domingo, 5 de febrero de 2017

Gus mornins, 6/02/17

"¿Que si acudiré a recoger el Dextercio de Honor a toda mi carrera? ¿Acaso lo dudan? Por supuesto que iré. Llevo esperando este momento toda la vida" (Bob Dylan)

Guuud mornins, cinéfilos:

Sí, sí, ya sé que estáis todos ansiosos y expectantes por saber qué ocurrió el sábado pasado y cómo se desarrolló la última gala de entrega de los Goya, ya sabéis, como dice aquí el amigo, esos premios donde todos se quieren muchísimo y todo lo que se respira es amor y armonía. Pues en mal sitio habéis ido a echar la era que dicen en mi pueblo, porque resulta que este crítico el sábado a las diez y pico de la noche se metió en la cama con un dolor de cabeza tremendo (y eso que el Zaragoza le acababa de ganar al Huesca en su campo en el derby aragonés). Lo cierto es que servidor no estaba ni para Goyas ni para Sorollas ni mucho menos para Zurbaranes. Un año más me perdí la gran fiesta del cine español, aunque a decir de alguno, tampoco es que me perdiese gran cosa.

Además puestos a hablar de unos premios con prestigio y pedigrí, hablemos hoy de los Dextercios que tenemos pendiente darle un repaso a la ceremonia que como siempre cada 28 de diciembre se celebra para premiar lo mejor y lo más granado de nuestro cine. Los Dextercios, ya sabéis, esos premios que son como los Feroz pero con alcohol y sustancias alucinógenas varias. Este año, se decidió celebrar la nueva edición en el Auditorio Nacional de Cercedilla, a pesar de que muchos de los miembros de la academia dextercia se oponían a ello y no dudaron en plantarse a la entrada del recinto y no dudaron en exhibir grandes pancartas en las que se podía leer NO A LA SIERRA. Que además se quejaban del mal de altura y se negaban a que la sede tuviera más de un 21 % de desnivel.

Otro de los problemas típicos de los Dextercios suele estar en la elección del maestro de ceremonias. Este año como andábamos cortos de presupuesto decidimos echar mano de una cara más o menos conocida, pero no nos llegaba para tanto así que tuvimos que echar mano de una exhuberante mujer, la cuñada de un primo de uno que conocía al hermano de un participante en Gran Hermano VII. La mujer, simpatiquísima ella, respondía al nombre de Yelene Rocío de la Concepción y llevó la ceremonia con gran soltura y amenidad.

Hay que decir que los Dextercios van ganando año a año en solera y categoría y ya no tenemos nada que envidiar a por ejemplo los Goya, especialmente en lo que respecta a los litros de calimotxo y cubatas consumidos. Y no, tampoco en lo concerniente a las películas. De hecho este año casi todas las películas nominadas a los Goyas tenían al menos una nominación dextercia. Y cuando digo casi todas es casi todas:


El hombre de las mil caras


Que Dios nos perdone


Tarde para la ira


Un monstruo viene a verme


A los Goya también le damos ciento y raya los Dextercios en lo tocante a las estrellas invitadas que acuden a nuestras ceremonias. Este año nos falló no obstante también Sigourney Weaver a la que también cursamos invitación. Pero Sigourney nos llamó a última hora diciendo que no podía venir, que cuando estaba en el baño acicalándose para salir de casa un monstruo vino a verla atacándola y dejándola paralizada. Al principio, pensamos que era una excusa muy absurda, pero al día siguiente nos mandó una foto y la verdad que empezamos a creerla.

Otra que nos falló este año fue Rossy de Palma. Al parecer, según nos contó un cuñado suyo, la actriz está tan deprimida después de no salir nominada en los Goya por su papel en "Julieta" lleva un mes encerrada en una habitación sin querer salir junto a unas amigas. El propio cuñado nos envió una foto para confirmarlo:

Pero vamos a lo que nos interesa de verdad que son los premios. Este año estrenamos una nueva categoría y premiamos al mejor documental. El galardón recayó en el film JOTA de Saura en el que el veterano realizador aragonés realiza un repaso al baile típico de su región desde una perspectiva  totalmente vanguardista  La película ha sido muy criticada precisamente por esta estética moderna en la elección del vestuario, la puesta en escena, etc que tanto ha irritado a los puristas.


