jueves, 13 de junio de 2013

Gus mornins, 13/06/2013

Guuud mornins, cinéfilos.
 
Antes de que os enteréis de la noticia por otros medios, antes incluso de que su novio y la MTV en pleno le organicen el fiestón del siglo, el gus, siempre en vanguardia se adelanta, y tiene el honor de anticiparse y de felicitar antes que nadie a nuestra invitada de hoy. La ocasión lo merece. Hoy cumple nada menos que medio siglo Olvido Gara, Alaska, y eso para todos los que tenemos una edad son palabras mayores. Mujer polifácética donde las haya. De icono de la movida a estrella mediática y de los reallitys. De amiga de los niños a musa gay. Reinventándose permanentemente. Y no siempre para bien, según mi humilde opinión. Desde los tiempos de Fangoria la verdad que yo a esta mujer la veo algo perdida, como buscando su sitio. Pero quien tuvo, retuvo, dicen. Y aquellas noches de verano entre amigos  risas y con la banda sonora del "Deseo carnal" de fondo son impagables. Y bailando y moviendo la tibia y el peroné mientras los vecinos no paraban de molestar. Yo desde luego, no, no me arrepiento, volvería a hacerlo. Japi berdei, reina.

¿ CÓMO PUDISTE HACERME ESTO A MI?
Alaska y Dinarama


Ella lo vió salir de allí 
ahora sabía la verdad 
y se decidió 

Loca de celos le siguió 
tras apuntar la dirección 
resistiéndose a llorar 

¿Cómo pudiste hacerme esto a mi? 
yo que te hubiese querido hasta el fin 
sé que te arrepentirás 

La calle desierta, la noche ideal 
un coche sin luces no pudo esquivar 
un golpe certero 
y todo terminó entre ellos de repente 

Ella no quiso mi mirar 
nunca daría marcha atrás 
una y nomás santo Tomás 

¿Cómo pudiste hacerme esto a mi? 
yo que te hubiese querido hasta el fin 
sé que te arrenpentirás 

La calle desierta, la noche ideal 
un coche sin luces no pudo esquivar 
un golpe certero 
y todo terminó entre ellos de repente 

No me arrepiento 
volvería a hacerlo 
son los celos 
No me arrepiento 
volvería a hacerlo 
son los celos….No 

¿Cómo pudiste hacerme esto a mi? 
yo que te hubiese querido hasta el fin 
sé que te arrenpentirás 

La calle desierta, la noche ideal 
un coche sin luces no pudo esquivar 
un golpe certero 
y todo terminó entre ellos de repente 

No me arrepiento 
volvería a hacerlo 
son los celos 
No me arrepiento 
volvería a hacerlo 
son los celos 

No me arrepiento 
volvería a hacerlo 
son los celos 
No me arrepiento 
volvería a hacerlo 
son los celos 
La calle desierta, la noche ideal 
un coche sin luces no pudo esquivar 
un golpe certero 
y todo terminó entre ellos de repente 

No me arrepiento 
volvería a hacerlo 
son los celos 
No me arrepiento 
volvería a hacerlo 
son los celos 

No me arrepiento 
volvería a hacerlo 
son los celos 
No me arrepiento 
volvería a hacerlo 
son los celos



2 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Bueno, pues felicidadea. No es una mujer que me caiga especialmente bien, pero es cierto lo de la reinvención continua dentro de una personalidad muy marcada. Capaz de ser mito libertario y tertuliana de Fede J Losantos casi sin despeinarse (debí decir mejor casi sin peinarse).
En el cine su aportación es marginal en todos los aspectos, no lo ha frecuentado casi nada y su experiencia era casi marginal...pero por arte casi de magia se convirtió en un icono cinematográfico mundial. Pedro Almodovar con 4 duros y mucho morro dirigió su primera peli llevando su mundo de desmadre nocturno y su "movida" a la gran pantalla. Inexplicablemente, al menos para mi, aquella cosa fue hinchandose cual levadura en el horno y terminó por resultar el inicio del realizador más laureado de nuestro cine. Mucha imaginación, muy poca vergüenza (en sentido positivo), desparpajo, sin tabús, color, luz y risas...nada importa, todo vale.

Este grupo de chicas quizá no sea tan espectacular como otros que han adornado el fondo, pero lo que no cabe duda es que son ...diferentes.

Y ahora os dejo, que tengo ganas de mear y no veo a nadie cerca...

Anónimo dijo...

Pues no cabe duda que Alaska forma parte de nuestra cultura más reciente, la hemos visto en peliculas, programas televisivos de culto y su música forma parte de nuestra banda sonora vital. A mí, personalmente, me despierta admiración una personalidad tan trasgresora que, paradójicamente, ha sabido hacerse con la admiración de la mayoria, no cabe duda que es un fenómeno social, lo que nos puede dar una idea de la sagaz y despierta inteligencia de esta mujer.

Felicidades Alaska, por ser tu misma, por tu fuerza y saber estar.

Y un beso para todos vosotros.

Albanta