viernes, 4 de marzo de 2016

Gus mornins 4-3-16

Guuuud mornins, cinéfilos:

Viernes 4 de marzo. Decimos adiós a una semana bastante intensa desde el punto de vista cinematográfico. Comenzaba el lunes con la concesión del Oscar de Hollywood con una gala circular que empezó con el premio a “Spotlight” de mejor guión y terminó con el Oscar a la mejor película para el film de Tom McCarty. En una edición en la que ninguna de las dos pelis más nominadas estaba nominada a la categoría, es bueno que triunfara el mejor guión. Me alegro, aunque no era mi favorita, que la Academia se haya decantado por un perfil distinto de ganadora y creo que la cinta es bastante digna. El sorprendente triunfo de “Spotlight” se fraguó en el voto preferencial pues ahora los académicos no solo deben votar su favorita, sino también tienen que ordenar el resto de candidatas por orden de mejor a peor. Así los “haters” tanto de “Mad Max” como de “El renacido” hicieron de las suyas y permitieron la victoria de una tercera en discordia. Y Leo que ganó por fin su estatuilla, aunque luego casi se la deja en el restaurante. Ayss, si es que no estamos a lo que estamos. También fue la semana en la que despedimos al gran George Kennedy, uno de los grandes secundarios de la Historia.

La vida sigue, y hoy toca, claro, hablar de estrenos. Antes de empezar, me parece oportuno recomendar una pequeña joya que vi esta semana en el cine, y que quizá repita la siguiente. Se titula “Anomalisa” y es la nueva del director y guionista Charlie Kaufman, un tipo que no siempre me convence, pero esta vez sí lo ha hecho, y sobradamente (si podéis haced el esfuerzo y catadla en versión original, vale la pena).

En cuanto a lo que llega hoy a las salas, os hablo primero del documental “Janis” dedicado a la mítica cantante norteamericana, autora de “Mercedes Benz” o “Pieces of my heart”. Para saborear el triunfo del docu musical “Amy” en los Oscars, y para ir abriendo boca para el biopic que prepara Jean Marc Vallé con Amy Adams de protagonista.

Regresa a las pantallas el irregular Barry Levinson que en esta ocasión nos da la de arena con “Rock the Casbah”, una historia algo disparatada sobre un grupo de músicos norteamericanos en Afganistán en la que por desperdiciar, Levinson desperdicia hasta un reparto de ensueño, el formado por Bill Murray, Bruce Willis o Zooey Deschanel. Otro regreso sonado es el del director canadiense de origen armenio Atom Egoyan que nos presenta “Remember”, un drama sobre un superviviente del Holocausto que busca a un oficial del ejército nazi para matarlo. Egoyam hace tiempo que dejó de ser un director interesante, por lo que parece que lo mejor de la cinta será la interpretación de su protagonista, el también canadiense Christopher Plummer.

Plummer hace doblete esta semana y le podemos ver también en “Nunca es tarde”. Esta es la historia de un viejo rockero de 70 años que sigue viviendo como si no hubiera un mañana y tuviese 20. Un día, su manager le descubre una carta que le escribió John Lennon en los comienzos de su carrera, algo que le hace cambiar el chip y reorientar su vida. Está inspirada en un hecho real, y junto a Plummer aparece también Al Pacino en el papel del rockero loco y la maravillosa Annette Bening.
Otro reparto de lujo es el que conforma el drama noruego “El amor es más fuerte que las bombas”. No asustarse que sus nombres no acaban en ´-enn ni llevan diéresis en las oes ni nada de eso. Se trata de un reparto internacional que encabezan Isabelle Huppert, Jesse Eissenberg y Gabriel Byrne. Es un drama que transcurre en torno a una familia que se reúne con motivo de una exposición fotográfica de la madre, muerta tres años antes en una zona de guerra.

No solo a Tarantino se le ocurrió la idea del complot para matar a Hitler, tampoco Tom Cruise fue el único que intentó cargarse al Führer  (ni Walter Pidgeon en “El hombre atrapado” de Lang que menudo soy yo cuando me pongo pedante). De eso va “13 minutos para matar a Hitler” que glosa la figura de George Helser, un carpintero de la Resistencia que intentó darle matarile a don Adolfo el 8 de noviembre de 1939. Y casi lo consigue, si don Adolfo no se hubiese bajado del podio desde el que presidia un acto antes de tiempo… Se trata de la nueva película de Olivier Hirschbiegel, el director de “El hundimiento”, que regresa al cine germano después de un periplo internacional bastante lamentable (sí, este fue el que hizo el biopic de Diana de Gales con Naomi Watts).

