martes, 18 de agosto de 2015

Gus mornins, 18/08/2015

Pues la verdad que me lo ha puesto chungo el Dj suplente con el transversal de animales cinematográficos que a lo que se ve había alguno más aparte de Ava Gardner, que además era bello. Así que me atreveré yo con otro transversal sobre bichos y espero no cometer ninguna burrada ni nada propio de la mula Francis. Ahí van mis 10:

10- BEETHOVEN, UNO MÁS EN LA FAMILIA (Brian Levant, 1992)
Antes que el malogrado Uggie, estuvo él reinando en la taquilla de los noventa. Para desesperación del pobre Charles Grodin.


9- NACIDA LIBRE ( James Hill, 1966)
La historia real de la leona Elsa dio para una banda sonora excepcional – como casi todas- de John Barry, y para una serie de televisión muy conocida en los 70.

8-JUMANJI (Joe Johnston, 1995)
No a un bicho ni a dos ni a tres, a todo un zoológico se tenía que enfrentar el bueno de Robin en este otro clásico noventero.

7- AL AZAR DE BALTASAR  (Robert Bresson, 1966)
La vida de un burro le sirvió a Bresson para establecer una metáfora de lo burros que somos a veces. El tito Steven le rindió un bonito homenaje en “War horse”. Ay, venga, , que me pongo gafapasta, la siguiente.

6-  EL BESO DE LA PANTERA (Paul Schrader, 1982)
Aquí podemos iniciar una mini sección que podríamos llamar “Cariño, estoy hecho un animal” por poner algo de cine. El remake del clásico de Tourneur pasó a la historia por la belleza felina de la Kinski (a mí no me puso nunca, claro que mi opinión…)

5 LA MOSCA (David Cronnenberg, 1986)
Otro que se transformaba y sufría un montón el pobrecico era el Goldblum que antes de verse con dinosaurios y T Rex se las tuvo que ver con otros bichos más pequeñitos (pero más pesados, no cabe duda, anda que no cunden este verano).

4 EL HOMBRE ELEFANTE (David Lynch, 1980)
Otro David y otro rarito nos brindaba una de sus pelis más elegantes. Hopkins, Brancfort y Hurt lo bordaban en esta historia turbia y… ¿Os sabéis el del oso hormiguero? Otro día os lo cuento.

3 BIRDMAN (Alejandro González Iñárritu, 2014)
Una de las últimas transformaciones de humano en bicho nos ha llegado este mismo año de la mano de esta animalada de película. UN CLASICO, ya os lo digo. Keaton, que fue murciélago en otras vidas y en otras historias junto a la gata Michelle, estaba inmenso. Al igual que Edward Norton (me chiva la wilkipedia que hoy cumples 46, buena edad, japi berdei, Edward).

2- LA FIERA DE MI NIÑA (Howard Hawks, 1938)
 A pesar de que el título en castellano jugaba con el equívoco, la verdadera fiera era Kate. Pero quién no recuerda lo de “Tooodo te lo puedo dar menos el amor, beibiiiii”.

1 MOBY DICK (John Huston, 1956)
Después de revisar “Matar a un ruiseñor” este finde por trillonésima vez, no os diré yo que es la mejor interpretación del Peck. Pero el más grande de los bichos cinematográficos, el gigantón blanco merece estar aquí por diversas razones. Yo mismamente visité el pueblo irlandés donde se rodaron algunas escenas. Las paredes del restaurante del puerto estaban plagadas de fotos del acontecimiento. El propietario del local, un simpático octogenario que había compartido el momento con los actores y el equipo nos contó un montón de anécdotas (os las contaría, pero es que nos las contó en inglés y no me enteré de nada).



Todo os lo puedo dar menos el amor, beibiiiiis


MAN GAVE NAMES TO ALL THE ANIMALS
Bob Dylan

Man gave names to all the animals
In the beginning, in the beginning
Man gave names to all the animals
In the beginning, long time ago.

