jueves, 25 de mayo de 2017

GUUUD MORNINS 25-05-2017

“Nosotros no olvidamos aquella aberrante norma de Thatcher, que fue especialmente creada para difamar a la homosexualidad, prohibiendo en las escuelas estatales hacer cualquier mención positiva sobre los homosexuales y nuestras ‘supuestas’ relaciones familiares. Patético espectáculo dio Thatcher en la Cámara de los Lores en 2003, cuando fue llevada por sus partidarios para votar en contra de la derogación de la Section 28, su última penosa contribución a la política británica”. Ian Mckellen.


Guuuud mornins cinéfilos. Jueves 25 de mayo, ya huele a verano. O por lo menos eso queremos creer los que contamos los días para desaparecer de la oficina durante al menos unos pocos días. Mientras, toca acudir a  reuniones de fin de curso con los profes (algún día os hablaré de la tutora de mi hijo pequeño, todo un caso), organizar colonias de verano (ojalá hubiese tenido yo oportunidad de ir a alguna) y, exprimiendo las horas al día, unos kilómetros corriendo (sí, yo corro, no hago running, soy corredor, no runner, y no llevo ni gps ni cuentakilómetros ni  pulsómetro, que parecen robots con tanto aparato y para correr con unas zapatillas y una camiseta vas de sobra). Vale, ya me he perdido. Que venía a hablar de cine y os cuento lo primero que se me pasa por la mente.  Centrémonos.

  Seguro que al protagonista de hoy le gustaría ser conocido por sus papeles en obras de teatro de Shakespeare, donde ha destacado en numerosas ocasiones, o por haber sido condecorado por la Orden del Imperio Británico o por haber sido nombrado Caballero por la mismísima Reina Isabel II. Pero la vida te da la fama por donde le da la gana y aunque hayas sido durante muchos años actor de renombre en teatros de medio mundo, todos te conocen como Gandalf  el Gris, más tarde Gandal el Blanco, y quién sabe si la trilogía hubiese seguido si sería Gandalf, el Verde Pistacho o Gandalf el Azul Turquesa.

   Lo que si sabemos es que éste actor británico, Ian Mckellen, nació un día como hoy hace ya 78 años, por lo que le enviamos  nuestras más calurosas felicitaciones. Galardonado con premios Laurence Olivier, Globos de Oro, candidato a los Oscar y a los Emmy e incluso galardonado, sí, habéis acertado, con el premio Donostia (os juro que no los elijo por ello), Ian es un actor de prestigio mundial. Actor clásico de teatro, su interpretación de Eduardo II le dio prestigio en el mundo artístico y ha interpretado numerosos papeles en grandes obras teatrales.

  En el cine podemos citar "Sacerdote del Amor", "Walter" o "Dioses y Mounstruos", por la que fue nominado al Oscar. Pero como ya hemos citado, para todos es conocido como Gandalf de la trilogía de "El Señor de los Anillos". Como anillo al dedo le iba el papel, nunca mejor dicho. También fue nominado al Oscar, esta vez en la categoría de actor secundario, por su interpretación del personaje de Tolkien. Ha repetido el papel de Gandalf en El Hobbit y sus diferentes partes.  Los seguidores de la saga X-men le conocerán también por el papel de Magneto, villano y enemigo de Lobezno, Tormenta y compañía.

  Si en el día de ayer Albanta nos hablaba de películas que hayan tratado el tema de la homosexualidad, nuestro amigo Ian declaró públicamente ser homosexual en un programa de radio que hablaban sobre la enmienda que quería aprobar Margaret Tatcher que prohibía, entre otras cosas, hablar de la homosexualidad en las escuelas. De ahí la frase que encabeza el gus de hoy.  

CANCIÓN DE HOY

LAMENTO DE FRODO POR GANDALF
 (Frodo se lamenta de la muerte de Gandalf, sin saber que éste volverá)

   When evening in the Shire was grey
his footsteps on the Hill were heard;
before the dawn he went away
on journey long without a word.

From Wilderland to Western shore,
from northern waste to southern hill,
through dragon-lair and hidden door
and darkling woods he walked at will.

With Dwarf and Hobbit, Elves and Men,
with mortal and immortal folk,
with bird on bough and beast in den,
in their own secret tongues he spoke.

A deadly sword, a healing hand,
a back that bent beneath its load;
a trumpet-voice, a burning brand,
a weary pilgrim on the road.

A lord of wisdom throned he sat,
swift in anger, quick to laugh;
an old man in a battered hat
who leaned upon a thorny staff.

He stood upon the bridge alone
and Fire and Shadow both defied;
his staff was broken on the stone,
in Khazad-dûm his wisdom died.

The finest rockets ever seen:
they burst in stars of blue and green,
or after thunder golden showers
came falling like a rain of flowers.



Cuando la tarde era gris en la Comarca
se oían sus pasos en la colina;
y se iba antes del alba
en silencio a sitios remotos.

De las Tierras Ásperas a la costa del este,
del desierto del norte a las lomas del sur,
por antros de dragones y puertas ocultas
y bosques oscuros iba a su antojo.

Con Enanos y Hobbits, con Elfos y con Hombres,
con gentes mortales e inmortales,
con pájaros en árboles y bestias en madrigueras,
en lenguas secretas hablaba.

Una espada mortal, una mano benigna,
una espalda que la carga doblaba;
una voz de trompeta, una antorcha encendida,
un peregrino fatigado.

