martes, 11 de junio de 2013

Guuud mornins, 11/06/13

Guuud mornins, cinéfilos.
Yo también quisiera este martes sumarme a todas las muestras de afecto al amigo Wolf y dedicarle hoy todo el gus entero con instrumental y todo. Sé que el muchacho, en su fingida pedantería, rechazaría el homenaje y los halagos, pero esto tampoco pretende ser ni una cosa ni otra. Allá vamos, porque si losciberamigos no estamos para acompañar los malos momentos y ayudar a pasarlos, para qué estamos en realidad. Y hoy este tipo que nos viene a cantar al gus hubiese cumplido nada menos que 96 años de seguir entre nosotros. Bueno, en realidad los cumple, que la gente que queremos y nos hace la vida más feliz no se muere nunca y nos acompaña siempre. Un abrazo, compañero, se te quiere.
 
MY RIFLE, MY PONY AND MEDean Martin 

The sun is sinking in the west
The cattle go down to the stream
The redwing settles in the nest
It's time for a cowboy to dream

Purple light in the canyons
That's where I long to be
With my three good companions
Just my rifle, pony and me

Gonna hang (gonna hang) my sombrero (my sombrero)
On the limb (on the limb) of a tree (of a tree)
Coming home (coming home) sweetheart darling (sweetheart darling)
Just my rifle, pony and me
Just my rifle, my pony and me

(Whippoorwill in the willow
Sings a sweet melody
Riding to Amarillo)
Just my rifle, pony and me
No more cows (no more cows) to be roping (to be roping)
No more strays will I see
Round the bend (round the bend) she'll be waiting (she'll be waiting)
For my rifle, pony and me
For my rifle, my pony and me 

MI RIFLE, MI CABALLO Y YO
Dean Martin


El sol se pone por el Oeste,
El ganado baja hacia el arroyo,
El petirrojo se mete en el nido
Es el momento que los vaqueros sueñan.
La luz púrpura en los cañones
Ahí es donde quiero estar.
Con mis tres buenos camaradas,
Mi rifle, mi caballo y yo.
Colgaré (colgaré) mi sombrero (sombrero)
En la rama (en la rama) de un árbol (de un árbol)
Rumbo a casa (rumbo a casa), amada mía (amada mía)
Solos mi rifle, mi caballo y yo
Solos mi rifle, mi caballo y yo.
El chotacabras en el sauce
Canta una dulce melodía
Cabalgando hacia Amarillo)
Solos mi rifle, mi caballo y yo
No hay más vacas (no hay mas vacas) para conducir (para conducir)
No veré más perros vagabundos.
A la vuelta de la esquina (a la vuelta e la esquina) ella nos esperará (ella nos esperará)
A mi rifle, a mi caballo y a mí
A mi rifle, a mi caballo y a mí


Pues hoy en nuestro instrumental me ha dado por ponerme a recordar a nuestros recientes números uno, nuestra banda internacional favorita según todas las encuestas. La nuestra no podía ser una excepción. Quién dijo que estos chicos no eran unos clásicos, hasta los más grandes se rendían a sus pies y  los versionaban.




3 comentarios:

César Bardés dijo...

Bueno, pues muchas gracias a todos por vuestro apoyo. La verdad es que han sido unos días un poco menos difíciles sabiendo que estábais vosotros al otro lado de tanta canción. Un beso para ellas y un abrazo para ellos.
En cuanto a Dean...yo, de mayor, quiero ser como él, así con esa clase, con ese desparpajo, con esa socarronería...voy a ver si me miro al espejo con el "smoking" y me pongo a cantar "Ain´t get a kick out of you" o la canción que hoy nos propone Dexter, mismamente.
Por cierto, que a mi padre le encantaba Dino. Decía que le daba la impresión de que se estaba riendo de Sinatra continuamente...
Gracias por estar ahí.

CARPET_WALLY dijo...

Si señor, grande Dino y grande Hawks, es muy dificil hacer una película como "Rio Bravo" y que te salga una obra maestra, sin embargo al bueno de Howard le dio casi por repetir argumento y volvió a bordarla. Si aquí Wayne, Martin, Brenan y Nelson formaron un grupo espectacular no se quedarón atrás luego, Wayne Mitchum, Caan y Hunnicutt.

Aquí no está Dean para cantarse una maravilla pero James Caan recita un poema de Poe fantástico...


Brillantemente ataviado, un galante caballero,
viajó largo tiempo al sol y a la sombra,
cantando su canción, a la busca de Eldorado.

——

Pero llegó a viejo, el animoso caballero, y
sobre su corazón cayó la noche porque en ninguna
parte encontró la tierra de Eldorado.

——

Y al fin, cuando le faltaron las fuerzas, pudo
hallar una sombra peregrina.—Sombra,—le
preguntó—¿dónde podría estar esa tierra de
Eldorado?

——

—«Más allá de las montañas de la Luna, en
el fondo del valle de las sombras; cabalgad,
cabalgad sin descanso—respondió la sombra,—si
buscáis Eldorado....».



Puede que cuando terminemos de cabalgar nos encontremos todos en la tierra de Eldorado y veamos que allí llegaron antes que nosotros aquellos a los quisimo tanto. Y comprenderemos que no era oro lo que buscabamos sino el tesoro inacabable de su cariño.

Nuevos abrazos, amigo.

César Bardés dijo...

Caramba, me siento Cole Thornton defendiendo honores y a viejos amigos en una cárcel, con un tipo medio loco que toca la trompeta mientras el jovenzuelo éste me recita el poema del divino Edgar.
Vamos para allá. El horizonte nos llama. Solo hace falta seguir cabalgando. Solo se necesita llevar la integridad en el corazón y la amistad en el sombrero.
ElDorado, tierra donde toda la amistad crece para tener la seguridad de que jamás se viaja solo.
Abrazos a vosotros.