viernes, 12 de mayo de 2017

GOOD MORNING 12-5-2017

“Quien con monstruos lucha cuide de convertirse a su vez en monstruo. Cuando miras largo tiempo a un abismo, el abismo también mira dentro de ti.” Nietzsche


Gusssss morninsss cinéfilos nos de God

Pues si, ya estamos a viernes, que parecía que no iba a llegar nunca. Es probable que Dex esté en la heroica e inmortal ya el lunes que viene y lo mismo nos ha traído algún regalito (un imán con forma de góndola para el frigo, un pisapapeles con forma de Torre de Pisa, unas fotos de Peck y Audrey en Vespa, una ametralladora de un clan siciliano, una botella de Lambrusco,…) aunque el regalo que de verdad desearíamos es que entrase aquí y nos dejara una letritas. Fijaos si estoy mayor que ya a estas alturas no me atrevo a pedirle un gus (que ojala lo hiciera) pero me bastaría que comentase alguna vez los que publicamos. Y es que no es lo mismo un dialogo que una conversación y este gus tiene más de lo segundo que de lo primero y eso es lo que lo hace especial (al menos para mí).

Pero como es viernes toca estrenos y ya sabemos que esta primavera la sangre altera y se inunda la cartelera (todo termina en –era como melón). Otra vez tenemos un porrón de películas para elegir no ver. 11 esta semana, puede que en el último mes sumen más de 60 y de esas no más de 5 las recordaremos alguna vez (incluso por lo malas que fueron). Pero como soy un tipo curtido me pongo a ello y lo resuelvo en un periquete (periquete: periodo de corta duración que en el caso de los estrenos significa no menos de 2 horas).

Empezamos por el principio, y el principio no es cosa distinta que nuestra tierna infancia, y para ese periodo nada mejor que las películas animadas. Esta semana tenemos dos: RICHARD, LA CIGÜEÑA nos cuenta la historia de un gorrión adoptado por una familia de cigüeñas y que se cree una de ellas, cuando comienza la migración hacia el sur, el gorrión comienza a darse cuenta de que va a tener ciertas dificultades para seguir al grupo así que hace lo que haría cualquiera…coger el autobús, el tren, hacer autostop…Una película que habla de las dificultades de integración (o no, pero qué más da). La otra es: DOS COLEGAS AL RESCATE. Los dos colegas son dos tipos despistados que viven en un túnel de las vías del tren, un día deciden salvar al padre de una amiga al que un malvado científico ha secuestrado con la intención de crear un suero que convierta a los humanos en robots. La película trata sobre los peligros de la innovación, la investigación y el desarrollo (o no, pero qué más da).

Sigamos con los periodos iniciales, ya no infantiles sino los que ocurrieron hace mucho tiempo.  Tal vez no tanto, pero no son actuales. También tenemos dos muestras. La primera es PARAISO, una película del maestro ruso Andrei Konchalovsky, aquel antaño admirado por los gafapastas y que tiene en su filmografía cosas tan buenas como “El tren del infierno” u obras maestras como “Tango y Cash”. Aquí nos sitúa en la segunda guerra mundial para contarnos las historias cruzadas de una aristócrata rusa que ayuda a la resistencia, un francés bon vivant convertido en un temido nazi y un miembro de una familia de la alta sociedad alemana que ahora es oficial de las SS sin escrúpulos morales. Un maravilloso estudio sobre la hipotenusa y los catetos cuadrados (o no, pero qué mas da). La otra, GUARDIAN y VERDUGO, nos traslada a 1987 (hace na), en concreto a Sudáfrica y se nos cuentan hecho reales, concretamente en ese año se ejecutaron a 164 personas. La historia tiene como leiv motiv el juicio de uno de los carceleros que está traumatizado por las ejecuciones que presenció y que está siendo  juzgado. Una película que nos cuenta toda la verdad (o no., pero qué más da).

Seguimos con años ha, cada vez más cercanos, eso sí. Se estrena esta semana también la película serbio-croata-eslovena BAJO EL SOL, y habla de tres historias de amor en tres décadas distintas. El amor entre un serbio y una croata (o viceversa) estaba tan mal visto en 1991 como en 2001 o 2011. Vamos que la película nos retrata algo tan cotidiano como las peleas entre vecinos (o no, pero qué más da).

