miércoles, 12 de julio de 2017

GOOD MORNING 12-7-2017 POR ALBANTA

Lo que sucede es que ya no sucede nada…(Luis Eduardo Aute)

Hoy es miércoles, día 12 de mayo, hace calor en Madrid aunque no demasiado, todavía se prestan las tardes a la posibilidad de dar un paseo por Madrid, realizar algunas compras o acudir al cine y comprobar que la película "Colossal" sólo tiene un pase a las 22:30 y, claro, como mañana hay que madrugar pues se desestima la idea.

Que sea día 12 no tiene nada de particular, sí lo tiene el que sea miércoles porque eso significa que me tengo que encargar del Gus de hoy. Repaso las efemérides y veo que no hay nada destacable, nada destacable tampoco en las diferentes páginas de cine que leo a través de Facebook por lo que al final, no tengo más remedio que escribir sobre eso…sobre nada.

Nada pasa en la mayoría de los días que vivimos, sin embargo esos días que no pasarán a la  historia, que no recordaremos, forman parte del grueso de nuestra existencia…no sé por qué pero mientras pensaba en lo que NO os iba a decir hoy, una música ha brotado en mi cerebro, es una pieza que suelo escuchar a menudo, sin embargo hoy me taladra  especialmente, es la banda sonora de un día como hoy, aburrido y anodino. Sin embargo la música que he repasado, las noticias que he leído, me han hecho caer en un estado de serenidad y clarividencia sobre los días que no nos ocurren cosas especiales.

El vídeo que ilustra la pieza de Nyman es de la película Metrópoli, razón suficiente para caer en el pesimismo y en la tristeza, pero no, hoy no nos sentiremos así, estaremos simplemente conscientes y agradecidos por estar vivos, por tener gente que nos escucha, eso hace de cada día un auténtico regalo, gracias por estar ahí y convertir un miércoles, 12 de julio en un día especial.



Y para salir de este estado alucinado nada como ponerle un poco de marcha al asunto, tal día como hoy, en el año 1986, Queen (la reina) dio el concierto que posteriormente se ha considerado como uno de los mejores directos de la historia…Te echamos de menos Freddy, pero ese día tu reinado fue absoluto..aunque sigues reinando en el corazón de todos los que seguimos admirándote.




Sed felices, haced felices a las personas que amáis, aunque hoy no pase a la historia, haced algo que recuerde a los vuestros que les queréis…nos los merecemos, se lo merecen.

4 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Que razón tienes , amiga. Y que buenos son los días así en los que parece no pasar nada, no lo apreciamos porque no se quedan en nuestro recuerdo, nada los hace especiales, pero son tan necesarios...

Nuestro corazón no podría soportar un continuo pasar de momentos memorables, felices, tristes, cómicos o dramáticos pero suficientemente importantes como para ser recordados. ¿Os lo imagináis? Que insoportable gravedad del ser sería algo así.

No, lo mejor es la nada, que en el fondo es el todo, es la realidad en la que está construida nuestra vida. Coger el coche, llegar al trabajo, realizar las tareas, volver a casa, cocinar, cambiarse de ropa, comprar algo para el día siguiente, sentarse ante la tele a ver un programa cualquiera, uno más, encontrarse cansado, decidir acostarse, dormir y soñar sin recuerdo...y poco más, parecerá aburrido pero es vital.

No podríamos estar todos los días de boda (qué gastazo), o acudiendo a un tanatorio a despedir a alguien querido (qué tristeza sería), o pariendo hijos (qué dolor) o disfrutando de interminables horas de sexo y pasión desenfrenada (qué poca capacidad) o emocionándonos y compartiendo con el éxito reconocido de un allegado (qué injusticia) o viviendo una fiesta continua divertida y con mucho ritmo (qué agotamiento), ni preparando un importantísimo informe para nuestros jefes (qué estrés), ni viajando y viviendo cada día inéditas aventuras que nos hicieran crecer como seres humanos (qué gigantismo alcanzaríamos).

Todas esas cosas se nos graban en la memoria porque son precisamente eso, algo especial que nos pasa muy de vez en cuando. Lo que sucede precisamente el día que pasa algo...mientras tanto descansemos en la nada, que es nuestro todo.


Abrazos con todo


PD. No pude decir nada ayer en el post del Lobo porque las prisas por terminar cosas me tienen atrapado. mañana con toda probabilidad os dejaré tranquilos hasta el día 31. Cuidad bien del lugar, sé que está en buenas manos...incluso si Dex se hace cargo de algo o de parte...Os leeré y si puedo escribiré alguna cosilla para que veáis que sigo ahí.

CARPET_WALLY dijo...

Una cosa más. Aun no tengo lecturas para este verano. Agradezco sugerencias que sean fáciles de adquirir (y no muy caras). ¿Alguna recomendación?

Anónimo dijo...

Es 12 de mayo? Vuelve a ser mi cumple entonces! Qué alegría me has dado Alban porque lo que más me gusta del mundo mundial es cumplir años. Ves? Ya no es un día cualquiera, es el día que low cumple años, porque todo sea dicho...como este año el maño ha abandonado el barco ya no hay nadie que recuerde las fechas de los cumples con lo cuál nadie me felicitó por aquí.
Ahora ya fuera de coñas, todos los días son especiales. Al menos para mí lo son. Tomar una cerveza fresquito, caminar por los barrios bonitos de nuestras ciudades, mirar las estrellas cada noche, o el arcoiris en un día de lluvia. Escuchar una canción que nos gusta, ver una peli...todo son cosas cotidianas, sencillas que nos hacen apreciar la vida. Y como ya me estoy poniendo melosa...aquí lo dejo.

Gracias Alban por esa errata que me ha hecho sonreír.

Caracolillo, acabo de empezar a leer Patria, ese libro que todo el mundo ha leído, y me está gustando. Dejé a medias el último de Ruiz Zafón y no recuerdo si me gustó el último de Falcones...

Besos despistados y agradecidos a partes iguales

low

César Bardés dijo...

Solo dos cosas, muy breves:
Hay una frase de Ortega y Gasset que me gusta mucho y que viene a colación del gus de hoy: "La mejor celebración es la perfecta normalidad" y hoy es uno de esos días normales que hay que celebrar.
La otra es un pequeño cuento:
Un día, a un chico se le presentó un pequeño dilema. Tenía que regalar algo a su novia y no podía comprarle nada. No tenía dinero, tampoco demasiadas ideas, pero quiso regalarle lo más preciado. Cuando la chica abrió la caja que le había regalado, se dio cuenta de que no había nada dentro de la caja. Ella expresó su enfado, incluso pensó que aquello era una tomadura de pelo y le volvió la espalda porque le pareció que la broma era de muy mal gusto. El chico, con la vista baja, dijo:
- Me entristece ver que piensas así cuando te he regalado lo mejor que tengo.
- ¿Qué tonterías dices? Dentro de esa caja no hay nada...
- Esa caja, cariño, está llena de besos. Tápala, porque si no, se escapan. Hay cientos de besos míos dentro de ella. Así, podrás coger uno cuando los necesites y no estemos juntos. Creo que no podía regalarte nada mejor, pero creo que no te ha gustado. Quizá porque los besos no entran dentro de la normalidad y crees que, en realidad, no te he regalado nada.
Pues ahí está. Ahí lo dejo.
Yo me voy el 22, así que os dejo los martes libres. El próximo martes 18 será el último en el que pueda gusearos a gusto así que, Dex, Doctora, Indi, el campo es vuestro.
Abrazos con una caja vacía.