viernes, 16 de diciembre de 2016

Gus monrnins, 16/12/16

"Es posiblemente el artista que más ha influido en la cultura popular del siglo XX. Y posiblemente, el menos comprendido."

 Michael Crichton (a propósito de Steven Spielberg)

Guuus mornins, cinéfilos:

Parece mentira que estemos a las puertas de unas señoras Navidades y que la temporada de premios tanto a este como al otro lado del charco haya echado ya a rodar y esté a toda máquina y a pleno rendimiento. Me refiero a que esta semana en cuanto a lo de los estrenos de cartelera, pues más bien poquito, oiga. En fin, ya vendrán mejores tiempos, a la vuelta de la esquina nos esperan citas de lo más estimulante con Scorsese, Chazelle, Tyldum, Jeff Nichols, Francois Ozon…. Y con Fassbender, Cotillard, Stone, Gosling,… oño, hasta con la Yenni. Pero lo dicho, lo que esta semana, la cosa viene floja, floja, floja.

Una cosa sí tenemos claro, amiguetes, y es que el universo se expande. El universo Star Wars, claro. Es probable que muchos a estas alturas sepáis ya quién robó los planos de la Estrella de la Muerte. Y no me refiero a que a Carmena le hayan hecho un estropicio y alguien haya mangado esta noche los diagramas esos que han servido para construir la réplica mastodóntica que están haciendo al lado de la Puerta de Alcalá, mírala, mírala. Digo que ayer se estrenó de avanzadilla en los cines del país “Rogue One: Una historia de Star Wars”, una película que nos cuenta cómo los rebeldes intentan birlarle al Imperio galáctico los planos de la estación más famosa en varios sistemas a la redonda.  Y bueno, prácticamente hay poco que añadir a lo que añadió ayer el amigo Indi en su estupendo gus. Yo la verdad que me desaté un poquito también y eso que era por la mañana y no me había metido aún nada, buscando mi equilibrio y mi estabilidad. Y la verdad yo ya no sé ni lo qué es esto, si es un spin off de esos, una precuela o una secuela, en realidad esto es como la santísima trinidad y son las 3 cosas a la vez. Y es que la historia se sitúa entre los episodios III y IV de la saga Star Wars, o sea que en el fondo sería el 3,5 que tampoco sé cómo se dirá en números romanos (¿III, L?). Mira, yo es que de verdad, ya lo dejo, que esto ya no lo entiende ni Punset. Con razón decía Bayona que Felicity Jones andaba muy tensa durante el rodaje de “Un monstruo viene a verme” pensando en su papel de heroína galáctica. Felicity se suma a los actores de la saga junto al danés Mads Mikkelsen y al mexicano Diego Luna. Ea, que no se diga que el universo no es multiglobal.

Así que ya que “Rogue One” parece llevárselo todo este viernes, memorizo mentalmente los acordes de la Marcha Imperial y veo aparecer en el horizonte a nuestras dos siguientes protagonistas. A Emma Suárez y a Maribel Verdú la suerte les ha sonreído de manera distinta esta semana y ambas estrenan peli hoy. Emma, doblemente nominada a los Goya por su papel protagonista en “Julieta” - que finalmente no luchará por el Oscar a película extranjera este año- y su secundario en “La próxima piel” estrena este viernes “Falling” en la que buscará su equilibrio, su ánimo y estabilidad marchándose a la República Dominicana donde coincidirá con su ex dispuesto a recuperar su amor y a que no se meta ya más nada. Por su parte, Maribel que andaba con las esperanzas puestas en una nominación al Goya por su trabajo en “La punta del iceberg” también huirá a la Patagonia para buscar el equilibrio y la estabilidad, no de ella, que siempre fue una chica muy sana, sino de su hijo autista en “El faro de las orcas”, coproducción hispano argentina que ha dirigido el autor de “Entrelobos” Gerardo Olivares.

Y no sé yo si la presencia en el reparto del siempre sobrio Bryan Cranstron es suficiente motivo para acercarse a los cines y dejarse los cuartos viendo “Infiltrado” (sin “s”). Se trata de una historia basada en hechos reales sucedidos en los años 80 que cuenta cómo un trío de policías (dos hombres y una mujer) logró integrarse en una red de narcotraficantes para desde dentro desmantelarla. Al prota de “Breaking bad” y “Trumbo” le acompañan en el reparto John Leguizamo y  la sensual Diane Kruger.

