martes, 13 de octubre de 2015

Gus mornins, 13/10/15

Guuuud mornins, cinéfilos.

Martes, 13 de octubre. Qué miedito da volver al tajo en una fecha que da tan mal fario, pero vaya, se agradece después de tanto vaivén festivo (qué va, he llevado un finde de monje de clausura). Hoy casi estamos clausurando el repaso a la era Kennedy con motivo de la inminente presentación del libro de nuestro amigo CB. Últimas noticias, últimas noticias, ante la previsión de que el aforo no se complete, el autor ha prometido ir a la presentación con un tanga fosforito a lo Borat. Seguiremos informando.
Bien, y mientras en EEUU mataban a Kennedy, surgían voces de cambio como la de Luther King, o en Rusia lanzaban el Sputnik, en España seguíamos también un poco en la luna. Era el vigésimo séptimo año de la victoria y aquí seguía lo de siempre. Es verdad que en los 60 algo cambió, poco pero algo es algo, el régimen se abrió un poco de piernas para estar a tono con las alemanas que venían a broncearse a Benidorm.  Manuel Fraga acababa de aterrizar en el Ministerio de Información y Turismo e introdujo algunas ideas nuevas. Acuñó el lema “España es diferente” del que ahora tanto nos acordamos. Resulta que en la fábrica de Seat de Martorell salía el primer 600, el coche para la clase media, nuestro particular Volkswagen pero sin softwares fraudulentos. También salieron los primeros “Ducados”. Manuel Benítez El Cordobes tomaba la alternativa y Joaquín Blume ganaba el Europeo de gimnasia. Y el Madrid ¿qué? ¿otra vez campeón de Europa? Pues no, la ganó el Milán, eso sí, los blancos ganaron la Liga, si es que eso tenía mérito. En el cine, la película más destacada fue “El Verdugo” pero por ahí andaba Fernando Fernán Gómez regalándonos una de sus obras maestras, “El mundo sigue”, un título maldito que se reestrenó hace un par de meses en versión restaurada. Y claro, por ahí seguían nuestros queridos niños prodigio: Marisol, Rocío Dúrcal, Joselito, las Pili y Mili…
Y en música, bueno, llegaban los yeyés, se alargaban las melenas y se acortaban las faldas. Y entre melenudos y falditas cortas eran ellos dos los que arrasaban, los number ones de los number ones, que con esas cosas tan bonitas que decían cualquiera
ESOS OJITOS NEGROS
Dúo Dinámico
Esos ojitos negros que me miraban 
esa mirada extraña que me turbaba 
esas palabras tuyas maravillosas 
esos besos robados 
y tantas cosas 
quien te separo de mi 
quien me robo tu querer 
aunque yo llore por ti 
Nunca lo vas a saber 
no te puedo perdonar olvidar pero no obstante 
no te podré olvidar ni un solo instante 
nadie, nadie sabrá jamás cuanto te quise 
nadie, nadie comprenderá que nos paso 
aunque el mundo sea feliz yo estaré triste 
esperando el retorno de nuestro amor 

nadie, nadie sabrá jamás cuanto te quise 
nadie, nadie comprenderá que nos pasó 
aunque el mundo sea feliz yo estaré triste 
esperando el retorno 
esperando el retorno 
esperando el retorno 
deeee nuestro amor.

EL MOSAICO DE HOY

2 comentarios:

César Bardés dijo...

Pues sí, mientras en América se cargaban al Presidente, aquí hacíamos "El verdugo", quizá la mejor película española que se haya hecho nunca. Así de universales somos, aunque esta vez Berlanga sí que dio en el clavo y pasó la censura por los pelos porque ni en eso hubo nadie que pusiera unas reglas mínimas, no. Todo dependía del censor de turno. Contaré una anécdota que sé por Juan Miguel Lamet:
CUando se rodó "Adiós, cigüeña, adiós", de Manolo Summers, se necesita registrar el título con el que se iba a estrenar para obtener el permiso de exhibición. Por supuesto, los títulos pasaban previa censura. Juan Miguel Lamet, como productor de la película, iba a ser el encargado pero había un problema. El guión, tal y como lo escribió Summers, se llamaba "Esperma 66". Lamet le dijo a Summers que eso no iba a pasar la censura ni de lejos. Summers, sorprendentemente, se enfadó muchísimo y le dijo a Lamet que había que luchar porque si no, no cambiarían nunca las cosas, que había que intentarlo al menos y tal y tal. Total, que Lamet se fue con el guión con su título original a registrarlo. Fue allí, conocía al tipo en cuestión, le dio el guión, el tipo leyó el título y no dijo ni pío mientras ponían en marcha una conversación intrascendente: ¿Qué tal? Bien ¿Y la familia? Estupendamente, gracias ¿Cómo va Manolo? Fantástico, el rodaje ha sido maravilloso...Mientras el tipo de la censura se acercaba a su biblioteca y cogía un libro que Lamet no alcanzó a ver. Buscó una página, lo abrió y bruscamente interrumpió la conversación gritando:
- ¡¡¡Es el semen!!!
Naturalmente, lo que tenía en las manos era un diccionario.
Esa era España. Y aún sigue siendo así.
Abrazos censurados.

CARPET_WALLY dijo...

Llego tarde y no es por el día de turno, que no hay problema si no te casas ni te embarcas. Que es por lio laboral, cada vez más cosas que hacer en menos tiempo.

Yo creo que ahora si sabe la gente lo que es el semen y el esperma, que antes no nos educaban sexualmente y ahora...tampoco pero tenemos muchos sitios donde aprender de forma autodidacta.

Este finde con desfile de fuerzas armadas y todo ha dado para mucho..de casi todo menos de descanso que así llega uno al martes derrengado como si hubiera currado el día anterior, que cosas. Donde no he ido es al cine, que no he tenido tiempo tampoco y de hecho tampoco he visto niguna peli de la era Kennedy ni USA ni de fuera de USA, voy a llegar el jueves y voy a hacer el ridículo, que para eso es el rasgo que más me caracteriza.

Sigo al lio.

Abrazos con prisa