lunes, 30 de enero de 2017

GOOD MORNING 30-1-2017

“Quieres actuar para demostrar a la gente que eres más de lo que pareces ser, que tienes más que ofrecer de lo que se te habían permitido en la escuela. Es por un deseo de amor, y estas son cosas de las que resulta difícil hablar”.” John Hurt

Gusss morninssss cinéfilos nos de God

Otra vez aquí con vosotros y esta vez tampoco soy Dex, ni Meryl Streep. Winona Ryder me propuso hacer este lunes, pero no nos podemos fiar de esa cleptómana que es capaz hasta de robarnos el espíritu. Así que hasta que el mañico tenga todas sus cosas en orden, tendréis para vuestro disgusto otra ración del Dj suplente que le pone mucha voluntad y cariño y hace ya mucho que dejó de robar en los grandes almacenes.

El sábado, a los 77 años nos dejó  Sir John Hurt y con su frase nos resume una forma de salir de una infancia opresiva (sus padres no le dejaban mezclarse con otros niños, ni ir al cine porque eso era “perjudicial” para su educación) y de un historial de abusos sexuales por parte del director de su escuela de secundaria. Frente a eso, Hurt no optó por el odio sino por el amor, por la necesidad de ser amado. Y lo consiguió. A los españoles nos llegó gracias a su Calígula de la serie “Yo Claudio”, luego por su secundario en “El expreso de medianoche” con el que logró un Oscar, logró otra nominación poco después gracias a “El hombre elefante” de David Lynch y son inolvidables sus problemas estomacales en “Alien, el octavo pasajero”. Estuvo en “Harry Potter”, en Hellboy”, con Alex de la Iglesia en “Los crímenes de Oxford” y fue el profesor Harold Oxley en la última aventura (por ahora) de Junior, “Indiana Jones y el reino de la calavera de cristal”. Un gran actor, de esos que hacen personajes que aunque secundarios se te quedan en la memoria.

Bueno ¿Y de qué más hablamos hoy?, pues ¿de qué va a ser? De premios. Es lo que toca en estas fechas tan señaladas que nos ponemos tontos y se trata de encontrar entre todo lo que hubo el año pasado lo mejor….o lo peor. Eso es lo que hacen los premios Razzie cada año, bucear entre los grandes estrenos y decidir cuales merecen la Frambuesa de Oro (Golden Rasperry que es como se llaman en realidad estos premios) por ser lo peor del año. Lo cierto es que estos premios se habían vuelto algo acomodaticios y no eran tan destroyer como antaño que eran hasta capaces de nominar a ganadores de Oscar, como le pasó a Halle Berry un par de años después de obtener el eunuco dorado o que se hayan atrevido a darle el premio a peor actor al mismísimo Sir Lawrence Olivier. Sin embargo, nominar como hacían últimamente a Adam Sandler, Eddie Murphy o Mike Meyers tampoco tiene excesivo mérito. Este año tampoco se han vuelto locos pero aun así se han atrevido con alguna que otra vaca sagrada (y no me refiero a su volumen anatómico).

Las peores películas del año (recordemos que son grandes estrenos, no series B o Z) para el jurado de los Razzie no deparan demasiadas sorpresas.

Que “Zoolander 2” es un truño no es novedad, también lo era la primera a la que sólo le salvaba la originalidad, pero es incomprensible que una memez como aquella sea festejada como una película casi de culto,  una secuela sólo podía empeorar las cosas y así lo hizo.  7 nominaciones acumula, sólo se ha salvado nuestra amiga Pe, porque tanto actor principal: Ben Stiller, como secundarios: Owen Wilson y Will Ferrel o actriz secundaria: Kriten Wiig, e incluso peor director, nuevamente Ben Stiller, consiguen que parta con cierto favoritismo para sumar estatuillas.

Otra que va bien servida es “Batman contra Superman”. Muy mala, os lo digo yo que la he visto y no se salva ni Gal Gadot, la guapa Wonder Woman. Cierto es que tener en su reparto principal a actores de la talla de Henry Cavill (Superman), Ben Affleck (Batman) o Jesse Eisenberg (Lex Luthor), todos ellos nominados les aseguraba muchas papeletas. Si a ellos  sumamos el de su director Zack Snyder y la nominación a la categoría de peor secuela  y a peor guion también tenemos a otra gran favorita para el desastre. Yo me pregunto qué hacía ahí Amy Adams.

