jueves, 12 de noviembre de 2015

Gus mornins, 13/11/2015

Guuud mornins, cinéfilos.
Viernes 13 de noviembre: Una fecha que desde luego da algo de yuyu en mentideros cinéfilos. Ya se sabe el dicho, viernes 13 ni te cases ni acampes. En fin, nosotros sí vamos a embarcarnos desde ya en el repaso a los estrenos semanales, a ver qué hay por ahí.

Lo primero que vamos a hacer es embarcarnos rumbo al Este de Europa acompañando al matrimonio protagonista de “La adopción”, un drama de la argentina afincada en España Daniela Fejerman y que aborda el problema de las adopciones de niños en esa parte del mundo. Me consta de buena fuente que efectivamente es un problema y un verdadero laberinto de trámites burocráticos y cortapisas de todo tipo. El reparto de este film está encabezado por Frances Garrido y Nora Navas, Goya a la mejor interpretación femenina  por “Pa negre”, la ganadora de Mejor Película Extranjera de hace algunos años.

En otra peli española, estamos en el caso inverso. “Un otoño sin Berlín” plantea la historia de una joven que regresa a su casa después de un tiempo trabajando en el extranjero, para solaz y gozo de Montoro y de Fátima Báñez. Allí esta se encontrará – la protagonista, no la Báñez- con un un antiguo amor. La película se presentó en la gala del Cine Vasco de la última edición del Festival  de San Sebastián. Entonces todo el mundo destacó de la película la enorme interpretación de Irene Escolar, la última de una irrepetible generación de actores que contradiciendo a su apellido parece que no se caba nunca.

En Donosti seguimos para hablar de dos películas que se vieron por allí. La primera es “El Clan”, cuyo estreno fue anunciado la semana pasada desde estas líneas a bombo y platillo con una semana de adelanto. Claro que ese día quien estaba al mando de la sección era el Dj suplente, siempre ha habido clases. La película ya había recibido el Leon de Plata de Venecia en una edición de marcado carácter latino. Recrea el  el caso policial del Clan Puccio, que conmocionó a la sociedad argentina a principios de los 80. Tras la aparente normalidad de los Puccio se oculta un siniestro clan dedicado al secuestro y al asesinato. Y tiene muy buena pinta. El patriarca del reparto es Guillermo Francella, el inolvidable Sandoval de “El secreto de sus ojos).

La otra peli de la que os quería hablar es “Sicario” presentada también en Donosti en olor de multitudes como se suele decir (y no me extraña porque en las filas kilométricas para entrar a las sesiones encuentras a muchos que parece que se la tienen tomada al agua y al jabón). Loor y gloria para el canadiense Dennis Villeneuve que hasta ahora tiene una peli que no me gustó nada (“Incendies”), otra que me gustó mucho (“Enemy”) y otra que ni fu ni fa (“Prisioners”). En esta ocasión, el director nos lleva a la frontera  entre EEUU y México para contarnos una historia ambientada en el mundo del narcotráfico que muchos han emparentado con “Traffic”. Benicio del Toro también es su protagonista acompañado por Josh Brolin y Emily Blunt.

Y vamos ya llegando al final. Y para que no me llaméis gafapasta me privaré de nombrar apuesta de la semana una película islandesa que ganó la última Seminci- joer con los islandeses, lo ganan todo este año. Se llama “Rams”, y es una drama sobre dos hermanos ganaderos que llevan la tira de años sin hablarse pero deben aunar sus fuerzas para intentar salvar su hacienda. Claro que me voy a decantar por otra donde sale mucho paisaje y mucho ganado.

Estoy hablando de “The honessman”, la segunda película que dirige ese estupendo actor que es Tommy Lee Jones que la primera vez que se sentó a dirigir lo bordó. Tommy vuelve al western para contarnos la historia de una mujer que debe llevar a otras tres que se han vuelto un poco p´allá a otra ciudad para que las atiendan en condiciones. Contará con la ayuda de un forajido con el que deberá recorrer un desierto y un camino lleno de peligros. La película se rodó en 2014 y el director se reserva el papel protagonista, porque él lo vale. Le acompañan Hillary Swank, John Litghow, Meryl Streep y Grace Gummer, hija de esta última que hace bueno el dicho de quien a los suyos se parece honra merece porque es igualita a su famosa mamma mía.

Y bien, hasta aquí ha llegado nuestro viaje de hoy. Agotador como siempre, comenzamos en la Europa del Este y acabamos en Nebraska. Me voy con la música a otra parte. Os dejo con dos tipos que cumplieron años ayer y que me encantan. El primero, el dueño de Ryan Air, por razones obvias ocupa nuestro mosaico del viernes. El segundo llegó ayer a los 70 con la energía de un chaval. Sed buenos, que nos vemos por aquí el lunes, feliz finde. Un besito pa todos.

