miércoles, 11 de noviembre de 2015

Gus mornins, 11/11/15

Guuud mornins, cinéfilos.

Miércoles 11 de noviembre. 11- 11 que yo no sé que vamos a hacer con tantos números uno como no sea echar unos cuponcitos a los ciegos. Si además ya tuvimos ayer un número uno en la persona de Ennio Morricone. Bueno también es verdad que tenéis todos los días aquí un número uno que soy yo, y que  ciertamente soy indivisible por dos y hasta incluso por tres.

Así que dejadme que ponga un 4 delante del uno para formar el 41. No, que no nos vamos a poner a jugar al bingo que no son horas. Cuarenta y uno son los años que cumple el muchachote que os sonríe desde el mosaico de hoy. Y sin un mal Oscar que llevarse a la boca todavía, ¿no te da vergüenza, Leo?  A tus años. Mira, que se nos pasa el arroz.

Me consta que el chico está en ello y que este año lo va a volver a intentar con “El renacido”, lo nuevo del guate Iñárritu. A ver si no hay quinto malo como afirma el dicho. Antes ya lo intentó con “¿A quién ama Gilbert Grape?”, “Diamante de sangre”, “El aviador” y “El lobo de Wall Street” (solo la escena completa del Lamborghini merece ya media cabeza del eunuco). En fin, no nos obsesionemos que el Oscar ya llegará aunque sea el honorífico dentro de cuarenta o cincuenta años. Celebremos ahora que Leo ha llegado donde está cuando a comienzos de su carrera nadie daba un duro por su carrera. Un niño guaperas que podía hacer cierta fortuna en las carpetas de las adolescentes pero poco más. Qué equivocados estábamos. Ya nos empezamos a dar cuenta un poco cuando en “Vida de este chico” se comía con patatas a Robert De Niro que en aquel entonces ni se podía imaginar que estaba lidiando con su futuro sustituto en el corazoncito del Cejas.

Por cierto que Don Marty tiene en la agenda a Leo para participar en su próxima película “The devil in the White City” la historia de un asesino en serie de mujeres en la Chicago de finales del XIX. Leito también tiene previsto repetir con Clint Eastwood tras la fallida “J Edgar” en “The ballad of Richard Ewell” que le volverá a reunir con Jonnah Hill, su compi en “El lobo”. Ayss, Leo, Leo, que pases un buen día y que sigas alimentando nuestros sueños más dulces… y más húmedos. Japi berdei, guapetón

SWEET DREAMS
Patsy Cline (OST The Departed)

Sweet dreams of you
Every night I go through
Why can't I forget you and start my life anew
Instead of having sweet dreams about you

You don't love me, it's plain
I should know I'll never wear your ring
I should hate you the whole night through
Instead of having sweet dreams about you

Sweet dreams of you
Things I know can't come true
Why can't I forget the past, start loving someone new
Instead of having sweet dreams about you

DULCES SUEÑOS
Patsy Cline (BSO Infiltrados)

Dulces sueños contigo
Cada noche que pasa
¿Por qué no puedo olvidarte y comenzar una nueva vida
En lugar de tener dulces sueños que llamas?
Sé que no me amas
Sé que nunca llevaré tu anillo
Debería de odiarte la noche entera
En lugar de tener dulces sueños contigo
Dulces sueños contigo
Cosas que sé que no pueden ser verdad
¿Por qué no olvido el pasado y me enamoro de otra persona

En lugar de tener dulces sueños contigo?


EL MOSAICO DE HOY


4 comentarios:

César Bardés dijo...

Pues a mí, sin duda, Leo me gusta. Hay que decir que ha pasado del status de niñato de carpeta adolescente a un tío que sabe actuar muy, pero que muy bien. Y el caso de su pérdida continua del Oscar parece que está muy cerca de lo que pasó con Newman, que durante muchos años fue considerado "un guapito" cuando en realidad había un actor como la copa de un pino. Pues lo mismo con Leo. Es verdad que no es lo mismo empezar con James Cameron que con Richard Brooks pero yo reconozco muchos, muchos gestos de de Niro en la cara de di Caprio. Además me gusta que suele ser, salvo alguna excepción, bastante discreto y no va dando el cante por ahí. Sé, porque me lo ha dicho un pajarito, que sí que tiene cierta obsesión con el Oscar pero al final le pasará como a Newman:
- El Oscar es como una mujer por la que estás colado durante mucho tiempo pero no te hace caso. Al final, pierdes interés.
Esperemos que sepa ganarlo antes de que le den el Oscar especial.
Abrazos caprianos.