“Independence Day 2” es otra de las nominadas a peor película y tampoco sorprende. La primera era mala de narices pero ya sabéis como son los americanos con esto de salvar al mundo y eso les puso mucho en su momento y pedían más, así que Roland Emmerich autor de horrores como “Soldado Universal”, “El día de mañana” o “2012”, además de la primera entrega de “Independence Day” se propuso dar dos tazas al público preentregado y le salió aun peor que la primera vez. Por eso también está nominado a peor director, peor guion y peor secuela. Casi na.

Todas estas nominaciones tampoco parecen el colmo de lo novedoso, ni escuecen demasiado. Sin embargo, si vamos a otras categorías nos empezamos a encontrar sorpresas. El grandísimo Robert De Niro está nominado a peor actor, (quizá le venga bien el coscorrón y decida dar un giro a su deriva)  por una película no estrenada en España (gracias a Dios) llamada “Dirty Granpa” (Abuelo sucio o algo así) que coprotagoniza junto a Zack Effron y que tiene una pinta terrible.

Tampoco dejan de ser sorprendentes algunas de las nominaciones a actriz principal. No nos extraña encontrarnos a Megan Fox por “Las tortugas Nnija 2” (que sin embargo no está a peor película), la muchacha es atractiva pero actuar…es otra cosa. Pero si encontrarnos con nombres casi sagrados como Julia Roberts por “El día de la madre”, una peli de esas de historias con un punto común que tanto gustan y que normalmente son insalvables. Otra que sorprende es Naomi Watts, nominada por “Divergente 3, Leal” película por la que también opta al mismo premio  Shailene Woodley, la jovencita que tan buenas esperanzas nos dio en “Los descendientes”.

Y no son los únicos de renombre que optan a tan apreciado premio, en actores secundarios nos encontramos a gente como Johnny Depp por “Alicia a través del espejo”, a Jared Leto por su Joker en “Escuadrón suicida”, a Nick Cage (este sorprende menos) por “Snowden” o a la nueva a miga de Brad, Kate Hudson por “El día de la madre” también.

Veremos pues que nos deparan estos anti-oscar en los que si se cumple el tópico ese de “lo importante es estar nominado” , si lo ganas ya la mierda es completa, pero la nominación es lo suficientemente cruel como para darse por satisfecho.

Bueno y pasamos al apartado musical, no de los razzie sino de los gus. Y cuidado que los razzie en este tema no se andaban con chiquitas que antes si otorgaban el premio a peor banda sonora (hasta 1985) y por ahí pasaron, como nominados, mitos como John Williams, Jerry Golsmith o Ennio Morricone e incluso nominaron como peor banda sonora a la que ese año ganaría precisamente el Oscar, la de la película “Yentl”.

Pero no, hoy toca recordar que se cumplen 45 años de un momento terrible, la muerte de 13 manifestantes y 14 heridos en una manifestación en Derry (Irlanda) a disparos de soldados ingleses. Parece que es un tema casi superado, la paz parece firme y los muros allí  tienden a desaparecer mientras otros se empeñan en levantarlos. Aquel fatídico 30 de enero de 1972 pilló en domingo, Domingo Sangriento que estos chicos convirtieron en canción:

SUNDAY BLOODY SUNDAY (U2)

Yeah
Hmm hmm
I can't believe the news today
Oh, I can't close my eyes
And make it go away
How long
How long must we sing this song?
How long? How long
'cause tonight we can be as one
Tonight
Broken bottles under children's feet
Bodies strewn across the dead end street
But I won't heed the battle call
It puts my back up
Puts my back up against the wall
Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday
And the battle's just begun
There's many lost, but tell me who has won?
The trench is dug within our hearts
And mothers, children, brothers, sisters torn apart
Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday
How long
How long must we sing this song?
How long? How long
'cause tonight we can be as one
Tonight tonight
Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday

DOMINGO SANGRIENTO DOMINGO (yutú)

No puedo creer las noticias de hoy.
No puedo cerrar los ojos y hacer que desaparezcan.
¿Cuánto tiempo,
cuánto tiempo tendremos que cantar esta canción?
¿Cuánto tiempo? Esta noche podemos ser uno.
Botellas rotas bajo los pies de los niños.
Una calle sin salida sembrada de cuerpos.
Pero no haré caso de la llamada a la batalla.
Me pone de espaldas, de espaldas
contra la pared.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

