jueves, 1 de diciembre de 2016

GUD MORNINS 01-12-2016


"Sólo existen dos cosas importantes en la vida. La primera es el sexo y la segunda no me acuerdo." (Woody Allen)


Guuud mornins cinéfilos. Pues no, no se me ha estropeado el coche esta mañana por lo que no he tenido que echar mano de Dex, Aunque lo he pensado, si tengo que deciros la verdad. Seguro que nos habría ilustrado con otra improvisación fantástica, como la de ayer. Y si, lo habéis adivinado. El gus de hoy va dedicado a Woody Allen, que nació un día como hoy hace ya 81 años.

  Nacido en Brooklyn, su vocación se debatía entre la música y el humor; en sus años mozos se dedicó a realizar espectáculos teatrales de humor, con notable éxito. En la música, el jazz es su pasión y el clarinete, su instrumento favorito. Es famosa la anécdota de que no acudió a recoger el Oscar porque esa noche tocaba el clarinete con su banda.  Donde si estuvo fue por éstas tierras recogiendo el premio Donostia en 2004.

  Como director - guionista - actor (viva el pluriempleo), después de unas primeras películas interesantes como "Toma el dinero y corre", fue con la genial "Annie Hall" donde tuvo su primer éxito sonado, consiguiendo su primer Oscar, al igual que su primera musa Diane Keaton. Luego vendrían "Manhattan", "Hanna y sus hermanas", "Balas sobre Brodway", "Desmontando a Harry" ... casi nada. Su filmografía habla por si misma. Con tantos seguidores como detractores, siempre ha sido mejor acogido en Europa que en su país.

  Si tendría que elegir una película suya, me quedaría con aquella en la que Jeff Daniels se queda mirando desde la pantalla del cine a Mia Farrow (la otra musa de Allen) y decide traspasar la pantalla para hablar con ésa mujer que viene tantas veces a ver el film. A decir verdad, ¿quién no ha soñado con que ése personaje de cine traspase la pantalla y venga a donde nosotros? o mejor aún, ¿quién no se introduciría en esa película que tanto le gusta? "La rosa púrpura del Cairo" es magia total.

  Felicidades a Woody, que seguro que lo celebra con su banda de jazz.

  MOSAICO DE HOY

  Se trata de un recorte de un anuncio de la cartelera cinematográfica  de noviembre del 86. ¿No os parece que hoy en día es muy difícil que coincidan películas de ése nivel en la cartelera? Por curiosidad, de esas 4 salas sólo quedan 2, y convertidas en multicines. Reflejo de cómo hemos cambiado.

 


   LA CANCIÓN DE HOY

WILD MAN BLUES (Woody Allen and New Orleans Jazz Band)



LA CANCIÓN DE HOY (2)

  Con permiso de los millones y trillones de lectores, hoy tenemos canción doble, aprovechando que la de Woody y su banda no tiene letra. Este sábado, 3 de diciembre, se celebra el día internacional del Euskera, ése idioma tan raro que parece africano y que contra todo pronóstico se sigue hablando aquí en las vascongadas, que diría aquel. Lejos de aburriros con un discurso sobre la importancia de su conversación etc. os dejo una canción que es todo un clásico. La creó el grupo Itoiz hace ya muchos años y tiene numerosas versiones, entre ellas una rockera muy buena. Pero como siempre, la mejor es la original.

 Zeinen polita den zu euskeraz entzutea!



LAU TEILATU (ITOIZ)

Hemen gaude
ta poztutzen naiz
ta ziur zure aita ere bai;
ta zer ondo... zelan dijua
zure bufanda txuria.

Lau teilatu gainian
ilargia erdian eta zu
goruntz begira,
zure keia eskuetan
putzara batekin... putz!
Neregana etorriko da
ta berriz izango gara
zoriontsu
edozein herriko jaixetan.

Goxo goxo
kanta egin nazu
Benitoren Maria Solt.
Negarrik ez,
txuri zaude ta malkoak
zure kolorea kentzen dute.

Lau teilatu gainian...

Felix, Felix bihar
berriz egongo gara
txanpain apur batekin;
diru gabe baina
izarrak gurekin daude,
piano baten soinuaz.

Lau teilatu gainian...

CUATRO TEJADOS (ITOIZ)


Estamos aquí
y me alegro
y seguro que tu padre también;
y qué bien...¿cómo va
tu bufanda blanca.

