lunes, 3 de julio de 2017

GOOD MORNING 3-7-2017

Si la gente quiere ver sólo las cosas que pueden entender, no tendrían que ir al teatro: tendrían que ir al baño. Bertolt Brecht


Gus morninssss cinéfilos nos de God

Buenos días amigos, permitidme que os hable de cuestiones particulares. Quizá hay noticias o eventos que merecieran más la atención, pero es lo que tiene dejar estas cosas en manos no profesionales, que a la que te descuidas se vienen arriba y dejan de lado lo que a todos interesa para centrarse en lo que le preocupa sólo a uno. Dex, vuelve si no quieres que esto se nos vaya de la mano.

A lo que voy. Como ya os he comentado alguna vez, mi cría está dispuesta a peregrinar por el tortuoso camino de la interpretación. Está escogiendo además la vía larga, es decir, lejos de buscarse un agente y empezar a prepararse casting y pruebas, ha elegido (con nuestro consejo, quien sabe si equivocado) formarse bien y adquirir conocimientos y capacidades. Para ello, una vez acabado el bachillerato y aprobada la selectividad (con muy buena nota media), se ha presentado a las pruebas de acceso a la RESAD (Real Escuela Superior de Arte Dramático). 235 candidatos para menos de 40 plazas. El primer examen era de conocimientos (estructura dramática de una obra, análisis de escenas, contexto teatral, etc…) y lo aprobó con soltura (7,5). Era eliminatoria con lo que pasó la primera criba ahora son pocos más de 100.

Hoy se presenta a la segunda y última prueba, la decisiva. La prueba práctica. Un monólogo cómico, ella ha escogido un fragmento de “La dama boba” de Lope. Un relato, escogió “La gata Esperanza” que Junior nos regaló hace un tiempo y que nos pareció tremendamente hermoso. Una canción, “La belleza” de Aute. Un monólogo dramático, eligió un fragmento de “La Gaviota” de Chejov. Y, finalmente, un poema, el “Soneto de la dulce queja” de Garcia Lorca.

 Soneto de la dulce queja
Tengo miedo a perder la maravilla
de tus ojos de estatua, y el acento
que de noche me pone en la mejilla
la solitaria rosa de tu aliento.

Tengo pena de ser en esta orilla
tronco sin ramas, y lo que más siento
es no tener la flor, pulpa o arcilla,
para el gusano de mi sufrimiento.

Si tú eres el tesoro oculto mío,
si eres mi cruz y mi dolor mojado,
si soy el perro de tu señorío,

no me dejes perder lo que he ganado
y decora las aguas de tu río
con hojas de mi Otoño enajenado.


Además de eso tendrá un texto inmediato que le propondrán y que ella tendrá que interpretar improvisando. Y por supuesto, las ocurrencias del jurado (tres personas) que tal y como ya le han comentado propondrán cabriolas para sacarla de su estado de seguridad y valorar su capacidad de adaptarse. A alguna conocida le propusieron que interpretase la canción convertida en una esponja, a otra que recitara el poema como si fuese un carrito de supermercado o a otro que convirtiese el monólogo cómico en dramático y viceversa.

El caso es que ayer le pedimos, su madre y yo, que nos interpretase todo lo preparado. Sé que esto suena a rollo padre baboseando, quizá lo sea por contarlo, pero he de decir que tanto su madre como yo no pudimos reprimir las lágrimas. Estaban más allá del orgullo, realmente la muy cabrona logró trasmitirnos la emoción de lo que hizo a un nivel inesperado para mí que soy su crítico más feroz e inflexible. El tiempo y la suerte decidirán lo que haya de pasar, pero hoy mi mente está con ella, no sé cuándo le darán los resultados, pero de momento, hoy, me resultaba imposible escribir sobre otra cosa.

Obviamente la canción es la que es.

LA BELLEZA (Luis Eduardo Aute)

Enemigo de la guerra
Y su reverso, la medalla
No propuse otra batalla
Que librar al corazón
De ponerse cuerpo a tierra
Bajo el paso de una historia
Que iba a alzar hasta la gloria
El poder de la razón
Y ahora que ya no hay trincheras
El combate es la escalera
Y el que trepe a lo mas alto
Pondrá a salvo su cabeza
Aunque se hunda en el asfalto
La belleza

Míralos, como reptiles
Al acecho de la presa
Negociando en cada mesa
Maquillajes de ocasión
Siguen todos los raíles
Que conduzcan a la cumbre
Locos por que nos deslumbre
Su parásita ambición
Antes iban de profetas
Y ahora el éxito es su meta
Mercaderes, traficantes
Mas que nausea dan tristeza
No rozaron ni un instante
La belleza

Y me hablaron de futuros
Fraternales, solidarios
Donde todo lo falsario
Acabaría en el pilón
Y ahora que se cae el muro
Ya no somos tan iguales
Tanto vendes, tanto vales
¡viva la revolución!
Reivindico el espejismo
De intentar ser uno mismo
Ese viaje hacia la nada
Que consiste en la certeza
De encontrar en tu mirada
La belleza…





MOSAICO DE HOY.

