jueves, 30 de marzo de 2017

GUUUD MORNINS 30-03-2017

"Ir a Hollywood y no acostarse con Warren Beatty es como ir al Vaticano y no visitar al Papa" Sonia Braga

   Guuud mornins cinéfilos.  Jueves 30 de marzo. Pues sí, eso se decía de nuestro protagonista de hoy, auténtico sex-symbol de los años 60 - 70, décadas en las que tuvo relaciones sentimentales con Vivian Leigh, Brigitte Bardot, Natalie Wood, Cher, Diane Keaton, Barbra Streisand, Faye Dunaway, Madonna... hasta que la gran Annette Bening le echó el lazo y se lo quedó para ella.  Algunos dicen que en la última gala de los Oscar, en el famoso momento de la tarjeta equivocada, Warren en realidad miraba al público pensando: ¿con cuántas de éstas señoritas me acosté en mis años mozos? ¿Y cuánta de éstas jóvenes actrices podrían ser mis hijas?

  Warren Beatty cumple hoy 80 años. Felicidades. Porque, además de sus romances o su involuntario protagonismo en la gala de los Oscar, y además de ser hermano de Shirley Maclaine, éste señor tiene una carrera cinematográfica importante. Sus comienzos los dio en los escenarios de los teatros para dar el salto a la gran pantalla directamente con un papel principal, nada de empezar con pequeños papeles o roles secundarios. Así, protagonizó "Esplendor en la hierba", de Elia Kazan. con una inmensa Natalie Wood, donde Warren y Natalie viven un amor prohibido por sus respectivos padres en una sociedad con demasiados tabúes, y ése final donde ella le visita a él, éste ya con otra mujer, y ambos saben que su oportunidad pasó, que ya no volverá a volver. No todas las películas tienen un final feliz.

  Después vinieron otros films como "Su propio infierno" o "Acosado", hasta que el propio Warren buscó financiación y un director que le gustase para sacar adelante "Bonnie and Clyde",  auténtica road-movie, película de gangsters, romántica, violenta, divertida, con una Dunaway bellísima, y esos personajes tan definidos, con momentazos inolvidables como cuando Warren echa al tipo al que han secuestrado cuando éste le dice que es enterrador, y con ése final tan trágico, ése segundo congelado en el que  Bonnie y Clyde se cruzan la mirada, sabiendo que les han tendido una trampa y que van a morir, que su aventura ha terminado y que hasta aquí hemos llegado, pero mereció la pena, no lo dudes, lo volveríamos a repetir. Y sus cuerpos convulsionan mientras reciben decenas de tiros, ella dentro del coche blanco, él fuera, y en unos segundos después reina el silencio. Impactante.

  La historia de la banda de los Barrow está basada en hechos reales; seguramente la realidad no sería tan romántica ni tan espectacular, pero señores, ésto es cine, quien quiera realidad que vea el telediario.

  En la década de los 70 compaginó su rol de actor y el de director, protagonizando títulos como "Los vividores" o "Último testigo" y dirigiendo diferentes films, el más conocido "El cielo puede esperar", donde la historia del jugador de baseball que fallece prematuramente por la equivocación de un ángel novato y es devuelto a la tierra en otro cuerpo obtuvo 9 nominaciones al Oscar, aunque sólo consiguiera uno.

  Pero cuando le llegó el premio de la estatuilla dorada fue en 1981 por su trabajo en la dirección de "Reds", drama ambientado el la revolución rusa y coprotagonizado por Diane Keaton.

  Tras fracasos estrepitosos como "Ishtar" y éxitos de taquilla como "Dick Tracy", sus apariciones en películas han ido espaciándose mucho en el tiempo durante los últimos años.

  Ha sido homenajeado en diferentes festivales de cine, entre ellos el de San Sebastián, donde se le concedió el Premio Donostia.

  Bonnie Parker y Clyde Barrow, destinados a amarse mutuamente, destinados a morir juntos.

  CANCIÓN DE HOY

LA FUERZA DEL DESTINO (Mecano)

Nos vimos tres o cuatro veces
por toda la ciudad.
una noche en el bar del oro
me decidí a atacar.

Tú me dijiste diecinueve
no quise desconfiar
pero es que ni mucho ni poco
no vi de dónde agarrar.

Y nos metimos en el coche
mi amigo, tu amiga tú y yo
te dije nena dame un beso
tú contestaste que no.

Empezamos mal y yo que creía
que esto era un buen plan.

Aquella noche fue un desastre
no me comí un colín
éstas son sólo un par de estrechas
nos fuimos a dormir.

Pero la fuerza del destino
nos hizo repetir
dos cines y un par de conciertos
y empezamos a salir.

