domingo, 19 de febrero de 2017

Gus mornins, 20/02/17

"Me gustaría creer en Dios para poder agradecérselo, pero yo sólo creo en Billy Wilder. Así que gracias, Señor Wilder"
(Fernando Trueba al recoger el Oscar en 1994 por Belle epoque



Guuud mornins, cinéfilos

Parecía que no iba a llegar nunca pero  esta semana por fin es la semana de los Oscars. O de San Cine como dice un buen amigo mío, muy pedantón él. El domingo se entregarán en La la land estos famosos premios en la ceremonia en la que quizá acaben galardonadas más estrellas. Toda una ciudad de hecho. O quién sabe, lo mismo en lugar de una noche de estrellas tenemos una noche de luz de luna. A mí no me molestaría ninguno de los dos supuestos.

Pero a lo que vamos. Como veo qué os moló la semana monográfica del amor y de San Valentín os propongo esta semana un monográfico sobre el tema Oscars. De hoy al jueves todo, todo irá relacionado con el famoso eunuco dorado, las citas, los mosaicos, las canciones. Podemos hablar de quinielas, eso que tanto le gusta a mi amigo pedantón, de oscares justos e injustos, de momentos destacados de las ceremonias. Sí, porque lo de las ceremonias de los Oscars son como las últimas películas de Woody Allen, nada más verlas todo el mundo las pone a parir, y en cambio pasa el tiempo y  hombre, tampoco son tan malas, incluso siempre hay gags graciosos y cosas recuperables. Naturalmente hay galas más y menos ágiles, presentadores más o menos plastas (como el gran Billy Cristal…) pero siempre hay momentos. Por no remontarme al pleistoceno anterior , el momento que más me ha llenado de orgullo y satisfacción en los últimos tiempos es el del llorado Prince anunciando que el Oscar a la mejor canción del año era para el tema de Jorge Drexler para la peli Diarios de motocicleta. Menudo bote pegué en el sofá. Al pobre Jorge lo boicotearon cosa mala y no le dejaron cantar por ser poco conocido y además ser latino (y luego dicen de Trump). El caso es que para sustituirle ficharon a otro ¡¡¡ latino¡¡¡ como fue Banderas que destrozó el tema en el escenario. Luego Jorge se vengó, subió a recoger el premio y en lugar de soltar el discurso de rigor se puso a cantar su canción. Momentazo.

Otros momentos memorables de los últimos años podrían ser, valga la redundancia” el in memoriam de Barbra cantando The way we were el año en el que despedíamos a Marvin Hamlisch. O el del morreo de Halle Berry a Brody al recoger su muñeco. O el del hostión de la Yeni al subir a recoger el suyo. O el de un casi centenario Kirk Douglas enseñándoles a unos pasmados Anne Hathaway y James Franco cómo se lleva una gala y cómo se anima de verdad el cotarro.  O el de Michelle Obama anunciando el Oscar a Argo desde la Casa Blanca. O los discursos de agradecimiento, el de Trueba, el de Garci y su ingles desesperado (chu mai frend Esteban Alienda). O los anuncios del Oscar. Banderas y Pe vestidita de azul con su camisita y su palabra de honor  a punto de enseñarle una teta al mundo entero dándoselo a Peeeedro en plan que sí, que sí, que te lo damos. La Loren dándoselo a Benigni en plan que sí, que sí, que te lo damos. Y el tío subiéndose por las butacas en uno de los gestos que merecería que le despojasen del premio (el otro sería su propia interpretación en La vida es bella). Lucas, Coppola y tío Steven dándoselo al Cejas, en plan que sí, que sí , que te lo damos.
Y seguro que hay más. Eso sí, no gastéis la munición el primer día que nos queda toda la semana. Mañana llega el turno de César Bardés, un hombre que con sus pasos de claqué haría palidecer al mismísimo Ryan Gosling. Os dejo con una bonita versión de una de las ganadoras más recordadas del Oscar a la mejor Canción (tranquilos, no es Celine Dion). El viernes vuelvo con los estrenos, entre ellos el de las últimas de las nominadas a mejor película que nos queda por ver. Nos vemos allí sobre el arco iris.

