes de papel marrones atado con cuerdas
He aquí algunas de mis cosas favoritas…

Ponis de color crema y streudel de manzana crujiente
Timbres y cascabeles de trineo y schnitzel con fideos
Gansos salvajes que vuelan con la luna sobre sus alas
He aquí algunas de mis cosas favoritas…

Cuando el perro muerde, cuando la abeja pica,
Cuando me siento triste,
Simplemente recuerdo mis cosas favoritas
Y luego no me siento tan mal.

Chicas en vestidos blancos con fajas de satén azules
Copos de nieve que se quedan en la nariz y las pestañas
Inviernos blancos plateados que se derriten en primavera
He aquí algunas de mis cosas favoritas…

Cuando el perro me muerde, cuando la abeja me pica,
Cuando me siento triste,
Simplemente recuerdo mis cosas favoritas
Y luego no me siento tan mal.






MOSAICO DE HOY

Pues eso, mostremosnos orgullosos.




viernes, 23 de junio de 2017

GOOD MORNING 23-6-2017

“Siempre hay un poco de verdad en cada “Es broma”, una pequeña mentira en cada “No sé”, un poco de sentimiento en cada “No me importa” y un poco de dolor en cada “Estoy bien”. Frases sobre frases que circulan en Internet.

Gus morninssss cinéfilos nos de God

Discúlpenme por no aparecer ayer para poner mi granito de arena sobre Wilder, pero estaba cursando un curso para aprender cosas muy bien aprendidas aunque a duras penas las utilizaré nunca.

Que cosas tienen los vascos, le dan a Darín el premio Donosti, que a primera vista es una gran idea y un homenaje más que merecido, pero…hacerle a un argentino “coger” la “concha” delante de todo el mundo, ufff…¿Qué será lo próximo? ¿Que a Bardem le entreguen un “nardal” de oro?...Hombreee, un poquito de por favor. 

Pero es que el mundo del cine es “asín”, muy abierto, muy diferente, muy moderno, son artistas y los reparos son para los demás. Que no tienen vergüenza, vamos, que se meten en el papel y hacen lo que sea necesario para sacar adelante su personaje. Pasa exactamente lo mismo con el comentarista de estrenos que lleva unas semanas usurpando el puesto del insustituible, tampoco tiene la más mínima vergüenza y es capaz de hacerse pasar por cinéfilo de pro e incluso recomendar una película cada semana, y hacerlo con tan poco acierto como criterio. Pero visto que se le critica mucho pero nadie es capaz de promoverse para su sustitución aquí sigue cada viernes dispuesto a volver a cagarla. Veamos su diarrea de hoy.

Lo primero y principal es que la lista se ha reducido considerablemente, sólo 7 películas. En algunos sitios aparecen 8, pero una de ellas ya la comentamos hace unas semanas, que la del niño traumatizado que cuida un polluelo de águila ya la puse a parir y seguro que injustamente. Por tanto 7 es un número que a estas alturas me parece un regalito…vamos que os hago la sección de estrenos con una mano en la espalda y a la pata coja…tampoco se notará mucho la diferencia.

Comencemos por el principio y eso suelen ser las pelis infantiles. ROBBY Y TOBBY EN EL VIAJE FANTASTICO es una película alemana. ¡¡¡Alemania!!! Resulta que los germanos son capaces de tener imaginación y nos ser tan cuadriculados y…Vamos, vamos, desterremos los tópicos. Esta película nos cuenta la historia de un niño inventor, Tobby, que se encuentra con un pequeño robot, Robby, que busca a sus padres…a los del robot, ….como diría Obelix: “están locos estos germanos”…, así que juntos Robbt y Tobby construyen un fantástico vehículo espacial para ir a buscar padres de robots por esos mundos de Dios…Como dirían mis hijos haciendo un gesto tipo “quemestascontando”: “Vengaaa, hasta luego”.

