viernes, 3 de marzo de 2017

Gus mornins 3/03/17

“Errar es humano, pero más lo es culpar de ello a los otros” (Faye Duy… estooo Baltasar Gracián)

Guuud mornins, cinéfilos.

Ha pasado ya casi una semana desde la última fechoría de Bonnie Parker  y Clide Barrow que en esta ocasión no consistió en asaltar ningún banco. Pero menuda la que liaron, eso sí que merecía una balada y no lo que vamos a poner al final de este gus. Hoy empezamos con los protagonistas de la semana que nos saludan sonrientes, jóvenes y lozanos desde nuestro mosaico. Con ellos también concluiremos no sin antes darle un repaso a algunos de los estrenos de la cartelera. Anda, niño, trae el sobre.

Vamos a comenzar con Es por tu bien, una comedia española con José Coronad… pero si esto es lo de la semana pasada. Niñoooooooooooooo.

En fin, como os decía, nuestro primer estreno semanal es una comedia de nacionalidad francesa titulada El Señor Henri comparte piso y que parte de una obra teatral que montó hace algunos años el director Ivan Calbérac. Nos cuenta la historia de un jubilado algo gruñón y cascarrabias que a instancias de su hijo (para que éste no se quede sólo y dosifique los gastos de su pequeña pensión) deberá acoger en su casa a una joven estudiante recién llegada a la capital. De la convivencia surgirán situaciones de lo más divertido. O eso al menos es lo que se supone.

Y ahora pasamos de la comedia al drama, de la risa al llanto, porque la vida es así, un día te dan un Oscar y a los dos minutos resulta que ya no lo tienes y se lo han dado a otro, pues todo así. En Guardián y verdugo, el director alemán Oliver Schmitz nos acerca hasta un hecho poco conocido en la reciente historia de Sudáfrica ocurrido a finales de la década de los 80 del siglo pasado. Y nos lleva hasta Pretoria y hasta una cárcel donde en 1987 164 personas fueron ejecutadas en el corredor de la muerte. La película cuenta la historia de un abogado que tiene que defender a un joven funcionario de la prisión traumatizado por todas las atrocidades que presenció mientras ejercía su trabajo. Un caso real que puso en solfa el tema de la pena de muerte en el país. Steve Coogan, protagonista junto a Judi Dench de Philomena, figura al frente del reparto encarnando al abogado en cuya obra autobiográfica se basa el film.

Hace poco desde este mismo rincón le mandábamos muchos besitos al australiano Hugh Jackman, quien hace poquitas semanas volvió a pasar por el quirófano para tratarse por quinta vez del cáncer de piel que tanto nos preocupa. Antes de ello, Jackman volvió a interpretar- dicen que por última vez- a Lobezno en Logan dirigido de nuevo por James Mangold, responsable de títulos como Copland o En la cuerda floja. La acción transcurre un año después del final de X-Men: Days of Future Past con Lobezno decidido a llevar una vida tranquila y relajada y a no asumir otro súper poder que el de llegar a fin de mes con el sueldo (que no es poco, tú). El caso es que la irrupción en escena de una peligrosa organización liderada por Nathaniel Esexx le obligará a cambiar de opinión. Essex planea utilizar al resto de mutantes diseminados por el planeta para convertirlos en armas de destrucción masiva. En fin, para muy fans del cómic de Mark Millar y Steve McNiven.

Los belgas hnos Dardenne, esa especie de modernos Hernández y Fernández del cine social europeo, vuelven a la carga. En realidad volvieron hace ya casi un año cuando presentaron en Cannes, su festival favorito, la última de sus películas. En La chica desconocida, la pareja da un giro a su registro habitual para contarnos una historia que se adentra en los terrenos del cine de género. Pero, ojo, que, claro, hay trampa. El film arranca cuando Jenny, una doctora generalista decide no atender una llamada telefónica y una posterior llamada a su timbre. Puede tratarse de un posible paciente y de un caso de urgencia pero está a punto de cerrar el consultorio y la jornada ha sido larga y cansada. A la mañana siguiente, la doctora se entera de que ha aparecido el cadáver de una mujer joven al lado de su casa. A Jenny le remuerde la conciencia pensando que la chica puede ser la llamada que no contestó y decide investigar por su cuenta la identidad de la fallecida.

