jueves, 10 de marzo de 2016

Gus mornins, 11/03/16

Guuuud mornins, cinéfilos:
Viernes 11 de marzo. Ya es viernes por fin. O quizá debería decir ¡ oh no, cielos¡ Como viernes nuestro  que es hoy toca sección de estrenos, y quieras que no es una gran responsabilidad.  Ante mi última y monumental cagada de la semana pasada por ejemplo para la que ni cien años de perdón me asisten solo se me ocurren dos alternativas:

A)     Que Coronado y Tosar no se vuelvan a juntar nunca para hacer una película
B)      Que Bardés haga la sección de los viernes a partir de ahora

Ante la imposibilidad de que ambas propuestas sean potencialmente efectivas – especialmente la segunda- me temo que me va a tocar un viernes más  comentaros los estrenos de la semana. Así que a ello vamos,

Empezamos hablando del nuevo episodio de la serie “Divergente” que en esta ocasión se subtitula ·”Leal”. Ahora que la Yenni y su cuadrilla han echado el candado a los juegos del hambre y a las guerras del distrito, Shailene y sus colegas tienen el campo libre. Yo es que ya me he perdido en toda esta historia así que me quedan dos alternativas:
A)     Que Bardés, que seguro que se ha visto todas, nos explique de qué va
B)      Pasar a la siguiente película

Opto por la segunda opción. Así que os hablo ahora de “Kung Fu Panda 3” el tercer episodio de la saga de Dreamworks. Yo he de confesar que en el primero me lo pasé pipa, y en el segundo reconozco un despliegue apabullante. Así que la tercera… no sé ¿tú qué opinas, Bardés?

Pero, ya está bien de secuelas, pasemos a la sección remakes. Y ahí, encontramos “El nombre  del bambino”, adaptación made in Italy del film francés “Le nom”. En esta peli veíamos cómo una cena entre amigos acababa como el rosario de la Aurora cuando uno de los matrimonios anunciaba al resto que pensaban bautizar a su bebé como Adolfo. Aquí es lo mismo pero el nombre del retoño es Benito. Me pregunto qué nombre utilizarían en un hipotético remake español. Sin duda Pabloiglesias, que te lo hubiesen puesto hace unos años, y mira la de aquel, pero uf ahora da un poco de yuyú

Sin duda, muchos estarán esperando como agua de mayo el estreno de “Bajo el mar”, la nueva peli de Angelines Jolin en la que dirige por primera vez a su maridito Brad. E irán como fueron a ver “El árbol de la vida” para salirse al cuarto de hora diciendo dónde nos hemos metido, madre, cuánto dinosaurio. Tampoco ahora sabrán que “Frente al mar” es un drama intimista sobre un matrimonio en crisis que no para de largar y largar. No sabrán que Angelines se ha puesto en plan gafapasta, a hacer cine de autor. Los críticos ya les han puesto en su sitio a Brangelina y les han llamado de todo menos guapos. Alguno ha llegado a decir hasta que al lado de ésta, “Mr and Mrs Smith”, el primer trabajo conjunto de la pareja era una obra maestra.

Y del cine de autor con ínfulas pasamos a hablar del cine de autor de verdad. “Mustang” fue la película que representó a Francia en la última edición de los Oscars. Es la historia de cinco adolescentes turcas y de su traumático paso de niña a mujer en un país donde pasar de niña a mujer no es precisamente como lo cantaba Julio Iglesias. La peli no tuvo nada que hacer ante “El hijo de Saúl” pero aún así dicen que tiene bastantes valores. Habrá que ir a verla.

Y seguimos hablando de cine de autor. Esta semana se cumplió el aniversario de la muerte de dos auténticos maestros del cine. 17 años ya sin Stanley Kubrik (en el mosaico) se conmemoraron el lunes, y 20 se cumplirán este próximo domingo de la desaparición del polaco Krysztof Kieslowski. Dos K irrepetibles en la historia del Séptimo Arte, dos grandes autores, sin duda. Que a mí me hace mucha gracia eso del cine de autor, como si Wilder, Lubitsch o Hawks no hubiesen sido autores. Pero si aceptamos el convencionalismo de que el cine de autor es aquel que tiene ciertas pretensiones  intelectuales, pues sí, Stanley y Krisztof, cada uno a su nivel, son lo más en el cine de autor. Que no todo el cine de autor es aburrirse, ni “El año pasado en Mariembad” ni tal y tal.

