lunes, 14 de diciembre de 2015

Gus mornins, 14/12/15

Guuuud mornins, cinéfilos

Lunes 14 de diciembre. Siento una perturbación en la fuerza, después de un fin de semana tosiendo, moqueando y con los cleenex siempre a mano. Pero, así y todo, con las fuerzas mermadas aquí me tenéis para abrir de nuevo el gus un lunes más. Hoy no sé si pensabais que os iba a hablar de elecciones o del cara a cara, pero bastante tengo yo con el cara a cara a mi resfriado así que os hablaré de uno de los temas del fin de semana. El sábado pasado se celebró en Berlín, no un funeral, sino una nueva entrega de los Premios Europeos del Cine.  Hace ya 27 años que se fundaron estos galardones, cuyo primer ganador fue el polaco Kieslowski, a imagen y semejanza de los Oscars jolibudienses. En lo que sí estuvieron acertados fue en ponerles nombre, los Félix, que ya se sabe que Félix y Óscar siempre fueron la extraña pareja.

El caso es que los académicos del viejo continente han decidido premiar en esta ocasión a Paolo Sorrentino y su nueva película “La juventud”, un trabajo que esperemos sea de una gran belleza como el anterior suyo. Justamente la academia premia al italiano dos años después de su incontestable triunfo. Hay que decir que “La isla mínima” consiguió por la ídem, o sea por la mínima, el premio del Público que, mira oye, menos da una piedra que se suele decir.

En el apartado interpretativo, Charlotte Rampling se llevó el premio a la mejor actriz. Yo no sé, pero siempre he visto a esta mujer un poco sota de bastos, aunque debe de estar fantástica en “45” al igual que su compañero de reparto Tom Courtneay, uno de los rostros más representativos del free cinema inglés.

Claro que para rostros representativos del cine inglés, el mejor actor del año. Él es… Michael Caine que se llevó el gato al agua por la triunfadora de la noche. En ella comparte protagonismo con otros dos veteranos como son Jane Fonda y Harvey Keitel, otro que tal baila. En fin, hoy el programa y el mosaico están dedicados a él. Un actor superlativo, cómo no recordarle en “Alfie”, “El hombre que pudo reinar”, “Hannah y sus hermanas”… Menudo porte, qué clase, qué flema, vaya elegancia. Ay, y pensar que a mí al principio no me hacía tilín. Claro que de joven tampoco me gustaba Meryl Streep ni el jamón serrano. Ahora ya he madurado, adoro a Michael y a Meryl, aunque donde este un bocata de jamón, que se quiten En fin, hasta mañana, príncipes de Maine, reyes de Nueva Inglaterra.

(HE ´S) MICHAEL CAINE
Madness

He's walking where I'm afraid I don't know
I see the firemen jumping from the windows
There's panic and I hear somebody scream
(aaaah)
He picks up useless paper
And puts it in my pocket
I'm trying very hard to keep my fingers clean
I can't remember tell me what's his name
(My name is Michael Caine)
And all I wanted was a word or photograph to keep at home
And all I wanted was a word or photograph to keep
The sun is laughing it's another broken morning
I see a shadow and call out to try and warn him
He didn't seem to hear
Just turned away
The quiet fellow follows and points his fingers
Straight at you
He had to sacrifice his pride yes throw it all away
(I am Michael Caine)
And all I wanted was a word or photograph to keep at home
And all I wanted was a word or photograph to keep
His days are numbered he walks round and round in circles
There is no place he can ever call his own
He seems to jump at the sound of the phone
Staring out the window there's nothing he can now do
All he wanted was to remain sane
He can't remember his own name
(My name is Michael Caine)
And all I wanted was a word or photograph to keep at home
And all I wanted was a word or photograph to keep
And all I wanted was a word or photograph
And all I wanted was a word or photograph to keep
And all I wanted was a word or photograph to keep at home
And all I wanted was a word or photograph to keep
And all I wanted was a word or photograph
And all I wanted was a word or photograph to keep