Otro de los premios más esperados de la noche fue el de mejor película de animación que recayó en la película ¡ CANTA¡. Esta divertida película de animación transcurre en una sala de juicios y reúne a algunas de las figuras más representativas del panorama musical de los últimos años en nuestro país. Nunca me he aclarado sobre si los signos de exclamación del título son admirativos o de carácter imperativo. Lo cierto es que la peli es un escojone de principio a fin.


Y llegamos a los premios sin duda más cotizado. La mejor interpretación masculina y femenina de la noche. En el apartado de mejor actor se cumplieron todos los pronósticos y el premio fue a parar a un hombre que lo ha dado todo este año y que se ha prodigado en un montón de papeles. Para el recuerdo quedan sus interpretaciones en YO NO ME BAJO EN LA PRÓXIMA ¿Y USTED?, DON ERRE QUE ERRE, y sobre todo NO CULPES A SUSANA DE LO QUE TE PASA POR GILIPOLLAS, pero el Dextercio lo recibió por:


Solo el fin del mundo

El resto de nominados nada pudo hacer ante el año arrollador de este hombre

El último de la filipina


Bésame, tonto


En Manchester frente al bar

Donde sí hubo una gran sorpresa y de las gordas fue en el apartado de mejor actriz donde la favorita indiscutible era la protagonista de FLORENCE FOSTER JENKINS
.

 No obstante el Dextercio de Oro fue a parar a manos de la protagonista de TOP GUN, la historia de un joven soldado del ejercito arrastrado por una salvaje pasión amorosa hacia su superiora inmediata.


El Dextercio a la Mejor Dirección recayó como era de esperar en la comedia BUSCANDO A SUSAN DESESPERADAMENTE (bastante discutible sobre todo que sea la mejor dirección)


¡¡¡ Y el dextercio de oro a la mejor película fue para ¡¡¡¡


AHORA ME VES

Este año en la ceremonia de los Dextercios fuimos testigos de algo muy especial. Por primera vez tuvimos el honor de ver una copia restaurada, remasterizada y remineralizada de EL PADRINO DOS. Como podéis comprobar en el siguiente montaje la copia presentada fue perfecta. Primero os enseñaré un fotograma del orginal y luego otro de la nueva copia. 



Y así entre bromas, veras y mucho calimotxo transcurrió una nueva edición de los Dextercios de Oro. Al año que viene más y mejor, y encima Yelene Rocío de la Concepción se lo pasó tan bien que ha prometido volver a presentar de gratis la gala del año que viene, eso siempre que no la hayan cogido en Supervivientes XVIII que es que ha echado para el casting. Por cierto, menudo mosqueo se pilló el Dylan ese cuando le dijimos que lo del Dextercio de Honor era broma y en realidad se lo habíamos dado a Kiko Veneno:

MEMPHIS BLUES
Kiko Veneno

El trapero va dibujando círculos por la manzana 
yo le preguntaría pero sé muy bien que no habla 
Las señoras me tratan amable me van a llenar de cintas 
y en lo profundo deep in my heart sé que no tengo salida 

Oh mama esto puede ser el fin. Esto puede ser el fin 
Atascado con el blues de Memphis sin poder salir 

Mona intentó mantenerme lejos de los ferroviarios 
no sabes me dijo que se beben tu sangre como el vino a diario 
Yo le dije que no lo sabía pero después tirando del hilo 
me acordé de aquél que una vez 
me dio un puñetazo en todo el cigarrillo  

Oh mama ... 

ya se murió la abuelita ya está enterrada entre las rocas 
pero la gente habla todavía de la pena que le toca 
Yo ya lo estaba viendo que iba de mal en peor 
últimamente la vi encendiendo candela por la calle mayor 

Oh mama ... 

