miércoles, 3 de abril de 2013

Guuuud mornins, cinéfilos.
Después del alegrón de media tarde de ayer, seguimos a vueltas este miércoles con esos maravillosos domingos que nos recuerdan las canciones y las películas hoy que es día de cineclub. Domingueros que estamos, y digo yo que alguna de aquí al viernes a ver si se anima a enseñar las domingas para estar a tono más que nada. Alguno se llevaría una alegría supongo. La verdad es que los domingos son alegres al principio, pero luego se estropean cosa mala. Hay otros sin embargo que amanecen torcidos desde el primer momento. Hoy vamos a recordar aquí en el gus el tristemente famoso Domingo Sangriento de Derry. 1972, 15.000 personas manifestándose pacíficamente favor de los derechos civiles y en contra del internment -encarcelamiento sin juicio a los sospechosos de pertenecer al IRA. Un grupo de exhaltados comenzó a lanzar piedras y objetos a los policías ingleses que acordonaban la zona. Y se armó una buena. Mejor que lo cuenten ellos. En su época más gloriosa, la de "War", "October" y tal, los U2 tan patriotas y combativos ellos compusieron este temazo en homenaje a las 14 víctimas de la tragedia.
SUNDAY, BLOODY SUNDAY
U2


I can't believe the news today
I can't close my eyes and make it go away
How long,
How long must we sing this song?
How long? Tonight we can be as one
Broken bottles under children's feet
Bodies strewn across a dead end street
But I won't heed the battle call
It puts my back up, puts my back up
against the wall

Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday

And the battle's just begun
There's many lost, but tell me
who has won?
The trenches dug within our hearts
And mother's children brothers,
sisters torn apart

Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday

How long,
How long must we sing this song?
How long? Tonight we can be as one
Tonight, tonight

Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday

Wipe the tears from your eyes
Wipe your tears away
Wipe your bloodshot eyes

Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday

And it's true we are inmune
When fact is fiction and TV is reality
And today the millions cry

We eat and drink while tomorrow they die
The real battle just begun
To claim the victory Jesus won
On a Sunday, bloody Sunday
Sunday, bloody Sunday.

DOMINGO,  SANGRIENTO DOMINGO
U2

No puedo creer las noticias de hoy.
No puedo cerrar los ojos y hacer que desaparezcan.
¿Cuánto tiempo,
cuánto tiempo tendremos que seguir cantando esta canción?
¿Cuánto tiempo? Esta noche podemos ser uno.
Botellas rotas bajo los pies de los niños.
Una calle sin salida sembrada de cuerpos.
Pero no haré caso de la llamada a la batalla.
Me pondré de espaldas, de espaldas
contra la pared.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

Y la batalla no ha hecho más que comenzar.
Hay muchas pérdidas, pero ¿puede alguien
decirme quién ha ganado?
Las trincheras cavadas en nuestros corazones,
y los hijos de las madres, los hermanos, las
hermanas separados.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

¿Cuánto tiempo,
cuánto tiempo tendremos que seguir cantando esta canción?
¿Cuánto tiempo? Esta noche podemos ser uno.
Esta noche, esta noche.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

Seca las lágrimas de tus ojos,
limpiate las lágrimas,
seca tus ojos inyectados en sangre.

Domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.

Y es verdad que estamos inmunizados,
cuando los hechos son ficción y la TV es la realidad,
y hoy son millones los que lloran
Comemos, bebemos mientras siguen muriendo.
La verdadera batalla acaba de comenzar,
para reclamar la victoria que Jesús ganó.
En un domingo, sangriento domingo.
Domingo, sangriento domingo.



El cine también se ha ocupado más de una vez del Domingo Sangriento de Derry. La más conocida la de Paul Greengrass de hace unos añitos. Tras el éxito de esta peli, al chico se le abrieron las puertas del cine USA donde ha demostrado su solvencia posteriormente con la impactante "United 93" y ya en otro palo con el primer "Bourne". Pero domingos hemos vivido muchos en el cine, hemos vivido por ejemplo un largo domingo de noviazgo, o un domingo cualquiera, que no es que fuese cualquiera, es que dejaba bastante que desear. Hemos conocido a los niños del domingo, a la mujer del domingo. La dulce Melina nos decía aquello de "nunca en domingo" al compás de un maravilloso sirtaki. Hasta nos fuimos de domingueros a las verdes praderas con Garci. Y qué me decis de aquel domingo terrible- en realidad vaya fin de semana- de los amigos de "Deliverance".  En fin, también vivimos un domingo por la mañana después de un sábado por la noche de la mano de un joven bastante airado. Vivamente, el domingo, qué llegue por fin el domingo.



No hay comentarios: