martes, 1 de diciembre de 2015

Gus mornins, 2/12/15

Guuuud mornins, cinéfilos.

Miércoles 2 de diciembre. Sí, sí, tenía razón ayer la doctora y cuando alguien tiene la razón es de ley dársela. En mi exhaustivo listado de películas del octogenario Allen faltó “September” y eso que sabía que era una de las favoritas de mi trillona. Así que entono el mea culpa y desde aquí pido disculpas. Pasa que como decía ayer no sé quién en no sé dónde este hombre es inabarcable, y es normal que hablando, hablando, te dejes cosas en el tintero. Y es que como decía también otro, más que un director, Allen es un género cinematográfico en sí mismo. Ir a ver  “una de Woody Allen” es como ir a ver una del Oeste o una de terror. Lo que sucede igualmente es que hay más películas de Woody Allen de las que ha hecho Woody Allen. Es lo que tiene ser un maestro, que todo el mundo quiere imitarte aunque tu estilo sea inimitable. Es lo que les ocurre a los cachorros indies de Sundance, la mayoría de ellos con copias aburridísimas, aunque siempre hay excepciones que confirman la regla. Hay mucho de “Annie Hall” en una de esas pequeñas joyas que tanto nos gusta y que se llama “500 días juntos”. Y no solo los jóvenes, también los veteranos se atreven con una de Woody Allen. La penúltima corrió a cargo de Peter Bogdanovich, un poco del genio de Manhattan trufado con Lubitsch en “Lío en Broadway”, pese a todo una comedia muy mecánica y algo sosa en mi opinión (lamento no compartir el entusiasmo con mi colega, el otro C.B). En España también tenemos ejemplos de "una de Woody Allen" como esa deliciosa comedia llamada “Los peores años de nuestra vida” de Emilio Martínez Lázaro (mucho antes de ponerse hacer árboles genealógicos recorriendo autonomías) y con guión de David Trueba, otro de esos tipos que siento que cuando me cuentan historias me hablan a la oreja como decía Oti.

Y lo que pasa también es que nos ponemos a hablar de Woody y nos dejamos llevar por el entusiasmo. Y siempre acabamos hablando de ese tipo neurótico e hipocondríaco que tanto nos hace reír, a veces nos habla del amor, y otras nos hace soñar (no, “La rosa púrpura del Cairo” tampoco es exactamente una comedia ). Y claro, a lo mejor nos olvidamos de sus dramas, de sus reflexiones sobre Dios y la muerte, … de Bergman. “September” es quizá junto a “Interiores” la película más bergmaniana de Woody. Nunca ha negado que el sueco fuese su maestro, a él casi le robó el título de una de sus películas en “La comedia sexual de una noche de verano”, a élle ha robado más de una vez a su operador de cámara Sven Nykvist e incluso una vez se llevó a su actor fetiche, el gran Max , para componer un personaje memorable en “Hannah y sus hermanas”.  A él le “plagió” una de esas obras maestras y la hizo suya adaptándola a su propia experiencia personal en “Maridos y mujeres”. “September” es una película con un clima y un ambiente muy centroeuropeos que remite asimismo a los dramas cerrados y asfixiantes de su también adorado Ibsen, con esa luz tan escandinava. Y como curiosidad, hay que decir que Allen no quedó muy satisfecho tras acabarla y una vez acabada decidió volver a rodarla entera desde el principio sustituyendo a algunos de sus actores. Yo de esa época y en plan drama me quedo con “Delitos y faltas” y con “Otra mujer” (¿la has visto, doctora? Te encantará- pero no cabe duda de que “September” es una obra muy a considerar dentro de la filmografía del neoyorkino.

La vida es una comedia con burbujas de tragedia, dijo en una ocasión. Él dice también que tiene muchos problemas cuando empieza una película porque no sabe si enfocarla como comedia o como dráma. “Melinda y Melinda” nace de ese conflicto precisamente.  “Otra mujer” era en principio una comedia pero al final se convirtió en todo lo contrario. En cualquier caso, Woody le dio la vuelta al personaje de la psiquiatra espiada por sus vecinos en la Julia Roberts de “Todos dicen I love you” Ya sabéis, comedia, tragedia, tiempo, todo eso. Sospecho que me he quedado sin tiempo. Mañana vuelvo. Y os prometo que no hablaré ya de Woody Allen.

It could happen to you
Diana Krall (OST “Anything else”)

Hide your heart from sight,
Lock your dreams at night,
It could happen to you.

Don't count stars,
Or you might stumble.
Someone drops a sigh,
And down you'll tumble.

Keep an eye on spring,
Run when church bells ring.
It could happen to you.

All I did was wonder how your arms would be,
And it happened to me.

Hide your heart from sight,
Lock your dreams at night,
It could happen to you.

