miércoles, 8 de abril de 2015

Gus mornins, 8/04/15

Guuuud mornins, cinéfilos:

 

Miércoles 8 de abril. Vamos a ver, vamos a ver, que estamos ya a mitad de semana y os veo pero que muy poco centrados. El uno rompiendo electrodomésticos sin parar, el otro confundiendo el reparto de esa obra maestra reconocida por todos llamada “Prueba de vida”…Y yo mientras llevándoos de viaje arropados por la exquisita voz de Billie. Y a París, nada menos. Pues nada, vosotros veréis. Yo me encuentro tan a gustito en Lutecia, en esta ciudad de las luces y del amor y de la razón y de tantas cosas, que me voy a quedar un diita más por aquí. Y aprovechando que la capital francesa es uno de los más grandes platós cinematográficos del mundo me voy a marcar un transversal cinematográfico de esos que sé que tanto os gustan. Vosotros también me podéis ayudar al final con más aportaciones. Una pista: no vale “París Texas”. Venga, que empiezo, rien ne va plus.
 

10- AMELIE (Jean Pierre Jeunet, 2001)

Cursi, relamida hasta decir basta. Lo de los Nexus 7 y los blade runners eso, una pedazo obra maestra al lado de esta. Pego como es tan fgrancesa la tenemos que poneg.
 
 

9 LOS MISERABLES (Tom Hooper, 2012)

Nadie describió el servicio de alcantarillado parisino con tanta brillantez como Victor Hugo, luego llegó el musical y Tom Hooper … bueno ¿tampoco lo hizo tan mal, no? Años después de que Russell Crowe, por cierto, dejara embaraz.... bah, da igual.
 
 

 

8 RATATOUILLE (Brad Bird, 2007)

También se veía bastante alcantarillado en la historia de esta rata que llegaba a triunfar como la estrella de la nouvelle cuisine. Con zasca en toda la boca a los críticos incluido.
 

7 MEDIANOCHE (Mitchell Leisen, 1939)

Deliciosa como un brioche, dulce como un biscuit, una gran comedia sofisticada de Leisen con guión de Charles Brackett y el parisino Billy Wilder. La que lía Don Ameche con el servicio de taxis.
 


 

6 CASABLANCA (Michael Curtiz, 1942)

Antes que lo digáis, lo digo yo que ya toca. Siempre nos quedará París, y siempre nos quedará Casablanca.
 
 

5 FRENCH KISS (Lawrence Kasdan, 1995)

Billy Wilder se preguntaba ¿Cómo lo hubiera hecho Lubitsch? Pues como lo hizo Kasdan, más o menos. Con Meg Ryan unos añitos antes de quedarse embarazada de Russel Crowe ( o era después de ponerse botox como Nicole? Ayss, no sé)
 
 

4 CHARADA (Stanley Donen, 1963)

A ese americano en París llamado Stanley Donen le preguntaron un buen día cuál era el secreto para hacer una buena película. Le contestó al periodista algo así, como, mire, joven, coja un buen guión, contrate a Cary Grant y a Audrey Hepburn y… le voilá. Donen juega a ser Hitchcock… y gana.

 
 

3 SABRINA (Billy Wilder, 1954)

Irma, Arianne, chicas maravillosas. Pero sin duda la más maravillosa historia que nos contó tío Billy Wilder fue su adaptación del cuento del patito feo.
 
 

2 MIDNIGHT IN PARIS (Woody Allen, 2011)

La más encantadora de las recientes aventuras europeas de Woody que años antes ya le había dicho i love you a Goldie Hawn a orillas del Sena.
 
 

1 LOS CUATROCIENTOS GOLPES (François Truffaut, 1959)

En los títulos de crédito la torre Eiffel se hace la remolona y no se deja ver bien oculta por los arrabales. Pero no cabe duda… es París.
 
 

Y ahora, claro, una canción de París, de Carmen, concretamente.
 

PA MI GENIO

Carmen París
 

Con tanta palabrería
Me quisiste engatusar
Con tanta palabrería
Soplaba el cierzo ese día
Y se lo debió llevar
No creas que ne arrebato
Ni me harto de llorar
No creas que me arrebato
Pero piénsalo despacio
Como sigas con la idea
De enredarme en tus vaivenes
Se me van a desatar
Mira que ya te lo dije
Pero te voy a aclarar
Ni tengo el cuerpo pa bailes
Ni las ganas de bailar
No digas que te amenazo
Ahí tienes la claridad
No digas que te amenazo
Pero piénsalo despacio
Como sigas con la idea
De enredarme en tus vaivenes
Se me van a desatar.
 
 
 
EL MOSAICO DE HOY
 
Y por supuesto, en nuestro mosaico de hoy, una imagen de Paris, Hilton para ser más exactos.
 
 

 

7 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Espectacular¡¡¡¡. no sólo el transversal, sino también el merito de encontrar una foto de la Hilton tan tapadita.

