jueves, 3 de agosto de 2017

GOOD MORNING 3-7-2017

"El éxito es la habilidad de ir de fracaso en fracaso sin perder el entusiasmo" Winston Churchill

Gus mornins cinéfilos nos de God

El verano es esa época en la que los periódicos pierden volumen mientras tu engordas sin poder evitarlo. Parece un tópico pero es así, noa encuentras un mal aniversario que echarte a la cara para preparar un gus en condiciones, salvo que admitamos como notable los 30 años que han transcurrido desde que: “en el Reino Unidos, la banda británica de hard rock Def Leppard lanza al mercado su cuarto álbum: Hysteria” (Wikipedia dixit).

Pero por otro lado, no hay mal que por bien no venga, las supuestas vacaciones de sucesos memorables impone a los curritos informadores rebuscar asuntillos más o menos interesantes o divertidos para rellenar, no ya huecos, sino socavones. Así ocurre que en El país digital publican una serie de fracasos de personajes exitosos para demostrar aquel refrán que decía que “el mejor escribiente echa un borrón”. Así nos cuentan que Steven Spielberg diseñó para ATARI un videojuego con E. T. cuyos gráficos eran terribles y  que fue una autentica mierda, o que Elvis Presley saco un disco de chistes y anécdotas (sin una sola canción) cuyas ventas fueron ridículas, o el single de Los Beatles cantando en alemán en sus inicios que sonaba peor que mi coche viejo antes de jubilarle, o una película navideña que George Lucas hizo para televisión que narraba la historia de Chewbacca volviendo a su planeta con su familia,…ejem.

Y es que la historia de los éxitos lleva siempre aparejado algún fracaso del que avergonzarse, normalmente sirve para que bajar los humos al encumbrado y para darse cuenta de que no siempre se acierta. Cuidado, estoy hablando de algún fracaso puntual de alguien que normalmente acierta, no es lo mismo que el fracaso continuado como por ejemplo mis intentos por hacer un gus aceptable o por supuesto mi temporal sustitución en repasos de los estrenos semanales. No, esos fracasos continuos demuestran falta de capacidad, pero los muy esporádicos tienen su punto de gracia y de hacerte pisar la realidad. Que no es lo mismo el penalti que Ramos mandó a las nubes en aquel partido histórico que el mismo Sergio cada vez que dice algo, una cosa es cagarla una vez y la otra una diarrea continua.

Mi historia de convivencia con el fracaso no sirve, en mi caso el miniéxito es lo esporádico, pero siempre podemos recordar algún otro exitoso habitual que tiene algún momento que lamentar. No, no incluiremos “Dunkerque” como ejemplo en la filmografía de Nolan. Tampoco nos vale incluir películas pésimas en carreras de alto nivel, como por ejemplo las de De Niro o Michael Caine, puesto que al servicio del bolsillo o por otros motivos particulares ellos nunca han rechazado participar en basurilla. Por ejemplo podríamos hablar del tradicionalmente arrasa taquillas Tom Cruise que se marcó un horro con el remake de “Abre los ojos” y es que a “Vania Sky” no hay por dónde cogerla por mucho que Pe le hincara el diente. Lo mismo podríamos decir de “El amor en los tiempos del cólera” en el caso de Bardem o de “rápida y mortal” en la carrera de Leo Di Caprio. Aunque hay veces que los fracasos iniciales no lo son tanto, pues hay muchas películas que en su momento fueron masacradas (Orson y Hitch podrían contar unas cuantas) por público y crítica y que al final han sido mucho mejor valoradas, ahí tendríamos el ejemplo de Coppola con “Corazonada”.

En fin, nunca se sabe si uno está tocando la tecla correcta cuando hace algo nuevo porque lo que a uno le puede parecer una composición perfecta a otros le puede parecer muy desafinado. Y así dicen que pasó con una de las canciones míticas de la Bossa Nova, los críticos dijeron que ese tipo de música era un desastre sólo válida para cantantes que desafinaban. Así que, en respuesta a esas críticas,  Antonio Carlos Jobin compuso esta maravilla.

DESAFINADO (Joao Gilberto)

Se você disser que eu desafino, amor
Saiba que isso em mim provoca imensa dor
Só privilegiados têm ouvido igual ao seu
Eu possuo apenas o que Deus me deu
Se você insisted em classificar
meu comportamento de antimusical
Eu mesmo mentindo Devo argumentar
Que isto é bossa nova Que isto é muito natural
O que você não sabe nem sequer pressente
é que os desafinados também têm um coração
Fotografei você na minha Rolleyflex
Revelou-se a sua enorme ingratidão
Só não poderá falar assim do meu amor
Este é o maior que você pode encontrar
Você com a sua música esqueceu o principal
é que no peito dos desafinados
No fundo do peito bate calado
Que no peito dos desafinados
também bate um coração


DESAFINADO

Si dices que desafino, amor mío
Que sepas que eso en mí provoca un dolor inmenso
Sólo privilegiados tienen un oído igual al tuyo
Yo poseo apenas el que Dios me dio

Si insistes en clasificar
Mi comportamiento de anti-musical
Yo mismo mintiendo debo argumentar
Que esto es bossa-nova, esto es muy natural.