No sé si esa cara tan rara
un ojo aquí y un diente allá
o el cuerpecillo de gitana
mujer a medio terminar.

Tu corazón fue lo que me
acabó de enamorar.

Y nos metimos en el coche
mi amigo, tu amiga, tú y yo
te dije nena dame un beso
tú contestaste que no.

Empezamos mal y yo que creía
que esto era un buen plan.

Y desde entonces hasta ahora
el juego del amor
nos tuvo tres años jugando
luego nos separó.

Pero la fuerza del destino
nos hizo repetir
que si el invierno viene frío
quiero estar junto a ti.


EL MOSAICO DE HOY

Warren y Faye, tan guapos ellos.


  

3 comentarios:

César Bardés dijo...

Gran repaso a la carrera del guapo de Warren, Indi. Una semblanza que nos acerca a un tipo que, la verdad, nunca ha sido santo de mi devoción, por mucho que haya hecho películas importantes. A lo largo de los años han tratado de incluirle en esa pléyade de actores del método reconcentrados y únicos, generación Newman, que destacaban por su concienzuda manera de prepararse los papeles que tenían que interpretar. Y sin embargo, Warren...blandito, blandito. Incluso fíjate que me atrevería a decir que en "Bonnie and Clyde" es ella la que se lleva el gato al agua.
Tiene alguna película bastante desconocida que me gusta bastante como "Lilith", de Robert Rossen, al lado de Jean Seberg, donde interpreta a un caradura que entra a trabajar en una clínica para enfermos mentales y se beneficia a una de las pacientes. También tiene una estupenda comedia llamada "Un magnífico bribón", un poco en la piel de lo que sería Steve McQueen, que saca con cierta elegancia y con algún que momento de alta comedia. Como director nunca me ha parecido nada del otro jueves. Ni en "El cielo puede esperar" (remake de otra que sí me pareció mucho mejor, "El difunto protesta"), ni "Rojos", me subyugan. Recordemos que "Rojos" era la gran favorita para el Oscar en el año 81 y acabó con solo tres premios mientras que la tapada "Carros de fuego" se llevó cuatro y le arrebató el de mejor película (merecidamente). También tiene fiascos considerables el amigo Warren. Ahí está ese producto en el que parece que se divirtió mucho titulado "Dos pillos y una herencia", al lado de Jack Nicholson. Lástima que no divirtiera a nadie la película. Igual que el fracaso monumental que fue "Ishtar" con Dustin Hoffman compartiendo cabecera de cartel. Me gustó mucho en una película tampoco muy vista, llamada "Dólares", dirigida por mi admirado Richard Brooks y también me pareció curiosa (no merecedora de tanto éxito como tuvo) aquella "Shampoo", en la que interpretaba al peluquero más crápula de la historia del cine, ligándose a todo lo que se ponía por delante, incluidas Julie Christie y Lee Grant. En cualquier caso, es verdad que siempre ha sido incluido en la lista de las personalidades más influyentes en Hollywood, quizá porque sí ha sido muy concienzudo en todos los proyectos que realmente le interesaban y porque su labor como productor ha sido poderosa y alargada. Estoy muy de acuerdo en que se le dedique un gus, qué diablos. Los guapos también tienen sitio por aquí.
Abrazos acribillados.

CARPET_WALLY dijo...

Y tanto que los guapos tenemos sitio...por lo menos los miércoles.

Pues había escrito yo un comentario que se ha perdido por el cibermundo alabando precisamente "Shampoo" que vi hace mil años y me pareció francamente divertida con una muy pizpireta y joven Goldie Hawn y con una Julie Christie muy guapa y muy sexy (¿alguna vez no lo fue?).

Y recordando el fallido remake de "Tu y yo" de Mccarey, con la Benning, la película era pasable pero no resistía comparación, aunque hay una escena de la pareja con una de las ultimas apariciones de Kate Hepburn que es de lo mejor de la peli.

Pero si la reencarnación existiese, estaría de acuerdo con Woody Allen, en que las yemas de los dedos de Warren no serían mala opción.

Y sobre "Bonny and Clyde", el que de verdad se lleva el gato al agua, es un tipo que anda por ahí y que hace de hermano de Beatty...un tal Gene Hackman.

Abrazos a cámara lenta

Anónimo dijo...

A mí tampoco es un actor que me guste demasiado, siempre me he preguntado dónde estaban los encantos de este hombre para llevarlas a todas de cabeza, debe tenerlos de cintura para abajo porque lo que es esa cara que parece siempre recién despertado...
Me gustó en Esplendor en la hierba y también en El cielo puede esperar, aunque esta última volví a verla hace pocos años y ya no me gustó tanto. Y hasta aquí porque este señor nunca me ha motivado nada.
Grandes Mecano.

low