Pero vamos a lo importante. París, ese gran plató, que lo mismo sirve para el romanticismo, como para la acción más intensa, como para la pasión más amarga, como para el humos más tronchante. Pongamos algunos títulos más:

Si eres un experimento sobre un agente perfecto pero se te va de la memoria por un balazo de nada, está claro que habrá que acercarse a París para averiguar cualquiera cosa, por eso Matt Damon se daba un paseito en "El Caso Bourne".

También a lo Hitch, Roman Polanski utilizaba el mcguffin de una estatua de la libertad para que harrison Ford perdiera un ratillo a su esposa y encontrase a la Seigner, Ford ya tenía sus años pero no hubo canas, ni al aire si quiera, en "Frenético".

Hay muchos mensajes misteriosos ocultos en iglesias, cuadros, columnas, esculturas e incluso cuadros, Tom Hanks encontraba unos pocos dandose una vuelta por París empezando por el Louvre en "El Código da Vinci"

Y si eres niño y vives en una estación poniendo en hora los relojes y con un autómata como único recuerdo de tu padre, lo mismo te encuentras como quien no quiere la cosa con George Meliés, que París es muy grande pero no tanto, eso pasaba en "La invención de Hugo".

También pudiera ser que tu padre esté casi agonizando en un hospital y vayas allí para reencontrarte con toda tu familia y para descubrir el gran amor de papá que obviamente no fue mamá, una historia maravillosa y en castellano que transurría en París, es decir, "En la ciudad sin límittes".

Y si eres un tipo raro condenado a la vida eterna y con una niñita caprichosa como ahijada-esposa, tal vez debieras dejar el sur confederado y acercarte a París para enterarte un poco más de la historia de los que son como tu, si te llamas Brad pitt lo mismo te puedes ligar a Antonio Banderas como pasaba en "Entrevista con el vampiro".

Hay más, hay muchas más...os dejo que amplieis.

Abrazos con un crepé

César Bardés dijo...

Bueno, pues ahora que has hecho tu transversal sobre Berlín me pongo yo a ello, que los alemanes me ponen.
A ver, Berlín, veamos:
Tenemos "Crónica negra", de Melville, un gran policíaco con Alain Delon, Catherine Deneuve y Richard Crenna (sí, sí, Richard Crenna). También podríamos destacar "Ronin", de Frankenheimer, con de Niro buscando una maletita que no se sabe en ningún momento qué diablos contiene. Por supuesto, no se nos podría olvidar "Una cara con ángel", de Donen, con una recalcitrante "berlinesa" como Audrey Hepburn obnubilada con los existencialistas y un Fred Astaire que se enamora al son de esa maravillosa canción de Gershwin que es "How long has this been going on?". Tenemos el inicio y el final de esa alocada película, transposición a imagen real de los "Autos locos", que es "La carrera del siglo", de Blake Edwards con Natalie Wood como Penélope L´Amour, Tony Curtis como Pedro Bello y Jack Lemmon como el Profesor Fate (y en el doble papel del príncipe de no sé qué país) con su lindo pulgoso incluido Peter Falk. Tenemos el embriagador perfume del capitalismo de "Ninotchka" con Melvyn Douglas intentando hacer reír a la Garbo con las palabras de Billy Wilder y de Charles Brackett y con la dirección de tío Ernst. También podríamos traer a colación el París, oscuro y triste, de "Monsieur Verdoux", de Chaplin. O quizás aún más el París hitchcockiano de "Frenético", de Polanski con Harrison Ford desesperado por encontrar a su mujer. En "Marathon Man", de John Schlesinger también sale durante un buen rato París, con Roy Scheider cortándose a gusto la mano con un alambre de estrangulamiento. Hay otra de Melville, estupenda, en la que París juega un papel muy importante y es "El ejército de las sombras", crónica de una célula de la resistencia para hacernos ver que no era tan bonito estar en la clandestinidad aunque fuera por una causa noble con un excepcional Lino Ventura capitaneando fechorías al lado de Simone Signoret. Por último, para hacer también la decena, se podría destacar el cuasi-reportaje de la liberación de París según la novela de Dominique Lapierre y Larry Collins "Arde París", con un guión de Francis Ford Coppola y con René Clement tras las cámaras dirigiendo un reparto de campanillas que incluía a Yves Montand, Anthony Perkins, Orson Welles, Kirk Douglas, Glenn Ford, Charles Boyer, Jean Paul Belmondo, Alain Delon, Leslie Caron y Gert Frobe.
Lo dicho, nos vemos en Berlín.
Abrazos germano-franco-españoles.
Dex, lo de poner en el mosaico a Paris Hilton...ufff...Por lo demás, maravilloso el viaje.

dexter zgz dijo...

Pues tienes toda la razón, lobo. A ver si te gusta más esta otra imagen de Paris, que todos los halagos se los llevaba Aquiles - Brad Pitt, pero Orlando Bluf también tiene lo suyo y sabe lucir palmito así de majetón.