Lo que no sabes, ni siquiera presientes
Es que los desafinados también tienen un corazón.
Te fotografié en mi Rolleiflex
Se reveló su enorme ingratitud.

Solo no podrás hablar así de mi amor
Este es el mayor que puedes encontrar
Tú con tu música olvidaste lo principal
Que en el pecho de los desafinados
En el fondo del pecho late en silencio
Que en el pecho de los desafinados
También late un corazón.



MOSAICO DE HOY

Pues eso, que si estamos con lo que estamos veamos a Lucas y Chewie disfrutando del éxito antes de meter la pata.



4 comentarios:

dexter zgz dijo...

Estupendo gus el de hoy. Un éxito en cuanto a calidad literaria, aunque un fracaso en cuanto a audiencia.

¿Y qué vale más? Pues lo primero, siempre lo primero.

¿Una peli navideña sobre los orígenes de Chewaka? ¿Dónde está eso? No me lo pierdo, pero por nada del mundo ¡¡ Si hay que bajarlo, se baja y si hay que delinquir estoy dispuesto a ir a la cárcel como Pugidemont.

De todas formas, esto del éxito y del fracaso es relativo y más en estos tiempos tan dados a la impostura donde es fácil darle la vuelta a la tortilla, y en el fondo nos llevan a dónde quieren y nos convencen de lo que les da la gana. Si hasta nos han hecho creer que la última de Nolan es una obra maestra, hombre. Y es fácil convertir un fracaso en éxito y convertir una película o un libro malo malísimo en un objeto de culto o en una reliquia apta para frikis. Ejemplos hay a patadas.

Y al revés. Habrá un tiempo en el que nos digan que en su día el "Despacito" fue un éxito y nos preguntaremos cómo pudimos llegar a tanto.

La frase de Churchill me recuerda mucho a esa otra del tito François que decía que un pesimista es un optimista con experiencia.

Abrazos exitosos

dexter zgz dijo...

PD: Hablando de cosas que iban a comerse el mundo y a revolucionarlo todo y se quedaron en una mielda. ¿Os acordáis del lasser disc?

Abrazos fracasados

dexter zgz dijo...

Por cierto, casi se me olvida, que he estado la semana pasada con los episodios 1 a 3 de la saga Star Wars (asignatura pendiente, solo había visto hasta la fecha el 1 y no entero). Y nadie mejor que el mercenario Lucas para hablar de los éxitos que se convierten en fracaso o los fracasos en éxitos o de no sé. De vendernos la moto, en definitiva.

Porque se trata de una trilogía totalmente inútil e innecesaria - a falta de ver el episodio puente de "Rogue One" que me han contado que al menos es digno- y se lo podía haber ahorrado el amigo. Vamos a ver, el primer episodio es de un infantilismo que echa para atrás, con una escena clave como es la carrerita de marras que apunta a "Ben Hur" y se queda en el Super Mario Cup de la Wii. Con la presentación estelar del insoportable Ja Ja Banks. Pero es que en el episodio 2 aparece el joven Anakin que es todavía más insoportable. Yo creía que no se podía superar lo de Steven Seagal pero es que Steven Seagal es Marlon Brando en comparación con el Hayden este. Malo, malo, malísimo, incluso sin necesidad de pasarse al lado oscuro ( y pensar que el papel se lo ofecieron a Leo). Y encima tenemos que tragarnos la empalagosísima historia de amor con la bella Natalie. En fin, lo que se dice un horror.

Y así llegamos al episodio 3 que es el único que de verdad merece algo la pena. Porque si por algo tenía sentido esta trilogía era por saber cómo Anakin se pasaba al lado oscuro y se convertía en Darth Vader. Aún así está muy mal contado, todo muy precipitado (como si no hubiese tenido tiempo en los dos capítulos anteriores) y parece todo como una rabieta de niño mimado, hala, pues ahora me enfado y me paso al lado oscuro. Algo así como lo de Neymar y el PSG, vaya

Abrazos galácticos

CARPET_WALLY dijo...

Te doy la razón en todo o en casi todo, si nos ponemos a mi la segunda (la II), me parece la menos mala de las tres, Jar Jar desaparece, Natalie está guapisima, Ewan parece más asentado y la escena del coliseo y la lucha de todos a mogolón me parece muy buena y Joda empieza con sus piruetas de teleñeco epiléptico que queda muy guay.

Pero el resto es como dices ( y decimos casi todos) un bluff de mucho cuidado y es la historia más desmitificadora que puede haber de como se creoó un malvado mítico, tanto que luego ves las antiguas y piensas...bufff pero si es el niñato caprichoso y lo de "Yo soy tu padre" nunca será lo mismo.

Abrazos de pataleta