jueves, 8 de octubre de 2015

Gus mornins, 9/10/15

Guuud mornins, cinéfilos:

Viernes 9 de octubre. Hacemos un alto en el camino en nuestro viaje por el tiempo y por la era Kennedy y nos plantamos directamente en la era Rajoy, un tipo de lo más rumboso y dicharachero como hemos oído por ahí esta semana. Y con ese espíritu rumboso y dicharachero vamos a repasar las novedades más destacadas de la cartelera semanal. Esta semana nos llegan a la cartelera 3 películas que se pudieron ver en el pasado festival de Donosti, y entre txakoli y txakoli, entre pinchito de gamba huevo y de pepito de lomo con pimientos hay que decir que el mendas se merendó las tres. No adelantemos acontecimientos que hay también otros estrenos de interés.
Así por ejemplo, obviando la marcianada esa de “Golpe de estado” con Owen Wilson y Pierce Brosnam, nos encontraremos en “La playa de los ahogados” con un thriller con aroma a cine negro que ha dirigido Gerardo Herrero y que tiene a su actor fetiche Carmelo Gómez como principal prota. Se trata de la adaptación de una novela de Domingo Villar que arranca cuando un cadáver maniatado aparece en la orilla de una playa de Galicia. Más allá de las playas gallegas podemos viajar a  “Pan (el viaje a Nunca Jamás)” de la mano del plomo de Joe Wright que dirige una moderna adaptación de la historia del niño que no quería crecer. Y se estrena además en la semana en la que me apunto al gimnasio y me quito del pan, que engorda.
También esta semana nos llega el estreno de “El coro” en la que podemos ver a Dustin Hoffman y Kathy Bates entre otros. Es la historia de un crío de once años que entra a estudiar en un conservatorio y se encuentra con un maestro cascarrabias dispuesto a hacerle la vida imposible. Por el argumento, cualquiera diría que esto no es una versión “light” de “Whiplash”.
Hablamos de “Whiplash”, triunfadora en Sundance 2014, y esta semana justamente se estrena en España la ganadora de la edición 2015 del festival indie por antonomasia. “Yo, él y Raquel” es la historia de dos amigos algo frikis que al salir del instituto se dedican a hacer remakes frikis de clásicos del cine. Entonces la madre de uno de ellos le pide que vaya a visitar a una compañera del insti que está enferma de leucemia. A regañadientes el muchacho accede y poco a poco entre él y la chica nace una atracción muy fuerte. Una película que promete muchas emociones, risas y pañuelos, y que a mí también me produjo una emoción bien grande: el aburrimiento. Nada que ver con su antecesora “Whiplash” que aquello sí que era una bomba. Yo en esta no sé cuántas veces miré el reloj, claro que igual tenía que ver que después habíamos quedado en el puerto para tomar el aperitivo.
Suerte que cuando entramos a ver “El club” ya habíamos comido y no hubo necesidad de mirar el reloj. La película además te atrapa y no te suelta desde el primer momento, una peli intensa y muy dura. El club de un título no es un club de alterne, ni de fútbol, no, no, no tiene nada que ver. Los miembros de este club selecto son un dechado de virtudes: pederastas, borrachos, jugadores, ladrones de niños, lo que se dice la creme de la creme. Toda la película tiene lugar en una casa en la que están recluidos 4 religiosos que han sido retirados de la circulación debido a conductas impropias de su oficio. La película, como nos dijo en su presentación su director Pablo Larraín, un tipo muy majetón e interesante, no va a gustar nada en el seno de la Iglesia Católica. La película ganó el gran premio del jurado en la última Berlinale.
Porque el Oso de Oro este año fue a caer a la última de Jafar Panahi “Taxi Teherán”, nuestra Apuesta de la Semana. El iraní sigue haciendo malabarismos para seguir rodando y distribuyendo sus películas con normalidad, condenado como está por los integristas que rigen su país a 20 años sin poder ejercer su oficio. Y en este más difícil todavía por querer seguir contando historias, Panahi se pilla un taxi, se pone al volante, pone una cámara oculta en el salpicadero, y ale, a subir y a montar clientes por las calles de Teherán. Un emocionante – y delirante en ocasiones- juego entre ficción y realidad, un ejercicio de libertad a cargo de un tipo que le echa un par de h… a la vida. . Un viaje de verdad muy recomendable.  No es Travis Bickle ni el Fary, es Panahi, ¡ Menudo es Panahi.