Muy apropiada para esta temporada nostálgica que estamos viviendo en el gus para desespero del maño es la película española LA PELICULA DE NUESTRA VIDA, dirigida por Enrique Baró Ubach cuenta el despertar de tres hombres  (un joven, un adulto y un anciano, tal vez sean la misma persona) en su casa de veraneo (que ya no es suya o no se sabe) y se ponen a recordar el mejor verano de su vida….Mmmmm, temazo…ya hemos hablado de infancias, de familias, de referentes televisivos, quizá hablar de veraneos guays de nuestra existencia molaría. Fijo que podríamos decir aquello de: “Y dices tú de mili” varias veces antes de que Dex se suicidase.

Atención, suenen los clarines…que viene una peli de la India, gafapastas atentos, culturetas firmes, público en general…..a mi orden….¡¡Bostecen!!.  TUBELIGTH nos cuenta la historia de dos hermanos que están solos en la vida, Laxman y Bahrat. El primero es el mayor, pero es algo…diferente, su hermano menor le protege de los insensibles que no comprenden que Laxman vive en un mundo algo irreal. Pero, reclutan a Bahrat para defender la frontera Indo-china y como las cosas no parecen solucionarse sino todo lo contrario, Laxman decide que debe acabar con el conflicto para que su hermano pueda volver a casa. El pobre no tenía una madre que le dijera como nos decían a nosotros: “Deja ya de hacer el indio”.

Cuidado, que hay otra española, esta se llama SELFIE y en su reparto hay profesionales de la talla de Esperanza Aguirre, Iñigo Errejón, Pablo Iglesias…Y nos cuenta las desventuras de un joven llamado Bosco, hijo de un político imputado por corrupción, blanqueo de dinero, malversación de fondos…Vamos, lo que viene siendo un político. El caso es que el muchacho pasa de su lujosa casa de La Moraleja, de su novia perfecta y de su master en dirección de empresas a vivir de okupa en Lavapies, depender de una trabajadora social ciega y aprender a vivir en la calle…Podríamos estar ante una cura de humildad que te ayuda a ser más empático y menos elitista, pero esta es una peli española y los finales felices no son muy reales. Vamos que la peli nos viene a decir aquello de: “La cabra siempre tira al monte”

Irlandesa-canadiense es la película MAUDIE que nos cuenta la historia de la ¿famosa? pintora Maud Lewis, una mujer aquejada de artritis reumatoide desde la infancia que decide ser independiente y dejar su protector hogar familiar para vivir como empleada de hogar de un huraño pescador y perseguir su sueño de convertirse en artista. A la vista del resultado se puede comentar aquello de que: “El que la sigue la consigue” (os pongo un cuadrito de la buena mujer)



  Y luego se metían con la del Ecce Homo de Borja.

Pero la cosa va de mujeres extraordinarias y así nos encontramos con el blockbuster de la semana que no es otro que WONDER WOMAN, la chavalita que sacaba de apuros a Superman y Batman en la peli en que andaban peleados. Aquí nos cuentan su historia, la de la princesa de las amazonas que se convierte en gran guerrera y que vive en una perdida y paradisiaca isla hasta que la llegada de un piloto americano le informa de que hay un conflicto muy malo en el mundo y decide echar una manita para acabar con todas las guerras, claro que al hacerlo descubrirá sus poderes y muchas más cosas (como el wonderbra, por ejemplo). No son pocos los que a la vista del tráiler publicitario y de los destrozos que va causando la muchacha dirían aquello de: “mujer tenía que ser”.

Y por fin, llegamos a LA APUESTA DE LA SEMANA, basada en la novela “La casa de la buena estrella”, esta película nos cuenta el coraje de una mujer interpretada por Jessica Chastain y su marido (Daniel Brühl), guardianes del zoo de Varsovia que ante la invasión alemana se dedicaron a dar cobijo a centenares de judíos, ayudándoles a escapar de la persecución nazi. La película se llama LA CASA DE LA ESPERANZA (esta vez no es Aguirre) y una película en la que aparece Yessi ya tiene suficientes motivos como para apostar por ella. Está basada en una historia real así que se puede hacer cierta la máxima de: “Siempre hay gente buena por ahí”, que no es lo mismo que “To er mundo é Güeno”, ni que “en todas partes cuecen habas”.