(ÉL ES) MICHAEL CAINE
Madness

Va caminando pero me temo que no sé a dónde
Yo veo a los bomberos saltando de las ventanas
Hay pánico y oigo gritar a alguien
(Aaaah)
Coge un papel en blanco
Y se lo mete en el bolsillo
Estoy trabajand omuy duro para mantener los dedos limpios
No puedo recordarlo, dime cuál es su nombre
(Mi nombre es Michael Caine)
Y lo único que quería era una palabra o una fotografía para tener en casa
Y lo único que quería era una palabra o una fotografía para guardar
El sol se está riendo, es otro amanecer
Veo una sombra y grito para tratar de advertirle
No parece escuchar
Sólo se aleja
El tipo callado sigue y apunta su dedo
Directamente a ti
Tuvo que sacrificar su orgullo si tirar todo por la borda
(Yo soy Michael Caine)
Y lo único que quería era una palabra o una fotografía para tener en casa
Y lo único que quería era una palabra o una fotografía para guardar
Sus días están contados anda dando vueltas y vueltas en círculos
No hay un lugar que pueda llamar suyo
Parece que saltan en el sonido del teléfono
Mirando por la ventana no hay nada que puede hacer ahora
Todo lo que quería era permanecer sano
Él no puede recordar su propio nombre
(Mi nombre es Michael Caine)
Y lo único que quería era una palabra o una fotografía para tener en casa
Y lo único que quería era una palabra o una fotografía para guardar
Y lo único que quería era una palabra o una fotografía
Y lo único que quería era una palabra o una fotografía para guardar
Y lo único que quería era una palabra o una fotografía para tener en casa
Y lo único que quería era una palabra o una fotografía para guardar

Y lo único que quería era una palabra o una fotografía
Y lo único que quería era una palabra o una fotografía para guardar... 


EL MOSAICO DE HOY


2 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Que grande Miguelito...vale tu también lo eres Dex, que hasta perjudicado con el virus y los mocarros eres capaz de darnos otra maravilla de las tuyas (si cuando yo decía que os tenía envidia). Pero si, no vi la gala de los premios estos salvo los primeros 15 minutos...mmmm, quizá Dani Rovira tenía algo más de gracia presentando, ¿no?...que no entendía yo el chiste de lo del Karaoke..pero bueno. y en esos priimeros minutos hicieron un repasete por las caras más notables del evento y calaro se pararon unas cuantas veces en Caine, que juer...sigue siendo Caine, que la mayoria de edad no le ha hecho mella y ahí sigue desprendiendo carisma y atractivo y se come la pantalla con una sonrisa o un alzar de cejas aunque sea en una retransmisión televisiva...que tipo. No puedo decir lo mismo de la Rampling, que no me gustaba de jovencita y aun menos ahora, que esa mirada casi escondida y esa boca tan teóricamente inicitante, no es que no me digan nada, todo lo contrario me dicen "aléjate". Me repele en vez de atraerme, pero será cosa mia y de msi manias.

No hubo cine en esta ocasión findesemanil...estoy haciendo acopio de "fuerza". Lo bueno es que no me he actarrado..aun.

Abrazos calentitos

César Bardés dijo...

Michael es uno de los grandes actores, un señor de la escena, un tío de elegancia inigualable y con un mérito aún mayor. Ha conseguido auparse a lo más alto del prestigio con una economía gestual apabullante. Siempre me ha parecido un caballero, incluso cuando interpretaba uno de sus papeles odiosos (como aquél que hizo también con Jane Fonda y a las órdenes de Otto Preminger en "La noche deseada"). Todos los premios para él son pocos. Hace un par de años le felicité por twitter y tuve la enorme suerte de que me contestó con un lacónico "Thank you, my friend", se ve que dije algo que le hizo gracia. Pero cómo olvidar tantos y tan buenos papeles. Su Harry Palmer, especialmente el de "Funeral en Berlín", mentada recientemente, o su "La huella" haciéndole sombra al mismísimo Laurence Olivier; o su "Zulú" como ese arrogante oficial inglés y que él tan graciosamente describe como su debut en el cine en la estupendísima biografía "Mi vida y yo"; o su "El cuarto protocolo" dejando en pañales al resto del reparto, incluso a un Pierce Brosnan que ya se estaba preparando para ser James Bond; o su "Un plan brillante" robando unos cuantos diamantes con la colaboración de Demi Moore; o su "Evasión o victoria" capitaneando al mejor equipo de fútbol soñado; o su "Ha llegado el águila" encarnando al capitán Steiner, uno de los nazis más humanos que han pasado por el cine; o tantas y tantas otras que, a buen seguro, saldrán por aquí. Tuvo problemas con el alcohol, de hecho, en su autobiografía apunta a que hizo una película con Don Siegel titulada "El molino rojo" de la que no se acuerda absolutamente de nada porque estaba en permanente estado de intoxicación etílica. Es famoso también porque es capaz de imitar cualquier acento inglés. Desde el "cockney" hasta el inglés más bello y neutro pasando por el norteamericano o el australiano, y con una facilidad pasmosa. Cuenta que, cuando comenzaba en esto de actuar, le cogieron como segundo suplente de Peter O´Toole en una obra de teatro. El primer suplente era Richard Harris (que luego bramó contra él en un enfado muy extraño) y que él rezaba todos los días para que ninguno de los dos se pusiera enfermo porque tenía la certeza de que jamás podría actuar tan bien como hacían aquellos dos tipos que bebían como esponjas.
Seamos sinceros...¿no nos llevaríamos todos una alegría si este anciano de ochenta años se llevara el Oscar a la mejor interpretación masculina del año?
Abrazos minimalistas.