jueves, 10 de marzo de 2016

Gus mornins, 10/03/16

Guuud mornins, cinéfilos.

Jueves 10 de marzo. Hablábamos ayer de actores metidos a figuras del pop y de rock y olvidamos entre otros a Ian Hart haciendo de John Lennon  (ver mosaico) en “Backbeat” o a Mark Lindsay Chapman interpretándolo en “El asesinato de John Lennon” (irónico que el asesino del artista respondiese al nombre de Mark Chapman). Un buen amigo de John nos dejó ayer en el Reino Unido a la edad de 90 años.

George Martin estaba considerado uno de los grandes productores de la historia del pop y quien ostentaba el récord de discos de oro, por encima de los legendarios Quincy Jones o Phil Spector. Nadie sabe muy bien cómo acabo junto a los Fab Four ni cómo acabó conociéndosele como el “quinto Beatle”. Era algo mayor que George, John, Paul y Ringo, e incluso estaba en otra onda y pertenecía a otra clase social. Pero, sus conocimientos en el campo de jazz y en la clásica fueron vitales a la hora de crear un sonido único y que hizo historia. Los Beatles habían comenzado totalmente poppies y muy yeyés pero poco a poco fueron evolucionado hacia sonidos mucho más arriesgados y eclécticos. Las distorsiones de la primera piscodelia de los de Liverpool o aquellas pequeñas piezas de cámara como Eleanor Rigby o Let it be se consiguieron gracias a la audacia de Martin. Por no hablar de que el monumental Sgt Pepper es casi única y exclusivamente obra suya. Una vez sellada su separación con los Beatles – la culpa esta vez no la tuvo Yoko Ono- siguió buscando esa fórmula, ese sonido mágico. Jeff Beck o Mantovani pueden dar fe. Incluso produjo algún soundtrack de la saga Bond, por poner algo de cine. Así que su contribución a nuestra música contemporánea me temo que es mucho más importante de lo que nos pensamos.  Menuda racha llevamos. Descanse en paz.

PENNY LANE
The Beatles

In Penny Lane there is a barber showing photographs
Of every head he's had the pleasure to have know.
And all the people that come and go
Stop and say hello.

On the corner is a banker with a motorcar,
The little children laugh at him behind his back.
And the banker never wears a mack
In the pouring rain, very strange.

Penny Lane is in my ears and in my eyes.
There beneath the blue suburban skies
I sit, and meanwhile back

In Penny Lane there is a fireman with an hourglass
And in his pocket is a portrait of the Queen.
He likes to keep his fire engine clean,
It's a clean machine.

Penny Lane is in my ears and in my eyes.
A four of fish and finger pies
In summer, meanwhile back

Behind the shelter in the middle of a roundabout
The pretty nurse is selling poppies from a tray
And tho' she feels as if she's in a play
She is anyway.

In Penny Lane the barber shaves another customer,
We see the banker sitting waiting for a trim.
And then the fireman rushes in
From the pouring rain, very strange.

Penny lane is in my ears and in my eyes.
There beneath the blue suburban skies
I sit, and meanwhile back.
Penny lane is in my ears and in my eyes.
There beneath the blue suburban skies,
Penny Lane.

PENNY LANE
The Beatles


En Penny Lane hay un barbero enseñando las fotografías
De todas las cabezas que ha tenido el gusto de conocer
Y toda la gente que viene y va se detiene a saludarse
En la esquina hay un banquero con un coche
Los niños se ríen de él a sus espaldas
Pero el banquero nunca lleva impermeable
Cuando llueve a cántaros, eso es muy raro.

Penny Lane está en mis ojos y en mis oídos
Allí, bajo los azules cielos de los barrios de la periferia
Me siento, y volviendo al tema.

En Penny Lane hay un bombero con un reloj de arena
Y en su bolsillo lleva una foto de la Reina
Le gusta tener limpio su camión de bomberos
Es una máquina limpia .

Penny Lane está en mis ojos y en mis oídos
Un cuarto de pescado y pastel de dedos
En verano, y volviendo al tema.

Tras la marquesina, en medio de la isleta
La guapa enfermera esta vendiendo amapolas en un bandeja
Y aunque se siente como si estuviera actuando
No hay duda de que lo está haciendo
En Penny Lane el barbero afeita a otro cliente
Vemos al banquero sentado esperando a que le corten el pelo
Y el bombero entra corriendo
Bajo una lluvia torrencial, eso es muy raro.

Penny Lane está en mis ojos y en mis oídos
Allí, bajo los azules cielos de los barrios de la periferia
Me siento, y volviendo al tema
Penny Lane está en mis ojos y en mis oídos
Allí, bajo los azules cielos de los barrios de la periferia
Penny Lane.


EL MOSAICO DE HOY


1 comentario:

CARPET_WALLY dijo...

Pues si, menuda racha, dicen que hay un jugador del Arsenal ( un tal ramsey) que tiene gafe y que cada vez que mete un gol se muere un personaje importante. Decían que con el último Nancy Reagan, pero parace que debió de ser un golazo porque ahora se ha llevado a George Martin. en su momento coincició su gol con el fallecimiento de Bowie y algún que otro caso más para ahondar en la leyenda negra del pobre hombre.

Claro que eso es buscarle tres pies al gato, es muy dificil que pase un sólo día sin que muera alguien en el mundo y entre esos muchos fallecidos alguno hay siempre de cierto renombre, además no coincide exactamente en el tiempo, que una cosa sería que según la pelota besa las mallas (menuda frasecita) alguna personalidad diera su último estertor, pero no es así que en varias ocasiones han pasado algúnos días entre el tanto de Ramsey y su efecto mortal.

Si nos ponemos así, a lo mejor el del mal fario es Cristiano o el mismo Messi que si damos suficiente margen podríamos adjudicarles la maldición del virus Zika (cada vez que marcan un gol alguien se infecta) o de las acciones terroristas (es golear y algún fanático en el mundo comete una barbaridad).

El caso es que por culpa de Ramsey o no, se fue ayer George Martin, pero el de Los Beatles, que hubo muchos angustiados que pensaron que había fallecido el autor de los libros y guiones de "Juego de tronos" y casi les da un soponcio. Le faltaban "erres" en medio al productor musical, diría algún fan del escritor con alivio.

george Martin, Quincy Jones, Phil Spector...Carlos Jean...¿sabemos muchos porductores musicales más? Que gente, con talento para que descubramos y amemos la música más variopinta y sin embargo casi anónimos. eso si, si lo petan se forran...pero escondidos.

Me voy a Hacienda a ver si esquivo una inspección. Erronea, que yo todo lo hago muy legal, que lo sepais.

¿Y del permio del gazapo de ayer que?

Abrazos musicales