La sección de hoy podría titularse hoy “Gafapasta con causa”. Hasta aquí ha llegado la carrera de hoy y al igual que Panahi no os la voy a cobrar. Volveremos a arrancar el gus el próximo martes y 13 que yo me voy de fiestas. El lunes, la fiesta grande de la Heroica e Inmortal y de la Hispanidad también. Os dejo con la reina no de la Hispanidad sino del Antiguo Egipto, que protagonizó una de las pelis más importantes del 63, una obra faraónica nunca mejor dicho. Pero, leñes, qué guapa estaba la Taylor. Y ya que hemos empezado rumbosos y dicharacheros y estamos en ambiente prefestivo nos despedimos con un bailecito que hizo furor en el año de marras y aún hoy nos sigue haciendo mover las caderas. Pasamos del taxi de Panahi a hacer el trenecito... como Richard y Elisabeth en la foto....como Cleopatra y Marco Antonio, y eso que aún no se habían inventado los trenes. Ale, sed buenos y pasad bien el puente. Nos vemos el martes. Besitos pa todos.
THE LOCOMOTION
Little Eva

Everybody's doin' a brand new dance now 
(C'mon baby do the loco-motion) 
I know you'll get to like it 
If you give it a chance now 
(C'mon baby do the loco-motion) 
My little baby sister can do it with ease 
It's easier than learning your a b c's 
So come on, come on, 
Do the loco-motion with me 

You gotta swing your hips now 
Come on baby, jump up, hmmm jump back 
Oh well I think you got the knack 

[2:] 
Now that you can do it 
Let's make a chain now 
(C'mon baby do the loco-motion) 
Chug-a chug-a motion like a railway train now 
(C'mon baby do the loco-motion) 
Do it nice and easy now don't lose control 
A little bit of rhythm and a lot of soul 
So come on, come on, 
Do the loco-motion with me 
You gotta swing your hips now 
Come on, come on, 
Do the loco-motion with me 
Yeah 

Chug chug [sampling] 

[3:] 
Move around the floor in a loco-motion 
(C'mon baby do the loco-motion) 
Do it holding hands if you got the notion 
(C'mon baby do the loco-motion) 
There's never been a dance that's so easy to do 
It even makes you happy 
When you're feeling blue 
So come on come on do the loco-motion with me 
You gotta swing your hips now 

[END:] 
Come on, come on, 
Do the loco-motion with me 
Yeah 
Come on, come on, 
Do the loco-motion with me 
You gotta swing your hips now 

[END:] 
[repeat & fade]
EL TRENECITO
La pequeña Eva
Todos bailan ahora un ritmo nuevo 
(vamos, nene, haz el trenecito) 
Sé que lo vas a conseguir 
Si lo intentas un poco 
(vamos, nene, haz el trenecito) 
Mi hermana pequeña lo hace con facilidad 
Es más fácil que aprender el abecedario
Vamos , vamos
Haz el trenecito conmigo.

Ahora conseguiste mover tus caderas 
Vamos, nene, salta hacia arriba, salta hacia atrás
Oh, sí,  creo que ya le cogiste el tranquillo

[2:] 
Ahora que puedes hacerlo 
Ahora hagamos una cadena 
(vamos, nene, haz el trenecito) 
Chug-uno ahora chug-uno muévete como los trenes 
(vamos, nene, haz el trenecito) 
Hágalo 
bien y fácil ahora, no pierdas el control 
Un poco del ritmo y un poco de soul 
vamos, vamos, 
haz el trenecito conmigo
Ahora conseguiste mover tus caderas 
vamos, vamos, 
haz el trenecito conmigo
 


