lunes, 26 de junio de 2017

GOOD MORNING 26-6-2017

“A veces no hay nada tan dañino para una profesión, un colectivo o un sexo entero que sus defensores a ultranza”. Javier Marias

Gusss morninnnssss cinéfilos nos dé God

La verdad es que hoy voy fatal, se me han acumulado más tareas de las previstas en muy poco tiempo y tengo que abreviar e incluso cambiar el tercio del tema de la semana que pospongo para mejor momento con más tiempo, pero que expongo para que os vayáis haciendo una idea. La cuestión es que tras estos días de serenata nostálgica pensé que vendría bien (sobre todo a Dexter) una apuesta por el futuro en vez de recordar el pasado, quizá podría ser curioso que inventáramos nuestra propia historia (y la de nuestros alrededores) dentro de unos 15 o 20 años. ¿Seríamos capaces de imaginarla y de contarla?

Pero como os digo el tiempo y el trabajo me impide darle rienda suelta a mi imaginación y no voy a pediros, de momento, que hagáis algo que yo mismo no soy capaz de hacer en las actuales circunstancias. Así que atengámonos al presente que tampoco es manco. Y hay dos cuestiones, quizá en el fondo sólo una, que me llevan a la reflexión. La primera de ellas es la celebración del World Pride de Madrid (La fiesta del orgullo gay en plan a lo bestia). Me acerqué el sábado a la zona cero de la celebración con ánimo de pasar un buen rato y participar en lo que todo el mundo define como un festival absolutamente divertido.  He de reconocer que la gente se lo estaba pasando genial en apariencia pese a que no había nada especialmente participativo (ni concierto, ni actuaciones, ni nada parecido) solo un montón de gente en la calle, paseando y yendo de garito en garito con mucha alegría y buen rollo. Eso sí se transmitía, el buen rollo, pero por lo demás tampoco era especialmente disfrutable. Un calor sofocante que se incrementaba debido a la cantidad de gente que pululaba por las estrechas calles de la zona, sitios abarrotados en los que era difícil entrar y a tenor de los calores que parecía que se pasaba dentro aun debía ser más difícil sobrevivir. Así que tras una horita (más o menos) buscando algún lugar donde refrescar el gaznate con cierto respiro lo gramos dar con una cafetería-restaurante que había olvidado dar raciones o tapeo por servir un menú cerrado en conmemoración del orgullo por un precio exagerado (26 euros). No era el plan así que decididnos recoger velas y buscar alimento, sustento, frescor y alegría en otras latitudes menos  multitudinarias. Lo mejor de la fiesta, la normalidad, parejas de chicos, parejas de chicas, parejas de chico-chica, e incluso parejas de chica-chico andorreando, charlando, agarrándose de la mano, besándose, haciéndose carantoñas y riendo…Lo único anormal es que eso sea anormal. Es decir, que tenga que haber este tipo de eventos para que lo descrito sea lógico.

Y el otro tema, está relativamente relacionado con el primero. Ayer, Javier Marias publicó en El País un artículo que también debería ser normal y que sin embargo sea convertido en una anormalidad (tanta que tuiter parece que ardía poniendo a parir al escritor. De sobra sabéis que para mí Marías es uno de los mejores escritores en castellano vivos y que siempre leo sus artículos con cierta devoción. Suele ser un tipo que expresa lo que piensa con bastante libertad y en muchas cosas coincido con él (la mayoría de sus posiciones políticas, su defensa del castellano, su campaña frente a los inquisidores de la lengua que quieren feminizar los usos de la misma por decreto,…) en otras cosas no siempre o no del todo (sus críticas a las fiestas populares llámense Semana Santa, San Fermines o simplemente fiestas del patrón de cualquier pueblo…) y en otras nada de nada (su rechazo a las nuevas tecnologías o las revisiones teatrales de los clásicos, por ejemplo). Con el de ayer, sin embargo, me quito el sombrero, pese a que no tenga elementos de juicio suficientes como para entrar en el fondo del asunto, me parece que es un artículo muy valiente y sincero y eso le honra. Como sabréis cumplido el centenario del nacimiento de Gloria Fuertes se ha dado a encumbrar su obra y a resaltar que dada su condición sexual y sus opiniones fue ninguneada en su obra literaria admitiéndose tan sólo su capacidad para la literatura infantil. Javier Marías sin embargo se atreve a ir contra la opinión imperante que trata de establecer por decreto ley los méritos artísticos en función de la trayectoria vital y llega a afirmar que “le resulta imposible suscribir que Gloria Fuertes sea una grandísima poeta”. Ya digo que no he leído tanto a la buena mujer, ni tengo conocimientos suficientes, como para afirmar una cosa o la otra, pero si que entiendo que la moda de decir lo que es bueno o malo en función de cosas ajenas al talento se está convirtiendo en una peligrosa tendencia y que hay que agradecer a quienes con más conocimiento e causa deciden que lo del seguidismo no es buena cosa y a veces sacan un poco los pies del tiesto para que los demás no nos adocenemos.