Y la batalla no ha hecho más que comenzar.
Hay muchas pérdidas, pero ¿puede alguien
decirme quién ha ganado?
Las trincheras cavadas en nuestros corazones,
y los hijos de las madres, los hermanos, las
hermanas separados.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

¿Cuánto tiempo,
cuánto tiempo tendremos que cantar esta canción?
¿Cuánto tiempo? Esta noche podemos ser uno.
Esta noche, esta noche.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

Seca las lágrimas de tus ojos,
limpiaté las lágrimas,
seca tus ojos inyectados en sangre.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

Y es verdad que estamos inmunizados,
cuando los hechos son ficción y la TV es la realidad,
y hoy los millones lloran.

Comemos y bebemos, mientras mañana mueren.
La verdadera batalla acaba de comenzar,
para reclamar la victoria que Jesús ganó.
En un domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo




MOSAICO DE HOY

Quizá lo suyo hubiera sido traer alguna imagen de John Hurt, pero hay otros que aún vivos merecen también nuestro homenaje. 87 años cumple hoy este grandísimo actor que jamás estuvo nominado a los Razzie, si a los Oscar, hasta en 5 ocasiones ganado 2 de ellas: por su Popeye Doyle de “French Conection” y por el sheriff de Big WhisKey, Litlle Bill Dagget en “Sin perdón”. Un enorme actor, un tipo que siempre ha dado carácter a todo lo que hacía incluso cuando era una chorrada de película como “Rápida y mortal” de Sam Raimi, a lo mejor allí ya le dio alguna clase magistral a Leo Di Caprio, tal vez también a Sharon Stone y a Russel Crowe, pero no creo que la aprovecharan tanto. Muchas felicidades genio.





2 comentarios:

César Bardés dijo...

Siempre he pensado que John Hurt hubiera sido el perfecto Grenouille para la adaptación que preparaba Stanley Kubrick de "El perfume", de Süskind. Así lo tenía pensado el maestro y hubiera sido todo un acierto. Mucho más que la cosa esa que nos sirvieron con un Grenouile que era guapísimo cuando en la novela está descrito como un tío que repugna a quien le mira. Y no es menos cierto que John Hurt está bien recordado con todas las películas que citas pero hay una pequeña película británica que me gustó mucho y en la que él hacía un papel protagonista muy apreciable. Se llamaba "Reto al destino" y en ella Hurt interpretaba a un jockey de carreras al que se le declaraba un tumor cerebral y decidía seguir compitiendo a pesar de todo. Lejos de resultar un tostón lacrimógeno, el tipo se tomaba la cosa como si fuera un obstáculo en las carreras en las que participaba y que había que saltar igual que una valla. Es decir, la cosa se centraba en la superación y en que en esa batalla siempre merecía la pena hacer frente a la bestia porque, incluso aunque el final fuera un trágico desenlace, el trayecto merecía la pena.
En cuanto a los Razzies, yo creo que son sanos. Así recuerdan a muchas vacas sagradas que también lo pueden hacer mal.
Y en cuanto a Hackman...buf...vaya pedazo de actor. Capaz de inspirar temor a través de la pantalla con cualquiera de sus gestos y, a la vez, de partirte la caja con él travistiéndose de mujer (toda una crueldad) en "Una jaula de grillos". Capaz de hacer cualquier papel que se le pusiese por delante. Un monstruo. Ante el nombre de Gene Hackman solo cabe ponerse de pie y tributar una ovación muy, muy larga y muy, muy agradecida.
Abrazos rápidos y mortales. Y agradeciendo al Dj suplente su insuperable suplencia.

Anónimo dijo...

De acuerdo en que todo proyecto que incluye a Gene Hackman en su elecnto merece la pena la atención y no suele defraudar.

A mí tampoco me gusto El Perfume, creo que le falta alma a la película, sin embargo, y siendo un poco tiquis miquis (aunque leí el libro hace siglos) la repugnancia que provoca Grenouile no es por su aspecto físico, sino por su falta de olor que es lo que resulta inquitante a los demás. De cualquier manera un intento fallido.

Empieza la semana.

Abrazos lunosos.

Albana