Añado "anothers breaks on the wall" made in Spain como "Españolas en París" uno de los títulos emblemáticos de la llamada tercera vía, o a David Trueba homenajeando a Doinel y Truffaut en "La buena vida" o "París bien vale una moza" con el inefable tándem Lazaga- Landa. Y la cita nos hace retrotaernos a los tiempos de "Los tres mosqueteros" naturalmente. En Paris volvían a encontrarse Julie Delpy y Ethan Hawke "Antes del atardecer". A la Delpy ya la habíamos visto antes en "Blanco" de Kieslowski que transcurría en París como las otras dos pelis de la trilogía. "París, París" fue la siguiente peli del de "Los chicos del coro" y que a mí me gustó más, por cierto. París es escenario de intrigas como la que vivía Charles Laughton en "El hombre de la Torre Eiffel" o el protagonista de la fallida secuela "Un hombre lobo americano en París". Y Dustin y Enma descubrían en la ciudad de la luz que "Nunca es tarde para enamorarse". A París volvía Cecile de France después de vivir el tsunami asiático en "Más allá de la vida".

Un tsunami de pelis como vemos.

CARPET_WALLY dijo...

Si es que París, además de ser la capital alemana es un filón.

Porque por ahí corrían Omar Sy y dustin, digo patrice leconte en "Intocable".
Brando y la Scheider bailaban untados de mantequilla burlando la soledad y la incomunicación "El último tango en París".
Quasimodo también estaba bastante sólo, o acompañado por las gárgolas cuando se enamora de la gitana Esmeralda, en dibujos o con Anthony Quin y la Lollobrígida en "Notredame de París".
París es un sitio perfecto también para conocer a un antiguo ¿amigo? de la familia, eso era lo que le sucedía a Sossanna, y el sitio ideal para acabar con Hitler y todos los jerifaltes nazis en "Malditos bastardos".
Por París cantaba la voz rota de una maravillosa Edith piaf y así lo vimos gracias a marión Cotillard en "La vie e rose".
Y por París y el Pigalle y Montmartre paseaba y pintaba un tal Toulusse Lautrec en "Moulin Rouge", también cantaban su amor Nicole (antes de o despues de su embarazo de Russell) y Ewan, pero como sé que os sale sarpullido no diré más.


Alé la France, es decir abrazos galos

CARPET_WALLY dijo...

Y por cierto, cierto lo de la parisina recalcicrante que era Audrey que incluso se ligaba también en París a Peter O´Toole en "Como robar un millón y..."

Y es que para eso de robar, Paris no tiene igual, aunque tenga un policia tan perfecto como el inspector Clousseau, tal y como demuestra en "La pantera rosa".

También tiene a un gendarme de Saint Troppez disfrazado de rabino judio en "Las aventuras de Rabbi Jacob", con ese Paco Martinez Soria francés que era Louis de Funés.

Ea, paro, que me embalo.

Au Revoir, o abrazos gabachos

dexter zgz dijo...

Muy parisino es el ambiente del arrondisement y el vecindario de "El quimérico inquilino" de Polanski. París es el escenario de ese amor tan fantástico entre perroflautas que es "Los amantes de Pont Neuf". Y no olvidemos de que Sidney Pollack hizo "Sabrina y sus amores" sobre el original de tío Billy (no resiste lógicamente la comparación pero creo que podría haber sido bastante peor).

Hay un documental bastante interesante de Louis Malle incluido como extra en el DVD de "El soplo al corazón". Es de principios de los 70 y se llama "Place de la Republique". Y consiste en algo tan simple como plantar la cámara en la plaza citada y acercar el micro a los que pasan por ahí para que hablen de sus vidas, sus sueños, sus ilusiones. Ya digo muy interesante, sobre todo porque te das cuenta de que el modo de ver la vida y los franceses de principios de los 70 está a años luz del que tenían los españolitos de la época. Súper recomendable.

Allons enfants de la patri (que significa algo así como "ale, patri, niña, vamos al asunto")

CARPET_WALLY dijo...

Juer, pues has mentado el vecindario y me ha venido a la cabeza la peli basada en el best seller de Muriel Barbery "La estratégia del erizo" con el nombre de "El erizo" y que transcurria en un edificio parisino con su portera y todo.

Y es evidente que entre los edificios singulares que hay en París, uno que le llaman la Torre Eiffel, que no sé si conoceréis le sirve a James Bond para saltar en paracaidas en "Panorama para matar" ¿o era a Grace Jones?.

Y otro edificio singular es el Arco del Triunfo, que fue muchisimas veces visto por Chevy Chase y Beberly D´Angelo en "Las vacaciones europeas de una chiflada familia americana" que no sabían salirse de la maldita rotonda.

Y por cierto, no habéis mencionado "Paris Je T´aime", que yo no he visto, pero que recoge su canto de amor a la ciudad de un montón de directores: Cuarón, Gus Van Sant...hasta Isabel Coixet, ahí es nada.

La que si vi fue "Henry y June" con el triangulo entre Henry Miller, su mujer y Annais Nin en los Parises, Fred Ward, Uma (antes de maquillarse) Y Maria Medeiros, que prometía alto voltaje y tampoco era para tanto.

Enchanté.