Con motivo del vigésimo aniversario de la muerte de Kieslowski se estrena este viernes su famosa trilogía de los colores, su verdadero testamento cinematográfico. Y esa, así voy sobre seguro, va a ser nuestra semana Se rumorea que en el fondo lo de la idea de los colores era una simple excusa para obtener financiación de nuestros vecinos. Hace no mucho revisé “Blanco”, considerada la más débil de las 3 películas (pienso que no por deméritos sino porque las otras dos son grandiosas) y fue interesante volver a verla 20 años después, con la luz que da el giro que ha dado desde entonces la realidad europea. Y lo demás, ya se sabe, una Binoche pletórica, un Tringtinant portentoso y una Dephy a la que habrá que aguantar como sea.

En fin, que por una vez, igual hasta he acertado y todo. Ya me contáis si eso. Yo ya si eso me voy y me despido. El lunes más, compi yoguis. Os deseo un finde lleno de color, de ventura y de dicha. Evitad el negro y el gris. Sed buenos y nos volvemos a ver la semana que viene. Besos para todos.

COLOURS
Donovan

Yellow is the colour of my true love's hair
In the morning when we rise
In the morning when we rise
That's the time
That's the time
I love the best
Blue is the colour of the sky
In the morning when we rise
In the morning when we rise
That's the time
That's the time
I love the best
Green is the colour of the sparkling corn
In the morning when we rise
In the morning when we rise
That's the time
That's the time
I love the best
Mellow is the feeling that I get
When I see her
When I see her
That's the time
That's the time
I love the best
Freedom is a word I rarely use
Without thinking
Without thinking
Of the time
Of the time
When I've been loved

COLORES
Donovan

Amarillo es el color del cabello de mi verdadero amor,
por la mañana, cuando nos ponemos en pie,
por la mañana, cuando nos ponemos en pie.
Es en ese momento,
es en ese momento,
cuando la quiero más que a nada.
Azul es el color del cielo,
por la mañana, cuando nos ponemos en pie,
por la mañana, cuando nos ponemos en pie.
Es en ese momento,
es en ese momento,
cuando la quiero más que a nada.
Verde es el color del brillante maiz,
por la mañana, cuando nos ponemos en pie,
por la mañana, cuando nos ponemos en pie.
Es en ese momento,
es en ese momento,
cuando la quiero más que a nada.
Delicado es el sentimiento que tengo
cuando la veo,
cuando la veo.
Es en ese momento,
es en ese momento,
cuando la quiero más que a nada.

Libertad es una palabra que raramente utilizo
sin pensar,
sin pensar
en el tiempo,
en el tiempo,
durante el que amé. 


EL MOSAICO DE HOY


2 comentarios:

César Bardés dijo...

Bardés no opina nada. No tiene opinión. Es un pedazo de carne con ojos. Id a ver la serie "Detergente" y reventaros las espinillas, id a ver "Kung Fu Panda" y aprended un poco de filosofía zen. ¿A mí qué coño me importa?
Por otro lado, Kubrick y Kieslowski. Bufff...yo lo siento en el alma almísima y con tropezones, Kieslowski y su trilogía de colorines me parece insufrible y si me tengo que quedar con algún color me quedo con "Rojo". "Azul" es uno de los mayores coñazos que he tenido el placer de ver en una sala de cine y "Blanco" es una tontá del quince. Kubrick ya es otra cosa. Me congratulo de que hayas puesto al egomaníaco éste en el mosaico, Dex, porque éste sí es uno de los grandes de verdad. Y, vale, era un autor, pero no dejaba de mirar a la taquilla. Y se rodea de tal aura autoral, o de misterio, o de fascinación que ninguna de sus películas desde "Atraco perfecto" fue un fracaso, ni siquiera esa que dejó a medio montar como es "Eyes wide shut". Miraba de forma diferente, rodaba de forma diferente, era una bestia en técnica y podría tener toda la distancia que queráis con respecto a sus personajes y su estilo podría ser más frío que la barriga de una lechona pero ha sido uno de los mejores, un imprescindible. Tanto es así que todo recién licenciadito de Comunicación Visual quiere ser Stanley Kubrick, otra cosa es que llegue a serlo porque esa es una meta, yo creo, bastante imposible.
Contaré ese chiste que he contado ya mil veces en diferentes foros:
"Steven Spielberg muere y va al cielo. Con timidez, llama a las puertas y le abre San Miguel:
- Sí ¿qué desea?
- Mire, es que yo quiero entrar.
- ¿Cómo se llama usted?
- Soy Steven Spielberg.
- Ah, ya. Y ¿a qué se dedicaba allá abajo?
- Era director de cine.
- Oh, lo siento. Está prohibida la entrada a los directores de cine.
En ese momento, un tío gordo, algo desastrado, con barba y sandalias pasea en bicicleta por detrás de San Miguel. Spielberg se fija y le dice:
- ¿Y ese? ¿No es Stanley Kubrick?
- No...es Dios, pero se cree Stanley Kubrick.
Hale, a opinar.
Abrazos inopinables.