Mucho más clara en su conexión con el thriller y el noir es el estreno español de la semana. La adaptación cinematográfica de El guardián invisible, el archiconocido best seller de Dolores Redondo ha corrido a cargo de Fernando González Molina, autor de Tres metros sobre el cielo y Palmeras en la nieve. Se trata del primero de los tres tomos que conforman la llamada trilogía del Baztán de la última Premio Planeta, el único por cierto que un servidor de ustedes ha conseguido leerse. No soy yo muy fan de la novela negra moderna en general (de la escandinava en particular) pero tengo un par de amiguetes bastante frikis de la cosa esta, así que mucho me temo que me va a tocar pasar por caja. La inspectora Amaia Salazar, a la que da vida Marta Etura, se enfrenta a su primer caso. Una serie de misteriosos asesinatos se están produciendo a la orilla del Baztán, en el corazón de la Navarra profunda; las víctimas son todas jóvenes adolescentes y todas ellas son encontradas en circunstancias bastante similares. La investigación llevará a la inspectora Salazar a Elizondo, su pueblo natal, donde deberá no sólo resolver los horribles crímenes sino saldar deudas con su propio pasado.

Y llegamos por fin a la Apuesta de la Semana que este viernes le corresponde a la, la la, la de El viajante. Asghard Farhadi recibió este pasado lunes el Oscar a la Mejor Película en Lengua no Inglesa por este film, aunque puf, vete tú a saber, lo mismo se lo dieron a la sueca y aún no nos hemos enterado. El iraní conseguía así su segunda estatuilla, cinco años después de la obtenida por la magistral Nader y Simin, una separación. Al margen de que pueda tratarse de un premio con un evidente simbolismo y carga política, la calidad del cine de Farhadi está fuera de toda duda. El film que ahora presenta fue estrenado en el último Cannes donde ya se hizo con los galardones al mejor guión y a la mejor interpretación masculina. El Oscar es la guinda del pastel y supone al mismo tiempo a un zasca en toda la boca a la política intransigente del tío Gilito que prohibió la entrada de su director al país y la imposibilidad por tanto de recoger él mismo el premio (posteriormente la prohibición le fue levantada, pero ya era demasiado tarde y Farhadi pasó de asistir como protesta a la política del presidente en materia de inmigración).

En su nuevo trabajo, Farhadi vuelve a explorar lo complejo de las relaciones humanas en el contexto de la cotidianeidad de un país como Irán cuya sociedad aparece fielmente retratada. Añádase a ello unas gotitas de suspense como ya ocurría en A propósito de Ely y en la citada Nader y Simin, y ya tenemos una nueva genialidad del maestro que en esta ocasión tampoco disimula la vocación teatral de su texto. El título El viajante ya remite de manera clara a Arthur Miller; el film nos cuenta la historia de una joven pareja que tras ser anunciado el estado de ruina del edificio en el que viven deben mudarse a una nueva vivienda. Pero los problemas que surgen con la antigua inquilina de la casa van a ocasionar más de un disgusto a la pareja protagonista. E incluso puede que su vida cambie de repente para siempre. Después del Oscar, Farhadi ya está pensando en su próxima película, un proyecto largamente anunciado que bajo la producción de El Deseo rodará en España y contará con la pareja Javier Bardém- Penélope Cruz como protagonistas.

