miércoles, 19 de julio de 2017

Guud mornins 19/07/17 (El gus de Albanta)

Aunque nada pueda hacer
volver la hora del esplendor en la hierba,
de la gloria en las flores,
no debemos afligirnos
porqué la belleza subsiste siempre en el recuerdo.

(William Wordsworth)


Al igual que hay días en los que no ocurre nada, la mayoría de ellos, hoy otros en los que no sabes por dónde empezar si tienes que hablar de algo y sobre todo de algo que tenga que ver con el séptimo arte.

Echando mano, como no, de las efemérides descubro que tal día como hoy nos dejó un mito de la gran pantalla, Bruce Lee, su muerte estuvo plagada de misterio, llegando incluso a relacionarle con la mafia china. Lo cierto es que fue un maestro de las artes marciales y que hizo que una gran mayoría de muchachos de nuestra generación intentase hacer sus pinitos con los nunchacos motivo por el cual muchos de ellos lucen un flamante parche en el ojo al más puro estilo pirata.

No sólo fue un maestro de las artes marciales, era un filósofo que creó su propia corriente de pensamiento aunando las dos disciplanas, filosofía y artes marciales, dejando como legado el famoso “Be water”, Now, water can flow or it can crash. Be water my friend. Para los que no domináis mucho el inglés, esta es su traducción: No te establezcas en una forma, adáptala y construye la tuya propia, y déjala crecer, sé como el agua. Vacía tu mente, sé amorfo, moldeable, como el agua.

Murió unos días antes del estreno de su última película “Operación Dragón”, película hongkonesa de artes marciales de 1973 dirigida por Robert Clouse estrenada  el 26 de julio de 1973, seis días después de su fallecimiento.

Bruce tenia apenas 32 años cuando murió, la también prematura muerte de su hijo Brandon a causa de un disparo fortuito durante el rodaje de El cuervo con tan sólo 28 años no ha hecho más que agrandar el misterio y la leyenda.


En honor a Bruce (Lee, no Springsteen) os dejo un tema instrumental. Yumeji’s Theme es la conmovedora banda sonora de una película hongkonesa ciertamente inquietante: La magnificencia de los años pasa como las flores, en España, Deseando amar (2000), escrita y dirigida por Wong Kar-wai. Se trata de un tema absolutamente maravilloso que te transportará a una atmósfera teñida de rojo..


El mosaico de hoy se lo dedicaremos a una de las más grandes bellezas de la gran pantalla que hoy habría celebrado su cumpleaños, Natalie Wood, su muerte también estuvo envuelta en misterios y dio lugar a toda clase de elucubraciones.

Yo la quiero recordar hoy bellísima como pocas en una de sus mejores interpretaciones, en una de las historias que me conmueve cada vez que la veo, la última escena en la que visita la casa de Warren Beatty ya casado con otra mujer, aysssss (que diría Guass).

Te queremos, Natalie…


4 comentarios:

César Bardés dijo...

No he sido nunca demasiado de Bruce Lee y tampoco entendí muy bien la adoración que despierta una película como "El cuervo". Mi memoria asocia a Bruce Lee con el cine de verano en Cullera, donde pasábamos muchos veranos. Y especialmente con la expectación que levantó que allí pusieran "Operación Dragón", anunciada como la mejor película de Lee. Años después, y con la facilidad de las plataformas televisivas, he vuelto a ver alguna y hay que reconocer que son películas que han envejecido bastante mal y que uno llega a preguntarse cómo levantaron aquella expectación en los tempranos setenta. En cualquier caso, es cierto que es una de esas víctimas fascinantes del cine, con muchos puntos oscuros y con la droga como referencia, algo que, por lo que se ve y a confesión de directores de cierta fama, corría como la espuma en los platós setenteros.
Otra cosa es Natalie. Guapa a rabiar, con un puntito sexy, con unos labios apetecibles y unos ojos muy expresivos. Cuando la descubrí, nada hacía pensar que era una mujer que se movía en el desequilibrio y que su inestabilidad emocional marcó su carácter a pesar de que consiguió algunos papeles maravillosos como el de "Esplendor en la hierba" o "Amores con un extraño" o "La rebelde", por citar unos cuantos. En su madurez, me parecía aún más atractiva en una película que ha caído lastimosamente en el olvido y que merecería una revisión, sobre todo para comprobar cómo han cambiado los avances tecnológicos, como era "Proyecto Brainstorm" al lado de Christopher Walken.
Estupendo gus. Me llevo la imagen de Natalie.
Abrazos en la hierba.

dexter zgz dijo...

No es la primera vez que traeis ese poema al gus. Da igual, es maravilloso. Qué guapa, Natalie, qué encanto desprende en el "I feel pretty" de West Side Story (que años más tarde se encargaría de destrozar el amigo De Niro).

Yo también reconozco que no soy muy de Bruce Lee, es más admito sin rubor que no he visto ninguna de sus películas. Mis conocimientos sobre cine de artes marciales se reducen al "dar cera, pulir cera".

Abrazos esplendorosos

Anónimo dijo...

Qué bonita Deseando Amar y qué maravilla de banda sonora.
Soy fan de Natalie Wood, una de mis actrices preferidas de siempre. Maravillosa en Esplendor en la hierba. Me pasa como a ti, Alban, esa imagen final mirando la casa en la que él vive con su mujer embarazada...ella tan guapa, con esa pamela blanca...muy emotiva. Hay una peli suya que descubrí hace unos años, Propiedad condenada, con Roberte Redford que me encanta también. Y por supuesto West Side Story, una de mis pelis.

Besos

low

Anónimo dijo...

No hice comentario ayer porque dedicaste el gus a lo de hoy. Al pan pan y al vino vino.

Abrazos a destiempo

Carpet