martes, 6 de octubre de 2015

Gus mornins, 6/10/15

Guuud mornins, cinéfilos
Martes, 6 de octubre. Continuamos en el gus estos días con nuestra particular regresión por la era Kennedy, pero tranquilos, que esta regresión no es como otras, al menos eso espero. Hoy es el último día en el que hablaremos del año 62, el año central del mandato de JFK. Eran tiempos convulsos en los que la guerra fría se hallaba en su punto más caliente. John Fitzgerald se encontró en esa época con la crisis de los misiles cubanos. Todo empezó cuando Fidel se negó a mandarle unos puros y unas cajas de ron por Navidad, y claro, John Fitzgerald sería muy demócrata pero también le gustaba mucho la loca juerga tropical. Y se enfurruñó mucho, si hasta le quiso hacer a Fidel una regresión y todo, no os digo más. Y mira que ya la habían tenido el año anterior con la crisis de la Bahía de Cochinos que al parecer estaba llena de comunistas que iban todo el día hechos unos guarros porque no se lavaban ni se duchaban ni ná.

Por lo demás fue un año el 62 tranquilo. Uganda, Ruanda, Argelia y Burundi, Samoa, Jamaica  conseguían su independencia. También se independizaba Trinidad y Tobago, más que nada porque Trinidad se hartó de Tobago y dijo que no le soportaba más. Hay que ver, en los 60, cualquiera se independizaba, Junqueras y Mas nacieron  50 años tarde. John Lennon y Cintya se casaban en secreto en Nueva York y también lo hacían Juan Carlos y Sofía, aunque no en secreto, pero sí en la clandestinidad. Y a continuación se independizaron de sus padres.

Brasil ganó el Mundial de fútbol aquel año al ganar a Checoslovaquia en la final del campeonato que se celebró en Chile y que tuvo a Pelé como principal estrella. Brasil ganaba también la Palma de Oro en Cannes con “El pagador de promesas” y Anselmo Duarte en plan estrella.

Y ya que estamos nos vamos a dar un paseíto por la ceremonia de los Oscars de aquel año que vio el triunfo absoluto de “Lawrence de Arabia”, el drama épico de David Lean. Lean la biografía apasionante de Thomas Edward Lawrence, el arqueólogo y escritor inglés en cuya figura se basa la peli y que más tarde se convertiría en un personaje clave de la revuelta de los árabes contra los otomanos durante la Gran Guerra. Este biopis fue galardonado con 7 Oscars, ninguno de los cuales fue a parar a su equipo protagonista. Fue la peli que consagró definitivamente a Peter O´Toole que compartía cartel con Omar Sharif, Anthony Quinn, Claude Rains, Alec Guinnes, bah, cuatro amiguetes que se juntaron a ver si les salía bien una peli. Otras de las ganadoras de ese año fueron “Matar a un ruiseñor” que se llevó premios al guión adaptado y al mejor actor, “El día más largo”, “Días de vino y rosas”, “El hombre de Alcatraza”, “El milagro de Ana Sullivan”, “Rebelión a bordo”, “Divorcio a la italiana”… En fin, qué gran año el 62. Por esas mismas fechas un genio cantaba que no podía dejar de amarnos. Pues yo a vosotros tampoco, ea

I CAN´T STOP LOVING YOU
Ray Charles
(I can't stop loving you)
I've made up my mind
To live in memory of the lonesome times
(I can't stop wanting you)
It's useless to say
So I'll just live my life in dreams of yesterday
(Dreams of yesterday)
Those happy hours that we once knew
Tho' long ago, they still make me blue
They say that time heals a broken heart
But time has stood still since we've been apart
(I can't stop loving you)
I've made up my mind
To live in memories of the lonesome times
(I can't stop wanting you)
It's useless to say
So I'll just live my life in dreams of yesterday
(Those happy hours)
Those happy hours
(That we once knew)
That we once knew
(Tho' long ago)
Tho' long ago
(Still make me blue)
Still ma-a-a-ake me blue
(They say that time)
They say that time
(Heals a broken heart)
Heals a broken heart
(But time has stood still)
Time has stood still
(Since we've been apart)
Since we've been apart
(I can't stop loving you)
I said I made up my mind
To live in memory of the lonesome times
(I can't stop wanting you)
It's useless to say
So I'll just live my life of dreams of yesterday
(Of yesterday)

NO PUEDO DEJAR DE AMARTE
Raimundo Carlos


(No puedo dejar de amarte)
He decidido
Vivir recordando los tiempos solitarios
(No puedo dejar de desearte)
Es inútil decir
Así es que viviré mi vida en sueños del ayer
(Sueños del ayer)
Esas horas felices que alguna 
vez tuvimos
Hace demasiado tiempo, aun me entristecen
Dicen que el tiempo cura a un corazón roto
Pero el tiempo se detuvo desde que nos separamos
(No puedo dejar de amarte)
He decidido
Vivir recordando los tiempos solitarios
(No puedo dejar de desearte)
Es inútil decir
Así es que viviré mi vida en sueños del ayer
(Esas horas felices)
Esas horas felices
(Que alguna vez tuvimos)
Que alguna vez tuvimos
(Hace demasiado tiempo)
Hace demasiado tiempo 
(Aun me entristecen)
Aun me entristecen 
(Dicen que el tiempo)
Dicen que el tiempo
(Cura a un corazón roto)
Cura a un corazón roto
(Pero el tiempo se detuvo)
El tiempo se detuvo 
(Desde que nos separamos)
Desde que nos separamos
(No puedo dejar de amarte)
Dije que he decidido
Vivir recordando los tiempos solitarios
(No puedo dejar de desearte)
Es inútil decir
Así es que viviré mi vida en sueños del ayer
(Del ayer)


EL MOSAICO DE HOY



3 comentarios:

César Bardés dijo...