Antes de despedirme hasta la próxima semana debo anunciaros algo que tiene que ver precisamente con la próxima semana. Y es que resulta que el próximo miércoles se celebra el Día Internacional de la Mujer Trabajadora, y qué mejor manera que celebrar esa fecha que poniendo a trabajar a nuestras mujeres. O sea que Bardés, Wally, Junior, tomaos el día libre que la semana venidera nuestras grouppies toman el mando.  Alban, cariño ¿qué tal si te pasas por aquí el martes y nos alegras la mañana contándonos cosas de tu juventud y tal? Doctora, querida ¿tienes algo mejor que hacer el jueves que darnos los gus mornins? Sospecho que ni una ni otra tenéis cuenta de Google para poder subir el gus en la fecha señalada, pero ambas tenéis mi correo personal, así que si me lo enviáis el día de antes yo lo colgaré gustoso el día propuesto. Es fácil de todas formas. Mismamente yo hoy no podía por motivos técnicos ajenos a mi voluntad colgar el gus a la hora de costumbre, y le he pedido a mi amigo y sin embargo compañero Carpet Wally que lo haga por mí. Espero que estéis leyendo estas líneas, por eso. Sería por cierto también de desear que nuestra grouppie más silenciosa, Mul, se hiciese cargo del gus del miércoles. Mul, si estás ahí, manifiéstate o que alguien le dé razón del particular, por favor. Si no, no nos quedará más remedio que recurrir a Meryl o quizá me obligue a mí o al Wally a sacar nuestro lado más femenino.

Y ahora sí, como lo prometido es deuda, os dejo con el número musical prometido. Y con el deseo de que lo paséis muy bien el fin de semana entrante. Nos vemos el lunes dando paso a la semana de la mujer. Toda una responsabilidad, mamma mía. Ale, lo dicho, disfrutad, bailad con las estrellas, soñad con la luz de la luna, que nos cambien el sobre y os amarguen la existencia. Besitos para tod@s.

THE BALLAD OF BONNIE AND CLYDE
Georgie Fame and the Blue Fames

Bonnie and Clyde were pretty lookin' people
But I can tell you people They were the devil's children,
Bonnie and Clyde began their evil doin'
One lazy afternoon down Savannah way,
They robbed a store, and high-tailed outa that town
Got clean away in a stolen car,
And waited till the heat died down,
Bonnie and Clyde advanced their reputation
And made the graduation
Into the banking business.
"Reach for the sky" sweet-talking Clyde would holler
As Bonnie loaded dollars in the dewlap bag,
Now one brave man-he tried to take 'em alone
They left him Iyin' in a pool of blood,
And laughed about it all the way home.
Bonnie and Clyde got to be public enemy number one
Running and hiding from ev'ry American lawman's gun.
They used to laugh about dyin',
But deep inside 'em they knew
That pretty soon they'd be lyin'
Beneath the ground together
Pushing up daisies to welcome the sun
And the morning dew.
Acting upon reliable information
A federal deputation laid a deadly ambush.
When Bonnie and Clyde came walking in the sunshine
A half a dozen carbines opened up on them.
Bonnie and Clyde, they lived a lot together
And finally together they died,

LA BALADA DE BONNIE AND CLYDE
Georgie Fame and the Blue Fames

Bonnie y Clyde eran gente muy guapa
Pero puedo decirte que eran hijos del diablo,
Bonnie and Clyde comenzaron a hacer el mal
Una tarde de ocio camino Savannah,
Robaron una tienda, y se largaron de la ciudad
Robaron un coche,
Y esperaron hasta que bajo el calor,
Bonnie and Clyde aumentaron su reputación
Y se graduaron
En el negocio bancario.
"Alcanzaremos el cielo” decía dulcemente Clyde
Mientras Bonnie llenaba de dólares la bolsa,
Entonces un hombre valiente intentó atacarles por su cuenta
Lo dejaron tirando un charco de sangre,
Y se rieron de él durante todo el camino.
Bonnie y Clyde llegarona ser el enemigo público número uno
Corrían y se escondían de cada representante de la ley estadounidense.
Solían reírse de la muerte,
Pero en el fondo  sabían
Que muy pronto acabarían "
bajo tierra
Criando malvas para dar la bienvenida al sol
Y una mañana
tras un chivatazo fiable
Una delegación federal estableció una emboscada mortal.
Cuando Bonnie y Clyde llegaron caminando bajo el sol
Una media docena de carabinas abrió sobre ellos.
Bonnie y Clide vivieron mucho juntos
Y al final, juntos murieron.



