martes, 24 de noviembre de 2015

Gus mornins, 24/11/2015

Guuuud mornins, cinéfilos:

Martes 24 de noviembre. Mientras media España habla del frío que nos ha venido de repente y de la rasca que hace ahí afuera, y la otra media sigue hablando de Benítez, nosotros vamos a hablar hoy de cine y de fraude. Pero no de la famosa película de Orson que decora hoy nuestro mosaico, sino de las sombras de sospecha que se ciernen sobre las ayudas que han recibido las películas españolas en base a un supuesto hinchamiento en las cifras de taquilla. En estos tiempos de corruptelas y chanchulletes, uno la verdad es que tiene el culo pelao y no se espanta ya por nada. Sin embargo, de la gente del cine- la de verdad, no la que sale en el “Hola” por haberlo petado en la teleserie de moda- también uno espera más rigor y alta de miras.

Por lo visto no es así. Y es verdad que quienes se han favorecido de estas ventajas deberían devolver el dinero, pero no a las arcas del Estado, sino a los sufridos espectadores que muchas veces hemos sufrido sus obras. Que al final, pagamos los de siempre, los que pagamos religiosamente la entrada y lo único que queremos es ver cine.

¿Cómo acabar de una vez por todas con la cultura? se preguntaba el amigo Woody. Es lo que se deben preguntar también algunos de nuestros mandamases. Ayer pillé un rato de un debate en la radio sobre la gestión de la cultura entre los cuatro - ¿por qué siempre cuatro?- partidos que figuran en la pole para las próximas elecciones. Tampoco estaba muy atento, que yo iba a lo mío, pero deduje que los cuatro se dedicaban más a decir lo mal que lo habían hecho los otros en el pasado a lo bien que lo iban a hacer ellos en el futuro.

Y así no vamos a ninguna parte. Sería necesario un cambio radical en cuanto a las leyes de la cultura y la protección del cine en particular. Como en Francia, por ejemplo, que si hasta aquí nos llega “Amelie” o “Intocable” es porque previamente han arrasado en su país de origen. Mientras la solución para todo sean las subvenciones – que no digo yo que no sean necesarias- mal vamos. Y que cada palo aguante su vela, porque todos por acción u omisión tienen la culpa. El objetivo, es por supuesto, que no le quiten el chiringuito, y de las sombras de sospecha no se libra nadie. Luego se podrá hablar del Ministerio, o de Montoro, que se ha pegado cuatro años con el dedo acusador sobre los actores – generalizando sobre un sector con un altísimo porcentaje de paro-, algo que teniendo como colegas al tal Rato y a otros se me antoja como un ejercicio de puro cinismo.

Joer, qué rollo les he soltao. Si lo sé, hablo de Benítez.

En fin, vamos a acabar con una controversia cinematográfica algo más amable. Ya sabéis que en los últimos días los Almodóvar y su productora han reculado y han decidido cambiar el título de su última película, que de “Silencio” va a pasar a llamarse “Julieta”. El motivo, que va a coincidir en el tiempo con la última película de Martin Scorsese “Silence”, y la reedición de la obra en la que está basada. Pero bueno ¿y esto no lo sabían antes? `Pues que tengan cuidado, no vayan a venir ahora Shakespeare y Fellini resucitados a pedirles cuentas por sus respectivas Julietas. No es la primera vez que los Almodóvar y el Cejas se tiran de los pelos. En 2002 cuando Peeedro ganó el Oscar al mejor guión original por “Hable con ella”, “El deseo” lanzó una campaña para desprestigiar la candidatura de “Gangs of New York”, inspirada en un ensayo sobre los orígenes de la Gran Manzana. Pero lo cortés no quita lo valiente, los Almodóvar siguen demostrando su ojo mágico a la hora de elegir los guiones que producen, un ojo que ahora han clavado en Argentina. Después del éxito de “Relatos salvajes” la pasada temporada, este año han apostado por “El clan”, una película también salvaje y feroz. A partir de ahora, siempre llevaré asociado el recuerdo del monstruoso personaje que interpreta magistralmente Guillermo Francella con esta canción de los Kinks. Una película recomendable 100 %.

SUNNY AFTERNOON
The Kinks

The tax man's taken all my dough,
And left me in my stately home,
Lazing on a sunny afternoon.
And I can't sail my yacht,
He's taken everything I've got,
All I've got's this sunny afternoon.

Save me, save me, save me from this squeeze.
I got a big fat mama trying to break me.
And I love to live so pleasantly,
Live this life of luxury,
Lazing on a sunny afternoon.
In the summertime
In the summertime
In the summertime

My girlfriend's run off with my car,
And gone back to her ma and pa,
Telling tales of drunkenness and cruelty.
Now I'm sitting here,
Sipping at my ice cold beer,
Lazing on a sunny afternoon.