El senador ha llegado enseñando la pistola 
mañana se casa mi hijo todo el mundo está invitado a la boda 
con el bajío que yo tengo todo lo malo a mí me pasa 
si voy seguro me cogen de marrón debajo de un camión y sin entrada 

Oh mama ... 



El hombre lluvia me dió dos remedios que aliviaran mi locura 
el primero era un remedio sureño el segundo ginebra pura 
como un loco hice una mezcla que me estranguló el cerebro 
ahora veo a la gente más fea y he perdido el sentido del tiempo

Oh mama ...


EL MOSAICO DE HOY


6 comentarios:

César Bardés dijo...

Bravo, Dex. No solo por la imaginación que derrocha tu gus, sino también porque no tienes ningún reparo en repartir estopa a todos...a TODOS y no solo a unos cuantos. A tus pies.
En cuanto a los Goya tengo que decir que me gustaron más bien poco. Muy bien la inclusión de la Film Symphony Orchestra en directo, aunque muy mal dispuesta en el escenario. Las escaleras puestas en medio de la orquesta eran de juzgado de guardia, aparte de que los escalones eran para escalarlos con piolet y bajarlos con rapel. A Dani le vi, sobre todo, incómodo. No tuvo mucha gracia (lo mejor, y en eso estoy seguro de que estáis de acuerdo conmigo, fue el chiste sobre Psicosis a Agustín Almodóvar). Bastante sosos los monólogos (esos gritos para destacar su tercera presentación a los Goya..., en fin) y ya digo que sin demasiada gracia. Muy correcta la presidente Yvonne Blake. Y algo que me indignó bastante fue el discurso de Ana Belén. El Goya de Honor es merecidísimo, casi no se me ocurre ningún candidato mejor para otorgárselo...pero el discurso fue un auténtico rollo, una mierda, sin gracia, un desglose de su vida, como si no nos la conociésemos ya. Bueno, pues tendríais que ver que, por el mero hecho de ser Ana Belén, todo el mundo dijo que genial, que qué maravilla, que qué mujer, que así se recoge un premio...¿que así se recoge un premio? Pues estamos arreglados. Menudo coñazo soltó.
Me gustó que la cosa no estuvo muy politizada, me gustó mucho Penélope Cruz a pesar de que sabéis que no es santa de mi devoción. Creo que es la ganadora de la elegancia aunque Carpet Montes nos sacará de dudas. Lo del dúo de cantantes...¿en serio? ¿esas voces pegan? ¿lo de ella no era actuación? Ni siquiera sabían moverse por un escenario...
Sigo diciendo que no sabemos hacer estas galas. No tenemos elegancia suficiente. No tenemos gracia. Queremos ver a los actores en su salsa. Para mí, el mejor momento es el diálogo de "chochos" que entablaron Díaz Yanes, Colomo y García Sánchez...esos sí que eran elegantes. Los premios puedes estar más o menos de acuerdo o menos aunque, creo, que a estas alturas es lo de menos. El caso es que ahí estuvo y ahí pasó. Y dentro de una semana, ya no se hablará de ello. Y a ver si cazáis alguna crítica a Ana Belén (ojo, que no digo que sea la única que se ha equivocado con su discurso de Goya de Honor, Armiñán fue una decepción, Landa, pobre, tuvo su primer lapsus...casi la que más me ha gustado recogiendo ese premio ha sido Concha Velasco relatando sus impresiones cada vez que estuvo nominada).
En cuanto a la presentación, tengo que comunicaros que Javier Pérez se ha caído del cartel por imposibilidad de fechas. Parece ser que ese día 2 de marzo estará en Alemania y será imposible que asista. Se lo voy a tener que pedir a Miguel Rellán, que es amigo y seguro que me socorre. Seguiremos informando.
Abrazos goyescos.

Anónimo dijo...

Grande, grande, Dex

Pues a mi la gala me gustó como suele ser habitual, me emociona ver tan buen rollito.

En cuan a Ana Belén me pareció que estuvo magnífica, con un discurso discreto y tan elegante como es ella misma. Conmovedoras las lágrimas de su hija. Debe ser una gran mujer a la vez que una grandísima artista de la que debemos estar orgullosos.