EL MOSAICO DE HOY




9 comentarios:

César Bardés dijo...

Pues mucho me temo que la elegida será "El guardián invisible" y que dejaré "El viajante" para disfrute personal porque en Cádiz parece ser que no hay demasiadas copias de la iraní. En cualquier caso, sin duda, es la apuesta de la semana.
Ante todo gracias a Albanta y a Carpet por acudir ayer a la presentación. Sé que os fuisteis antes de terminar (ya quedaba poco para que terminara el tema) y lo que espero es que lo pasárais bien y que fuera un rato entretenido. Creo que Miguel y Mariana estuvieron brillantes. Y no era fácil teniendo en cuenta que apenas éramos treinta personas en la sala. También quiero agradecer a Dex y a Low, que estuvieron revoloteando por las estanterías, susurrando a los oídos de los incautos que entraban que compraran la novela. Yo creo que, en general, estuvo muy bien aunque la hora no ayudó nada y la suerte tampoco (hubo hasta diez deserciones de última hora) y ahora a ver qué dice la editorial.
Abrazos al compás.

INDI dijo...

No se si habéis leído "El guardián invisible", es de ésas novelas que coge fama popular, alguien te la regala en tu cumpleaños y después de leerla te decepciona completamente. No me gustó nada, por mucho que esté ambientada en el Baztán. Aunque la presencia de la guapa Marta Etura siempre es un aliciente.

Me alegro que te haya ido bien la presentación, Cesar. Y sobre el nº de asistentes, aunque no hayan sido demasiados seguro que eran de los buenos, de los que saben apreciar un buen libro. Ya se que no tiene comparación, pero hace años andaba yo en la organización de una humilde carrera popular de Donosti y para darle publicidad convocamos a una rueda de prensa a radios y periódicos locales. No se presentó nadie. Nadie. Allí estábamos, solos mi compañero de organización y yo, sentados, esperando que apareciera alguien. Luego la prueba no fue nada mal, llegamos a casi 250 participantes y hoy en día se sigue celebrando, con otros organizadores.

Abrazos de viernes

Anónimo dijo...

Vayamos por partes, que dijo Jack el destripador.

Ante todo decir al Lobo que lo pasé genial y sentí mucho tener que irme, tenía entradas para el Teatro Real así que ambas citas eran ineludibles y hubo que repartir tiempo y espacio. Miguel Rellán estuvo ameno y divertido y Mariana conmovedora. Tu también estuviste bien, Lobo, aparecías cercano y tranquilo. Muchas gracias por firmarme tu novela y felicitaciones por tu familia. Ya te contaré que tal cuando lea tu libro.

Puedes contar conmigo para el martes y espero que las otras chicas del grupo también se animen, ya estábamos tardando con aquello de que los chicos nos mandasen hacer algo, mucho ha durado...ajajjajj

En cuan al Guardían Invisible, estoy absolutamente de acuerdo contigo, me pareció un libro infantiloide y lleno de estereotipos absolutamente previsibles...no me gustó nada a pesar de toda la fama que precedia a la novela cuando la lei. No sé si iré a ver la peli pero aunque el libro no sea del todo bueno siempre me gusta ver la adaptación de un escrito a la gran pantalla.

Que tengais buen finde.

Besos con sabor a ceniza.

Albanta

CARPET_WALLY dijo...

