viernes, 2 de octubre de 2015

Gus mornins, 2/10/15

Guuuud mornins, cinéfilos.

Viernes 2 de octubre. Tras haber sido sometidos en estos últimos días a una auténtica regresión que nos ha llevado a zambullirnos de lleno en el repaso a los grandes hitos de la América de Kennedy, volvemos hoy al presente de forma momentánea para dar cuenta como cada viernes de los estrenos de la cartelera semanal. Que no sé yo, si viendo lo visto, no sería mejor quedarnos tranquilamente en los 60 en compañía de las pelis de Tony Leblanc o de Marisol, no sé yo, no  sé yo.

Bueno, va, quién dijo miedo. Comencemos este repaso de hoy con la peli llamada a petarlo en la taquilla estos próximos días, regresiones aparte. Se trata de HITMAN, AGENTE 47, un thriller de acción protagonizado por un asesino de élite alterado genéticamente para convertirse en una perfecta máquina de matar. Está basado al parecer en un videojuego y se pasan toda la peli metiéndose de ostias, aunque la verdadera ostia es la que te meten al pagar ocho euracos para ver esto. El prota se llama Rupert Friend, aunque en un principio estaba previsto que el papel principal recayese en el difunto Paul Walker.

EL APOSTATA es una coproducción hispano- uruguaya que, sin embargo, no promete tantas alegrías como la conexión Iniesta´- Luis Suárez. Y eso que en el reciente Festival de Cine de San Sebastián – ays- recibió una mención especial del Jurado y el premio FIPRESCI. Cuenta la historia de un joven treintañero que tras una crisis de fe decide apostatar de la Iglesia. La protagonizan el charrúa Alvaro Olalla y la española Bárbara Lennie… ¿o era Goenaga? … mmm ¿Streisand”, ays bueno que la prota se llama Bárbara. No sé vosotros, pero yo casi que apostato de esta peli y me compro mejor el partido del Barça o me bajo al bar de la esquina a verlo.
Además de por su ría y su marisco, Vigo es famoso por ser un actor de gran versatilidad, uno de los más solventes que pululan por ahí en la actualidad. Además no es del Celta ni siquiera del Depor como ha confesado en una entrevista reciente, sino del San Lorenzo de Almagro como el Papa, el suyo no, el de Roma. Viggo, Mortensen, nos llega esta semana con una película que se llama LEJOS DE LOS HOMBRES y que es un drama con pinta de western sobre dos hombres, un convicto y un desterrado, que deben sacarse las castañas del fuego para sobrevivir en la África colonial francesa de los años 50.

Y ahora sí, hablamos de nuestra Apuesta de la Semana que no es otra que REGRESION. Lo único que os puedo decir de esta película, que se exhibió en Donosti – ays- es que Alejandro Amenábar es más bajito al natural que en la tele. No, no pude verla, y tampoco quise, que entre que a Alex le llamaron de todo menos bonito tras ver la peli y que sabía que la tenía aquí en dos días, deseché pasarme por las salas donde se exhibía.  Lo único que vi fue, ya digo, a su director, corriendo como un descosido por la alfombra roja rumbo al photocall que llegaba tarde. Que a ver si os creéis que uno va a los festivales solo a hacer el gafapasta y a ver pelis croatas e iranís. Pues no señor, también va a sacar su lado “Sálvame” faltaría más.

La película, que coproduce Telecinco, por si no os habíais enterado aún, se desarrolla en 1990 y va de un detective que se ocupa del caso de una niña que acusa a su padre de haber cometido actos deshonestos contra ella. Cuando este al fin los confiesa entrará en danza un psíscologo que le ayudará a sacar a flote sus recuerdos reprimidos y de paso servirá para desenmascarar una oscura conspiración. Amenábar se rodea de un reparto intenacional que encabezan Ethan Hawke (El club de los porretas muertos) y Enma Watson (la niña de Harry Petas). Con estos antecedentes, ya os podéis figurar que ir todo el día colgado trae malas consecuencias. Como dice vuestra amiga María Dolores ¡¡¡ LA DROGA ES MALA ¡¡¡.