Bueno, para vuestra tranquilidad os diré que Anna Bosch sí que estará en la presentación. De hecho, nos encontraremos el lunes para prepararla. Algo es algo. Lo que sí me ha hecho el señor editor es cambiar la portada del libro por el artículo 33. ¿Te acuerdas de la portada estilo "Samuel Fuller", Dex? Pues bingo. Dice que el otro daba idea de ser un libro de artículos y que no quería que fuese así. Para que veas cómo se las gastan. Sin consultarlo ni ná, lo hace y punto.
En otro orden de cosas, sí que hay una mirada hacia "Lawrence de Arabia" en "El sueño americano" porque, a pesar de su vocación decididamente británica, la película es una coproducción anglo-norteamericana y de ahí que intervengan actores propios del mercado americano como Anthony Quinn, Claude Rains o Arthur Kennedy (que ya os dije que entró a última hora debido al fulminante ataque al corazón que tuvo Edmond O´Brien). El caso es que a mí me parece un películón, una auténtica maravilla. Y vaya por delante mi homenaje a Omar Sharif porque creo que en ninguna película ha estado mejor. Recuerdo que, cuando empezaba a entusiasmarme por el cine, había una lista de Oscars en la Enciclopedia Espasa que tenía mi padre en su casa. Yo la devoraba para hacer volar mi imaginación porque no había visto ni la mitad de las películas que allí habían sido premiadas. Solo había cuatro categorías consignadas: película, actor, actriz y director. Cuando llegué al año 1962 me quedé totalmente sorprendido. Ya había visto "Lawrence de Arabia" y a mí me parecía que la interpretación de Peter O´Toole no se podía superar. Sin embargo, allí O´Toole no figuraba como ganador. Estaba Gregory Peck por una película titulada "Matar a un ruiseñor". Yo creo que mi primera sospecha de que algo no funcionaba en los Premios de la Academia fue en ese momento. No había visto esa película pero, por el título, no podría compararse a "Lawrence de Arabia". Corriendo, fui a preguntarle a mi padre. "Papá...¿has visto una película que se llama "Matar a un ruiseñor?". "Sí, hijo. Es muy especial". "¿Y Gregory Peck está bien?". "Hace el papel de su vida. Está mejor que bien". "¿Mejor que Peter O´Toole en "Lawrence de Arabia?". "O´Toole está fuera de serie pero Peck...es que tendrías que ver "Matar a un ruiseñor"". Y me quedé con las ganas hasta un par de años después la pasaron por televisión, creo que fue en un Cine-Club de la 2. Ahí lo comprendí todo.
Todo esto ocurrió cuando yo tenía siete años.
Abrazos nostálgicos.

CARPET_WALLY dijo...

Oño, 7 años...¿en el Tibet? por preguntar algo de cine. Ese tiempo parecía que tendría que esperar yo para escribir unas lineas, que tengo una mañana de esas que no te recomiendan ni los médicos, ni los especialistas en relajación.

Pues yo con esa edad disfrutaba del cine, generalmente en la tele, pero no me movía la curiosidad por el tema, que mi libro de cabecera favorito era uno de esos que te entoligaban en el círculo de lectores y que se llamaba "Maravillas del mundo" y en verdad era maravilloso, formato enorme, con unas fotografías impresionantes y un repaso muy espectacular de las cosas maravillosas del planeta, desde la Alhambra hasta las cataratas del Niagara o el desierto del Sahara o el Canal de Panamá.

El otro libro que también era una referencia obligada era "Dime Por qué" repleto de artículitos cortos sobre el porqué de las cosas, que me fascinaba. Yo no era un niño preguntón, me enfrascaba en aquel libro y ya no necesitaba preguntar nada: ¿Porqué hay eclipses? ¿Porqué se dice el salto de Alvarado? ¿Porqué los planetas no se caen? ¿Porqué sudamos?...En realidad yo tuive hasta 6 aunque creo que la colección continuó. Los 4 primeros eran además de "Dime Porqué", "Dime Qué es", "Dime como funciona" y el maravilloso "Diem cuentamé" repleto de pequeños extractos literarios que me apasionaban. Luego vinieron "Dime quien es" y "Dime donde está", pero ya no me fliparon tanto que ya era más mayor.

En fin, "Matar a un ruiseñor", "Lawrence de Arabia", "El hombre de Alcatraz"...lo mismo pese a ser la época muy corta le ha dado para un libro de más de 100 páginas.

¿Os he abrazado hoy?..No, pues venga un abrazote gordo que se que os gusta.

CARPET_WALLY dijo...

Una cosita más, no hemos comentado las dos tristes perdidas de estos días.
Ana Diosado que aunque no hizo cine que yo sepa la historia del teatro español de fines del siglo XX le debe mucho y los que vimos y sentimos parte de aquello de "Los 80 son nuestros" también. Y en Televisión, no podremos nuca olvidar lo que supuso "anillos de oro" que no se si habrá envejecido bien, pero Imanol Arias no habría sido lo que es sin aquella mítica serie.
Y Henning Mankel, que es de lo mejor de la novela policiaca escandinava y su Walander un tipo inolvidable, un policia de lo más humano, desde su capacidad deductiva hasta sus dudas vitales que le llevan a jubilarse por no entender el mundo en el que vive.

Abtrazos de despedida