lunes, 8 de mayo de 2017

GOOD MORNING 8-5-2017



"El único hombre que no se equivoca es el que nunca hace nada." Goethe.

Gus Morninsss cinéfilos nos de God

Otro día que llego tarde amigos, esto se está convirtiendo en una insana costumbre, pero lo de los lunes me resulta complicado que tengo más tareas que cuando trabajo o me pagan por ello. Pero aquí estamos, lo de “más vale tarde que nunca” es una frase hecha…hecha para mí.

Está claro que el fin de semana nos ha deparado un tema principal, ni el Madrid, ni el Barsa, ni la Real, ni el Valencia, ni Pedrosa, ni Márquez, ni Lorenzo…para sorpresa de todos, el gran triunfador ha sido Macrón. Sorpresa relativa diréis, porque todas las encuestas le ponían de seguro triunfador de esta segunda vuelta, pero no deja de ser una sorpresa que un tipo sin partido y semidesconocido hace unos meses haya llegado a presidente de la república gabacha. Que es lo que tiene esta forma de organización del Estado, que en una monarquía los ves venir desde años atrás, en el caso de Inglaterra casi un siglo. Pero en una república, llega un tipo que no tiene ni partido político y se alza con la victoria sin que te des cuenta. Vale, el muchacho encabezaba los sondeos, incluso los de la primera vuelta, pero también es verdad que eso fue gracias a Fillón que de tanto ponerle sueldos públicos a su mujer por plancharle las camisas se quedó fuera de la carrera casi al poco de empezar.

Y uno se alegra cuando ganan tipos por los que nadie daba un duro, outsiders se llaman. El cine nos ha contado varias veces las historias de tipos o equipos que no tenían nada que perder y terminaban ganado o casi, que también quedar segundos en condiciones muy poco favorables es una forma de vencer. El más conocido fue un tal Rocky Balboa, un don nadie dispuesto a perder todos los combates en el ring y en la vida que de pronto se convierte en el tipo esencial para funcionar a modo de saco móvil para recibir todos los golpes del campeón del mundo de boxeo. Pagan bien así que quizá merezca la pena, pero lo mismo ocurre que el orgullo hace que el tipo se lo tome en serio




También los hay que son unos pasados de la vida, que ya han echado a perder su talento y deciden morir lentamente tomándose una cervezas para no pensar en el fracaso, de repente aparece una guapa chica y un antiguo rival para que uno vuelva a coger los palos e intente ganar el US OPEN,  le sobra tanto talento como absurda cabezonería, Kevin Costner le dio vida en “Tin Cup”





Pero no sólo es cosa de lobos solitarios, también a veces por motivo de una huelga de jugadores profesionales se rescata a un grupo de matados (mataos, suena mejor) para que el equipo por lo menos pueda participar (aun perdiendo) en la competición y que no les sancionen por incomparecencia. El futbol americano necesita mucho carácter y mucha inteligencia y nadie da un duro por los sustitutos, menos aún por su quaterback (Keanu Reeves) , uno de esos jugadores prometedores que la cagan en el partido más importante de su vida y cuya carrera acaba sin apenas comenzar. Hay alguien que si cree en ellos, el entrenador, también repescado a última hora (Gene Hackman). Sólo deben ganar tres partidos de 4 y parece imposible, pero una cosa es que lo parezca y otra que lo sea. “Equipo a la fuerza” se llamaba la película.




Y a veces no es sólo un equipo, también puede ser todo un país, o al menos su selección. Eso es lo que pasa cuando un presidente como Mandela después de haberse pasado muchos años en la cárcel es un visionario que cree que una selección sin mucho futuro en el mundial de Rugby que se organiza en su propio país, puede servir para unificar los sentimientos de toda una nación dividida por el odio durante años. Es cosa de hablar con el capitán del equipo y convencerlo de la importancia de la misión.




Hay muchas más películas de este tipo y seguro que vosotros podéis incrementar la lista. Yo por ahora os dejo con más que una canción, un himno. Y no es el francés que ya sabemos que es el precioso. Es uno más nuestro que habla de la pequeña revolución de los pequeños contra los poderosos.

INSURRECCION (El último de la fila)
Dónde estabas entonces cuando tanto te necesité?
Nadie es mejor que nadie pero tu creíste vencer.
Si lloré ante tu puerta de nada sirvió.
Barras de bar, vertederos de amor...

Os enseñé mi trocito peor.
Retales de mi vida,
fotos a contraluz
Me siento hoy como un halcón
herido por las flechas de la incertidumbre.

Me corto el pelo una y otra vez.
Me quiero defender.
Dame mi alma y déjame en paz.
Quiero intentar no volver a caer.
Pequeñas tretas para continuar en la brecha.
Me siento hoy como un halcón
llamado a las filas de la insurrección





Y para MOSAICO DE HOY otro tipo que también estuvo a punto de conseguir vencer en unas elecciones, no contaba con más apoyo que su propia presencia, su simpatía y honestidad. No ganó pero triunfó y fue Robert Redford el que le dio vida en “El candidato”





4 comentarios:

Anónimo dijo...

De este tipo de películas mi favorita es "Elegidos para el Triunfo" que trata del equipo jamaicano de bobsleigh en las Olimpiadas de Calgary en 1988.

Me gusta, entre otras cosas, porque es una historia real que nos enseña que primero hay que soñarlo y luego convertirlo en realidad.

Un brindis por los soñadores irredentos.

Besos soñadores.

Albanta

César Bardés dijo...

En política-cine, también hay otra película, además de "El candidato", que resulta sabiamente impresionante y más en estos días. Es "Ciudadano Bob Roberts", de Tim Robbins. La historia de un tipo que se cuelga una guitarra, conecta con todos, dice lo que quieren oír, lo repite una y mil veces para que, luego, resulte ser un hijolagranputa de narices al que el pueblo le importe un pito y esté más a la derecha que Hitler.
No cabe duda de que la victoria de Macron es un respiro para toda Europa pero ya había quien aventuraba que Le Pen sería presidente en cinco años. De momento, ya ha anunciado una reestructuración del Frente Nacional para lavarlo de cara, pies y manos y presentarlo a la opinión pública como un partido moderado, antieuropeísta, sí, pero no contrario a Europa, etc, etc...
Miedo dan algunos.
Abrazos sin brazos en alto.

Anónimo dijo...

Mi mala memoria hace que me sea imposible recordar alguna peli de las características que comentáis así que voy a nombrar una que me ha venido a la memoria mientras iba leyendo el gus y es Misión de Audaces. Ya sé que es una peli menor dentro de la filmografía de Ford, pero a mí esa escena de los críos cadetes del sur al son de los tambores me produce una ternura y una pena enorme cada vez que la veo porque si todos perdemos en cualquier guerra, los niños siempre son los que más pierden. Me gusta esa peli porque creo que es un alegato contra la guerra y que Ford se adentra más en el lado humano de los personajes.

Siento apartarme del tema, o no...no lo sé.

low

INDI dijo...

como política-cine, me quedo con Paco Rabal y "El disputado voto del Sr Cayo", aunque más que de política la peli en realidad trate de la vida en sí misma.

Abrazos rurales