CANCION. Pues hoy es el aniversario de la patente en 1868 de la primera máquina de escribir. Vale que el ordenador las ha dejado ya muy fuera de juego, aunque aún hay por ahí un chiste en el que un niño ve a su padre escribir en una de ellas y le dice admirado: “Alucinante, imprime directamente”.  Pero es un objeto (otra de nostalgia) que siempre perdurará en nuestra memoria, son incontables los trabajos que hice en mis tiempos de estudiante con mi precaria mecanografía a dos dedos. Y no sólo eso sino que fue protagonista de una composición para la película “Lío en los grandes almacenes” protagonizada por Jerry Lewis. Aquí os traigo un vídeo que a mí me gusta aún más.

LA MÁQUINA DE ESCRIBIR (L. Anderson) (Concierto para Máquina de escribir y orquesta)




MOSAICO DE HOY. En 1927 tal día como hoy nació Bob Fosse, el coreógrafo, bailarín y director de películas míticas como “Cabaret” o "Lenny”, justo aquí aparece con los interpretes de esos dos maravillosos films.


jueves, 22 de junio de 2017

GUUUUUD MORNINS 22-06-2017

"Hola Fernando, soy Dios" (Billi Wilder a Fernando trueba).

Guuuud mornins cinéfilos. Jueves 22 de junio, el calor nos empieza ya a derretir las neuronas y mañana daremos fuego a todo lo que se tercie en las hogueras de San Juan. No se a vosotros, a mí siempre me ha gustado ésa noche, "San Juan Verde", le decíamos en el pueblo que crecí, y nos pasábamos días recogiendo cartones en las tiendas del pueblo para formar la mayor hoguera posible.

Nos fabricábamos antorchas con papel de periódico y le dábamos fuego a la hoguera con el orgullo de que fuera la mayor del pueblo. Nos pasábamos la noche jugando alrededor de ella, hasta que tu madre se asomaba al balcón y te ordenaba subir a casa. Hoy en día todo está mucho más controlado, por temas de seguridad y tal y cual, pero la magia del fuego sigue ahí, por lo que mañana bajaremos al barrio a ver la hoguera.

  Bueno. ¿Y de cine qué? (espero que no se note mucho que estoy improvisando, que ando muuuy liado). Pues resulta que un día como hoy nació nada más y nada menos que Don Billy Wilder. Y eso son palabras mayores.

  Wilder creció en Austria y sufrió la persecución nazi por ser de origen judío. De joven trabajó de periodista y pronto comenzó su carrera como guionista. Ya en EEUU, siguiç trabajando de guionista consiguiendo éxitos en ése campo (La octava mujer de barba azul,  Ninotwschka...). Convenció a los productores para que le dejaran probar detrás de las cámaras y debutó con "El mayor y la menor". Después vinieron otros films, enter ellos "El crepúsculo de los dioses". 

  En la década de los 50 pasó al género que le alzó a la cumbre, la comedia. Sabrina, Con faldas y a lo loco, La tentación vive arriba... Marilyn - Wilder, vaya tándem. En total dirigió 26 películas y consiguió 7 oscars. Vaya carrerón. 

  "Soy escritor, pero nadie es perfecto", dice en la lápida de su tumba. Pues aunque no hayas sido perfecto, grande sí que has sido, Billy.   

  CANCIÓN DEL DÍA

  Sobre su musa:


Marilyn Monroe


Marilyn Monroe se sentía tan sola
cada día en el espejo más de dos horas
Marilyn Monroe nunca contesta
siempre una pregunta será su respuesta...

¡Marilyn Monroe que nunca logra dormir
a veces ni con píldoras lo puede conseguir!


Marilyn Monroe cuando matan a su perro
ya sabe que nadie la irá a buscar al colegio
Marilyn Monroe que no busca joyas
para ella tienen más valor otras cosas.