Nuestra apuesta de la semana es un trhiller made in Spain que se titula “Cien años de perdón”. Ya se sabe que los tiene quien roba a un ladrón. Y los protagonistas son seis hombres que entran disfrazados a tomar la sucursal de un banco en Valencia. Lo que parecía un atraco limpio y sencillo se acaba complicando y….  Es la nueva de Daniel Calparsoro que nos trae una historia de ecos evidentemente tarantinianos y un reparto que encabezan Luis Tosar y el argentino Rodrigo de la Serna, al que vimos como el compi de Gael en “Diarios de motocicleta” o como el mismísimo Papa Francisco hace unos meses. También están por ahí Raúl Arévalo, José Coronado o Marian Álvarez.
Y ya con esto os dejo. Espero haberme ganado si no cien años de perdón, sí un fin de semana para descansar y tomar fuerzas. Que ahora están muy menguadas. Pasadlo bien, y si todo va como es esperable, nos vemos el lunes. Un besito a todos.

ESTO ES UN ATRACO
Burning

Oigo disparos en el callejón 

y tú sin 
poder salir, 

tengo que ir, no puede fallar, 

pero yo no te veo a ti, 

El" buga" a punto para escapar, 

es una loca como un huracán. 

Habrá bastante para los dos, 

o tal vez... no me equivoqué. 

Esto es un atraco, nena, 

ya no ocurrirá jamás 

si éste sale me retiro, 

por favor no dudes más. 

Voy a por él, no aguanto más, 

con el "bardeo" y la "recortá" 

chupa de cuero y gafas de rock, 


¡guau!... me siento mejor. 

Hay mucha basca alrededor, 

el hierro frío quema mi piel 

de pronto el ruido de una sirena, 

es la poli que ya están aquí. 

Esto es un atraco, nena, 

ya no ocurrirá jamás 

si éste sale me retiro, 

por favor, no dudes más... 

Esto es un atraco, nena, 

ya no ocurrirá jamás 

si éste sale me retiro, 

venga, dámelo ya... 


el mosaico de hoy


3 comentarios:

César Bardés dijo...

Pues no voy a ir a ver la de Calparsoro, entre otras cosas porque, dejándome llevar por el carácter siempre traicionero, me cae como una patada en el bajo vientre con retorcimiento de saliente. Además, esto va a ser más previsible que el show que, de nuevo, va a montar el coletas en el Congreso. Apuesto mi barba contra vuestro vello púbico a que la película va de que los atracadores (que se van a Valencia a hacer el atraco, por cierto) van a acabar justificados frente a los ladrones de traje y corbata que ocupan los sillones de nuestra política. Venga, animaos y así me hago un abrigo de pelo de camello.
Así que tirará de viejos clásicos y me iré a ver a Al Pacino haciendo de uno de esos viejos rockeros que nunca mueren. La película, probablemente, será infecta pero me fijaré en el rostro de este tipo de 76 años que siempre ha ido bastante por libre, que busca siempre el gesto inesperado y que nos ha regalado muchos, muchos ratos inolvidables. Y el que no le guste, pues nada, que vaya a ver a Calparsoro y al "unitono" Luis Tosar.
Abrazos rebeldes.

CARPET_WALLY dijo...

Bueno, es mucho más que probable que aciertes en tu predicción, pero dejando al margen el argumento y sólo por las imagenes del trailer, puede ser que vuelva a ser una buena peli de género (tiene buena pinta) y lo mismo hasta se agradece.

De todas formas no sé si será esta la elección de este finde o intentemos ver "La habitación" o "incluso "Ave Cesar" que pese a las buenas intenciones todo quedó en nada frente a los sucesivos planes que fueron surgiendo.

A mi Calparsoro tampoco me cae nada bien, aunque "Guerreros" tiene alguna cosa interesante no termina de redondearse, ami me gustó "Ausentes" aunque era algo convencional me parecía que tenía un cierto sentido del ritmo y me mantuvo el interés.

Abrazos de cine

dexter zgz dijo...

Ey Bardés, no me hagas trampas con lo del abrigo de piel de camello, que lo de los cien años de perdón ya dice mucho de por dónde van los tiros- y nunca mejor dicho.

Yo creo que voy a ver esa, entre el debate de investidura y la declaración de la infanta, no hay color.