lunes, 2 de noviembre de 2015

GOOD MORNING 2-11-2015


Gus mornins cinéfilos

 

Mmm, pero ¿que ha pasao?,¿ las persistentes lluvias han vuelto a desbordar el Ebro dejando a la heroica e Inmortal anegada y a Dex sin posible comunicación terrestre?, ¿acaso anda nuestro inigualable Dj anda llorando a moco tendido tras el visionado de “Truman”  y es incapaz de ponerse al teclado en unas condiciones emocionales mínimas ¿ ¿Le habrá atacado a traición algún virus catarral que ha conseguido que los mocos no le dejen ver el bosque?. No lo sabemos, pero lo sabremos, que esa explicación que nos debe nos la va a pagar.

 

Entre tanto y sin saber si se trata de un retraso o una ausencia plena, póngome a escribir para evitar el desierto y la desolación, que tras ver “Marte” (ahora ya sí que existe)  lo de la incomunicación y la soledad se hace mucho más duro y triste. Ya ha pasado jalogüin y no sé si os han dado muchos caramelos o muchos sustos o viceversa, pero lo verdaderamente importante es saber si os habéis disfrazado y de qué… Así que ya podéis contárnoslo que es lo que interesa, incluso podéis mandar foto si el disfraz escogido es el de colegiala sexy o enfermera sexy o diablesa sexy o…niña del exorcista.

Pero dejemos temas banales y centrémonos en lo importante, hablemos de cine. Bueno, no temáis el cine lo toco de refilón, os recomiendo que leáis el artículo publicado ayer en El país digital de Javier Marías, cita ineludible para mi cada domingo y en el que comenta las airadas protestas que se han elevado en EEUU porque en “Pan”,  la película sobre Peter Pan que se ha estrenado hace poco con Hugh Jackman, se ha utilizado a una actriz blanca para hacer el papel de Tigrilla, la princesa india del cuento.  Este tipo de estupideces, y el escritor lo indica mucho mejor que yo en su artículo, nos dejan ver lo barato que está quejarse por todo, lo fácil que la gente se toma como ofensa colectiva cualquier tontería y sobre todo la cantidad de grupúsculos de lo simple que se ponen a airear una bandera de defensa contra quien no se ha sentido ofendido ( y si lo ha hecho que se lo haga mirar). Marías comenta que es como si no se pudiera hacer “Hamlet” si no lo interpretan daneses o “Don Quijote” si no lo interpretan manchegos, aunque esto último sea dudoso pues hay por ahí un teórico historiador que anda revisando las raíces catalanas de todo lo que se le ocurre y ya afirma que el ingenioso hidalgo era en realidad catalán como Teresa de Jesus, Colón o el mismísimo Cristo a poco que le mire un poco el árbol genealógico. En realidad una cosa es la discriminación positiva, y eso de que el cine deba reflejar la realidad social en la que vive, que se lo pregunten a un  tal C.B. en su era Kennedy y se critique “El día más largo” porque no aparezca ni un solo negro en el desembarco de Normandia cuando los hubo y muchos, y otra cosa es que nos volvamos memos reivindicando minorías. Las cosas como son y salvando las distancias, suena como cuando un grupo de ¿bienintencionados? denunció al concejal de Madrid por sus desafortunados chistes a propósito de Irene Villa. Menosprecio a las víctimas del terrorismo decían, ni siquiera la AVT comentó nada de la falta de buen gusto del tipo en cuestión, pero no importa porque ahí estaban ellos para defender el honor de los que no se sentían deshonrados.

Y así están las cosas, para que todos se puedan sentir ofendidos por algo, para que todos se puedan enfadar por algo…yo creo que realmente lo que abunda es el mal humor, el enfado. El buen humor es algo que la mayoría de la gente de hoy no tiene….

Y ella también decía que había muchas cosas que no tenía, pero tenía la vida.