Un policía la intenta violar
(algunos opinan que lo conseguirá)
también su tío lo intentará
pero un mal marido
virgen la declarará...


Marilyn Monroe se siente una idiota
porque de algunos libros no entiende ni jota
Marilyn Monroe ha sido ingresada
de nuevo en la misma clínica psiquiátrica.

Marilyn Monroe se ha suicidado
aprieta el teléfono entre sus manos
Marilyn Monroe ya está en el depósito
y los mercaderes hacen de ello un negocio.



MOSAICO DE HOY


miércoles, 21 de junio de 2017

EL GUS DE ALBANTA (21-06-17)

Hubo en España una guerra que como en todas las guerras, la ganara quien ganase, la perdieron los poetas (Un miembro de la familia Botejara).

Corría el año 1978 y ahí estaba Alfredo Amestoy agradeciendo a la familia Botejera su colaboración para grabar el programa, que ya ríete tú de “Cuéntame”, Los Botejara era un fiel reflejo de la España de aquellos años, empobrecida física y culturalmente.

Con mis tiernos 13 años, la música de la cabecera me conmocionaba…ganara quien ganase, la perdieron los poetas…

También inundaban nuestra parrilla televisiva programas como Cantares, Un dos tres, Trescientos millones, Esta noche fiesta….Me gustaría saber cuánto duraría hoy en día estos programas que llegaron a estar muchos de ellos años en televisión.

También en el año 1878, se estrenó en la pequeña pantalla la que daría lugar a una larga lista de series de televisión, basadas en obras de la literatura española, que eran fiel reflejo del buen saber hacer de los profesionales, de los actores, todos nos pegábamos a la pantalla para ver aparecer la albufera valenciana, Cañas y Barro fue, como digo, la primera no sé si quizás la mejor, con aquella incomprendida Neleta a quién la albufera se le quedaba pequeña….De entre todas las series mi favorita fue Fortunata y Jacinta, con aquellas Ana Belén y Maribel Martín tan jóvenes y tan bellas.

Son los recuerdos de aquella época de transición de la que el otro día hablaba Car. Yo tengo una anécdota personal, mi hermana me llevó a dar un paseo con sus amigas (si, en aquel entonces los hermanos mayores cuidaban de los hermanos pequeños y se los llevaban de paseo). Ibamos caminando por el paseo de la Castellana a la altura de Nuevos Ministerios, tropecé y me caí, llevaba un pantalón azul marino y un jersey a rayas de tipo marinero en azul marino y blanco, iba muy conjuntada pero creo recordar que ambas prendas eran heredadas. El caso que al depositar mis posaderas en un suelo alfombrado de propagando electoral, algunas de estas octavillas se quedaron adheridas en mi trasero, ellas, mi hermana y sus amigas no dijeron nada y dejaron que me pasease un buen rato luciendo mi culo con proclamas tan interesantes como Vota CDS o Vota PCE….no se lo perdoné nunca.

No está mal recordar de vez en cuando quienes fuimos y comprobar en lo que nos hemos convertido, distamos mucho, mucho de ser un pueblo perfecto. Me duele tanta corrupción y mucho más aun, tanta pasividad ante tanto desmán, pero somos también más formados, menos ingenuos y aunque la madre que nos parió nos siga reconociendo, estamos mucho más presentables que antaño.


Os dejo como canción la que abría el mencionado programa de Los Botejara, han pasado nadas más y nada menos que  39 años pero ese comienzo sigue tocándome la fibra…


No he encontrado la letra y siguiendo con la nostalgia de aquellos años el mosaico se lo concedemos a aquél grupo tan chiripitiflautico del que seguro os acordais…aissss que tiempos.