CARPET_WALLY dijo...

Hablando de Leo, de números 1 y de cumpleaños...¿Cuando es tu cumple? que yo no llevop agenda para esas cosas y no estaría bien que tu te acordaras de todos nos y nadie te dijera nada a ti en día tan señalado..que los 50 no se cumplen todos los años.

Hombre...yo no hablaría tanto de Newman cuando ponéis DiCaprio, por un lado para evitar que la doctora nos dé un merecido pescozón, por otro porque para mi aun hay distancias que parecen siderales. Hay un parecido efectivamente en esa trayectoria de guapo oficial a reconocimiento global, curiosamente otros actores también muy atractivos no han tenido que lidiar con el sambenito de ser poco más que una cara guapa, no ocurrió así con Grant, con Clooney,...Pero Paul y Leo, si...salvo eso y sus dificultades de obtener el Oscar no encuentro muchos más puntos de encuentro.

A mi Paul me parece que otorga a todo una presencia magnética, que probablemente sea muy intensa y muy interiorizada su interpretación, pero todo lo que ves es naturalidad y un desliz suave sobre la verdad del personaje que compone, de forma que tu ves a Eddy Felson, a Henry Gondorf o al indomable Luke y no te encuentras a Paul interpretandolos sino que ves a cada uno de ellos con la cara de Paul Newman y le reconoces en ellos, no sé si lo he explicado bien. En el caso de Leo, que también me parece un actorazo, encuentro una diferencia fundamental, yo si veo en cada personaje a DiCaprio encarnadolo, veo como se transforma en el estafador ambicioso, en el infiltrado asustado, en el detective con problemas mentales que llega a una isla manicomio, en Gastby...Y me digo, que bien lo está haciendo este tio y así es, pero veo a Leo...tampoco sé si lo he explicado correctamente.

Que ya se ha merecido algún Oscar, sin duda, pero amigos mientras haya algún actor haciendo de loco, de minusvalido, de ¿mujer?, y cosas así de extrañas e intensas...no habrá opción para los que sólamente interpretan, quizá con "El aviador" tuvo más oportunidades, que allí su personaje tenía tics de problemático, pero claro aquel año Jamie Foxx hizo de un ciego que cantaba y...

Abrazos felicitadores

César Bardés dijo...

Yo no he trazado ningún otro paralelismo entre Newman y di Caprio. Cada uno son hijos de su época y si tuviera que elegir entre la calidad de uno y de otro, sin duda, me inclinaría por Newman. Ello no es óbice para que reconozca la valía de di Caprio, aún considerado por mucho el típico "guapito", al igual que Newman fue considerado así a finales de los cincuenta y buena parte de los sesenta. Al final, claro, tuvieron que rendirse a la evidencia.
Clooney es verdad que ha ganado un Oscar al secundario por "Syriana", que no me parece su mejor papel aunque estaba muy bien. Ese honor yo se lo reservo por "Michael Clayton". Grant, no ganó ninguno y estuvo nominado dos veces y no precisamente por sus mejores trabajos como fueron "Un corazón en peligro" y "Serenata nostálgica", dos películas que han caído bastante en el olvido. Grant hacía de Grant (recordemos su frase: "Todo el mundo quiere ser como Cary Grant. Hasta yo mismo") y lo hacía muy bien y creo que también tenía una vitola de tipo sofisticado con clase hasta con los pantalones arremangados (véase "Operación Whisky") pero nada apto para ganar un Oscar a pesar de los papelones que llegó a hacer.
Yo creo, sinceramente, que di Caprio tenía que haber ganado por "El lobo de Wall Street" pero ahí estaba McConaughey denunciando los tratamientos farmacéuticos y enfermando de SIDA y claro...
Abrazos oscarizables

Anónimo dijo...

En absoluto me molesta que se haga una comparación entre Newman y Di Caprio, de hecho pienso que es el único actor con el que se podría comparar a mi Paul en la actualidad. Me gusta su trayectoria y pienso que es un actorazo. En cuanto a que no haya recibido ningún oscar es algo que va inherente a los grandes actores. Seguro que más adelante le darán uno honorífico para seguir la costumbre.

Besos. low