Bien por el Goya a Roberto Álamo que era, sin duda, mi favorito.

En fin que nunca llueve a gusto de todos y somos muy criticones, somos asin.

Abrazos Anabelenciosos.

Albanta.

CARPET_WALLY dijo...

Qué grande y qué necesario eres dex. Pues claro que si, reivindiquemos los Dextercios que es una fiesta de las de verdad (de las de juerga y risas) y no como otras, encorsetadas y en las que hay que ir elegantes aunque no lo sean. ( Si tengo tiempo habrá alfombra roja, de los Dextercios, claro).

Yo si (mal)vi los Goya, que estaba con unos amigos y no les presté la atención debida pero de vez en cuando echaba un ojo y pillaba algo. La verdad es que, salvo el doblete de Emma y el premio a Roberto Alamo, casi tuve un pleno de aciertos , que mis amigos me llamaban ya el Uribarri de los Goya porque iba anticipando los ganadores según nombraban a los nominados.

Pero como no lo viste Dex, te lo voy a resumir un poco. Un escenario enano con una orquesta que lo ocupaba todo. Una realización bastante regulera, lo peor el "in memoriam", que al tipo le pareció mucho más importante el violoncelista que los fallecidos y apenas veíamos quienes eran. Pero siempre se puede empeorar algo y ahí estuvo el número musical, la guapísima Manuela Vellés Y Adrian Lastra en registros tan distintos que aquello era un desastre, ella en plan dulce picarona con voz susurrante y el en plena expasión de sólo de musical desgañitándose en un torrente de voz...Resultado ¿Porqué?.
Las gracias de Dani, pues como siempre se movió entre lo divertido , lo solamente simpático y la gracia floja. Pasa que los guionistas nunca consultan con Cortogramas y de los 500 chistes de la gala, apenas una decena son realmente divertidos. "No ha venido Romeo pero si Julieta" es caer muy bajo imaginativamente. Si le hubieran dicho a Bayona, "imagino que estarás muy Feliz-ity", sería mas aceptable que decirle "Te estarán llegando muchas Felicitijones".
Otro momento muy duro, a estas alturas, que Ana Belén mencione a Espencer Traci (no a Espenser Treisi) le hubiera escocido hasta a mi madre. Otra incognita ¿porque Natalia de Molina (que a mi me parece que tiene futuro como actriz) parece que grita cuando presenta en estas ceremonias (ya lo hizo en el feroz)? Y más, vale que los presidentes de la Academia del cine español duran menos que los entrenadores del Zaragoza (o del Valencia) y que nosotros somos unos sin fronteras que acogemos a todos, pero Ivonne Blake dando su discurso sobre el cine español en Englispanish daba un poco de cosa, como si a Michael Riobinson le dieran el Cervantes.

Cosas guays. los estilismos en general bastante guays. de chicos y chicas. Las guapas muy guapas: Paz Vega demasiado luto pero es capaz aun de ir sin sujetador y seguir teniendo todo en su sitio; Pe en plan Angelina enseñando mucha pierna pero muy, muy guapa; hubo mucho escote (gracias) y mucha elegancia pese a todo; los chicos muy correctos con pocas sorpresas (como no estaba Jaenada); ombliguismo el justo, que se dijeron cosas pero tampoco se hizo un mundo (por cierto eso de que el Estado ha recaudado del cine mucho más de lo que ha aportado en subvenciones es un arma de doble filo, imagino que los carniceros, zapateros u ópticos también podrían decir lo mismo con mucha más razón).

Y los premios en si, pues bastante merecidos, lo de Emma Suarez y su doblete mola pero mola poco, muy escandalosa debe ser la ventaja de cada premio para que no se acepte un equitativo reparto. Y Roberto Alamo no es que no lo merezca pero Eduard, para mi gusto, está a años luz, lo que pasa es que quien está tan arriba debe acostumbrarse a esa dosis solidaria que lleva a no premiar al mejor porque no sea siempre el mismo.

Bueno sus dejo que sigo con mucho lío.

Grandes Dextercios, gran gus, sos un genio amigo.