martes, 20 de junio de 2017

GUS MORNINS 20/6/17

“Por instinto, soy aventurero; por elección, me hubiera gustado ser escritor; por naturaleza, soy un afortunado impenitente…y resulta que me he convertido en actor”
                                                                                                       Errol Flynn
Hoy Errol Flynn hubiera cumplido la nada despreciable cifra de 108 años. Nadie cómo él supo encarnar al héroe aventurero de nuestros más delirantes sueños. ¿Quién no ha querido ser alguna vez como Robin Hood, rescatando a su Lady Marian particular y luchando con un punto de socarronería contra el Sheriff de Nottingham y el taimado Juan Sin Tierra? ¿Quién no ha soñado con saltar de jarcia a botavara espada en mano siendo el más apuesto de los piratas con el aguerrido nombre de Capitán Blood? ¿Quién, al fin y al cabo, no ha jugado a los soldados en casa y se ha puesto, como quien no quiere la cosa, el nombre de Teniente Nelson, un hombre perdido en la selva birmana con un puñado de hombres que, prácticamente, tienen que regresar a retaguardia andando? Quizá Flynn no fuera un gran actor (no lo era), pero poseía un físico espectacular (su 1,88 de estatura y su natural envergadura ayudaban mucho) y no cabe duda de que poseía una singular destreza en el manejo de la espada y una considerable agilidad corporal que le convirtió en el sucesor natural de Douglas Fairbanks.
Por supuesto, sus excesos fueron casi tan famosos como su trabajo. Ahí queda ese intento de impresionar a Marilyn Monroe tocando el piano de manera, digamos, poco convencional al son de You are my sunshine, o ese rumor que corría por todo Hollywood que aseguraba que se inyectaba droga directamente en la bolsa escrótica para aumentar su capacidad sexual, o esa pelea a puñetazos que sostuvo con John Huston ajustándose escrupulosamente a las reglas del Marqués de Queensberry y que acabó con el director sangrando a borbotones y a cuenta de un comentario grosero que Flynn había hecho sobre Olivia de Havilland (lo mejor de todo es que Huston y él iniciaron una amistad que duró hasta su muerte). Incluso se decía y se aseguraba que una de las razones por las que la industria tuvo muy poco respeto por Flynn fue porque llegó a espiar para los nazis, cosa que nunca se comprobó y que él desmintió repetidamente.
Se deterioró rápidamente y su físico apolíneo pasó a ser el de un hombre gastado, que tal vez había vivido demasiado. Se puede apreciar que ya no era el mismo cuando, con apenas 52 años, protagonizó su última película, precisamente dirigida por John Huston, Las raíces del cielo donde empezó a dar a entender que podía convertirse en un actor más que apreciable. Su crucero, el Zaca, fue su refugio y escenario de múltiples fiestas e, incluso, de alguna película. De hecho, es el barco que gobierna Orson Welles bajo la lujuriosa mirada de Rita Hayworth en La dama de Shanghai. Años después de su muerte, su hijo Sean protagonizó la producción italiana El hijo del Capitán Blood y, apasionado de la fotografía, se presentó voluntario a Vietnam. Allí fue dado por desaparecido. Y, de hecho, dicen las malas lenguas que Francis Ford Coppola se inspiró en Sean Flynn para crear el personaje (tronado, absolutamente ido por las drogas y bastante indiferente ante las barbaridades) de Dennis Hopper en Apocalypse now.
En cualquier caso, ahí estuvo siempre. Dispuesto a ayudar a sus damas, demostrando que la caballerosidad y el valor podían ir de la mano. Él podía ser lo que quisiera pero no cabe duda de que transmitió una buena cantidad de valores positivos en esos héroes de una pieza que encarnó como quizá nadie ha sabido hacerlo en el cine.
En una de éstas, llegó a cantar para el cine. Aquí tenéis el clip, donde hace de un supuesto caballero de taberna sin un céntimo en el bolsillo. Se trata de la película Thank your lucky stars, de 1943, una de esas películas en las que desfilaban estrellas haciendo cosas atípicas porque eran títulos destinados a que la recaudación financiase una parte de los bonos de guerra.





Y ahí está como mosaico, quizá en su mejor época y en pleno paseo por el borde de su precipicio particular. Si hay un lugar para las leyendas, seguro que Errol Flynn estará allí.