Y poco más, miren ustedes. Así que, aún a riesgo de que me llaméis gafapasta y cosas peores incluso, me quedaré hoy con la danesa “La comuna” de Thomas Vintenberg como Apuesta de la Semana. Aunque sólo sea porque este señor, surgido de la cantera de Von Trier y del dogma, nos sorprendió hace un par de temporadas con el soberbio drama “La caza” con un estupendo Mads Mikkelsen antes de pasarse definitivamente al lado oscuro.  El título no llegaba a la calidad del de Saura pero rayaba a gran altura. En esta ocasión, Vintenberg nos lleva a los años 70 a casa de una pareja que debido a sus problemas económicos decide convertir su vivienda en una comuna y descubrirá las dificultades de la convivencia. Al parecer, la cosa tiene bastante de autobiográfica, pues el director pasó parte de su infancia en un lugar parecido, y me recuerda bastante a “Juntos” de otro escandinavo reclutado posteriormente por Hollywood, el sueco Lucas Modysson, con un argumento bastante similar que resultaba bastante interesante. Veremos a ver esta vez.

Pues nada, a falta de una buena apuesta que llevarnos a la boca, nos conformaremos con celebrar este próximo domingo los setenta años, SETENTA, que le caen a nuestro querido tío Steven. Y qué decir del tío Steven que no hayamos dicho ya por activa y por pasiva. Repasar la historia de uno de los mayores genios y maestros del cine actual es quedarse ojiplático ante los éxitos y los logros conseguidos por este hombre, es hablar de récords de taquilla y de sueños que siempre se cumplen. Desterremos para siempre el sambenito de Rey Midas de Hollywood. Quién le iba a decir a ese niño que jugaba a hacer películas con la cámara de 8 mm de su padre en su Cincinatti natal que llegaría tan lejos. Estrenó su primera película en 1964, un mediometraje que después inspiraría “Encuentros en la tercera fase”. Se exhibió por primera vez en el cine de su pueblo y cuenta la leyenda que recaudó 501 dólares, uno más de lo que había costado hacer. Spielberg se consolidaría en la década siguiente como un talento en ciernes, hablándonos del miedo que no se ve como el de “El diablo sobre ruedas” o el de la magistral “Tiburón” que inaguró el concepto de blockbuster de verano y también una nueva forma de producir las películas. Spielberg llama la atención en Cannes donde su primera película para la gran pantalla “Loca evasión” (“Duel” se concibió como telefilm) gana el premio al mejor guión. No obstante, no todo son alegrías en la década y Steven se da también el primer patinazo con “1941”. Tal vez porque se lo merecía. Pero como maestro es el que enseña, tito Steven se gana el apelativo con “Encuentros en la tercera fase”, y un argumento que sin ser del todo original (ahí estaba Robert Wise con “Ultimatum a la tierra”) enseña y marca el camino a muchos. Que se lo pregunten a Amy y a Villenueve.

Lo de “rey Midas” llega en los 80. Spielberg nos hace llorar con ET y hace que nos sintamos héroes de leyenda como Indiana Jones. Se hace productor y auspicia jóvenes talentos como Zemeckis. Todo lo que toca parece convertirse en oro, aunque paradójicamente el eunuco dorado se le resiste. De las 11 nominaciones de “El color púrpura”, cero patatero. Eso no quiere decir que no consiguiera emocionarnos con Whoopi Goldberg que con el tiempo lo analizas y mira que era difícil, tú.  Emociona también ver la última interpretación en el cine de Audrey Hepburn aunque sea en una película tan fallida como “Always”. Y absolutamente insoportable Christian Bale en “El imperio del sol”, ya desde niño, el mozo apuntaba maneras.

Spielberg empieza los 90 pinchando de nuevo en una peli que a priori prometía. La revisión del mito de Peter Pan por parte de un niño grande como él promete en efecto, pero el resultado es “Hoock”. Por fin, en 1993 Hollywood se rinde a sus pies y le da de sopetón 10 Oscars, repartidos entre los 3 que van a parar a “Jurassic Park” y los 7 que recibe “La lista de Schindler”, magistral adaptación de la novela de McKneally que Billy Wilder o Roman Polanski entre otros habían barajado ya llevar al cine con anterioridad.  En esa ceremonia se da la tormenta perfecta y se premia tanto al artista mainstream como al autor concienciado.

