miércoles, 12 de junio de 2013

Gus mornisn 12/07/13

Guuud mornins, cinéfilos.
Seguimos subidos en el gus esta semana al carrusel de las emociones que gira y gira como la vida, siempre en círculo, pero siempre hacia delante. La desaparición del gran George Moustaki nos sorprendió a todos en pleno ranking de nuestras bandas internacionales favoritas. Si no hubo entonces un motivo suficiente para parar las rotativas y detenernos a homenajear al cantautor apátrida por excelencia, ruego se me achaque toda la culpa a mi. No obstante, si creíais que Moustaki se iba a quedar sin su tributo en el gus andabais pero que muy equivocados. Griego, francés, egipcio, de todas partes y de ninguna, exactamente como la música, sus canciones también nos hace sentir un poco rebeldes y contestatarios y a la vez un poco románticos. Se nos ha ido, a recorrer caminos polvorientos por Dios sabe donde. No estará solo, seguro, su "meteque" le acompañará siempre como nos acompañará a nosotros su imborrable huella.

MA SOLITUDE 
George Moustaki


Pour avoir si souvent dormi, avec ma solitude,
Je m'en suis faite presque une amie, une douce habitude.
Elle ne me quitte pas d'un pas, fidele comme une ombre.
Elle m'a suivi ca et la, aux quatres coins du monde.
Non, je ne suis jamais seul, avec ma solitude.
Quand elle est au creux de mon lit, elle prend toute la place,
Et nous passons de longues nuits, tous les deux face a face.
Je ne sais vraiment pas jusqu'ou, ira cette complice,
Faudra-t-il que j'y prenne gout, ou, que je reagisse?
Non, je ne suis jamais seul avec ma solitude.
Par elle, j'ai autant appris, que j'ai verse de larmes.
Si parfois je la repudie, jamais elle ne desarme.
Et, si je preferais l'amour, d'une autre courtisane,
Elle sera a mon dernier jour, ma dernire compagne.
Non, je ne suis jamais seul avec ma solitude.
Non, je ne suis jamais seul avec ma solitude.

MI SOLEDAD
George Moustaki


Gracias a haber dormido tantas veces con mi soledad, 
he conseguido que sea casi una amiga, una dulce costumbre. 
Ella no me deja dar ningún paso, es como una sombra fiel. 
Me ha seguido aquí y allá, en las cuatro esquinas del mundo. 
No, yo nunca estoy solo con mi soledad. 
Cuando está en el hueco de mi cama, ocupa todo el espacio, 
Pasamos largas noches, los dos cara a cara. 
Realmente no sé hasta donde irá esta cómplice 
Tendré que hacerme a ella o reaccionar ? 
No, nunca estoy solo con mi soledad. 
Por ella he aprendido tanto como lágrimas he derramado 
Si a veces la repudio, ella nunca me desarma. 
Y si yo prefiriese el amor de otra cortesana, 
Ella estará ahí en mi último día, mi última compañera 
No, nunca estoy solo con mi soledad. 
No, nunca estoy solo con mi soledad



Y ya que hemos hablado de caminantes, de hombres sin patria, de sirtakis celebérrimos, y como hoy es el día de nuestro cineclub….
Maldita sea, jefe, me agrada demasiado
como para no decirlo.
Ud. lo tiene todo
excepto una cosa: Locura.
Un hombre necesita
un poco de locura, o si no...
¿O si no?
Nunca se atreve
a cortar la cuerda y a ser libre.......


1 comentario:

CARPET_WALLY dijo...

Bueno, pues no es facil encontrar un grupo cuando se nos canta a la soledad, al alma libre y se nos baila hablando de la necesidad de un poco de locura.
No obstante, si hay un grupo en el que la soledad humana se muestra claramente a pesar de la presencia del colectivo es en estos "Doce hombres sin piedad". La soledad frente al grupo del que prefiere darle una vuelta a la razón antes que condenar por inercia a un quizá inocente, la soledad de cada uno de los individuos que componen ese jurado, cada uno con sus propias cargas y experiencias que determinan su posicion ética, la soledad como respuesta a argumentos forzados por el rencor y la rabia, dar la espalda a la sinrazón nos hace más humanos.

No obstante, enfrentarse a 11 tipos que tienen una decisión ya tomada supone un ejercicio de locura considerable...la locura es osada y Henry Fonda aquí, un valiente.


Grande Moustaki