SOMEWHERE OVER THE RAINBOW
Eric Clapton
Somewhere over the rainbow
Way up high
There's a land that I heard of
Once in a lullaby
Somewhere over the rainbow
Skies are blue
And the dreams that you dare to dream
Really do come true
Some day I'll wish upon a star
And wake up where the clouds are far behind me
Where troubles melt like lemondrops
Away above the chimney tops
That's where you'll find me
Somewhere over the rainbow
Bluebirds fly
Birds fly over the rainbow
Why then, oh why can't I?
Some day I'll wish upon a star
And wake up where the clouds are far behind me
Where troubles melt like lemondrops
Away above the chimney tops
That's where you'll find me
Somewhere over the rainbow
Bluebirds fly
Birds fly over the rainbow
Why then, oh why can't I?
If happy little bluebirds fly
Beyond the rainbow
Why, oh why can't I?
EN ALGÚN LUGAR SOBRE EL ARCO IRIS
Eric Clapton
En algún lugar, sobre el arco iris,
allá en lo alto,
hay un mundo del que oí hablar
una vez en una canción de cuna.
En algún lugar, sobre el arco iris,
el cielo es azul,
y los sueños que te atreverías a soñar,
se hacen realidad.
Algún día, pediré un deseo a una estrella,
y despertaré lejos de las nubes, dejándolas atrás.
Donde los problemas se deshacen, como gotas de limón.
Más arriba de las chimeneas,
allí me encontrarás.
En algún lugar, sobre el arco iris,
vuelan pájaros azules.
Los pájaros vuelan por encima.
Si ellos pueden, ¿por qué yo no?
Algún día, pediré un deseo a una estrella,
y despertaré lejos de las nubes, dejándolas atrás.
Donde los problemas se deshacen, como gotas de limón.
Más arriba de las chimeneas,
allí me encontrarás.
En algún lugar, sobre el arco iris,
vuelan pájaros azules.
Los pájaros vuelan por encima.
Si ellos pueden, ¿por qué yo no?
Si ellos vuelan alegremente,
mas allá del arco iris,
¿por qué yo no puedo?

EL MOSAICO DE HOY


3 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Ay ay ay...que me sabe a Calisay (otro monográfico podría ser algún día el de esloganes publicitarios que han quedado para siempre..., no sé, tal vez). Ya dije la semana pasada que me encantan los guses temáticos que dan una pista y evitan mi legendaria dispersión, aunque en este caso y tras tu somero pero amplio repaso a las posibilidades posibles no sé aun por donde enfocar la cosa.

Quizá pueda hablar de los Oscares en la diferentes etapas: En la infancia (Tatum O´neal a los 10), en la adolescencia ( a los 14 nominaron, por ejemplo, a Jodie Foster aunque no lo ganará finalmente), en la edad adulta (Redford ganó el de mejor director a los 44, por ejemplo) o en la madurez/vejez (Jessica Tandy a los 80, por ejemplo)

O tal vez le dé otro enfoque. será una sorpresa, incluso para mi.

De momento, este gus, como siempre ha sido marvelous y a ese mosaico es dificil superarle...que guapos Brangelina cuando aun eran Brangelinos felices.

Abrazos dorados.


INDI dijo...

and the Oscar goes to...

Abrazos de lunes

Anónimo dijo...

Me quedo con el momentazo Drexler sin duda.

Yo no suelo ver los Oscar que te tienes que quedar en vela toda la noche asi que poco puedo decir de la gala.

Otro momentazo, para mi, fue el careto que se le quedó a Lauren Bacall cuando le dieron el premio a la Binoche.

En fin iremos pensando.

Feliz semana a todos.

Besos Pensativos

Albanta