viernes, 17 de febrero de 2017

Gus mornins, 17/02/17

 “Un sueño no es más que un deseo que la realidad se encarga de destrozar. Igual que los recuerdos son momentos que se niegan a ser ordinarios, los sueños son instantes que luchan por convertirse en verdad.” ( El sueño americano, César Bardés)

Guuud mornins, cinéfilos.

Bonita semana la que nos ha quedado estos días en el gus a costa del amor y de San Valentín. Hoy toca cerrarla hablando de los estrenos de la cartelera y no creo que eso ya nos quede tan bonito. La vida, como el amor, como la cartelera es un tragedia cuando no directamente una película de terror. Eso sí, tengo buenas noticias para el amigo que hace siete días se quejaba desde aquí implorando vehementemente menos dramas. Pues desde ya le digo que este viernes por fin tiene una comedia que llevarle al coleto. Ese es el género, al menos en el que se inscribe, Manual de un tacaño, el último éxito de taquilla en Francia, una película a mayor gloria de su estrella protagonista, esa especie de nuevo Danny Kaye a lo gabacho llamado Dani Boon. El actor que ya nos hizo reír (el mozo lo intentó al menos) en películas como Bienvenidos al norte o Llévame a la luna da vida aquí a un tipo muy rancio y muy rata cuyo lema en la vida es no gastarse un euro. Pero un día descubre que tiene una hija de 16 años a la que no puede defraudar, y aunque sigue en sus trece de mantenerse tan rácano como sus principios le dictan al final le será imposible lógicamente. No pedías una comedia, bueno, pues no es exactamente un poema de Gerardo Diego, pero ahí va mi regalo de San Valentín en forma de recomendación.

Dispuesta también a rascar algo en la taquilla llega Lo que importa en la vida, dirigida por el polifacético multimillonario y filántropo Paco Arango. Si los beneficios de la anterior producción de Arango, Mutkab, fueron destinados en parte al Hospital Niño Jesús de Madrid, la recaudación de esta nueva película irá en su totalidad a los campamentos para niños con cáncer que creara en su día Paul Newman. Así que los fines no pueden ser mejores, otra cosa es que los medios y la película estén realmente a la altura. Aquí se nos cuenta la historia de Alec,  un ingeniero inglés con un negocio a punto de quebrar se entera la existencia de un pariente en Canadá que le cambiará la vida.  Ni corto ni perezoso, Alec cruzará el charco para encontrarse a sí mismo y descubrir que tiene un don que hasta entonces desconocía. Pues eso, que viva Paul Newman y la madre que lo parió.

Otro que va a tener que luchar duro por sacarse las castañas del fuego y por encontrar su lugar en el mundo es el protagonista de nuestro siguiente estreno. La tercera recomendación de hoy es una producción tunecina, y pese a ser una producción tunecina no es nuestra apuesta semanal, y mira que he estado a un tris (debe ser que estoy perdiendo facultades.) Se llama Hedi, un viento de libertad, y nos cuenta la historia de un chico de 25 años que trabaja en un concesionario de coches y está a punto de contraer matrimonio con una chica elegida por su familia. Pero en estas se enamora de una atractiva guía turística, y claro, su vida da un vuelco. La peli, que transcurre en la época de las primaveras árabes, ha sido bien recibida tanto en la Seminci de Valladolid como en la Berlinale ya del pasado año donde su actor principal se llevó el premio de la categoría.

Todavía no nos hemos repuesto del subidón  que nos ha provocado Moonlight cuando nos llega otra película con el colectivo negro y los problemas raciales de fondo, una de esas películas que a buen seguro harán las delicias del tío Gilito allá en la Guaitjaus. El actor Nate Parker debuta en la dirección con la ambiciosa El nacimiento de una nación, la ganadora de la edición 2016 en Sundance. Ambiciosa y sumamente provocadora pues su título remite a la mítica y fundacional producción de David W. Griffith rodada hace ahora más de un siglo. Pero claro aquí las tornas cambian. Parker nos cuenta una historia real poco conocida en los libros de historia y habla de la revuelta contra la esclavitud liderada en la Virginia de 1831 por el pastor Nat Turner, treinta años antes del estallido de la Guerra de Secesión. Turner será testigo desde su más tierna infancia de las más viles atrocidades del amo blanco contra su raza y decidirá obrar en consecuencia. Parker se reserva también el papel protagonista, porque él lo vale. La peli sigue la senda de producciones recientes como 12 años de esclavitud (ciertamente cuando salías de verla parecía que habías estado una docena de años encerrado en la sala) o Los hombres libres de Jones (aunque aquí, y ya es pena, no salen ni Mathew McConageuh ni Mahersala Ali). Aspiraba a cubrir la cuota de este año del cine de y para negros este año en los Oscars, pero precisamente Mahersala y unas ingenieras de la NASA han acabado por ganarle la partida. Quizá hayan influido también las acusaciones de acoso sexual de las que ha sido objeto el actor y realizador del film por unos hechos ocurridos en 1999 cuando aún era estudiante universitario.

También de corte histórico es La gran muralla, última de las películas que ha dirigido el chino Zhan Yimou. Ya ha pasado tiempo desde que este hombre sedujera a medio mundo con bellas obras maestras como La linterna roja o Ju Dou. En los últimos tiempos Yimou lleva una trayectoria algo errática combinando proyectos que nos recuerdan su mejor época (Amor bajo el espino blanco)  con bodrios infumables (lo del remake de la coeniana Sangre fácil debía ser inenarrable). Aquí veremos por dónde nos sale, en esta historia que recrea la construcción del famoso monumento, el más largo del continente asiático y el único que se puede ver desde más allá de la atmósfera. Encabezando el reparto el chileno Pedro Pascal y Matt Damon, quien, ojito, este año vuelve a estar nominado al Oscar como productor de Manchester frente al mar.