Pues si, como ha escrito Dex, he sido yo mismo el que he colgado el gus matutino de hoy (otro regalazo) que él andaba a otras cosas, sin duda, menos importantes. Bueno lo mismo he colgado el gus que no era y ahora viene alguien a decirme que el gus es otro, pero así de estupendas son estas cosas. He tenido algún problemilla con la foto del mosaico porque según dice Dex, Bonnie y Clyde nos sonríen y en la foto que he enlazado están serios como palos, pero es la que me ha salido con su link. Será un gazapo.

Así que ya sabéis chicas, currad un poco la semana que viene, estoy seguro de que Alban se aviene a hacer el gus del martes y espero que la respuesta de Low sea positiva también. El problemilla estará en el miércoles porque....hace falta una palabra en el diccionario gusero que defina el silencio continuado y contumaz de nuestra amiga de las preguntas curiosas y la duda constante, esa ausencia de los comentarios que tanto nos agradan y nos plantean nuevas cuestiones y matices no previstos. Yo propongo MULTISMO...y la definición quedaría tal que así:

MULTISMO: Falta de comunicación y ausencia de comentarios de nuestra amiga Mul. Periodo de tiempo que a nosotros nos parece largo aunque no lo sea tanto en el que no disfrutamos de noticias ni comunicados. Silencio cibernético.

En todo caso, ya sabéis que via email nos podéis enviar vuestro gus preparado que nos aprestaremos a colgarlo en el blog y disfrutar de vuestro talento tanto como de vuestra hermosura.

Y hablando de hermosura, ayer coincide con nuestra mucho más que nonagenaria amiga Alban en el evento de la presentación del libro de un conocido y exitoso escritor que responde a las siglas de C.B.: Camilo Bonifacio, es su nombre.
En comentario subsiguiente relataré lo mejor y lo peor de la velada.

Hasta ahora.

César Bardés dijo...

Primero, Indi, muchas gracias por tu aporte. Y por supuesto que es comparable. No es nada especial presentar un librito como este. En cualquier caso, sí que te doy la razón en una cosa. La gente era muy escogida. Además de Miguel Rellán y Mariana Todorova había gente de muchísimo nivel, con los que es un placer hablar. Chema Fernández, arquitecto de renombre (le hizo la famosa "bodeguilla" a Felipe González en la Moncloa), Miguel Martorell, catedrático de Historia, Antonio Canal, un actor maravilloso, famoso por ser el cura de "Cuéntame", Emilio Alonso, otro pedazo de actor que era el judío que aparecía en "Cabaret", la periodista Anna Bosch (absolutamente encantadora), aparte de amigas de la enseñanza y demás. Y Carpet y Albanta, que están ahí en el corazón pidiendo un sitio. En cuanto a calidad, no me puedo quejar. Lo que pasa es que, cuando se presentó, por ejemplo, "El ojo privado" en Ocho y medio (un día que, además, jugaba España con Irlanda en la Eurocopa), había setenta personas y se agotaron los ejemplares. Curiosamente, fue el libro que peor se vendió. Y en la presentación de "La imagen en el alma" con Lorenzo Silva de invitado, había, más o menos, los mismos que ayer y fue el que mejor se ha vendido de todos. Son esas cosas que no acabas de entender muy bien.
Albanta, fue un placer teneros. Ya digo que os perdísteis poco porque a las 7 y 10 ya levantamos el campamento y comenzamos la labor de socialización. A las ocho menos veinte estábamos fuera. Me hubiera gustado mucho que viniérais a tomar algo con Miguel, Anna y demás. Al menos, espero que pasárais un buen rato y que el libro os llegue a gustar. Yo también creo que Mariana estuvo emocionante. Todo el mundo me felicitó por tener la idea de invitarla (y además, qué guapa!).
Abrazos sinceros y con música.

Anónimo dijo...