 

AIN´T GOT NO, I GOT LIFE (Nina Simone)

Ain't got no home, ain't got no shoes
Ain't got no money, ain't got no class
Ain't got no skirts, ain't got no sweater
Ain't got no perfume, ain't got no beer
Ain't got no man


Ain't got no mother, ain't got no culture
Ain't got no friends, ain't got no schooling
Ain't got no love, ain't got no name
Ain't got no ticket, ain't got no token
Ain't got no God


What have I got?
Why am I alive anyway?
Yeah, what about God?
Nobody can take away


I got my hair, I got my head
I got my brains, I got my ears
I got my eyes, I got my nose
I got my mouth, I got my smile
I got my tongue, I got my chin
I got my neck, I got my boobs


I got my heart, I got my soul
I got my back, I got my sex
I got my arms, I got my hands
I got my fingers, Got my legs
I got my feet, I got my toes
I got my liver, Got my blood


I've got life , I've got my freedom
I've got the life


And I'm gonna keep it
I've got the life
And nobody's gonna take it away
I've got the life


 

YO NO TENGO, TENGO LA VIDA (Nina Simone)

 

No tengo casa, ni zapatos
Ni dinero, ni estilo
Ni faldas, ni jerseys
No tengo perfume, ni cerveza
No tengo hombre

No tengo madre, ni cultura
No tengo amigos, ni escuela
No tengo amor, ni nombre
No tengo ticket, ni tengo pase
No tengo Dios

¿Qué es lo que tengo?
¿Por qué estoy viviendo entonces?
Si, ¿qué es lo que tengo?
Nadie me puede quitar nada

Tengo mi pelo, mi cabeza
Mi cerebro y mis orejas
Mis ojos y mi nariz
Mi boca y mi sonrisa
Tengo mi lengua, y mi barbilla
Mi cuello y mis tetas

Mi corazón y mi alma
Mi espalda y mi sexo
Mis brazos y mis manos
Mis dedos y mis piernas
Mis pies y mi dedo gordo
Mi hígado y mi sangre

Tengo mi vida, tengo mi libertad
Tengo mi vida

Y la voy a mantener
Tengo mi vida
y nadie me la va a quitar.
Tengo mi vida.

 
 

 

MOSAICO DE HOY


Pues hoy hubiera cumplido 102 años el grandísimo Burt Lancaster, menos mal que nos dejó hace tiempo, así no puede oír como se quejarían ahora de que se atreviese a interpretar al Príncipe Fabrizio de Salina …que vergüenza, que ofensa para los italianos, un americano haciendo de aristócrata transalpino.
La foto del mosiaco es distinta porque no se veía a Burt y ahora (que soy un genio) he conseguido que no se vea a Claudia (para ser más discrimimador aún)


 

 

1 comentario:

INDI dijo...

halloween, halloween, según unos ejemplo de la globalización o invasión yanqui, pero la verdad es que según dicen los mayores en estas tierras vascongadas hasta los años 60 existía la costumbre de ir por los caseríos disfrazado de hombre del saco, espantapájaros o similar la noche de ánimas pidiendo caramelos. Para los que crecimos unos años más tarde halloween ha sido sinónimo de peli de terror con asesino suelto haciendo de las suyas. Para los jóvenes de hoy, una excusa más para salir de juerga.

Reconozco no ser muy dado a disfrazarme, pero de las contadas ocasiones que lo he hecho una de ellas fue, si, lo reconozco, en una noche de halloween hace ya 3 años. La excusa, como siempre, los niños. Ya lo podéis imaginar. A alguna madre (si, puede parecer machista, pero estas ideas en los grupos de progenitores de alumnos siempre vienen por parte de las madres) se le ocurrió organizar una cena con todos los críos y padres de la clase en una sociedad gastronómica con la condición que fuéramos todos disfrazados. Ante el entusiasmo de los chavales, ¿cómo negarse? La primera opción, la de enviar a mi mujer con ellos y quedarme yo tranquilo tumbado en el sofá, fue descartada al instante por obligaciones laborales de mi esposa, que se partía de risa ante mi "obligatoriedad" de ir disfrazado. Me ingenié un disfraz casero a partir de unos vaqueros viejos y una camiseta de rayas. ¿Fredy Krueger? No. Peor. Me disfracé de El Holandés Errante. Vamos, de pirata fantasma. Y así fuimos los chavales y yo a la dichosa cena. Como era de imaginar, la mayoría de padres consiguió escaquearse, siendo las madres las que acudieron con sus trajes de vampiresas, brujas, etc. Como la cena era en una sociedad, y no apetecía demasiado ponerse a cocinar, encargamos unos pollos asados en un centro comercial. Y claro, a la hora de ir a por los pollos, me tocó ir en coche al centro comercial con la compañía de una bruja con minifalda y medias negras a la que apenas conocía. Tardamos más de lo debido porque nos tomamos unas cañas mientras preparaban los pollos. La estampa era de cine: un pirata fantasma y una bruja sexy en una pollería, tomando cervezas, mientras las camareras se partían de risa.

No he vuelo a disfrazarme en Halloween, aunque guardo un grato recuerdo de aquella noche.

Feliz lunes.