jueves, 19 de febrero de 2015

GUS MORNINS 19/2/15

Cinco, cinco días después del día de los enamorados me hago cargo del kiosco por encargo del DJ suplente y no es poca responsabilidad, no. Me siento como un hombre duro, absolutamente inmune a las heridas, con la mirada penetrante (chistes no) y totalmente seguro de cada uno de mis movimientos. Será que hoy hace 91 años que nació un actor que fue muy, muy duro y su espíritu ha caído sobre mí cual losa impertérrita. Lo que habré disfrutado yo con este menganito, vive Dios. Parecía más viejo de lo que era pero eso fue la huella que lo hizo irremediablemente atractivo. Las malas lenguas decían que se emborrachaba a la de tres (si es que se puede decir sin sanción) y se las cogía legendarias. Es más...en determinada ocasión, rodando esa maravilla que fue "Los profesionales" compartiendo cabecera de cartel con Burt Lancaster, éste acabó bastante harto de Lee Marvin por culpa de sus terribles borracheras. De hecho, la irritación llegó hasta tal punto que estuvieron a punto de llegar a las manos pero intervino el director Richard Brooks diciendo al bueno de Burt: "No le pegues en la cara, Burt, que mañana tiene sesión de rodaje. Cuando acabe le pegas una patada en el culo y le arrojas por una montaña".
En todo caso, Lee, el bueno de Lee, nos dejó papeles tan maravillosos, tan increíbles, tan geniales como el Mayor Reisman de "Doce del patíbulo", el jefe Fardan en la ya mentada "Los profesionales", fue el malvadísimo Liberty Valance en "El hombre que mató a Liberty Valance", fue Thomas Aloysius Gilhooley peléandose a cada minuto con John Wayne en "La taberna del irlandés", fue el asesino Charlie Strom intrigado porque su último encargo se dejó matar en la maravillosa "Código del hampa", fue el profesional del crimen Walker que solo quiere recuperar el botín de su último golpe en la tremenda "A quemarropa", fue el piloto americano que hace su guerra particular en una isla contra Toshiro Mifune en "Infierno en el Pacífico", fue el viejo Ben Rumson que recitaba-cantaba "Wandering star" en "La leyenda de la ciudad sin nombre", fue el vagabundo A Nº-1 desafiando al terrible Ernest Borgnine en "El Emperador del Norte", fue el simpático Hickey que se encargará de recordar a todos las miserias auténticas que se esconden bajo su encantadora personalidad en "El repartidor de hielo" una de las obras cumbres de Eugene O´Neill, fue el Sargento experimentado en "Uno rojo, división de choque", fue el Coronel Harry Wargrave en la trepidante intriga de "El tren de los espías" dando el do de pecho porque se les murió Robert Shaw en medio del rodaje...justo de lo mismo de lo que él se moriría ocho años después porque el alcohol también es un asesino profesional...No, no era un galán. Era un hombre de acción. Y me río yo de los duros de ahora. Más que nada porque no me los creo. Pero sí a este hombre, sí a Lee Marvin. Seguro que ha tenido que escuchar, vivo o muerto, esta canción.

LOS TIPOS DUROS NO BAILAN (Ariel Rot)

Me dejaste correr, 
galopar como un potrillo 
el tiempo hizo lo suyo, 
y nos fue sacando brillo. 

Buscamos una casa, 
y tuvimos un hijo. 
Cuando nos conocimos 
nadie lo hubiera dicho...quién lo hubiera dicho? 

Gente que se cruza para no volverse a ver 
amigos que se alejan y desaparecen 
amores transitorios como el cuarto de un hotel 
y otros que se quedan para siempre, 
amores que se quedan para siempre. 
¿Quién busca amores para siempre? 

Más vale viejo bandido, 
que otro amor por conocer 
los tipos duros no bailan 
un tonto puede aprender. 

Buscamos una casa, 
y pasamos un buen rato. 
Tuvimos un hijo 
sin anillo ni contrato. 

Gente que se cruza para no volverse a ver 
amigos que se alejan y desaparecen 
amores transitorios como el cuarto de un hotel 
y otros que se quedan para siempre, 
amores que se quedan para siempre. 
¿Quién busca amores para siempre? 
Ella busca amores para para siempre.






Y vamos a dejaros con ese final de "Los profesionales" con Marvin diciendo una de las mejores frases que se han dicho jamás delante de una cámara.





2 comentarios:

INDI dijo...

Chapeau. Un auténtico tipo duro. Se dice que Lee Marvin iba para fontanero, hasta que sustituyó por pura casualidad a un actor en una obra de teatro y la interpretación llamo a su puerta. Sin duda se ganó un gran actor, pero seguro que también se perdió un buen fontanero; eso si, ¿quién se atrevería a decirle que en la factura nos ha cobrado demás?

Anónimo dijo...

grande Wolf. esto no es una suplencia, es una evolución. sustituto perpetuo hasta la vuelta de Dexter.
muchas gracias.
carpet