lunes, 9 de febrero de 2015

ALFOMBRA FUCSIA DE LOS GOYA


Pues la cambiaron de color, pero no hubo muchos cambios, alguna sorpresa positiva y alguna muy negativa, como siempre vamos. Y lo de los chicos que últimamente se llevaba lo de que ellos se apuntaran a la moda de epatar, pues también quedó en nada, menos sorpresas que en un partido del Madrid-Atleti….bueno esto vamos a dejarlo que vaya partidito…

Ea comencemos antes de que venga el coreano.

 

ESTOS SON MIS PODERES: Este año ha habido algo de despelote y eso se agradece, que si las chicas son monas y están buenas, bien es que luzcan y que nos iluminen. Transparencias y escotazos, y así da gusto. Lo que pasa es que no siempre quedan bien, porque a pesar de enseñar carne a veces no toda está en su sitio o el mismo vestido desmejora lo que fijo que al natural está goloso. Algo así le pasó a Elena Anaya :

 


 

 

O a Blanca Suarez, que como no se puso el suje de Intimisimi parecía un poco caído.

 

 

 

India Martinez, sin embargo parecía tenerlo todo en su sitio…¿naturales?

 
 

Y luego estaban las que lo tienen todo muy bien puesto y lo lucen, alguna veterana como Ana Alvarez:

 

 

O las muy nuevas que se juegan un “Pedroche”, un vestido como el que llevó la vallecana en las campanadas de fin de año en la Sexta y parecía que había matado a alguien por ir casi en pelotas. Pues la “niña” Mariam Bachir apostó porque no, es lo que tienen las moras o burka o no burka:

 

 

De esta los puristas dirán que iba fatal, pero que queréis que os diga, a mi me gusta que se atrevan, las que pueden.

Hay otras que no enseñaron su poderes.

ESTAS SON MIS CORTINAS:

 

La más significativa fue Leticia Dolera, que no digo que fuera fea, pero…:

 

 

O la imitadora de Scarlett OHara, Carolina Bang, que esta es una habitual de la no elegancia.

 

 

E incluso Nerea Barros, que lo suyo son visillos, y algo desilachaos:

 

 

O la habitualmente acertada Ana Belén…que, para mi gusto, esta vez no acertó:

 
 

Y otra que suele ir siempre bien, no es que fuera mal, pero se apuntó a la moda cortianje, Penelope:

 

 

Tengo verdaderos problemas con el tema de las fotos así que voy a ir resumiendo: Los chicos nada que señalar, el único que tiró de sorpresa fue Adrian lastra que iba de burdeos (para actuar no), y Ernesto Alterio para llevar un peinado absurdo. Los guapos Velencoso y Kortajarena podían ponerse lo que les diera la gana que iban a estar igual de guapos, pero optaron por poca chispa, el resto correctos y sin garra.





 




 

Vamos a por las PEORES :

Clara Lago llevaba un vestido que no hubiera favorecido a nadie y para colmo el peinado tampoco era muy allá, lo mejor su espalda, pero a estas alturas eso es poca cosa. Najwa Nimri llevaba un vestido como su nombre, inidentificable. Adriana Ozores….ejem…iba.

 

 

 

Hubo una supermodelo que no es que fuera mal es que iba de Cruella de Vil, Nieves Alvarez:

 
Y la pero pudo ser, Macarena Gomez, una habitual con su marido de los desastres, que embarazadísima decidió ajustarse mucho, y ponerse así un color discretito.

 

Aunque siempre hay alguien peor, debieron pensar y para eso está Massiel para sacar las castañas del fuego:

 

 

Y las MEJORES:

 

Hubo mucha guapa y muy bien:

Por un lado estaba Manuela Velles, tristemente lejos de aquel escotazo que se marcó en los premios feroz, pero sin embargo, brillante:

 

 

Por otro una Cayetana Guillen Cuervo que lucía muchísimo, a pesar de las esas hombreras espinosas para que nadie se le subiera a la chepa:

 

Aunque para mí la triunfadora fue la triunfadora, Barbara Lennie, espectacular:

 

 

Como siempre esto no son más que opiniones personales y cualquier queja al maestro armero, o en su defecto a Dex, que debe andar por ahí.

 

Pasadlo bien.

2 comentarios:

INDI dijo...

Aunque no vi toda la gala, me pareció bastante aburrida. Los discursos de los premiados, rollazo total.Pero ha habido peores.

De las chicas, me quedo con Manuela Velles y Blanca Suarez. Las 2 iban guapísimas.

Lo de premiar a 3 actores de 8 apellidos vascos quizás excesivo. Creo que el único que se lo merecía era Karra Elejalde.

Buen lunes a todos.

César Bardés dijo...

Pues en cuanto al toque frívolo...me quedo con la triunfadora Barbara Lennie. Era la que mejor iba, la más elegante, guapísima y además esta tía es una actriz que va a dar mucho que hablar, ya lo veréis.
En cuanto a la gala, yo creo que fue muy irregular. Dani estuvo bien en el discurso inicial e hizo concebir esperanzas. Hubo mucho rollo. Lo de Alex O´Dogherty no fue más paleto porque no había boina. Lo de Miguel Poveda también es algo que no acabo de entender aunque me figuro que su casa de discos pagó para la actuación en medio de los Goya. Los discursos eran tan...tan...tan...que yo aprovechaba para ir al bañito a miccionar y aún me daba tiempo a prepararme unas palomitas. Por cierto, cotilleo...no sé si os fijásteis en la falta total de besos, abrazos y roces entre Pedrito y Antonio...sí, se odian, se odian. Creo que en el rodaje de "La piel que habito" Antonio dijo que la próxima vez iba a trabajar con él su padre, su madre y tal vez su tía pero que a él no le buscara. Otra cosa, aclaración. No, el gremio de actores o actrices no son los únicos que se odian...pero sí son los únicos que, odiándose, fingen que se quieren hasta límites insospechados. Salvo estimas verdaderas que también las hay pero que están reservadas a unos pocos privilegiados. Os aseguro que son las menos.
Estoy también de acuerdo con Indi...el único de "Ocho apellidos vascos" que tal vez mereciera el premio es Karra...los otros dos bastante discutibles, desde luego. Lo de los trailers de Dani, insistentes por lo demás, tontorrones y sin mucha gracia. Mucho miedo de los guionistas a que los actores y demás que salen a dar los premios tengan alguna línea de diálogo. Es decir, se paga un viaje a Penélope para que diga lo siguiente:
- "Los nominados en la categoría de Mejor película son..."
- "El Goya es para "La isla mínima"
Y hala, vuelta a tu casa, guapa.
Ah, sí, que soltó un "Gracias" porque le dijo no sé quién entre el público "Guapa".
Es España, de eso no cabe duda.
Abrazos engoyados.