Cuatro tejados encima
la luna en medio y tú
mirando hacia arriba,
tu humo en las manos
con un soplo...soplo!
va a venir donde mí
y de nuevo seremos
felices
en la fiesta de cualquier pueblo.

Dulcemente
cántame
María Solt de Benito.
Sin llorar,
estás blanca y las lágrimas
borran tu color.

Cuatro tejados encima
la luna en medio y tu
mirando hacia arriba,
tu humo en las manos
con un soplo...soplo!
Va a venir donde mi
y de nuevo seremos
felices
en la fiesta de cualquier pueblo.

Feliz-felices mañana
volveremos a estar
con un poco de champán;
sin dinero pero
las estrellas están con nosotros
junto con la música de un piano.

Cuatro tejados encima
la luna en medio y tu
mirando hacia arriba,
tu humo en las manos
con un soplo...soplo!
Va a venir donde mi
y de nuevo seremos
felices
en la fiesta de cualquier pueblo.

9 comentarios:

César Bardés dijo...

No se puede decir más sobre Allen. A quien no le guste que levante el dedo.
Yo soy más de "Manhattan" y de "Delitos y faltas" que me parecen las mejores del maestro judío neoyorquino. Tal vez porque plantean problemas que a todos nos pueden haber pasado alguna vez y que reflejan muy bien la angustia del hombre moderno, cual Kafka pasado pasado por el tamiz de la gran urbe. Es más, me atrevo a decir que a mí me gusta el Allen neoyorquino más que ningún otro. Mucho más que el playero, que el londinense, que el romano, que el veneciano, que el barcelonés o que el angelino e, incluso si se me apura, que el parisino. Y hay que reconocer que ha sido uno de los grandes genios del cine contemporáneo.
Ahora os daré otro poquito de envidia. Fui a verle al Teatro Monumental y le escuché tocar ese "Wild man blues" que, además, es el nombre del documental con el que se ilustró la famosa gira que realizó por Europa con su banda de jazz. Se mostró bastante discreto aunque dirigió unas palabras al respetable: "Me gustaría dirigir algunas palabras en español pero el español es la única asignatura que me suspendían una y otra vez cuando era pequeño así que lo haré en inglés...". Luego ya me enteré que lo de la tortilla española como que no, que le pareció huevo vulcanizado, que las duchas del hotel Palace no le gustaron porque el desagüe no estaba justo debajo de la alcachofa, que Madrid no le gustó ni un pelo y que puso como condición que en ninguno de sus trayectos se pasara por debajo de ningún túnel. Maniático sin duda. Pero genio, sin duda.
Gran gus, Indi. Y gracias por tu introducción al euskera, riqueza cultural de todo un país.
Abrazos clarinetistas.

CARPET_WALLY dijo...

Pues si señor, así nos has hecho sentir a nosotros con tu gus, Indi : Zoriontsu.

Lo de que Dex te sustituya mola mucho, pero lo de la avería menos, ando descabalgado y buscando vehículo sustitutivo (que no tengo de sustitución) por las esquinas, amen de encontrar quien eche un vistazo al coche con garantías y sin que se lleve la paga de Navidad.

De todas formas no es lo mismo sustituir a uno que a otro, si lo hubiese hecho hoy nos habríamos perdido una canción mágica (cantada en un idioma mu raro, esa es la verdad), un mosaico maravilloso y un gran zorionak al gran Woody.

Lo cierto es que el tema de las frases como la que encabeza el gus está sobrevalorado. Tu escribes: "Lo importante no es el camino sino que las zapatillas no te hagan daño" o "A mi no me importa de que raza sea alguien, es un hombre y no puede haber nada peor" y pones detrás el nombre de Woody Allen, Bernard Shaw o Mark Twain y a todo el mundo le parece una genialidad. Sin embargo si te inventas una frase tipo: "Estar sano y pensar en la muerte es como ponerse a bailar antes de que suene la música" o "No te quejes del mundo, estaba aquí antes que tu", y a nadie le parecerá una gran ocurrencia. Por tanto, lo importante no es lo que se dice sino quien lo dice. (El juego consistiría en que adivinarais si algunas de las frases expuestas las dijo realmente algún notable o salieron de mi propia estupidez....y sin mirarlo en Google, claro)

En el caso de Allen, son tantas sus frases notables como las películas con que nos ha hecho disfrutar. Dicen que su última etapa no tiene el nivel de otras épocas y será cierto, pero aun así logra meternos en un mundo mágico durante una hora y media, año tras año. Y a veces sólo parte de una anécdota, de un detalle simple, de una idea imaginativa...¿que ocurriría si un tipo que admira la época del París de los años 20 pudiera trasladarse allí cada noche y departir amigablemente con sus ídolos? Y así nos entrega una maravilla como "Medianoche en París". ¿Es el amor tan fuerte que puede unir a dos personas tan opuestas como un escéptico racionalista y una fraudulenta medium? y ya tenemos "Magia a la luz de la luna". Un grande por los siglos de los siglos.

