miércoles, 21 de junio de 2017

EL GUS DE ALBANTA (21-06-17)

Hubo en España una guerra que como en todas las guerras, la ganara quien ganase, la perdieron los poetas (Un miembro de la familia Botejara).

Corría el año 1978 y ahí estaba Alfredo Amestoy agradeciendo a la familia Botejera su colaboración para grabar el programa, que ya ríete tú de “Cuéntame”, Los Botejara era un fiel reflejo de la España de aquellos años, empobrecida física y culturalmente.

Con mis tiernos 13 años, la música de la cabecera me conmocionaba…ganara quien ganase, la perdieron los poetas…

También inundaban nuestra parrilla televisiva programas como Cantares, Un dos tres, Trescientos millones, Esta noche fiesta….Me gustaría saber cuánto duraría hoy en día estos programas que llegaron a estar muchos de ellos años en televisión.

También en el año 1878, se estrenó en la pequeña pantalla la que daría lugar a una larga lista de series de televisión, basadas en obras de la literatura española, que eran fiel reflejo del buen saber hacer de los profesionales, de los actores, todos nos pegábamos a la pantalla para ver aparecer la albufera valenciana, Cañas y Barro fue, como digo, la primera no sé si quizás la mejor, con aquella incomprendida Neleta a quién la albufera se le quedaba pequeña….De entre todas las series mi favorita fue Fortunata y Jacinta, con aquellas Ana Belén y Maribel Martín tan jóvenes y tan bellas.

Son los recuerdos de aquella época de transición de la que el otro día hablaba Car. Yo tengo una anécdota personal, mi hermana me llevó a dar un paseo con sus amigas (si, en aquel entonces los hermanos mayores cuidaban de los hermanos pequeños y se los llevaban de paseo). Ibamos caminando por el paseo de la Castellana a la altura de Nuevos Ministerios, tropecé y me caí, llevaba un pantalón azul marino y un jersey a rayas de tipo marinero en azul marino y blanco, iba muy conjuntada pero creo recordar que ambas prendas eran heredadas. El caso que al depositar mis posaderas en un suelo alfombrado de propagando electoral, algunas de estas octavillas se quedaron adheridas en mi trasero, ellas, mi hermana y sus amigas no dijeron nada y dejaron que me pasease un buen rato luciendo mi culo con proclamas tan interesantes como Vota CDS o Vota PCE….no se lo perdoné nunca.

No está mal recordar de vez en cuando quienes fuimos y comprobar en lo que nos hemos convertido, distamos mucho, mucho de ser un pueblo perfecto. Me duele tanta corrupción y mucho más aun, tanta pasividad ante tanto desmán, pero somos también más formados, menos ingenuos y aunque la madre que nos parió nos siga reconociendo, estamos mucho más presentables que antaño.


Os dejo como canción la que abría el mencionado programa de Los Botejara, han pasado nadas más y nada menos que  39 años pero ese comienzo sigue tocándome la fibra…


No he encontrado la letra y siguiendo con la nostalgia de aquellos años el mosaico se lo concedemos a aquél grupo tan chiripitiflautico del que seguro os acordais…aissss que tiempos.



4 comentarios:

CARPET_WALLY dijo...

Jo Alban...ya sé que Dex está en contra de estos ejercicios nostálgicos, la nostalgia tiene muy mala prensa. Pero yo creo que no lo son tanto, son más una mirada atrás para ver de donde venimos y seamos mucho más capaces de apreciar donde hemos llegado.

Es cierto que "Los Botejara" sería un programa imposible hoy en día, y eso lo digo tanto en positivo como en negativo. Nadie reconocería, gracias a Dios, a esa familia como algo actual, todo lo más valdría para un reality en el que un montón de españoles riera sus cuitas. También es cierto que acercaba a los urbanitas de entonces a personas que le quedaban muy lejos y que, nos gustase o no, eran coetáneos, algunos sorprendían por su cultura...hoy nos sorprenderíamos por lo contrario.

No es cosa de pensar si este país ha mejorado o aun es peor que hace 40 años, como siempre, como nosotros mismos tenemos cosas infinitamente mejores y otras en las que debemos envidiar aquellos tiempos.

Y además ¡¡¡Qué leches!!!, recordar los programas que nos hicieron felices y los momentos de antaño que nos son imborrables es como acordarse de amores pasados, nos sirve para mucho pero nos sigue llenando de emoción.

Abrazos en blanco y negro. Gracias Alban, un maravilloso gus.

Anónimo dijo...

Qué gus tan nostálgico...vamos, hecho a mi medida. Qué tiempos aquellos y qué programas tan buenos. Será que nuestra mirada era otra, más inocente pero a mí me gustaba aquella sensación de maravillarnos con poco. Al haber menos de todo, se valoraba de otro modo. No sé si se me entiende, que estos calores a mí me aniquilan hasta la materia gris. Fortunas y Jacinta también fue una de mis series preferidas y todas las que pusieron de Blasco Ibáñez. Durante mucho tiempo se mantuvo aquella famosa barraca de la Albufera.
Lo que me he reído imaginando tu culo panfletario paseando por La Castellana, Alban...

Besitos

low

Anónimo dijo...

Muy feliz por la noticia une acaba de darme el maño: mi querido Ricardo Darín premio Donosti!!!

low

INDI dijo...

maravilloso Gus lleno de recuerdos, lo del panfleto es muy bueno... felicidades Albanta, lo has bordado.

Septiembre, Dex y Darin juntos en Donosti, ¿alguien puede pedir más?

Abrazos con prisa