He saw an animal that liked to growl
Big furry paws and he liked to howl
Great big furry back and furry hair
'Ah, think I'll call it a bear'.

Man gave names to all the animals
In the beginning, in the beginning
Man gave names to all the animals
In the beginning, long time ago.

He saw an animal up on a hill
Chewing up so much grass until she was filled
He saw milk coming out but he didn't know how
'Ah, think I'll call it a cow'.

Man gave names to all the animals
In the beginning, in the beginning
Man gave names to all the animals
In the beginning, long time ago.

He saw an animal that liked to snort
Horns on his head and they weren't too short
It looked like there wasn't nothing that he couldn't pull
'Ah, I'll think I'll call it a bull'.

Man gave names to all the animals
In the beginning, in the beginning
Man gave names to all the animals
In the beginning, long time ago.
He saw an animal leaving a muddy trail
Real dirty face and a curly trail
He wasn't too small and he wasn't too big
'Ah, think I'll call it a pig'.

Man gave names to all the animals
In the beginning, in the beginning
Man gave names to all the animals
In the beginning, long time ago.

Next animal that he did meet
Had wool on his back and hooves on his feet
Eating grass on a mountainside so steep
'Ah, think I'll call it a sheep'.

Man gave names to all the animals
In the beginning, in the beginning
Man gave names to all the animals
In the beginning, long time ago.

He saw an animal as smooth as glass
Slithering his way through the grass
Saw him dissappear by a tree near a lake .....

EL HOMBRE PUSO NOMBRE A TODOS LOS ANIMALES
Bob Dylan


El hombre puso nombre a todos los animales
En un principio, en el principio
El hombre puso nombre a todos los animales
En el principio, hace mucho tiempo.

Él vio un animal que le gustaba a gruñir
Grandes zarpas peludas y le gustaba a aullar
Gran espalda peluda y abundante cabellera
"Ah, creo que voy a llamar a un oso.

El hombre puso nombre a todos los animales
En un principio, en el principio
El hombre puso nombre a todos los animales
En el principio, hace mucho tiempo.

Vio un animal en una colina
Masticando tanta hierba, hasta que se hartó
Vio leche salir, pero no supo cómo
"Ah, creo que la voy llamar vaca".

El hombre puso nombre a todos los animales
En un principio, en el principio
El hombre puso nombre a todos los animales
En el principio, hace mucho tiempo.

Vio a un animal que le gustaba resoplar
Cuernos en su cabeza y no demasiado cortos
Parecía que no hubiera nada que no pudiera remolcar
"Ah, creo que lo voy a llamar toro".

El hombre puso nombre a todos los animales
En un principio, en el principio
El hombre puso nombre a todos los animales
En el principio, hace mucho tiempo.

Vio un animal dejando un rastro fangoso
Un rostro Verdaderamente sucio y un rastro sinuoso
No era demasiado pequeño ni demasiado grande
"Ah, creo que lo voy a llamar cerdo".

El hombre puso nombre a todos los animales
En un principio, en el principio
El hombre puso nombre a todos los animales
En el principio, hace mucho tiempo.

El siguiente animal que se encontró
tenía lana en la espalda y los cascos en los pies
Comía hierba en una ladera muy empinada
"Ah, creo que lo voy a llamar oveja".

El hombre puso nombre a todos los animales
En un principio, en el principio
El hombre puso nombre a todos los animales
En el principio, hace mucho tiempo.

Vio un animal tan liso como el cristal
Deslizándose en su camino por la hierba
Lo vio desaparecer tras un árbol cerca de un lago...


EL MOSAICO DE HOY


2 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Juer, pues para habertelo puesto chungo tu repaso es espectacular...eres un genius (como la edicción buena del trivial). Y Dylan de banda sonora, perfecto.

Pues ya cuesta encontrar algún compañero animal tras tu insigne repaso, pero la verdad es que ha habido de todo en esta mezcla extraña que supone la interconexión de los humanos con el resto de especies del planeta.