En cuanto a ese mosaico, plas plas plas (que decíamos los cinéfilso de pro). Qué recuerdos...y ¡¡¡qué pedazo de cartelera!!!...A ver que papuesta se hubiera jugado el maño si esos hubieran sido los estrenos de esta semana.


Gracias Junior.

Abrazos eta gehiago besarkadak



Anónimo dijo...

Madre miaaaaaa, madre miaaaaaaa

Gracias Indi por esa bella canción que si no es porque la has subtitulado no entendemos ni papa, pero lo mismo pasa con las canciones en francés y mira, ahí están. Gracias, de verdad.

Coincido contigo en que La rosa púrpura del Cairo es sin duda una de mis favoritas de Allen, también como no, Midnight in Paris, Match Point también me gustó mucho y viene a avalar la teoría de que la suerte en la vida es determinante.

El vello de punta, oye.

Albanta

dexter zgz dijo...

"El mundo está lleno de gente a la que nunca, nadie, les va a convencer de que se puede soportar entera una película de Woody Allen; pero no somos menos los que hemos perdido el tamiz por el camino, y nos gustan todas: las buenas y las malas" (Oti Rodríguez Marchante)

Hablando de frases brillantes y de hombres ilustres, comienzo con una cita que incluyó, el maestro Oti, alleniano de pro, en su crítica de "Blue Jasmine". La suscribo al cien por cien. Ya sabéis algunos que en mi perfil de whatsapp hay una foto nocturna en blanco y negro que muestra la silueta de una parejita sentada en un banco frente a un enorme puente colgante y unos grandes rascacielos al fondo. Y es que creo que la mayor película de amor de la historia del cine no está dedicada a un hombre ni a una mujer ni siquiera a un perro o a una coliflor, sino a una ciudad. Es Nueva York y se llama "Manhattan".

La verdad es que no sabría con que película de Woody quedarme. En 47 títulos hay donde elegir. Unos días voy con "Manhattan", otros con "Hannah" (mi apuesta entre los películones de la cartelera del pedazo de mosaico de Junior sin duda), otros con "La rosa" (quizá os nombre mi podium). En cualquier caso, no puedo ser imparcial con este tipo y os lo dice uno que casi llegó a las manos en una conversación sobre "Vicky Cristina Barcelona2 no os digo más. El día de los estrenos de Woody es para mí como el día de Reyes solo que en lugar de desenvolver el regalo y encontrarte con una bicicleta o un consolador lo que te encuentras es hora y media de felicidad. Y cuando nos falte ese día va a ser muy duro.

Gran gus, gran mosaico, gran canción. Pero, Indi, déjate de leches, lo único que tengo que tengo que tener bien aprendido para el próximo septiembre en euskera es "una de calamares, otra de berberechos y unos zuritos, por favor"

Abrazos invadiendo Polonia

Anónimo dijo...

Fé de ratas: con un consolador también puedes tener hora y media de felicidad.

Albanta

CARPET_WALLY dijo...

Hora y media?...Pues si que necesitas tu consuelo amiga.

dexter zgz dijo...

Hora y media ? lo dudo. Las pilas ahora no duran nada.

Pero en fin, si lo has probado, quién soy yo para llevarte la contraria.

CARPET_WALLY dijo...

Bueno si contamos lo mal que se le dan a las mujeres los aparatos electrónicos, tardarán hora y cuarto en saber como funciona.

Anónimo dijo...

Alguna vez ya he comentado que el cine de Allen empezó a gustarme hace relativamente poco tiempo. Y también confieso que sus pelis más alabadas no se encuentran entre mis preferidas. Me encanta September, que para muchos es un truño, Midnight in París, Si la cosa funciona, Todos dicen i love you...y alguna más.
Qué difícil me parece el Euskera, es que no pillo ni una! Y qué precioso es el País Vasco, lo descubrí hace dos veranos y fue amor a primera vista.

Besitos

low