miércoles, 17 de mayo de 2017

GUUUS MORNINS 17-05-2017 POR ALBANTA

He decepcionado a mis amigos, he decepcionado a mi país (Richard Nixon)

Con esta lapidaria frase el Presidente Nixon admitía formar parte de unos de los mayores escándalos políticos de la historia de Estados Unidos, el caso Watergate, cuyo proceso jurídico comenzaba tal día como hoy en el año 1973.

Como no podía ser de otra manera el cine norteamericano se ha hecho eco en varias ocasiones de este caso,la primera película que retrató el escándalo llegó a penas dos años después de la dimisión de Nixon. Fue Todos los hombres del presidente, de Alan Pakula. La cinta estaba protagonizada por Dustin Hoffman y Robert Redford, como Carl Bernstein y Bob Woodward, respectivamente. El guion, que logró el Oscar, se basa en el libro que los dos reconocidos periodistas publicaron el año en que dimitió Richard Nixon. La cinta se llevó cuatro premios Oscar: para Jason Robards como mejor actor de reparto, para George Jenkins y George Gaines por mejor dirección de arte; al equipo encargado del sonido por mejor sonido; y a William Goldman por mejor guion basado en material de otro medio. Alejada de frases lapidarias, la cinta es más un retrato de la labor periodística que del proceso judicial y político que se vivió.

Hubo que esperar a la década de los noventa para volver a ver el caso representado en la gran pantalla y esta vez desde una perspectiva muy diferente a la historia de Pakula. Robert Zemeckissatirizaba el Watergate enForrest Gump (1994), cambiando la historia real y haciendo que el propio Forrest, era quien daba el chivatazo al guardia de seguridad de la sede de los demócratas, ya que creía que "unos hombres debían de estar buscando la caja de fusibles".

Un año después del éxito de Zemeckis, en 1995, uno de los directores más concienciados con la política estadounidense,Oliver Stone, filmaba su versión del Caso Watergate, en Nixon. Oliver Stone retrató la vida del presidente Nixon desde su niñez hasta su dimisión, con Anthony Hopkins como protagonista. La cinta tuvo cuatro nominaciones a los Oscar.

La envidiable capacidad del cine estadounidense para reírse de sucesos tan graves como el que nos ocupa, hizo posible que en 1999 se estrenase Aventuras en la Casa Blanca, de Andrew Fleming, una parodia de todo este escándalo que protagonizaron unas jovencísimas Kristen Dunst y Michelle Williams. La cinta cuenta cómo dos chicas, durante una visita organizada por el instituto a la Casa Blanca, se pierden y acaban envueltas en la trama corrupta.

El cambio de siglo trajo algunas revisiones del Watergate que tuvieron otros puntos de vista. El desafío: Frost contra Nixon (2008), adaptación al cine de la obra de teatro de Peter Morgan, trataba el caso desde la recreación de la serie de cuatro entrevistas que el periodista británico David Frost realizó al presidente Richard Nixon en 1977, tres años después de su dimisión. En ellas, Frost consiguió la confesión de Nixon en el encubrimiento del Watergate y su arrepentimiento. La cinta estaba protagonizada por Frank Langella, como el presidente de EE. UU. y Michael Sheen, como el periodista que revolucionó el arte de la entrevista, y fue dirigida por Ron Howard. El desafío: Frost contra Nixon fue nominada a cuatro premios de la Academia.


En nuestra retina haya quedado para siempre grabada la imagen de esos jovencísimos Redford y Hoffman y que nos servirá como mosaico de hoy.


Ese mismo año, 1973, Billy Joel nos regaló esta hermosa canción con el que cerramos el gus de hoy, espero que la disfrutéis