Vaya marronazo...acepto la propuesta. Veo a Alban entusiasmada así que no me queda otra. Avisó que no estoy en mi momento más inspirador pero, se hará lo que se pueda.
Yo también leí la primera novela de la trilogía y se me hizo bastante pesada así que pasó de leer las dos siguientes. Me consideraba un poco bicho raro cuando empecé a comprobar que se estaba convirtiendo en poco menos que un fenómeno literario, todo el mundo ha leído la trilogía y a todo el mundo le entusiasma. Una de mis hijas es una devoradora de libros y tampoco le entusiasmó y anoche fue a ver el preesteno de la peli y tampoco le acabó.
Me acordé mucho ayer de vosotros, pedantón, caracolillo y Alban.
Besos
low

CARPET_WALLY dijo...

"Estando disfrutando de la pepsi-cola (sazonada con medio litro de ron para hacerla más llevadera) con aquel energúmeno al que poco tiempo antes y haciendo uso de mis magistrales conocimientos de artes marciales había logrado quitar el arma con el que pretendía deshacerse del pobre representante de lencería, me vino el recuerdo del emotivo momento que sucedió cuando acudí a la presentación e un libro de un autor que casualmente también respondía a las mismas iniciales que el vendedor.

Ciertamente, la conversación con el agresivo agresor era bastante poco interesante, pues queriendo contarme sus motivos de indignación que le provocaban tan asesinos instintos, se perdía en vericuetos poco estimulantes, como por ejemplo: "Y cuando recibí la invitación, mi primera duda era si ponerme unos vaqueros estrechos que compré hace un par de semanas cuando iba con mi amigo Ceferino Bermudez después de tomarnos un café en un bar al que vamos mucho. Bueno, él se tomó un té porque dice que luego no duerme bien y yo creo que el insomnio es por...."

Y ahí estaba escuchando tan detallada sucesión de hechos que decidí tomarme otra pepsi (con otro medio litro e ron) y dejarme llevar por los recuerdos...

Flash back:

Quedé con ella en la cafetería de un teatro con tiempo suficiente para tomar algo antes de entrar al prometedor acto. Mientras me acercaba al lugar de la cita recibí el mensaje de que dicha cafetería estaba cerrada, otro lugar de encuentro y disfrute que había tenido que cerrar en aquellos tristes tiempos de crisis. Me decía que la encontraría en las taquillas del teatro. Efectivamente, allí estaba como si todos estos años sin vernos hubieran sido apenas unos pocos días. El tiempo no sólo no le había pasado factura sino que pareciese que incluso le había devuelto dinero. Es cierto que ahora no inclinaba tanto la cabeza hacía un lado en aquella coqueta postura que le caracterizaba, pero lo achaqué a que ese día no llevaba los pesados pendientes que portaba antaño.

Nos saludamos tan familiarmente como si nos viésemos a menudo. Es grato sentirte cercano con quien apenas has coincidido en los últimos años. Entramos en un bar para hacer tiempo y tomarnos algo mientras nos contábamos nuestras últimas novedades personales. A la vista estaba que independientemente del cariz de las noticias que contaba su aspecto externo sólo mostraba energía vital positiva. En otras palabras, lucía estupenda.

Por fin decidimos acercarnos al encuentro donde nuestro amigo iba a presentar su nuevo libro. Charlábamos animadamente cuando percibimos que uno de los presentadores del acto, Miguel Rellán, parecía algo despistado y no encontraba la forma de entrar en el lugar donde se iba a celebrar. Superando nuestro pudor nos presentamos y le indicamos amablemente como penetrar en aquel santuario de la cultura.




CARPET_WALLY dijo...

Una vez allí, comprobamos que el libro estaba siendo en aquel momento un gran éxito de ventas, al menos dos ejemplares (el de ella y el mío) vendidos en apenas un par de minutos. La sala ya tenía público elegante y distinguido a juego con la personalidad del anfitrión que nada más vernos acudió a nuestro encuentro y nos dio un caluroso saludo, sobre todo a Albanta (lo que no pasó desapercibido para la mujer del escritor). Generoso como pocos se aprestó a firmar nuestros ejemplares, seguramente para evitar que pudiéramos devolverlos y quedara sin efecto tan sorprendente compra.