Señor de sabiduría entronizado,
de cólera viva, y de rápida risa;
un viejo de gastado sombrero
que se apoya en una vara espinosa.

Estuvo solo sobre el puente
desafiando al Fuego y a la Sombra;
la vara se le quebró en la piedra,
y su sabiduría murió en Khazad-dûm.

Los más hermosos fuegos nunca vistos:
estallaban en estrellas azules y verdes,
y después de los truenos un rocío de oro

caía como una lluvia de flores.

MOSAICO DE HOY


5 comentarios:

César Bardés dijo...

Muy grande McKellen, uno de esos actores que dan sentido al estilo británico de interpretación. A mí hay otra película en la que me ha gustado mucho como es "Mr. Holmes", en donde interpreta al mítico detective que, ya en la tercera edad, empieza a tener síntomas de demencia senil y aún así es capaz de resolver un misterio bastante cotidiano, algo que puede parecer normal pero que, sin embargo, es toda una proeza.
Gran gus, Indi. Y perdona Albanta, gran gus ayer, muy atinado. Las prisas son malas compañeras del elogio. Y, en un olvido aún más imperdonable, yo también rechazo tajantemente el atentado de Manchester. Cada vez se me saltan más las lágrimas en cosas como éstas. Definitivamente, me estoy haciendo viejo.
Abrazos con magia.

Anónimo dijo...

Por un momento he pensado que mi marido se había colado en el gus cuando he leído lo de tu faceta de corredor de los de siempre, nada de running, desprovisto de las mil chuminadas que suelen llevar hoy en día toda esta gente que de repente les ha entrado la fiebre de correr. Qué grandísimo actor McKellen, no recuerdo si sabía que era homosexual, entre otras cosas porque no creo que eso sea noticiable. No he visto ninguna peli de la saga de Los anillos, para mí es ese gran actor que lleva el sello inconfundible de los grandes actores británicos al mejor estilo David Niven.
Por supuesto me uno al dolor por el atentado de Manchester.

Besos

low

Anónimo dijo...

Ahhh la mítica saga de El Señor de los Anillos, soy fan absoluta.

McKellen personaliza la elgancia y el estilo inglés de la Thacher no voy a hacer comentario, no sabía que había querido prohibir hablar (de lo que sea) en las aulas del Reino Unido, más aun de un tema que no debería tan siquiera servir de comentario.

Quiero dar las gracias al ilustre maño, a todos también, por seguir estando ahí.

Noooooo Pueeeeedesssss Pasaaaaarrr!!!

Besos Enfurecidos

Albanta

dexter zgz dijo...

Vaya, vaya, se os está notando cantidad el plumero, apelar al tema queer para hacer que el baturro cabezón salga de su escondrijo. Pues no saldrá, menudo es él.

Yo siempre he pensado que correr es de cobardes. Pero como decía Fraga la calle es mía y me puedo tirar horas y horas callejeando. Y para eso sí que me llevó mi relojito que me mide los pasos y las pulsaciones y las calorías que quemo. Y me viene muy bien, y no soy un hipster ni un millenial ni nada de eso.

En cuanto a Ian McKellen me quedo con su interpretación en "Dioses y monstruos", una película estupenda. Nunca he soportado la trilogía de ESDLA, para no mentir, después de sufrir las tres horas de la primera parte le djie a Frodo que ahí se quedaba, que me la traía al fresco si tiraba el anillo o no. Ergo, me carga un poquitín que este hombre vaya a pasar a la posteridad por ese papel, algo parecido a lo que le paso al pobre Alan Rickman al que todo el mundo recuerda como el profe de Harry Potter. Como si no hubiese hecho nada más el hombre.

Abrazos andarines

CARPET_WALLY dijo...

Bueno bueno...no quepo más de gozo, no sé si mañana con los estrenos decir que Jack Sparrow es un icono gay y lograr que nuestro gran amigo nos siga honrando con su "no" presencia. Que contento estoy con que al menos comente alguna cosilla desde la cueva, que no duele ni hace daño a nadie eso.

Mckellen como Rickman o como el mismísimo Alec Guinness pasarán a la memoria de muchos por un papel en una carrera con mucho más mérito que esa intervención, pero no sé si eso es malo. Probablemente Michael Caine para muchos no será mas que Alfred, el mayordomo de Batman en la trilogía de Nolan, eso habla mal de los que no conocen más, pero tampoco es problema, como el propio Caine dijo "un papel en una película horrible se puede olvidar en seguida pero la casa que te compraste con lo que ganaste en ella durará mucho más tiempo".

Respecto al "Mr. Holmes" que menciona el Lobo, he de decir que comparto que es una actuación superlativa del gran Ian, pero la película es fallida por su ritmo y por algunos trucos poco trabajados.

Y otra cosa, yo creo que a todos los actotres les habrá pasado algo parecido, aunque la película sea mejor o peor. la Winslet haga lo que haga siempre será la Rose de "Titanic" ( a Leo también le costó hacer olvidar a Jack), Pacino será Michael Corleone por encima de todo lo demás, incluso cuando murió Gregory Peck todos echaban mano de Atticus Finch antes que cualquier otro papel, Cooper estará "Solo ante el peligro" para la eternidad y a Bobby De Niro le recordarán muchos más por su "abogaaaadoo" de "El cabo del miedo" que por su "Me estás hablando a mi" de "Taxi Driver" y ya es decir. El propio Clint y ya ha pasado mucho tiempo es más Harry (sucio, fuerte o lo que sea) que Kincaid para la mayoría de la gente.

Abrazos icónicos.