[3:] 
Muévase alrededor de la pista como un trenecito 
(vamos, nene, haz el trenecito) 
Haz así con las manos si ya lo aprendiste 
(vamos, nene, haz el trenecito) 
Nunca conocí un baile más sencillo 
Incluso te hace feliz 
Cuando empiezas a ponerte triste 
vamos, vamos, 
haz el trenecito conmigo
Ahora conseguiste mover tus caderas 


vamos, vamos, 
haz el trenecito conmigo
 
vamos, vamos, 
haz el trenecito conmigo
Ahora conseguiste mover tus caderas 


EL MOSAICO DE HOY



3 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Aysss, esto de tener amigos intelectuales que van a festivales si que mola. que cuando te cuentan los estrenos ya han "disfrutado" del visionado y saben de lo que hablan, no como yo. Y si, yo no digo que esté mal lo de echarse una peli iraní entre pecho y espalda, incluso aunque sea de esas de "to er mundo es güeno" con cámara oculta y que efectivamente hay que echarle valor para seguir rodando en determinados sitios cuando te lo han prohibido, que todo eso está muy bien...pero a 10 euricos la entrada casi que apetece algo más ligero o suave o tranquilizador...así que, si me animo, quizá vaya a ver "El club" que es más de risas.

Y el 63 era un año guay, que además de Cleo y Marco, era la época dorada de sex symbols de la talla de: Ursula Andress, Raquel Welch, Briggite Bardot, Paul Newman, Elvys Prestley o, como no, Mick Jagger. Pero por si se le olvida al maño habría que señalar la peli "Promesas, Promesas"..que así no parece sonar mucho, pero fue un hito, que allí aparecía Jayne Mansfield "¡Completamente desnuda!" decía la publicidad.. haciendo saltar en pedazos los últimos coletazos de la censura del código Hayes.

En fin, que tiempos aquellos en los que toda la gente era joven, menoa Albanta, claro.

Abrazos descabezados

César Bardés dijo...

Pues mira, de esa no me ocupo en el libro. Entre otras cosas porque el Código Hays, efectivamente, fue derogado pero se mantuvo la Oficina Shurlock para velar por el buen gusto y el recato en las películas. Esto duró hasta el 65, dos años después. De hecho, los desnudos de "Promises, promises" son bueno...un poco de aquella manera. Uno de ellos no vale porque está bajo un baño de espuma y se le ve un poquillo un pezón. Otro es como un flash fotográfico de 4 segundos y otro, y el más comentado, es de 6 segundos en que la Mansfield da vueltas alrededor de una cama pero se repite hasta tres veces en la película en forma de sueño y ahí sí se le ven los pechos pero nada más. La publicidad de "Jayne Mansfield totalmente desnuda" fue más bien un bulo como una casa. De hecho, la primera que iba a hacer una secuencia totalmente desnuda era Marilyn Monroe en la inacabada película de Cukor "Something´s gotta give" (que se podría traducir como "Algo por lo que brindar" y que era una nueva versión de aquella película con Cary Grant, Irene Dunne y Gail Patrick tomando sus relevos Dean Martin, Marilyn Monroe y Cyd Charisse respectivamente). La Monroe lo llegó a rodar (creo que todos lo hemos visto y es un desnudo visto y no visto) pero desgraciadamente la película no se llegó a completar por la muerte de Marilyn. Cosas que pasan.
Ay, mitos eróticos del 63. Como diría un amigo mío: "Ese fue el año en el que empezamos a tener pelos en los huevos".
Con esta afirmación tan fina y tan delicada os dejo para el fin de semana. Feliz Pilara, amigo Dex.
Abrazos virginales.

César Bardés dijo...

La película de Grant, Dunne y Patrick era "Mi mujer favorita", de Garson Kanin, un proyecto que iba a rodar Leo McCarey pero que cayó enfermo y lo asumió el guionista. Es evidente que es una historia con mal fario.
Abrazos supersticiosos.