miércoles, 14 de junio de 2017

GOOD MORNING 14-6-2017

Impossible is nothing (Antonio Banderas)

Ayer además de ser martes y trece, se celebraba la onomástica de San Antonio, en Madrid antiguamente las modistillas solían ir a la iglesia de San Antonio de la Florida y metían la mano en una pila bautismal que se había llenado previamente de alfileres y el número de alfileres que se quedaban clavados en la palma de la mano definía el número de novios que tendría la incauta modista, creo que ya no se sigue celebrando esta costumbre debido a la higiene, por un lado, y a la falta de modistillas, por otro.

Pero yo no quiero hablar del ilustre santo de Padova, pero si quiero hablar de nuestro Antonio más universal que no es otro que Antonio Banderas.

Un muchacho que salió a la edad de 18 años de su Málaga natal, que cogió un taxi desde Atocha a la calle Goya, temeroso, precavido porque alguien le había dicho que tuviese cuidado con el dinero, que la capital era muy peligrosa. Un muchacho que durmió en el metro cuando las cosas no se dieron demasiado bien…si el éxito se puede personificar bien podría hacerlo en su persona.

Contaba un día que vivió intensamente la movida madrileña, una buena noche, tras el rodaje de laberinto de pasiones, acudieron a la mítica sala Roc-ola sin haberse quitado el maquillaje que llevaban puesto, hubo una redada y los primeros en circular a “la lechera” fueron esos dos maricones con el pelo a colores y con pinta estrafalaria, tuvo que intervenir el padre de Antonio, también miembro de los cuerpos de seguridad del estado, para que aquello se quedase en una mera anécdota que contar luego en un programa bien pasados los años.

Ha intervenido en más de 50 películas, también ha probado suerte como director, su “Camino de los Ingleses” particular me pareció pura poesía. Guapo, educado, seductor, cualquier adjetivo para definir a una persona que gusta, se le puede aplicar.

Quiero rendirle este pequeño homenaje, no me voy a detener en datos porque sería interminable, sólo decir que yo me siento orgullosa de él, de que vaya paseando el nombre de España por cada rincón del planeta, a veces también incomprendido, ya sabemos cómo funciona este país cainita.

Os animo a que comentéis cuál de sus papeles os ha gustado más, pensareis que el mío vaya a ser el Armand de entrevista con el vampiro….pero no, yo me quedo con ese Antonio que subido a un andamio, advierte a grito pelado que tengan cuidado con el….que está muy loco.

Quién duda de que hay que estar un poco loco para llegar tan lejos.

LO DUDO


Lo dudo... lo dudo... lo dudo...
que tú llegues a quererme,
como yo te quiero a tí.

Lo dudo... lo dudo... lo dudo...
que halles un amor tan puro,
como el que tienes en mí.

Hallarás mil aventuras
sin amor,
pero al final de todas,
solo tendrás dolor.

Te darán de los placeres...
frenesí...
más no ilusión sincera...
como la que te dí.

Lo dudo... lo dudo... lo dudo...
que halles un amor tan puro,
como el que tienes en mí.

Hallarás mil aventuras
sin amor,
pero al final de todas,
solo tendrás dolor.

Te darán de los placeres...
frenesí...
más no ilusión sincera...
como la que te dí.

Lo dudo...lo dudo...lo dudo...
que halles un amor tan puro,
como el que tienes en mí...

como el que tienes en mí.




Le dedico a Dex nuestro mosaico de hoy, no me preguntéis por qué



4 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Que bueno, estoy tan de acuerdo en lo que comentas...

Banderas es un tipo que independientemente que te guste mucho como actúa o no (creo que en USA ha exagerado bastante su gestualidad, lo mismo exigido por los directores de turno) representa el éxito a través del trabajo. Seguramente la suerte, estar en el lugar justo en el momento oportuno, también haya influído, en el fondo tanto como a cualquiera. Y no se puede decir que los que no han logrado tan exitosa carrera hayan tenido menos talento o hayan trabajado menos, pero lo que si se puede afirmar es que a Antonio no se le puede achacar que se lo haya currado poco. Incluso lo que parecía una operación comercial para introducirse en el mercado americano, los años pasado con Melanie han demostrado que eran mucho más que marketing.

Anteriormente a Banderas alguna intrusión en el cine americano había habido, Fernando Rey como máximo exponente en "French Conection" (que luego supimos que se debió a un error de identificación), pero fue a partir de Antonio cuando los españoles se dieron cuenta de que el cine USA podía ser conquistado. Algo parecido a Gasol, suyo precedente Fernando Martín no había terminado de abrir camino en la NBA, pero gracias a Pau una gran cantidad de jugadoores de baloncesto vieron una puerta abierta por donde colarse en el Olimpo y ser importantes. En el caso del cine, tras Banderas ahí están los casos de Elena Anaya (ahora principal villana de "Wonder Woman", Jordi Mollá, Ana de Armas, Carlos Bardem, Elsa Pataki por supuesto Javier Bardem y, claro está, Penélope Cruz...todos ellos son ahijados de Banderas en su estrellato, es probable que ninguno hubiera llegado sin él.

Y encima la imagen del mosaico es de la peli que más me gusta de Almodovar...no se puede pedir más.

Gracias Alban. Abrazos malagueños.

César Bardés dijo...

Pues haciendo gala de patrioterismo, mi papel favorito de Antonio no es en una película española. Me encantó cómo sacó adelante ese papel de narrador de "Evita", de Alan Parker. Era lo mejor de la película. Yo seré de esos críticos que piensan que Antonio no es que sea el mejor de los actores y que, en la búsqueda de gestos, no es precisamente un águila pero no cabe duda de que ha roto fronteras y que su legado ha sido muy, muy valioso.
Abrazos abanderados.

Anónimo dijo...

Pues estoy más o menos en la línea de Cèsar. Me gustó mucho en Evita y voy a nombrar otra peli que aunque no fuera el papel d sí vida sí es una peli por la use siento especial cariño, La casa de los espíritus.
Me parece genial tu homenaje merecidísimo, Alban. Banderas me cae especialmente bien.

Besitos

low

INDI dijo...

Yo me quedo con el joven Banderas de "27 horas" o el de "La casa de los espíritus". Pero también me gusta el de "Two much" (quizás a ratos un poco exagerado) o incluso en su papel de El Zorro.

Y como director, "Crazy in Alabama" no está nada mal.

Además, parece un tío agradable, con el que te irías a tomar unas cañas.

Abrazos con Z