La carrera cinematográfica de Spielberg se completa en los 90 con uno de los mayores ladrillos del director, “Amistad”, -lo siento, no la soporto- y una nueva entrega de la saga jurásica. Tío Steven se desvincula tras ella de futuras secuelas, y así le ha ido a la franquicia desde entonces (a ver si ahora ese Spielberg catalán que tenemos por aquí llamado Jota Bayona consigue reflotarla). La guinda a la década la pone otra cima del cine spielbergiano “Salvar a soldado Ryan”, su segundo Oscar como director, un drama bélico con una secuencia inicial brutal e inolvidable y una película cargada de contenido y coherencia .

“AI Inteligencia artificial” es la película con la que el tito abre el siglo XXI. Se trata de un antiguo proyecto que incluso había empezado a rodar Stanley Kubrick antes de fallecer en el 99. No sabemos lo que hubiese sido la peli en manos de Mr Stan; en las de Spielberg, uno se queda con ganas de más. De los dosmiles me gusta mucho “Minority Report” esa especie de versión futurista de las pelis de falso culpable de Hitchcock o el clasicismo de “Atrápame si puedes” o “Munich” pese a alguna laguna narrativa manifiesta. Algo menos “La terminal” que evidencia uno de los grandes y tradicionales  talones de Aquiles de su cine, los personajes femeninos (la nuera del capitán Nemo está claramente desaprovechada). Me entretiene bastante “La guerra de los mundos” y el cuarto episodio del dr Jones no es tan malo como dicen, a pesar de que no tiene nada que ver con los tres anteriores.

Cinco títulos nos ha regalado hasta la fecha el tito Steven en el actual decenio. Irregular su adaptación de las aventuras de Tintin, pero tocando el crepuscular cielo fordiano en “War Horse”. Clasicista y sobrio en “Lincoln” y definitivamente majestuoso en “El puente de los espías”, aunque ese mismo año nos volvió a dar la de arena con “Mi amigo el gigante” con la que un servidor de ustedes se aburrió sobradamente. Entre los proyectos que el hombre baraja encima de la mesa están una versión de la novela de ciencia ficción “Ready player one” de Ernest Cline, un biopic sobre Hernán Cortés que se rodaría en España y contaría con Javier Bardém en el papel principal, y por supuesto la quinta entrega de Indiana Jones.

Así es tito Steven, con sus altos, sus bajos, sus cales y sus arenas, pero siempre, siempre MUY GRANDE. Muchos dicen que es ñoño, patriotero, maniqueo, manipulador y demagogo y que sólo piensa en la pasta. Allá ellos. Los que hemos crecido con él y con su cine lo llevamos muy dentro, y decimos que les den. Muchas felicidades, tito Steven, y muchas gracias por tantos años de felicidad. En fin, espero que este somero repaso a la trayectoria spilbergiana os haya hecho olvidar lo penoso de la cartelera de hoy. Os dejo, que a este paso se me van a hacer las 6. Os veo el lunes y os deseo que paséis un finde prenavideño muy, muy feliz. Besitos para tod@s.

SMOKE GETS IN YOUR EYES
The Platters (OST “Always”)

They asked me how I knew
My true love was true
Oh, I of course replied
Something here inside cannot be denied

They said someday you'll find
All who love are blind
Oh, when your heart's on fire
You must realize
Smoke gets in your eyes

So I chaffed them and I gaily laughed
To think they could doubt my love
Yet today my love has flown away
I am without my love

Now laughing friends deride
Tears I can not hide
Oh, so I smile and say
When a lovely flame dies
Smoke gets in your eyes
Smoke gets in your eyes

EL HUMO CIEGA TUS OJOS
The Platters (BSO “Always”)

Me preguntaron cómo podía saber
si mi amor era auténtico
Yo por supuesto contesté que
algo tan profundo no puede negarse

Me dijeron "algún día descubrirás
que todos los que aman están ciegos"
Cuando tu corazón está ardiendo,
debes darte cuenta que
el humo ciega tus ojos