Hay una belga (una película, que alguna se piensa que hablo en chino con faltas ortográficas), EL REY DE LOS BELGAS que nos sitúa en un tiempo ficticio para contarnos la historia de un rey, Nicolás II, que está algo desubicado, para mejorar su aburrida imagen pública contratan a un director británico para que ruede una película de la visita oficial del rey a Estambul. Creo que nos contarán cosas sobre los turcos (o no, pero qué más da).   

Vamos, que ya nos queda poco, tenemos una americana casi española, dirigida por Martin Rosete ganador en 2013 al mejor corto de ficción, se nos ha ido a hacer las américas y nos trae MONEY, que nos cuenta la historia de un agradable velada de dos parejas de amigos que se tuerce cuando aparecen dos maletines llenos de pasta y un vecino misterioso. Dinero y amigos, de eso algo ya vimos en “Felices 140”, pero aquí no está Marbel Verdú o Eduard para mejorarlo. Lo mismo nos gusta (o no, pero qué más da)

De Italia sin embargo nos viene, no ya Dexter, sino LE LLAMABAN JEEG ROBOT, sobre un delincuente de poca monta que consigue poderes sobrehumanos al entrar en contacto con una sustancia radioactiva. Al principio los utiliza para robar mejor en los cajeros automáticos, pero pronto tendrá que enfrentarse con un supervillano, un antiguo concursante de realitys…..A ver, si no está hecha en serio lo mismo tiene un pase (o no, pero qué más da)

Española por los cuatro “costaos” (o no, pero qué más da) es DEMONIOS TUS OJOS, nos cuenta como un día un director de cine afincado en Usa entra por casualidad (jeje, casualidad) en una web porno y ve como la protagonista de uno de los videos es su hermana pequeña. Decide volver a España a investigar que ha pasado buscando respuestas para la pérdida de inocencia y la degradación de su angelical hermanita, protagonizada por Ivana Baquero, aquella niñita ganadora del Goya revelación pro “El laberinto del fauno” y que ahora a sus 22 añitos es mucho más reveladora.

Y ale vamos con las dos últimas. Como siempre os diré primero la que creo que sería la apuesta de la semana de Dex, el gafapasta. Pues ¿cuál va a ser?, si hay una japonesa entre los estrenos ya no tenemos dudas. MARAVILLOSA FAMILIA DE TOKIO es el título de una comedia nipona que nos cuenta como el día de su cumple, la madre de una familia tradicional japonesa le pide a su marido un regalo especial: El divorcio. Toda la familia, incluso el marido, intentar solucionar el problema que amenaza con derrumbar los cimientos familiares. Seguro que lo consiguen (o no, pero qué más da).

Y finalmente vamos con el truño casi seguro (o no, peor qué más da) que va a ser nuestra apuesta de la semana ALIEN COVENANT. La sexta película de la saga Alien retoma a su director original (tras el fiasco de “Prometeus” de hace un par de años). Dicen que es una vuelta a sus orígenes (algunos dicen que es incluso un autoplagio), pero es imposible no intentar recuperar aquellas sensaciones que el bueno de Ridley Scott nos dejó allá por ¡¡¡1979!!!, 38 años han pasado desde el estreno de aquella gran y terrorífica película, James Cameron hizo la segunda “Aliens, el regreso” y sustituyó el terror por una cinta de acción mucho más que notable. Luego vino David Fincher a hacer de las suyas y en un planeta prisión colocó a Ripley y al amigo berenjena para acabar con esos finales optimistas tan de su gusto en “Alien 3”, película que sólo defienden los fincherianos. Pero aún estaba por llegar Jean Pierre Jeunet para que la tercera nos pareciera casi una obra maestra, porque el francés en “Alien Resurrección” nos endosó un desmadre que iba avergonzando según avanzaba el metraje. Quizá a la vista de la decadencia del bicho (dejamos aparte sus peleas con Predator en unas cuantas entregas a cual más sonrojante) Scott decidió volver a tomar las riendas de la nave, pero no la Nostromo, que Ridley empezó a jugar con el tiempo y nos endilgó en “Prometeus” una teórica precuela que no había ni por dónde cogerla, ni Charlize Theron, ni Fassbender fueron capaces de salvarla. Ahora por fin, nos entrega otra más y veremos si no es más de lo mismo, si volvemos a los terrores originales o a las explicaciones semi-mitológicas o nos damos cuenta al fin que la gallina ha sido suficientemente exprimida y hay muy poco que contar sobre el bicho. No obstante dentro del mundo cinéfilo el nombre de Alien es lo suficientemente importante como para que lo consideremos la APUESTA DE LA SEMANA.