PIANO MAN - Billy Joel
It's nine o'clock on a Saturday 
The regular crowd shuffles in 
There's an old man sitting next to me 
Making love to his tonic and gin
He say, son can you play me a memory? 
I'm not really sure how it goes 
But it's sad and it's sweet and I knew it complete 
When I wore a younger man's clothes
Sing us a song, you're the piano man 
Sing us a song tonight 
Well, we're all in the mood for a melody 
And you've got us feeling alright
Now John at the bar is a friend of mine 
He gets me my drinks for free 
And he's quick with a joke or to light up your smoke 
But there's someplace that he'd rather be
He says Bill, I believe this is killing me 
As the smile ran away from his face 
Well I'm sure that I could be a movie star 
If I could get out of this place
Sing us a song, you're the piano man 
Sing us a song tonight 
Well, we're all in the mood for a melody 
And you've got us feeling alright
Now Paul is a real estate novelist 
Who never had time for a wife 
And he's talking with Davy who's still in the navy 
And probably will be for life
And the waitress is practicing politics 
As the businessmen slowly get stoned 
Yes, they're sharing a drink they call loneliness 
But it's better than drinking alone
Sing us a song, you're the piano man 
Sing us a song tonight 
Well, we're all in the mood for a melody 
And you've got us feeling alright
It's a pretty good crowd for a Saturday
And the manager gives me a smile 
Because he knows that it's me 
They've been coming to see 
To forget about life for awhile
And the piano sounds like a carnival 
And the microphone smells like a beer 
And they sit at the bar 
and put bread in my jar 
And say "Man, what are you doing here?"
Sing us a song, you're the piano man 
Sing us a song tonight. 
Well, we're all in the mood for a melody 
And you've got us feeling alright
Billy Joel - Piano man

Son las nueve de un sábado,
la multitud de siempre entra arrastrando los pies,
hay un hombre mayor sentado a mi lado,
haciéndole el amor a su gintonic.
Él dice, hijo, ¿puedes tocarme un recuerdo?
No estoy realmente seguro de cómo suena,
pero es triste y es dulce, y me la sabía completa
cuando vestía ropas de hombre joven.
Cántanos una canción, eres el hombre del piano,
cántanos una canción esta noche.
Bien, todos estamos de humor para una melodía,
y tú nos haces sentir bien.
Ahora John, el de la barra, es un amigo mío,
me consigue bebidas gratis,
y es rápido con un chiste, o para encender tu pitillo.
Pero hay un lugar donde (él) preferiría estar.
Me dice, Bill, creo que esto me está matando,
cuando la sonrisa desaparece de su cara,
entonces estoy seguro de poder ser una estrella de cine,
si pudiera salir de este lugar.
Cántanos una canción, eres el hombre del piano,
cántanos una canción esta noche.
Bien, todos estamos de humor para una melodía,
y tú nos haces sentir bien.
Ahora Paul es un novelista agente inmobiliario
que nunca tuvo tiempo para una esposa,
y está hablando con Davy, que aún está en la Marina,
y probablemente lo estará de por vida.
Y la camarera está haciendo política,
cuando el hombre de negocios se emborracha poco a poco.
Sí, comparten una trago al que llaman soledad,
pero es mejor que beber solo.
Cántanos una canción, eres el hombre del piano,
cántanos una canción esta noche.
Bien, todos estamos de humor para una melodía,
y tú nos haces sentir bien.
Es un buena cantidad de gente para un sábado,
y el gerente me da una sonrisa,
porque sabe que es a mí,
a quien han venido a ver,
para olvidarse de la vida por un rato.
Y el piano suena como un carnaval,
y el micrófono huele como una cerveza,
y se sientan en la barra 
y ponen pan (dinero) en mi frasco,
y dicen: "chico, ¿qué estás haciendo aquí?"
Cántanos una canción, eres el hombre del piano,
cántanos una canción esta noche.
Bien, todos estamos de humor para una melodía,
y tú nos haces sentir bien.
Billy Joel - El hombre del piano


5 comentarios:

César Bardés dijo...

"Todos los hombres del presidente" es una gran película. No solo por el soberbio trabajo de Redford y Hoffman (por cierto, Anna Bosch me comentó que había conocido al verdadero Bob Woodward y que se llevó una gran decepción. No se parecía a Redford ni de lejos) sino también por los secundarios: Robards, Jane Alexander, Stephen Collins, el maravilloso Jack Warden, el guión de chinos de William Goldman (se ha demostrado científicamente que el cerebro humano es incapaz de asimilar tantísima información en dos horas y veinte que dura la película), la dirección sobria y cuasi-documental de Alan Pakula. Era la época en la que los periodistas eran los héroes. Ahora no son más que caza-noticias esclavos del sensacionalismo, mucho más cerca de los periodistas que describe Billy Wilder en "El gran carnaval" o en "Primera plana". Una pena, con el gran servicio que podrían darnos.
Hay un plano en esta película que es fuera de serie. Es ese plano cenital que se va alejando poco a poco de la mesa en la que están trabajando Woodward y Bernstein y al final es un maravilloso plano general de la Biblioteca del Congreso. Una pasada de plano, lleno de sentido en una historia en la que los periodistas tienen que dar vueltas y vueltas hasta conseguir desenredar el enorme ovillo del Watergate.
Sin embargo, habría que decir que en una película como "Nixon", no se describe para nada el asunto, se pasa muy de soslayo. Ahí se ve cómo los "fontaneros" entran en el Hotel Watergate pero Stone no se atreve a enseñarnos la conspiración en sí misma, solo la consecuencia.
En cualquier caso, es un gran gus, con mucha enjundia, con un gran recuerdo hacia unos hombres que hicieron de la verdad, una idea y que se dejaron de aprovechar el más mínimo indicio para acabar con la presunción de inocencia y se preocuparon por confirmar todo lo que publicaron. Un gran homenaje.
Abrazos con teletipo. Y muy bueno, Albanta.