Entonces me alejé de ellos y me reí alegremente
al pensar que ellos pudiesen dudar de mi amor
Hoy mi amor se ha ido lejos,
estoy sin mi amor

Ahora riendo mis amigos se encuentran burlándose
de lágrimas que no puedo ocultar
Entonces yo sonrío y digo
"cuando una llama encantadora muere,
el humo ciega tus ojos"
el humo ciega tus ojos


EL MOSAICO DE HOY


3 comentarios:

INDI dijo...

vaya vaya, qué manera de terminar la semana, con Spielberg. Casi nada. Sólo por haber realizado ET, Tiburón, las de Indi, Encuentros en la 3ª fase... ya se merece estar en lo más alto del podio del cine mundial. Que haya tenido sus patinazos, pues sí, pero vamos, no siempre se puede rayar la perfección.

Me encanta el mosaico de hoy. Evidentemente Indi es mi personaje favorito del cine y por eso me puse éste nick hace mucho tiempo en una galaxia muy lejana.

Abrazos con látigo y sombrero.

César Bardés dijo...

Nunca llegué a tragarme más colas mañaneras que con las películas de Steven Spielberg. Tanto "En busca del arca perdida" como "E.T." fueron películas a las que fui al cine Palafox por la mañana para sacar entradas para toda la pandilla. Incluso en una, creo que fue en "En busca del arca perdida", la policía me pidió la identificación porque estaban a la caza y captura de los reventas. El pringao de la pandilla haciendo de las suyas, sí señor.
El caso es que sí, que Spielberg ha sido el cineasta con el que hemos crecido, con el que hemos disfrutado, con el que hemos llorado y con el que nos hemos decepcionado alguna que otra vez. No importa, su contribución a la historia del cine no se puede negar estés en uno u otro lado de su audiencia. Es un hombre que, sospecho, ha hecho las películas que a él le gustaría ver y, sin quitar nunca el ojo de la taquilla, ha acertado la mayoría de las veces.
Dices que Kubrick había empezado a rodar "A.I", falso. Kubrick manejó el proyecto durante un tiempo y también decidió aparcarlo porque, en su momento, creyó que no había tecnología suficiente como para llevarlo adelante. Es más, la parte del guión que Kubrick sí escribió fue hasta el momento en que se abandona al niño en el bosque, el resto ya lo había desechado (aunque sí manejado) previamente. Spielberg tiró de la novela "Los superjuguetes duran todo el verano" para hacer el resto que, precisamente, yo creo que es la parte más débil de la película, cosa que Kubrick también pensaba que no iba a funcionar. Sin duda, la película hubiera sido otra cosa con Stanley. Como dice Andrew Sarris en una afirmación en la que no estoy totalmente de acuerdo: "Steven Spielberg es un Stanley Kubrick sin cojones".
Por lo demás, pues sí, habrá que ir a ver ese "spin-off" de "Star Wars" que parece que está dejando muy perplejos a algunos porque dicen que es mejor que la mayoría de las películas de la saga principal y eso es algo que nadie esperaba. Veremos. También voy con mi escepticismo a cuestas.
Abrazos con láser.

CARPET_WALLY dijo...

El tito Spielberg es el más grande y Dex también, por mucho que se empeñe en parecer humano colándonos un gazapo tras otro en sus guses. Antes al menos daba premios por descubrirlos pero ahora se ha vuelto tacañón y ni eso.

Y si ayer hablaba de las nuevas heroínas, creo que ese es un pero para ponerle a Steven en cuya filmografia no abundan las mujeres o que cuando han aparecido tampoco han sido en un papel muy preponderante. Se podría hablar de que la única película vista desde el punto de vista femenino es "El color púrpura", pero su Celie no es una mujer coraje, más bien es una superviviente. Quizá el personaje de Goldie Hawn en "Loca evasión" tenga ese plus de mujer decidida que arrastra a su marido en una situación desesperada, pero francamente pese a ser simpáticos los dos (hombre y mujer) son un par de memos.

Yo también escéptico (quizá eso sea lo mejor) intentaré ver este finde la peli de los planos de la estrella de la muerte, que justo eso es lo que pensé cuando vi la primera de la saga, ¿y como han conseguido los planos? ¿porque no nos cuentan esa aventura?.

Abrazos con la fuerza (necesaria)