Help me, help me, help me sail away,
Well give me two good reasons why I oughta stay.
'Cause I love to live so pleasantly,
Live this life of luxury,
Lazing on a sunny afternoon.
In the summertime
In the summertime
In the summertime

Ah, save me, save me, save me from this squeeze.
I got a big fat mama trying to break me.
and I love to live so pleasantly,
Live this life of luxury,
Lazing on a sunny afternoon.
In the summertime
In the summertime
In the summertime

TARDE SOLEADA
The Kinks

El recaudador de impuestos se llevó todo mi dinero,
y me dejó en mi mansión,
Holgazaneando en una tarde soleada.
y no puedo navegar en mi yate,
Se llevó todo lo que tenía
Todo lo que tengo es esta tarde soleada.

Sácame, sácame, sácame de este aprieto.
tengo una madre gorda intentando arruinarme.
y me gusta vivir a todo tren,
Vivir esta vida de lujos,
Holgazaneando en una tarde soleada.
En el verano
En el verano
En el verano

Mi novia se largó con mi coche

regreso con su mamá y su papá
Contándoles historias de que era un borracho y un malvado.
Ahora estoy sentado aquí,
Bebiendo de mi cerveza helada,
Holgazaneando en una tarde soleada.

Ayúdame, ayúdame, ayúdame a marcharme lejos
Bien, dame dos buenas razones por las que debería estar aquí.
Porque me gusta vivir a todo tren,
Vivir esta vida de lujos,
Holgazaneando en una tarde soleada.
En el verano
En el verano
En el verano

Sácame, sácame, sácame de este aprieto.
tengo una madre gorda intentando arruinarme.
y me gusta vivir a todo tren,
Vivir esta vida de lujos,
Holgazaneando en una tarde soleada.
En el verano
En el verano
En el verano




EL MOSAICO DE HOY


3 comentarios:

César Bardés dijo...

Pues a mí fíjate que "El clan" no me ha parecido tan maravillosa. Desde luego Franchella hace una creación y hay cosas de la película que son para tener en cuenta pero no me parece un peliculón ni nada por el estilo. Será que me estoy volviendo viejo o que siempre espero "El secreto de sus ojos".
En cuanto a Orson...bueno, no es quizá el mejor pero sí uno de los más fascinantes, siempre lo he dicho. "Fraude" es una película que uno se queda pensando y da vueltas en la cabeza una y otra vez y más si se piensa la pírrica cantidad de dinero de la que dispuso para hacerla. Un genio, un hombre del Renacimiento y, además, un incomprendido.
En cuanto a lo del cine...vaya, yo también me quedé un poco de piedra. Sobre todo ahora que estoy investigando para el próximo libro y resulta que hacen el mismo fraude que hicieron las salas de cine en plena época franquista. Hinchaban el taquillaje (sobre el que no había ningún mecanismo de control) para que la película pudiese cobrar el crédito sindical (nuevamente las subvenciones) y el exhibidor pudiese tener hasta quince licencias para poder programar películas extranjeras. Pues esto es lo mismo. Y lo digo y lo repito. No importa quién haya estado arriba, todos, sistemáticamente, se han dedicado a torpedear el cine y eso es una vergüenza de la que no sabremos salir jamás (porque esos dos que vienen tampoco los van a ayudar y va a haber una cantidad de postureo que nos van a venir las arcadas a menos de nada). Bueno, lo dejo ya que me estoy cabreando.
Abrazos hinchados.

CARPET_WALLY dijo...

Pues si, cosa curiosa esta del fraude en el cine, y es curioso porque yo creo que es la única profesión en España en la que hay pícaros y timadores. que ni en la Banca, ni en la Política, ni en las Constructoras, ni en los autónomos, ni...pero ahí están los listos de siempre intentando aprovecharse de los incautos.
Que otra cosa es preguntarse como les han pillado, porque para cobrar subvenciones hay que haber tenido un mínimo de 60.000 espectadores y claro hay películas que a primera vista uno diría que han tenido esos o pocos menos como por ejemplo algunas de las investigadas : "Los muertos no se tocan, nene"; "Holmes and Watson Madrid Days" (Garci en el lio); "De mayor quiero ser soldado"...
Todos títulos que uno pensaría, así de primeras, que tuvieron mas de 10 espectadores fijo...tantos como defensores de Rafa Benitez y Florentino Perez juntos.
En fin, cosas que te desconciertan, al final voy a tener que dudar hasta de "8 apellidos vascos" y "Ocho apellidos catalanes", fijo que no son más de 7.

Abrazos engañados


César Bardés dijo...

Si el tema no es que hagan lo que todo el mundo. El tema es que van de honestos y de honrados y de que ellos quieren a la cultura y que...y resulta que van y defraudan. Es lo mismo que se le echa en cara a algún que otro político de nuevo cuño. Pero no, a esos que no se les toque, que piensan en nosotros.
Abrazos catalanes.