CARPET_WALLY dijo...

Yo es que no fui a verla...pero, ¿tan mala era, Dex?...fijate que no tenía tan mala pinta, pero claro si Rodrigo de la Serna no sale en moto lo mismo baja el nivel.

Yo no he visto la trilogia de Kieslowski, la verdad es que me daba mucha pereza en su momento y nunca se me quitó. Lo mismo las veo ahora y me da un subidón, pero aun sigo perezoso con la idea...no sé si dejarlo para las plataformas digitales.

En cuanto al resto de lo programable...pufff, la serie "Divergente" me pareció bastante interesante, más que "Los juegos...", fijate. pero una cosa es una cosa y otra es irme a dejar los duros (ah, los duros) en ir a verla al cine...ale, otra para las plataformas. La de Brangelina ni de coña, cachondo lo de los Oscar con Chris Rock preguntando a la gente cual era la última que habían visto y una de las señoras dijo precisamente "Bajo el mar" y Rock dijo que esa no la habían visto ni Brad y Angelina.

Si sigue en la parrilla y se da el caso intentaremos ver la de los Coen que aun sigue en tareas pendientes. Preguntaban el otro día precisamente al distribuidor español de la trilogia de Kritoff si en su momento fue un éxito comercial y el hombre decía que entre las tres había tenido casi 1.200.000 espectadores lo que estaba realmente bien (muchos gafapasta son). Yo pensaba que ahora eso sería imposible, antaño las películas duraban en cartel meses y así podías hacerle un hueco con tiempo a cualquiera, ahora las que duran más de una semana son excepciones. Cuando el Lobo mencionaba el otro día la cartelera de 1970 (o el año que fuese que no recuerdo) había películas estrenadas uno o incluso dos años antes y que aun se mantenían en algún cine...¿Os imagináis algo así ahora?

Los tiempos han cambiado mucho, pero es que, y cuento la historia de Madrid, que no sé si en otros sitios la cosa era similar, las películas se estrenaban en gran cine (10 o 15 salas a lo sumo) y ahí se tiraban durante unos meses (2 ó 3) hasta que su tirón comercial empezaba a decaer, entonces pasaban al circuito B, los cines de menor nivel pero con cierto prestigio y que no estaban en el centro precisamente sino en barrios periféricos y luego ya pasaban al C, cines casi infectos con programación doble que aun podían incluirla junto con un bodriazo serie Z que conseguía compensar y atraer a los chavales y los militares que no teníamos un duro para ver las pelis en cines buenos. Claro que entonces tampoco se estrenaban 7 películas a la semana, a lo sumo 1 ó 2 y el resto iban a completar esas programaciones dobles tan socorridas.

La cosa con los estrenos actuales que has comentado seria algoasí como:
-"Leal" en uno sólo de los cines de la Gran Via y a lo mejor además en el Palafox de Principe de Vergara (antes General Mola).
- "Mustang" o las reposiciones de Kieslowski a los cines Renoir o Alphaville.
- "Bajo el mar" a cines tipo el España de General Ricardos (el cine bueno de Carabanchel) o el de la estación de Chamartín.
- "Kung Fu Panda 3" a sesión matinal de cine de barrio, a las 12 de la mañana.

Y mientras tendríamos en sesión doble en muchos cines periféricos cosas como : "Ocho apellidos catalanes" y "Perdidos en el Norte" (todavia en cartelera); "Kingsman" y "El gurú de las bodas". Y en los cines Ideal gran sesión doble : "La mujer de negro 2"y "oculus, el espejo del mal".

Algo así, mucho más democrática la cosa, que no te pasabas la vida con la lengua fuera para poder ver todos los estrenos y estar al día.

Abrazos corriendo.