Y lo que es definitivamente estupendo es compartir con vosotros las mañanas semana tras semana. Me voy a despedir de vosotros con una canción del 62 y os dejo también con el mosaico de una peli de ese año. Burt Lancaster y Jack Lemon compitieron ese año que se llevó como no podía ser de otra manera Gregory Peck. El hombre de Alcatraz comparte hoy nuestro gus con una canción del inmortal Mancini. Os deseo hasta el lunes dos días de vino y rosas (lo del vino con moderación, claro EL ALCOHOL ES MALOOO ¡¡¡. Besos a todos.

DAYS OF WINE AND ROSES
Andy Williams

The days of wine and roses laugh and run away like a child at play
Through the meadow land toward a closing door
A door marked 'nevermore' that wasn't there before

The lone-ly night discloses just a passing breeze filled with memories
Of the golden smile that introduced me to
The days of wine and roses and you


The lonely - the night discloses just a passing breeze filled with memories
Of the golden smile that introduced me to
The days of wine and roses and you

DIAS DE VINO Y ROSAS
Andres Guillermo


Los días de vino y rosas, de reír y correr como un niño que juega
A través de la tierra hacia el prado por la puerta de atrás
Una puerta que decía "nunca más" y que antes no estaba allí

La noche únicamente revela sólo una brisa que pasa llena de recuerdos
De la sonrisa de oro que me presentó
Los días de vino y rosas y a ti

La noche únicamente revela sólo una brisa que pasa llena de recuerdos
De la sonrisa de oro que me presentó
Los días de vino y rosas y a ti



EL MOSAICO DE HOY



4 comentarios:

César Bardés dijo...

Ay, "El hombre de Alcatraz"...habida cuenta de que es una película que me llega mucho aunque la mitad sea bastante ficción (parece ser que el tal Robert Stroud era un genio ornitológico pero que, de hecho, era bastante psicópata a pesar de todo) me estremece pensar en la historia de ese preso que consigue ser libre a pesar de pasar toda la vida tras los barrotes. Posiblemente, uno de los mejores papeles de la carrera de Burt Lancaster y uno de los que se muestra más contenido. La dirección de Frankenheimer es espectacular y la película es de una sensibilidad que te pone los pelos como escarpias, contenida a más no poder.
En otro orden de cosas. Mul, me preguntas por los abortos de Marilyn. Yo tengo por aquí el dato de que fueron ocho pero sé que hay contradicciones y algunos los han situado en seis y otros hasta en dieciséis. Es verdad que tenía algo de desamparo y que despertaba un sentimiento que iba mucho más allá de lo meramente sexual pero, reconozcámoslo: se metía de todo y así es muy difícil llevar un embarazo a buen término. De hecho, parece ser que, ya en la última época y para que le hiciera más efecto, se metía las pastillas por donde amargan los pepinos y que la sobredosis que la mató fue precisamente por eso, solo que eso no se dice y, claro, también es un extremo que no está confirmado pero creo que era laboratorio andante.
Sí, regresaremos con Amenábar pero me está dando un mal pálpito...
Abrazos regresivos.

dexter zgz dijo...

Ah, pues yo creía que el pedantón iba a contar aquella anécdota de que Marilyn acababa de sufrir un aborto de un hijo que esperaba de Arthur Miller cuando empezó a rodar "Some like it hot". Y que estaba muy descentrada, y que tío Billy le echó una bronca monumental cuando tuvo que repetir tropecientas veces la escena de "Dónde está el Bourbon" con los famosos post-its en los cajones. Cuando tío Billy descubrió que Marilyn había sufrido un aborto en esos momentos quiso que se le tragara la tierra.

Abrazos con faldas

CARPET_WALLY dijo...

Bueh...el pedantón nunca contaria una anecdota tan conocida, Dex. El es más de investigación y por eso conoce que Marilyn no tomaba pastillas sino supositorios, eso es lo que vulgarmente se conoce como "meterse" de todo.

Yo también me voy a "Regresión" que Amenabar lo merece, aunque no haya conseguido el climax de "Tesis" o el nivel de "Mar adentro" es complicado que en 6 años haya hecho un bodrio. Demosle el beneficio de la duda.

Además mejor que lo de Syamalan es fácil. Aysss, mira que vender "La visita" como una peli de miedo cuando es una comedia.

Abrazos de risa

Anónimo dijo...

Gracias por la aclaración, César. Fuera por lo que fuera, no pudo ser mamá aún deseándolo mucho. Qué contraste su vida. Belleza, éxito y toda esa tristeza no fueron buena combinación.

¿Qué le pasaba a tu teclado hoy, Dex?

Besos!
Mul