Abrazos engalanados


INDI dijo...


no hay color, los dextercios son mucho más interesantes que los Goya. Gran gus, dex.

Pues yo fui valiente y me senté el sábado por la noche a ver la gala. En general me pareció bastante sosa y aburrida, con sus aciertos y desaciertos, sus chistes de rigor y quizás menos crítica con los políticos que en otras ocasiones.

Rovira: empezó bien, con un monólogo bastante bueno, pero luego se perdió en sus chistes malos. No siempre se puede ser gracioso, aunque lo intentes. Lo de la tila a Bayona tuvo su gracia y el pobre Ken Loach todavía se pregunta qué le estaba diciendo. Pero el mejor momento, cuando va vestido de Superman e Ivonne Blake, presidenta de la academia y diseñadora del traje original, le suelta: "enséñame tu paquete!"

Almodovar: que te sienten en primera fila es lo que tiene, que el presentador tarde o temprano se meterá contigo. Y el ir con aires de divo, con gafas de sol y un talante ausente tampoco ayuda. O no entendió la broma que le hizo Rovira sobre sus gafas o no le hizo mucha gracia. A la hora de dar los premios ya se mostró más amable.

Ana Belén: Goya merecido, pero se pasó 3 pueblos con el discurso. Ya cuando salió con varias hojas en la mano se vió que tenía ganas de quedarse un rato, y vaya rato. A otros no les dejaron hablar mucho. Pero vaya, que para una vez que te dan un premio qué menos. Eso sí, el lazo de su vestido un poco grande.

Glamour: ellas algunas con vestidos clásicos, otras más atrevidos, algunas horrorosas, otras muy guapas... yo me quedo con Manuela Vellés, que iba atrevida pero elegante. Guapisima. Y además cantó bastante bien.

Orquesta: la idea de poner una orquesta en directo es buena, pero a veces fallaba la sincronización. Pero mejorando un poco ese punto, a mi me encantó. Y es mejor que suene música para decirte que te estás enrollando demasiado que aquello de que te bajasen el micro.

Abrazos premiados

Anónimo dijo...

Me encantan las galas y todo el glamour que conlleva así que estuve toda la semana esperando ese momento con mucha ilusión. Para mi gusto hubo más vestidos bonitos y más clase, tanto en las chicas como en los chicos, que otros años. Me encantaron Clara Lago, Penélope Cruz, Leonor Waltling, Amaia Salamanca, Juana Costa y alguna más que se me escapa. De ellos el que más para mí Asier Exteandia, qué clase tiene este hombre. Me decepcionó bastante Ana Belén, vestido y discurso, y digo me decepcionó porque he sido fan suya toda mi vida. Para mí es una de más mejores actrices del cine español en cualquier registro y una de las más elegantes en las alfombras rojas. Pero esta vez, para mí, no acertó. La clase no hay quien se la quite pero ese vestido con tanto brazo, hombros y espalda al aire...no Ana, no porque por muy requetebién que sigas estando, ya quisiera yo tener tu tipo, la carne ya no tiene la tersura que requiere ese tipo de vestido y te haces un flaco favor. Otros años ha ido muchísimo mejor. Recuerdo en especial un año que iba de azul que estaba espectacular. Y luego encuentro otra cosa en Ana que antes no tenía y es que está como encantada de haberse conocido, al menos así lo traduje yo después de escuchar su discurso y tomarse sus tiempos. Estoy con Car cuando nombró a Spencer Tracy..., no sé si es que con esa pronunciación se siente más del pueblo. Dani Rovira..a ratos bien y a ratos reguero pero qué queréis que os diga...disfruté como una enana y me alegré mucho del doblete de Emma Suárez. Momentazo de Silvia Pérez Cruz, una cantante que adoro y sigo desde hace mucho tiempo. Y me encanta la humildad de Bayona.

Maño...qué grande eres!

Besitos. low

Anónimo dijo...

Se me ha olvidado nombrar a Cayetana Guillén y Paz Vega. Precisos sus vestidos. Y Carmen Machi muy correcta, me sorprendió para bien.

low