Hubo una vez un pato que salvó nuestro planeta y no era Donald, que se llamaba Howard y era un nuevo heroe que francamente quiza no debió existir nunca. Puede parecer una historia increible pero no tanto si recordáis que había un cerdo que se hizo pastor, llamado Babe. También había un heróico león en Narnia llamado Aslan encabezando un ejercito para derrotar a la bruja blanca, aunque en aquel mundo había muchos más animalotes. Y eso que los leones, salvo en el caso de Elsa, no abundan como animal de compañia, mas bien al contrario, como aquellos dos que hacían la vida imposible a Val Kilmer en "Los demonios de la noche".

Y es que no todos han sido buenos amigos, que hasta los mas pequeñitos se han convertido en amenaza, como las hormigas que desafinaban el piano de Eleanor Parker y Charlton Heston en "Cuando ruge la marabunta", o "Los pajaros" que hacían lo propio con Tippy y Rod. Incluso uno de compañia habituado a salvar a los ontañeros perdidos siempre con un barrilito al cuello se puede convertir en una verdadera amenaza, como el San bernardo de "Cujo".

Hay otros que no son precisamente mascotas y que están a medio camino entre animal de compañia y amenaza latente, que se lo digan a Pi y que os cuente su vida en una balsa con un tigre. Y dos tigres protagonizaban una hermosa película sobre la convivencia con los humanos en "Dos hermanos" con Guy Pearce de téstigo.

Y aun asi lo que abundan son las mascotas aunque sean tan extrañas como un lobo de patas blancas al que kevin Costner bautizo como calcetines en "Bailando con lobos", o el oso parlanchin y gamberro que acompaña a Mark Walhberg en "Ted". O el perro que se hizo lobo allá en tierras de Alaska y que era amigo de un Ethan Hawke muy jovencito en "Colmillo blanco". Y es que a las mascotas si las tratas bien les sacas mucho partido aunque a veces tengas que ser un tipo con un don especial, como Robert Redford en "el hombre que susurraba a los caballos", claro que Robert era capaz de amansar hasta a Scarlett Johanson y a Kristin Scott Thomas por el mismo precio.

Aunque donde más animales hay es en Africa y allí casi todos son salvajes, aunque puedas encontrar a elefantitos que bailan al ritmo de Mancini en "Hatari" y eso que John Wayne no era un gran bailarín, o a grandes "Gorilas en la niebla" que rascan la cabeza de Sigourney Weaver. Porque a los humanos en el fondo nos obsesiona el mundo animal y somos capaces de ualquier cosa para estar cerca de ellos, hasta inventarnos un peli que hay que rodar en Africa como John Huston-Clint Eastwood en "Cazador blanco, corazón negro".


Y una nota más porque si hablamos de animales nos encontramos con el más famoso e importante animal de toda la historia del cine : El león de la Metro.

Abrazos rugiendo

INDI dijo...

Os olvidáis de la mula Francis, gran estrella animal del cine mundial, o gran estrella de cine del mundo animal, según se vea.

PD: qué duro es volver a la oficina después de las vacaciones. Menos mal que me alegráis la mañana. Este verano hemos cambiado la playa de la concha por un camping en la sierra de Guadarrama, alternando paseos en montaña y escapadas a Segovia y a Madrid. No conocía la sierra y me han encantado los paisajes y la tranquilidad de los alrededores, quizás no tan verdes como a los que estamos acostumbrado en el norte pero cautivadores. Segovia preciosa como siempre. Y Madrid, qué decir de Madrid, ciudad espléndida, esos museos, y ese calor, esos palacios, y ese calor, esa Cibeles, y ese calor, esa plaza Mayor, y ese calor, ese parque del Retiro, y ese calor, esa puerta del sol, y ese calor, ese ambiente por las calles, y ese calor. ¿Os he dicho que pasé mucho calor? Pero me encantó la ciudad, por cierto, mucho más barata que donosti.

Abrazos.