Don't count stars,
Or you might stumble.
Someone drops a sigh,
And down you'll tumble.

Keep an eye on spring,
Run when church bells ring.
It could happen to you.

All I did was wonder how your arms could be,
And it happened, and it happened,
And it happened to me.

Te podría pasar a ti
Diana Krall (BSO “Todo lo demás”)

Esconde tu corazón de los demás, 
Observa tus sueños en la noche, 
Te podría pasar a ti. 

No cuentes las estrellas, 
O quizá tropieces. 
Alguien deja caer un suspiro, 
Y te precipitas al vacío. 

Mira la primavera 
Corre cuando oigas repicar las campanas de la iglesia
Podría sucederte a ti 

Todo lo que hice fue preguntarme qué me pasaría entre tus brazos 
Y me pasó a mí. 

Esconde tu corazón de los demás, 

Observa tus sueños en la noche, 
Te podría pasar a ti. 

No cuentes las estrellas, 
O quizá tropieces. 
Alguien deja caer un suspiro, 
Y te precipitas al vacío. 

Mira la primavera 
Corre cuando oigas repicar las campanas de la iglesia
Podría sucederte a ti 

Todo lo que hice fue preguntarme qué me pasaría entre tus brazos 
Y me pasó a mí. 


EL MOSAICO DE HOY


3 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Que grande eres Dex, como dices que diría Oti, tu también eres de los que dices las cosas directamente a la oreja...que no es lo mismo que comernos la oreja, no confundamos.

Ayssss..."September", ya lo he dicho muchas veces, gracias a esa película casi me retiro definitivamente de Woody. Es el ejemplo perfecto de eso que tanto se comenta de que cada película tiene su momento y que el estado anímico es fundamental para amar una mala película o para odiar una obra maestra.
Repito mi experiencia.
Servicio militar en Caceres, catarro y quizá algo de fiebre, tarde de sábado libre, opción A: quedarse a sudar los mocos en el cuartel; opción B: Pasear en pleno invierno por la ciudad extremeña sintiendote morir. Obviamente elijo opción B.
Hace mucho frio, solución: Ir al cine. Opción A: Clint Eastwood - Harry Callahan y "La lista negra". Opción B: El gran Woody Allen y su "September".
No hay duda, yo amo el cine de calidad y además soy un progre que está en contra de la violencia, un insumiso acojonado. Y allí estaba la Farrow , Sam Wasterton, Dianne Wiest...y yo toso, toso mucho y necesito disfrutar...y me deprimo...y no quiero hacer la mili, y me siento mal y que asco de vida...y joder, Woody hazme reir...pero no, no lo hizo...Cabrón Woody te odiaré para siempre, asociaré aquellos malos días para siempre contigo y no me gustará jamás una película tuya....
Tuviste suerte de hacer "Balas sobre Broadway" y que me convencieran con mucho esfuerzo para ir a verla...fue el antídoto perfecto al veneno que "September" me inoculó. Quizá algún día me atreva a revisarla, me reconcilié con Allen, pero no con esa película.

Y no estaría mal jugarse un tranversal de películas con trazas de Woody que no son de Woody, pero desgraciadamente tengo que terminar unas cosas laborales...si tengo tiempo luego....aunque a veces creo que serán apreciaciones algo subjetivas porque como bien dices...el amigo es inimitable.

Abrazos en "December"

César Bardés dijo...

Pues sí, "September" es una película que está bien aunque no me extraña que el primo Woody se quedara un poco a medias con ella. Prefiero "Otra mujer" que me parece quizá la mejor de las películas "serias" de Woody Allen aunque "Interiores" es un drama potentísimo que delata la maravillosa dirección de actrices. No trago "Recuerdos" por mucho Fellini que me quiera traer. Me encanta "La comedia sexual de una noche de verano" porque es como si a Bergman le hubieran puesto una sonrisa. Si es que Allen vale para todo.
En cuanto a "Lío en Broadway"...bueno, no sería tan sosa si esa misma historia la hubiéramos visto en blanco y negro con Melvyn Douglas, Burgess Meredith, Jack Benny y Merle Oberon en los principales papeles con la aparición final especial de John Huston pero vale, me quedo con lo de que es sosa.
Abrazos sin gracia.

Anónimo dijo...

Gracias, dex! Me encanta el análisis que has hecho de ella, has descrito de maravilla ese ambiente que se respira dentro de la casa. Una casa llena de detalles y con ese colo cálido que me encanta. Además, has puesto de fondo una de mis escenas preferidas. Ella le dice a él: "Y cómo vas a ir hasta tu casa?"(él ha bebido más de la cuenta), a lo que él responde:" como siempre hago, pensando en ti" qué respuesta tan bonita...
Sí he visto otro mujer y me encanta también..pero, me sigo quedando con September y sus historias cruzadas.

Un beso fuerte y repito las gracias.

low