martes, 6 de octubre de 2015

Gus mornins, 7/09/15

Guuud mornins, cinéfilos.

Miércoles 7 de octubre. Tal y como os prometí ayer, hoy nos centramos en el año 1963 dentro del repaso que estamos haciendo estos días en el gus a la “era Kennedy”. Nos alegramos de que Anna Bosch esté finalmente en la presentación del libro de CB, no quiero imaginar lo que hubiese sido una presentación en solitario del tal CB, yo prefiero tragarme un ciclo con la filmografía completa de Takesi Kitano en la Filmoteca, o hacerme el harakiri directamente. Seguiremos informando.
Ah, sí, el 63, bueno yo en mi tierna infancia tenía un libro en casa que se titulaba “Dime a quién” y uno de los capítulos era “Dime a quién mataron en 1963 en Dallas” y ahí te hablaba de que en noviembre de ese año mataron al presidente de los EEUU en Dallas. El asesinato de JFK es todavía un misterio, ni Kevin Costner lo pudo solucionar y mira que si hay alguien listo ese es Kevin Costner  que hasta hablaba con los lobos y le entendían y todo. El caso es que John Fitzgerald empezó el año inagurando el teléfono rojo que paradójicamente era negro y lo ponía en línea directa con Peter Sellers. Ese mismo año emergía otra figura pública notoria en los USA, la de Martin Luther King que pronunció la mítica frase de “Yo tengo un sueño”. Este también salía en “Dime a quién” porque también lo matarían más tarde. Ay, yo si que tengo sueño, pero voy a seguir con el repaso del 63
En 1963, nacieron entre otros Alaska, Michael Jordan o Quentin Tarantino y nos dejaron también entre otros Aldoux Husley, Yasuhiro Ozu, Ramón Gómez de la Serna o Juan XXIII. Julio Cortázar publicaba “Raaaayuela” (perdón por el bostezo que no son horas), Dinamarca ganaba la Eurovision y debutaban en esto de los discos los Beach Boys y Barbra Streisand. Tio Alfred estrenaba “Los Pájaros” que no se libraban de su clásico cameo, tio Billy “Irma la Dulce”, Kurosawa “El infierno del odio”. Ninguno de ellos se comió un rosco en los Oscars que vieron cómo la gloria iba a para un año más para los primos británicos con “Tom Jones” (tiene co- jones también la cosa). También triunfó “Blue velvet” pero no la de Lynch ni la del Duque y la Echeverría, sino la de Boby Venton. Y curiosamente, otro tema que lo petó en las listas de éxito fue…

IN DREAMS
Roy Orbison
A candy colored clown
They call the Sandman
Tiptoes to my room everynight
Just to sprinkle stardust and to whisper
"Go to sleep, everything is all right".

I close my eyes
Then I drift away
Into the magic night.
I softly say
A silent prayer
Like dreamers do
Then I fall asleep to dream
My dreams of you.

In dreams
I walk with you,
In dreams I talk, to you.
In dreams you're mine
All of the time
With you ever
In dreams, in dreams.

But just before the dawn
I awake and find
You're gone.
I can't help it,
I can't help it
If I cry.
I remember, that you said: "Goodbye".

It's too bad
That all these things
Can only happen in
My dreams.
Only in dreams,
In beautiful dreams.

EN SUEÑOS
Roy Orbison
Un dulce payaso con la cara pintada
al que se conoce como el hombre de arena
Entra cada noche de puntillas en mi habitación
Para rociarme con polvo de estrellas y susurrarme:
"Duérmete, todo va bien".

Cierro los ojos
Y me dejo arrastrar
Hacia una noche mágica
Digo suavemente
La silenciosa oración
Que dicen los soñadores
Entonces me quedo dormido
Para soñar contigo.

En sueños
Paseo contigo,
En sueños, hablo contigo
En sueños, eres mía
Todo el tiempo
(estoy) siempre contigo.
En sueños, en sueños.

Pero poco antes del amanecer, despierto
Y descubro que te has ido.
No puedo evitarlo,
No puedo evitar
Llorar
Al recordarte
Diciendo: "Adiós".

Qué pena
Que todas esas cosas
Solo puedan pasar
En mis sueños.

Sólo en sueños
En hermosos sueños.


EL MOSAICO DE HOY

7 comentarios:

César Bardés dijo...