Quien también tiene una cita con la Historia en los próximos Oscars es Natalie Portman que aspira a llevarse su segunda estatuilla gracias a su interpretación de Jaqueline Kennedy en la última película del chileno Pablo Larraín que desembarca a lo grande en Hollywood. Jackie se presentó en la última edición de la Mostra de Venecia donde coincidió con La la land y ya desde entonces quedó claro que la lucha por el Oscar 2016 a la mejor interpretación femenina se reducía al duelo Portman – Stone (después se sumaría a la fiesta Isabelle Huppert arrasando entre los premios de la prensa norteamericana). Lo cierto es que la Portman no es la única estrella de Jackie. Es de esperar, de que a pesar de ser un encargo (Arofnoski y Spielberg anduvieron tras él un tiempo), Larraín aporte su particular estilo a esta narración que en un principio le parece tan ajena. El film se centra en los días que siguieron al asesinato de JFK y nos muestra a una mujer consternada pero a la vez decidida a no dañar en exceso su imagen pública. Yo desde que hablé con él en Donosti (chúpate esa, pedantón) le tengo un cariño especial a Larraín, así que me vais a permitir que esta semana ni chinas ni tunecinas. Nuestra Apuesta va para Jackie.

Ea, que me voy con la música a otra parte. Que el amor os ilumine. Como todavía estamos con la resaca de San Valentín os dejo con este precioso mosaico de esta pareja guapa y maravillosa que se enamoró y nos enamoró durante la era Kennedy. Disfrutad del esplendor en la hierba (o de la hierba no sé), id al cine, fumad, enamoraros, haced locuras, pero sobre todo pasadlo bien durante el fin de semana. El lunes volvemos con más. Besitos para tod@s

HE WAS A FRIEND OF MINE
The Byrds

He was a friend of mine
He was a friend of mine
His killing had no purpose
No reason, or rhyme
He was a friend of mine

He was in Dallas town
He was in Dallas town
Form a sixth floor window
A gunner shot him down
He died in Dallas town

He never knew my name
He never knew my name
Though I never met him
I knew him just the same
Oh, he was a friend of mine

ERA MI AMIGO
The Byrds
Él era amigo mío
Él era amigo mío
Su asesinato no tenía un propósito
No había ninguna razón ni fin
Él era amigo mío

Estaba en la ciudad de Dallas
Él estaba en la ciudad de Dallas
Y desde una ventana del sexto piso
Un artillero le disparó
Murió en la ciudad de Dallas

Nunca supo mi nombre
Nunca supo mi nombre
Aunque nunca lo conocí
Yo de algún modo lo conocía
Oh,  él era amigo mío


EL MOSAICO DE HOY


2 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Que gonito, que gonito...Que esplendorosos Warren y Nathalie, como hacen volar los Byrds (traducción libre que con "y" no sale nada).

Pues ha sido una semana más hermosa de lo que podía parecer, no nos hemos puesto pastelosos (no demasiado), incluso hemos hablado de soledades y de fútbol. Creo que tuviste una gran idea Dex.

Y el remate repaso a los estrenos también es hermoso...no sé yo pero la francesa del tacaño...ufff, me suena casi a Paco Martinez Soria y su "Don Erre que erre", creo que por ahí no me van a ver. Lo de Arango y su propuesta solidaria...no sé, a veces el objetivo puede ser muy interesante pero ir al cine sólo por la buena causa me parece poca causa...Ir a ver la de tunecina podía ser una opción pero la historia de "Heidi" ya me la sé de sobra. Y lo de que la muralla china es un acontecimiento histórico pudiera colar si no supiésemos que está por ahí Jason Bourne y que a lo que se ve en el trailer los invasores no son otra cosa que una especie de velociraptores...Nos queda Jacki, que dicen por ahí que no la reconoces hasta pasados 20 minutos de lo bien caracterizada que está, bueno hay que ser un poco divo para decir eso pero ya sabemos como se las gasta el otro CB. La Portman también será mi opción si no intento directamente recuperar "Moonligth" que tanto gustó.

Aunque a este paso a nuestro CB le va a pasar algo parecido...¡¡Una frase propia encabezando el gus!!, ¿Se puede tener mayor premio?...Claro que puede ser que sólo haya sido un peloteo vil y que el maestro Dex quiera que le dediquen el nuevo libro de forma especial. Por cierto y hablando del libro ¿puedes repetir lugar, hora y día del evento? No lo apunté y podría rebuscarlo, pero no recuerdo el gus en el que lo comentaste.

Abrazos y pasadlo muy, muy bien.

César Bardés dijo...

Será el jueves 2 de marzo a las 18 horas en la Librería El Olor de la Lluvia, calle de las Maldonadas, 6, al ladito del Teatro de La Latina, con Miguel Rellán y Mariana Todorova de invitados y, por supuesto, el público para que digáis lo que os apetezca.
En cuanto a los estrenos, gracias por la recomendación, pero tendré que ir a ver "Jackie", más que nada porque tengo que cerrar el tema nominaciones en el periódico junto con el articulito de marras sobre el pronóstico. Y voy con no pocas reticencias por una sencilla razón. Que la película esté dirigida por Pablo Larrain me hace pensar que va a ser rara de cojones, pero esto es una apreciación tan subjetiva que puede que esté equivocado.
Madre mía, cuando he visto esa frase del encabezamiento, lo primero que he pensado es que el maestro maño se había equivocado y se le había colado de algún otro lugar del ordenador. Hoy me siento oscarizado, no digo más. Gracias, es un honor abrir el gus hoy.
Abrazos presidenciales.