martes, 7 de julio de 2015

Gud mornins, 7/07/15


Guuud mornis, cinéfilos:

Martes 7 de julio. En este gus de hoy nos va a tener tocar que hablar de Ernst Hemingway, Orson Welles, Spike Lee y Tom Cruise. Ninguno de ellos nació ni murió en tal día como hoy, pero todos sucumbieron a la magia y al encanto de San Fermín. Bueno, la verdad es que Tom se lió un poco el pobre y acabó en Cádiz, pero como es tan chulo, pues dijo que le prepararan  un encierro para él solo y para su acompañante para correrlo en moto.

Sí, amiguetes, hoy es San Fermín, así que además de felicitar a los Fermines y a las Ferminas, felicitamos a todos los pamploneses y a las pamplonesas. Y también a los corredores de los encierros que esperamos sean limpios que se ponen luego perdidos de vino y no hay quien esté a su lado. Recordamos hoy en nuestro mosaico a una de esas leyendas que convirtieron en mucho más míticas esas fiestas, de las más conocidas internacionalmente que existen en nuestro país, con permiso de la Semana Santa, las Fallas y las fiestas de cumpleaños de Ronaldo, claro. Yo francamente, no le veo la gracia a tanto mozo de blanco- no me refiero a los compis de Cristiano- corriendo detrás de un montón de toros por unas calles estrechas, pero algo tendrá la cosa cuando la bendice tanta gente, y tanta gente admirada además como el centenario que preside hoy el mosaico.

Y escuchar, escuchamos a Luis Eduardo para solaz de alguna trillona. Decía Luis el otro día en una entrevista que no tiene ni móvil, ni ordenador, ni tablet ni nada y que así el tiempo se dilata y uno como que casi vive el doble. Qué felicidad. Claro que sin móviles ni tablets ni nada tampoco tendríamos gus, oye, que también es verdad.

HEMINGWAY DELIRA

Luis Eduardo Aute

A la deriva la noche...
la selva invade el lanchón,
la luna, bola de sangre,
la devoró el tiburón,
las olas vuelan tiñosas
rizadas por un ciclón,
"Pilar" navega sin rumbo
bajo un diluvio de ron...

En el Caribe
se vive como se escribe,
se escribe como se vive,
en el Caribe.
Bajo la noche guajira
Hemingway delira.


Una sirena picúa
es proa de mascarón,
una bandera, a jirones,
lleva pintado el blasón:
"Cabeza de cocodrilo
y cuerpo de Camarón..."
Gregorio, el viejo marino,
aún sigue siendo el patrón...

Una langosta mulata
anda buscando el timón,
y llora una viuda negra
sobre la tripulación...
Lejana, 'Finca Vigía'
sufre una alucinación...
Ernest, el aventurero,
se bate contra el Dragón...

En el Caribe...
y se bebe y se mueve y se bebe
en el Caribe...
y se mueve y se bebe y se mueve
en el Caribe... al compás del viejo son...
Bajo la noche guajira
Hemingway delira.

 EL MOSAICO DE HOY
 

2 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Que bonito, que bonito, que bonito Gus..."mencanta" que diría un pijillo de nuevo cuño. Y eso que como a Tom, tanta res y tanto blanco corredor le ha trastocado a Dex la sesera y ha puesto a los mozos a correr tras los toros que bien mirado los pobres animales han de temer tanto o más que los humanos.

Felicitemos pues a los Fermines y Ferminas. Yo conozco a un Fermín y no es mayordomo, que las madres de antaño ponían los nombres a los crios y no sabían lo que eso marca, que si llamas a un chaval Bautista o Fermín le estás predeterminando. Que si que luego puede llegar a ser hasta ingeniero técnico, el que yo conozco forestal, pero eso no es lo natural. La verdad es que mi conocido se llama Fermín pero no tiene cara (ni cuerpo) de llamarse así, todo lo más el hombre debío llamarse Manolo o Fernando, que es chaparro y con bigote y con esas trazas no puede uno servir en una casa de bien. Si acaso de jardinero, pero los jardineros no se llaman Fermín, ni Bautista, ni Sebastián. Seamos serios con esto que luego esto es un sindios, que las madres tengan un poco de sentido con el tema de los nombres, por favor. Si tienes un hijo que va a ser jardinero llamale Floro o Rosauro, que sepamos a que atenernos.

Lo de Fermina es otra cosa. Incluso sin el apellido Daza, Doña Fermina es un nombre de señora de poderio, de las que tienen más que otros. De las que están en un estatus superior, de las que se respetan o se hacen respetar. De las que son viudas o casadas con un notario o un procurador. En Hispanoamerica incluso con un médico, pero allí es que son muy casquivanos.

Pero vamos que lo importante es la fiesta y al que no lo guste el vino es un animal o no tiene un real...Que manera de hacer apologia del alcoholismo, si es que están todos de encierro.


Abrazos a toda carrera.

César Bardés dijo...

Fermín...pues sí, yo también conocí a uno, compañero en el colegio donde impartía clase. No era mal tipo pero no dudó en calificarme de "pedantón" como tantos y tantos otros...
En cuanto a nombres, os voy a decir lo que dice mi amigo Pepe Mota en su programa: "Que no te pido que me lo superes, iguálamelo". Padres de un muy querido amigo con el que ya no tengo relación pero que sé que guardamos afecto por el otro. Uno se llamaba Plutarco. Ella se llamaba Cesidia. En cierta ocasión, ese amigo (tenía un nombre normal) nos invitó a su chalet de Soto del Real a pasar un fin de semana (lo repetimos durante dos o tres años y lo recuerdo con mucho cariño porque lo pasábamos realmente bien). La madre, por supuesto, nos atiborraba de comida (muy buena cocinera) pero nos costaba Dios y ayuda aguantar las risas cuando el señor Plutarco se dirigía a su mujer con el apelativo de "Cesi" (lo cual hacía que yo me diera la vuelta el 99% de las veces) y ella contestaba con "Pluti"...
En cuanto a Orson...pues qué deciros. Los que me conocéis bien sabéis que tal vez no sea el mejor, ni siquiera se acerque a esa categoría pero era el más fascinante. Y a mí me emociona (sí ya sé, soy un tal y un cual) que este tipo que tenía un coeficiente de inteligencia asombroso amara España de esa manera, mucho, mucho más allá de los Sanfermines.
Abrazos con lágrimas.