Corrección. Kubrick y Sellers y Scott y toda la pandilla no se pusieron con "Teléfono rojo" hasta el 64. La única película que Kubrick llevó a cabo en el período de ese magno libro y de esa presidencia fue "Lolita". Me dais unos sustos...
Sin embargo, sí, "Los pájaros" tienen su sitio en tan tremenda investigación al igual que la tiene "Irma la dulce". De hecho todo se agrupa en un solo capítulo titulado "Billy y Hitch". Si es que donde hay genio...
Lo de "Tom Jones" fue una sorpresa mayúscula para la época. Se ve que a los académicos les hacía gracia lo del "free cinema" británico y premiaron esta fábula sobre un pícaro que va de cama en cama en el Londres dieciochesco. Fue toda una sorpresa porque aquel año había otras con muchas más papeletas para llevarse al calvo de oro a casa como...ejem..."Cleopatra", de Mankiewicz, "América, América", de Kazan, "La conquista del Oeste", del triunvirato formado por Marshall, Ford y Hathaway o "Los lirios del valle", de Ralph Nelson. La verdad es que, visto lo visto, podía haber salido cualquier cosa. Pero no solo eso. Signo de los tiempos que cambiaban fue que se dio el Premio al mejor actor por primera vez a un hombre de color como Sidney Poitier por "Los lirios del valle", en dura competencia con el propio Albert Finney por "Tom Jones", Richard Harris por "El ingenuo salvaje", Rex Harrison por "Cleopatra" (increíble esta nominación cuando Harrison es descaradamente un actor secundario) o Paul Newman por "Hud". Poitier está muy bien como ese obrerillo lleno de empuje que ayuda a unas monjas a construir una iglesia pero, qué queréis que os diga, yo se lo hubiera dado a Newman que está maravilloso como ese joven irresponsable que se quiere ligar a todo lo que lleva falda y que es incapaz de tomarse nada en serio, incluso la muerte de su padre.
Lo curioso, que es a lo que iba, es que ese año había películas como "El cardenal", de Preminger, mucho más en consonancia con lo que le gustaba a la Academia y que ni siquiera estuvo nominada a mejor película. Fue el año de "Amores con un extraño", dramón a mayor gloria de Steve McQueen y Natalie Wood, también el de "Hotel Internacional", otra que tendría que haber sido del gusto de la Academia aunque sea una película psé, psé. Incluso Kramer rodó la mastodóntica "El mundo está loco, loco, loco" que no es que sea de las películas que más me gustan (se pasa de rosca en más de una secuencia) pero también es muy del gusto de los académicos de esa época. Los tiempos cambiaban, los sesenta hacían su aparición y un joven con físico de estrella de cine estaba en la presidencia.
Abrazos dorados.

dexter zgz dijo...

A ver para el listillo del librito. En primer lugar, gracias por chafarme el gus de mañana con tu exhaustivo repaso a los Oscares. Luego, yo no hable de Kubrick, sino de que el 63 fue el año en que se abrió el teléfono rojo. La peli ya sé que vino un año después. Ayss, si es que escriben un libro y ya se creen que son el Chespir ese, tú.

Anónimo dijo...

Maravilloso Roy Orbison.

"Duérmete, todo va bien".

Besos. low

CARPET_WALLY dijo...

1963...me suena ese año, creo que un trillón que a veces hace de Dj suplente con más pena que gloria nació ese año y tontamente, a poco que sepáis restar, ha dicho su edad, esa que se empeña en ocultar debido a su coquetería y a que su apostura y galanura le permite presumir de tener muy lejos aún.

Hubo un tiempo en que creía que yo había visto en un periódico la noticia de la muerte de Kennedy, evidentemente no era JF el que yo recordaba sino Bobby. Es curioso, pero la memoria, al menos la mía, engancha los recuerdos como fotos fijas, tengo muy pocos en los que se desarrolle una acción, la mayoría son retazos casi instantáneos con una imagen, unas palabras, una mirada o una sensación. A veces, como mucho, tengo una idea general de la situación y puedo poner a los personajes en movimiento e imaginar la escena casi completa, pero tengo que partir de esas fotos fijas para reconstruir el momento.
El de la muerte de Kennedy, Bobby no JF, lo tengo nítido, el periódico encima de la mesa de la cocina (cocina-salón, sala de estar, de estudio y de juegos todo en uno, que era una casa de reducidísimas dimensiones) y mi padre diciendo a mi madre: "han matado a Kennedy"...pero aquello era ya el 68 y no entraba en el libro de CB (tiene casi nombre de whisky). Esto si que es una "regresión" y no lo que nos cuentan otros.

Y a mi si me gustó mucho “El mundo está loco, loco, loco”, me reí como un ídem la primera vez que la vi, con la escena de la escalera del coche de bomberos y muchos años más tarde en una reposición a la que fui yo solito (una de las pocas veces en mi vida que hice tal cosa) también me descoyuntaba en esa escena. Es cierto que una peli bastante pasada de rosca (loca, loca, loa), pero hay mucho humor de tebeo en algunas escenas y a mí eso me pone mucho. Y además me recuerda a los mejores cortos de Charlot.

Abrazos desco-(Tom)jonados

César Bardés dijo...

De nada, Dex, para estamos los listillos, para chafar los planes de los demás. De todas formas, te dejo una opción y es la siguiente. Puedes poner los Globos de Oro de aquel año. Así no los podré pinchar.
No, si "El mundo está loco, loco, loco" está muy bien pero hay momentos en que me cansa con tanta pasada de rosca. Me gusta mucho Sid Caesar y su mujer encerrados en la ferretería con todo tipo de explosivos y artilugios. Me encanta Spencer Tracy y esa calma que tiene para todo salvo en el final. Me gusta muchísimo el principio con el estiramiento de pata de Jimmy Durante pero hay un alargamiento de "sketches" que, sencillamente, me cansan. Gritan continuamente, la rutina cómica en todas las tramas se basa en el destrozo. Ya sé que es un homenaje al "slapstick" y demás pero no puedo con toda ella. Y menos durante las casi tres horas que dura. Eso sí, los títulos de crédito de Saul Bass me enloquecen y han hecho las delicias de mi retoño durante mucho tiempo.
Abrazos listillos.

Anónimo dijo...

No me creo, Dexter, que hayas olvidado mencionar a Brad entre los nacidos en el 63. Es que a mí también me suena ese año. Y no digo nada más.

Hoy es el día del listillo, ya ves.

"Los pájaros" es mi peli preferida de ese tal Hitch. Esa atmósfera, esa tensión entre los protas, la otra por el medio...que si la madre. Hay mucha tela para cortar ahí.

Besos!
Mul

dexter zgz dijo...

Que no, mujer, qué dices, que Brad Pit no puede tener la misma edad que Carpet Wally. Tu mira a uno y mira al otro.

Abrazos incrédulos