Nos costó encontrar asiento, sobre todo porque el público que había acudido se dispersaba para hacer bulto y no era fácil encontrar dos sillas contiguas en los que no hubiera un abrigo, una bufanda, algún objeto personal e incluso una señora o señor. Por fin encontramos un lugar privilegiado detrás de un señor alto que me obligaba a contorsionar el cuello si quería ver al propietario de la voz que describía las virtudes de aquella novela.

Tomó la palabra Miguel Rellán que ya parecía situado y nos situó a todos en el tiempo y el mundo que rodeaba a los protagonistas de la novela. Ya son varias las presentaciones a las que he ido y siempre siento que sería más interesante hacer post-sentaciones, no es lo mismo escuchar a alguien hablar de lo que aún no he leído, que acudir cuando ya se ha leído y resulta más estimulante validar las sensaciones que uno ha experimentado con otros lectores también informados. En general, las presentaciones tienen un cierto sentido comercial, pero no era el caso, aunque las palabras de Miguel sirvieran para animar al comprador más reticente, aquello parecía más una fiesta en la que compartir un éxito del que nos alegrábamos todos los presentes, incluso los que nos moríamos de envidia.

Cuando tomó la palabra Mariana, el acto ya tenía un tono relajado y divertido pues tanto Miguel como el anfitrión habían mostrado una cordialidad que te hacía sentir como en casa. Donde Miguel había puesto ilusión e interés y había regado comentarios jocosos, ella puso emoción y magia al leer aquellas notas que había preparado. Su voz y su acento volaban por la sala para posarse en las emociones de los presentes y transmitirles dulzura y encantamiento. Cuando finalizó era imposible reprimir el aplauso que resonó en aquel lugar agradeciendo su elegancia. Si tocaba el violín como hablaba sería imposible no disfrutar de su virtuosismo.

Llegado a este punto comenzaron las preguntas, todas interesantes y las respuestas, la mayoría reveladoras. El tiempo pasaba sin percibirse hasta que Albanta tiró de mi chaqueta y me urgió a abandonar el lugar. En un primer momento pensé que era un problema de incontinencia, pero sin poder siquiera llamar la atención de nuestro amigo que en ese momento estaba enfrascado en su gozoso discurso, tuvimos que salir de allí. Una vez fuera, ella me confesó que aunque tenía unas entradas para el Teatro Real, el ambiente creado y mi legendaria apostura le habían puesto como una moto y que deseaba que finalizásemos tan agradable velada retozando y dando rienda suelta a nuest…a sus instintos.

No era mal plan, pero la convencí de que era mejor dejar tan sugerente invitación para otro día que no tuviese que renunciar al concierto que tan caro le había costado. No le costó conformarse, me dijo que ya se aliviaría ella con lo que nunca la fallaba mientras señalaba a un objeto metálico que portaba en su bolso.

Fin Flash Back..

“…Y claro cogí el metro pero había entrado en el primer vagón y la salida estaba al otro lado del andén, yo siempre intento colocarme en el más próximo a la salida, pero como iba con prisa porque me entretuve con un vecino que tiene una mujer horrible y siempre se queja…”.

Aquel hombre proseguía con su inacabable discurso, eché mano al bolsillo, ahí seguía el arma que logré arrebatarle y estaba empezando a pensar en que podía dársele un uso bastante más adecuado.”

Fuertes abrazos Y muchas gracias por el momentazo de ayer.

Anónimo dijo...

Car....te diste cuenta que la dependiente te ofrecio y regaló un porta-páginas y a mi me obvió escandalosamente.

No se puede ser caballero de fina estampa...regalando elegancia y donosura.

Aissss

Besos contritos.

Albanta