Anónimo dijo...

Qué gran peli Todos los hombres del presidente. Para mí la mejor de todas las que has comentado, Alban. Había mucha sintonía entre Redford y Hofman. Qué grandes los dos. Y qué maravilla de canción...cuánto me gusta. Qué desgarradora. La versión de Ana Belén también me gusta mucho.

Besos sentada al piano.

low

INDI dijo...

gran peli, gran canción, gran gus... grande Albanta. Y cuánto material hay en éste país para hacer películas sobre escándalos políticos, sin embargo apenas se realiza algún film sobre éstos temas.

Abrazos despolitizados

Anónimo dijo...

Gracias a todos. Lobo siempre nos haces dar un pequeño giro para ver las cosas con una nueva perspectiva, me encanta.

A mi también me gusta mucho la versión de Ana Belén, Low y todo lo que hace ella, que envídia me da la gente tan talentosa.

Estoy de acuerdo contigo Indi, quizás uno de los grandes males de la sociedad españoles es la tibieza con la que se contemplan ciertas cosas, la corrupción, el descaro y la falta de moralidad.

Me chocó la poco repercusión que tuvo la película El Desconocido, donde trata la venganza de una persona que lo ha perdido todo gracias a los consejos que le daba el director de su banco..Hay una escena que me impactó, la policía le pregunta al director del banco, encerrado con sus hijos en un coche al que han adherido una carga de explosivos, si no recuerda a alguien que pueda haberlo hecho y el responde que no.

Cuando el individuo en cuestión le cuenta quien es alguien que ha perdido la casa, que su mujer se ha suicidad, que no tiene nada que perder...la hija del director le pregunta...pero papá cómo no te acuerdas de eso??? Impactante.

Así somos, olvidamos hasta lo inolvidable, gente desesperada suicidandose, políticos sin vergüenza ninguan paseandose impunemente por los barrios y restaurantes de lujo (veo casi a diario a Rato y Federico Trillo caminando con aire desafiante)..seguiría y seguiría, pero sí quizás sería importante hacer un ejercicio de memoria y no tirar al saco del olvido tanta injusticia y tanta desesperación.

Abrazos indignados.

Albanta

CARPET_WALLY dijo...

Hola, hola, indignado estoy yo también con este aislamiento al que me tenían reducido. No sé si estarán vigilando mis pasos fuera de los controles empresariales así que seré rápido.

Un gusazo de lujo, el reapso a Nixon es mucho más que un transversal es un monográfico, un tipo que al lado de algunos de los que por aquí moran escondiendo (o exhibiendo) sus vergüenzas parece que lo suyo tampoco fue tan grave. Pero esto es España y aquello USA, pero el USA de hace muchos años, hoy el presi Trump dice que revela secretos de Estado a los rusos porque al fin y al cabo él puede decidir qué materia es reservada y cual no...y ahí le tenéis cargado de arrogancia el tipa más peligroso que haber pudo.

En fin, si hay futuro, lo mismo dentro de unos años hay una película que nos cuente todo este periodo con algo de sentido.

Y a ver mañana si puedo visitaros, espero que si, pero no sé si tendré tiempo a las 14:00 mi chica estrena su propia obrita de teatro (algunos ya la conocéis). Y otra noticia de padrazo baboso. Hace poco hicieron una selección para una película documental de Jonas Trueba sobre el mundo juvenil y adolescente, la han llamado y ya ha estado rodando algunas escenas con otro grupo de chicos y chicas...Nada de importancia (salario 0) pero ilusionante.

Hasta mañana y si no hasta el viernes de estrenos...