El cine es nuestra pasión, pero el teatro es imprescindible, lleva mucho más tiempo entre nosotros, lleva desde siempre. Y el cine, a veces convertido en hijo pródigo que incluso parece querer matar a su padre, también en numerosas ocasiones le ha homenajeado. Pero también ha habido casos contrarios, películas que finalmente se han adaptado al teatro, algún musical o peli de animación son los ejemplos claros (“La bella y la bestia” o “El rey león” ), pero no los únicos: “Cinema Paradiso” o “Fanny y Alexander” tienen versión teatral, así como “Novecento” la obra que interpretó con gran maestría  Miguel Rellán está basada en la película, también de Tornatore, “La leyenda del pianista del océano”.
Pero también hay teatro dentro del cine, desde Hitch con “panido en la escena” hasta Bogdanovich con “Que ruina de función” o Allen con “Balas sobre Broadway” ha habido muchas películas que nos contaban cosas que sucedían sobre un escenario teatral. La última y notable fue la conversión de un actor de cine en un actor de teatro y las dificultades que ello suponía. Iñarritu y “Birdman”.





8 comentarios:

INDI dijo...

Mucha suerte a tu hija, ojalá logre sus sueños.

"La gata esperanza", microrelato precioso de Salvador Robles, me alegra que lo haya elegido. La verdad es que Salvador tiene numerosos microrelatos preciosos, que te llegan al corazón y te hacen reflexionar.

Abrazos esperanzados

dexter zgz dijo...

Mucha mierda, como se suele decir en estos casos, para tu niña que con el tiempo se ha convertido ya en la niña de nuestros ojos.

Yo me conformo con que tenga la mitad de olfato para la interpretación que el que su padre tiene con las apuestas de los viernes.

Abrazos de mierda

Anónimo dijo...

Pero qué orgulloso debes estar de tu niña, caracolillo!. Ay en qué mundo tan difícil, pero tan bonito, se va a meter... Ay que ser valiente y tenerlo muy claro para intentarlo así que solo por eso ya tiene todo mi respeto. Mi cariño lo tiene desde hace muchos años, cuando manteníamos aquellas conversaciones en las que nos contábamos nuestras cosas. Como dice Dex, ya es un poco nuestra niña.

Mucha mierda. Y tennos informados!

low

Anónimo dijo...

Hay que ser...juro que lo pude bien

Anónimo dijo...

Mucha mierda para nuestra niñas.

Y mis felicitaciones al papá baboso y al pibón de su madre.

Ya nos irás contando, mucha suerte por parte de todos.

La elección dice mucho y bueno de ella misma. Lo hará bien, seguro.

Besos entusiasmados.

Albanta

CARPET_WALLY dijo...

Bueno, me acaba de llamar. Está muy contenta de como lo ha hecho. Solo le han pedido que repita el poema (ella lo interpretaba muy intimo y cercano dirigiéndose a uno de los miembros del jurado como una pura declaración de amor) y que lo dijera desde casi el fondo del escenario dirigido a un inexistente enamorado del publico..alta voz en vez de cercanía.

Ahora sólo queda esperar y que haya suerte.

Muchas gracias por vuestros ánimos.

INDI dijo...

Le he comentado a Salvador Robles lo de la elección de su microrelato y ha publicado ésto en su página de facebook:

“LA GATA ESPERANZA”: microcuento de este autor que se ha hecho un hueco en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid.
Me escribe un amable lector, Indi, para comunicarme que un amigo suyo le propuso a su hija, quien se presenta hoy a unas pruebas en la Real Escuela Superior de Arte Dramático de Madrid, que, en el monólogo que ha de recitar en el examen, incluyera el microrrelato “La gata esperanza”. Un texto que Indi transcribió en su día en un blog suyo de cine. El microcuento ha tenido un gran éxito. Lo reproduzco por segunda vez en este muro. La especialidad de esta “gata” es repartir esperanza entre maullidos y ronroneos. Gracias por leerme y releerme. Gracias, Indi, por difundir mi obra.
LA GATA ESPERANZA
Todas las mañanas, la primera tarea que la maestra Adela ordenaba a sus alumnos era que dibujasen lo que les sugería la palabra que previamente había escrito en la pizarra. Aquel día el vocablo elegido fue la esperanza.
Un sol, una flor, una boca sonriente, el ojo de Dios dentro de un triángulo, la cumbre de una montaña, una puerta entreabierta... un gato con botas. ¿Un gato con botas? Qué curioso. Y se le había ocurrido a Dolores, la niña más triste de la clase.
-¿Por qué un gato, Dolores?
-No es un gato, doña Adela, es una gata.
-De nombre Esperanza, ¿no?
-Eso es.
-Y las botas de siete leguas, ¿para qué son?
-Para que no tarde toda una vida en recorrer las miles de leguas que la separan de mí.

CARPET_WALLY dijo...

Que grande Junior.

A ver si esa Esperanza, que en este caso es la de mi hija y la fé en su futuro obra el milagro y consigue que su sueño se empiece a convertir en realidad.

Muchas gracias.