KEEP ON ROCKING IN THE FREE WORLD
Neil Young
There's colors on the street
Red, white and blue
People shufflin' their feet
People sleepin' in their shoes
But there's a warnin' sign
on the road ahead
There's a lot of people sayin'
we'd be better off dead
Don't feel like Satan,
but I am to them
So I try to forget it,
any way I can.
Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world
Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world.
I see a woman in the night
With a baby in her hand
Under an old street light
Near a garbage can
Now she puts the kid away,
and she's gone to get a hit
She hates her life,
and what she's done to it
There's one more kid
that will never go to school
Never get to fall in love,
never get to be cool.
Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world
Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world.
We got a thousand points of light
For the homeless man
We got a kinder, gentler,
Machine gun hand
We got department stores
and toilet paper
Got styrofoam boxes
for the ozone layer
Got a man of the people,
says keep hope alive
Got fuel to burn,
got roads to drive.
Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world
Keep on rockin' in the free world,
Keep on rockin' in the free world.
CONTINUA MOVIENDOTE EN EL MUNDO LIBRE
Neil Joven
Hay colores en la calle.
Rojo, blanco y azul.
Gente arrastrando sus pies.
Gente durmiendo en sus zapatos.
Pero hay un cartel de aviso
en la carretera.
Un montón de gente diciendo
que estaríamos mejor muertos.
No me siento como si fuera Satán,
pero lo soy para ellos.
Así que trato de olvidarlo
de cualquier manera posible.
Continúa moviéndote en el mundo libre.
Continúa moviéndote en el mundo libre.
Continúa moviéndote en el mundo libre.
Continúa moviéndote en el mundo libre.
Veo a una mujer en la noche,
con un niño en sus brazos.
Bajo una farola de la calle.
Al lado de un contenedor de basura.
Deja a su hijo a un lado
y se vá a meterse un chute.
Odia su vida,
y lo que ha hecho de ella.
Otro niño más
que no irá a la escuela.
Nunca se enamorará,
nunca será un tío guay.
Continúa moviéndote en el mundo libre.
Continúa moviéndote en el mundo libre.
Continúa moviéndote en el mundo libre.
Continúa moviéndote en el mundo libre.
Tenemos cientos de luces
para iluminar a los vagabundos.
Tenemos dulces, amables
ametralladoras.
Tenemos supermercados
y papel higiénico.
Cajas de espuma de poliestireno
para defender la capa de ozono.
Tenemos al hombre de la gente
diciendo que mantengamos la esperanza viva.
Tenemos gasolina para quemar.
Tenemos carreteras para conducir.

Continúa moviéndote en el mundo libre.
Continúa moviéndote en el mundo libre.
Continúa moviéndote en el mundo libre.
Continúa moviéndote en el mundo libre.


EL MOSAICO DE HOY


2 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Aysss...que no se puede tener un desliz, que si no era Hitch que era Orson, que si "El clan" era hoy y no hace una semana...así no se puede vivir, con una pistola en la nuca esperando que cometas el más mínimo error para borrate del mapa. Sniff.

Pues mi apuesta, aunque sea otro error por el que puedo ser fusilado, no irá para los irlandeses ni para Tommy Lee (aunque apetece un western que hace tiempo que no nos echamos uno en condiciones), sino que persistiré contumaz en lo de la semana pasada y me decantaré por Sandoval en plan hermano del autor del Código Da Vinci (como decían el otro día en la radio), Dan Brown, el hermano de Dan se llama Queca, Queca Brown. Pos eso, Guillermo haciendo cabronadas apetece mucho, aunque quizá sea de las que no merece la pena ir al cine a verla porque no tienen explosiones ni colores bonitos.

Se me pasó una que me apetecía mucho y que si intentaré pillar en cuanto llegue a las plataformas digitales televisivas, "El club", ¿la visteis alguno?, en mi zona ya no está en pantalla grande.

Bueno, pues ya está aquí el fin de semana, muy contaminado ( el aire tanto como la política nacional) y con restricciones circulatorias en la capital del reino. Una pena porque hace un tiempo metereológico muy disfrutable que sin embargo es muy perjudicial. No se puede decir lo de "Nunca llueve a gusto de todos", porque precisamente lo que pasa es que no llueve.

Con todo, incluso con mascarilla, pasadlo muy bien que lo merecéis.

Abrazos entre el humo

César Bardés dijo...

Menudo cabreo hay por ahí con las restricciones del tráfico.
No añado nada más para que esto no pase del comentario.
Como la semana que viene el panorama va a estar muy pero que muy desolador, voy a hacer la del pulpo y esta semana va a caer "Sicario" y la semana que viene caerá la de Tommy Lee Jones, que es cierto que "Los tres entierros de Melquíades Estrada" era una película excepcional.
Lo de Denis Villeneuve atrae porque también dicen que puede caer alguna nominación, especialmente para mi amiguete Benicio del Toro. Otra porque el amigo Denis, últimamente, no lo está haciendo mal. Coincido con tus valoraciones, Dex, pero tengo que reconocerle al pibe unas ciertas ganas de hacer algo diferente. Es más, es el elegido para hacer una segunda parte de "Blade Runner" y me parece una elección muy acertada.
"El club" de Larrain es una buena película. Mete mucho el dedo en el ojo y hurga con ganas en heridas que no a todos puede gustar. Pero, a pesar de que lo que toca es bastante cortante, tiene unos ramalazos de humor que están muy bien. Bastante recomendable. Anda...que véis la bandera argentina en un titulillo y os ponéis como motos. Luego decís de prejuicios...
Abrazos desprejuiciados.