Y para canción, una de la banda sonora de “Being again”, que habla de esas cosas que pasan cuando amas tanto que lo que haga el otro te puede hacer mucho daño, pero qué más da… sigues amando como un idiota.

LIKE A FOOL (Keirah Knigthley)

We take a chance from time to time
And put our necks out on the line
And you have broken every promise that we made
And I have loved you anyway

Took a fine time to leave me hangin' out to dry
Understand now I'm grieving
So don't you waste my time
Cause you have taken
All the wind out from my sails
And I have loved you just the same

We finally find this
Then you're gone
Been chasing rainbows all along
And you have cursed me
When there's no one left to blame
And I have loved you just the same
And you have broken every single fucking rule
And I have loved you like a fool

COMO UNA LOCA

Nos dimos la oportunidad de vez en cuando
y pusimos neutros cuellos en la línea
Y tu has roto cada promesa que hicimos
y de todas formas te he amado

tomaste tu precioso tiempo para dejarme esperando
Entiende que ahora estoy afligida
así que no desperdicies mi tiempo
porque tu has tomado
todo el viento de mis velas
y te he amado de la misma manera

Finalmente encontramos esto
y tu te vas
persiguiendo arco iris
me has maldecido
cuando no queda nadie a quien culpar
Y yo te he amado de la misma manera

Y tu has roto cada maldita regla
y yo te he amado como una loca...




MOSAICO DE HOY

Sabéis que yo soy mucho de chicas guapas, pero mi gusto es muy particular, lo que a mi me gusta puede que a otro no y viceversa. Y fijo que en todo el universo hay alguien (o algo) que encuentra a esta chavala de lo más atractiva…o tal vez no, pero qué más da.








2 comentarios:

César Bardés dijo...

Pues sí, va a ser "Alien: Covenant" pero me temo que va a ser más de lo mismo. Hay varias razones que me inducen a ello. La primera es que ya me queda muy poca fe en Ridley Scott, desgraciadamente. La segunda es que he visto un trailer muy curioso...y es como si esto es lo que ocurre justo antes de la segunda, es decir, "Aliens", la de James Cameron. Si por aquel entonces la cosa arrancaba porque había unos cuantos colonos que estaban mandando S.O.S. porque algo muy grave estaba muy pasando (lo grave eran los Aliens, claro) aquí parece (me puedo equivocar ¿eh?) que lo que se nos va a explicar qué es lo que hacían esos colonos allí y cómo es que se llena el planeta de bichos berenjenarios. Desde luego, lo de "Prometheus" y la cesárea "self-service" que se practicaba Noomi Rapace era para nota (una muestra más de que de Ridley no se debe esperar nada) y me temo que ahora, con "Covenant" va a pasar tres cuartos de lo mismo.
En cualquier caso, esto es ir al estreno para tener algo que dar al periódico y por pura eliminación. En el fondo, qué más da. Intentaré, eso sí, recuperar "El jugador de ajedrez" y lo cuelo como artículo de columna. Lo mismo me hago un "harakiri" "self-service".
Gran gus de estrenos, Carpet (o no, qué más da). Necesitamos dos bocas para acabar con tanta película.
Abrazos quemasdanianos.

Anónimo dijo...

Pues yo este finde me voy a Burgos a practicar Rafting (ya lo hice el año pasado con el mismo grupo y fue muy, muy divertido) así de cine...poco.

Me apetece mucho Déjame salir, que aun no se ha estrenado y Lady Macbeth, a ver si ésta cae esta semana.

Soy poco amiga de Aliens, fast and fourious y demás parafernalia pero si hay que verla, se ve aunque procuraré escaquearme.

Buen fin de semana...o no.

Besos Raftingosos.

Albanta