Ea, pues ya que queda dicho cantemos pues. El sábado pillé de casualidad un programa de madrugada en la radio sobre Jazz, pusieron una canción instrumental tocada por un guitarrista brasileño, no he podido encontrar ninguna reproducción, así que os dejo con el original ya que además esta canción es una de mis cosas favoritas.

MY FAVORITE THINGS (Banda Sonora Sonrisas y Lagrimas)

Raindrops on roses
And whiskers on kittens
Bright copper kettles and warm woolen mittens
Brown paper packages tied up with strings
These are a few of my favorite things
Cream-colored ponies and crisp apple strudels
Doorbells and sleigh bells
And schnitzel with noodles
Wild geese that fly with the moon on their wings
These are a few of my favorite things
Girls in white dresses with blue satin sashes
Snowflakes that stay on my nose and eyelashes
Silver-white winters that melt into springs
These are a few of my favorite things
When the dog bites
When the bee stings
When I'm feeling sad
I simply remember my favorite things
And then I don't feel so bad
Raindrops on roses and whiskers on kittens
Bright copper kettles and warm woolen mittens
Brown paper packages tied up with strings
These are a few of my favorite things
Cream-colored ponies and crisp apple strudels
Doorbells and sleigh bells and schnitzel with noodles
Wild geese that fly with the moon on their wings
These are a few of my favorite things
Girls in white dresses with blue satin sashes
Snowflakes that stay on my nose and eyelashes
Silver white winters that melt into springs
These are a few of my favorite things
When the dog bites
When the bee stings
When I'm feeling sad
I simply remember my favorite things
And then I don't feel so bad


MIS COSAS FAVORITAS
Gotas de lluvia sobre rosas y bigotes de gatitos
Teteras de cobre brillantes y mitones de lana calientes
Paquetes de papel marrones atado con cuerdas
He aquí algunas de mis cosas favoritas…

Ponis de color crema y streudel de manzana crujiente
Timbres y cascabeles de trineo y schnitzel con fideos
Gansos salvajes que vuelan con la luna sobre sus alas
He aquí algunas de mis cosas favoritas…

Cuando el perro muerde, cuando la abeja pica,
Cuando me siento triste,
Simplemente recuerdo mis cosas favoritas
Y luego no me siento tan mal.

Chicas en vestidos blancos con fajas de satén azules
Copos de nieve que se quedan en la nariz y las pestañas
Inviernos blancos plateados que se derriten en primavera
He aquí algunas de mis cosas favoritas…

Cuando el perro me muerde, cuando la abeja me pica,
Cuando me siento triste,
Simplemente recuerdo mis cosas favoritas
Y luego no me siento tan mal.






MOSAICO DE HOY

Pues eso, mostremosnos orgullosos.




3 comentarios:

Anónimo dijo...

Cuando se acerca cada año las celebraciones del orgullo gay hay gente que comenta que les parece excesivo tener que manifestarse de esa manera, que si todos hicièramos lo mismo porqué los heterosexualidad no tienen también su día..bola bla bla. A esas personas yo les diría que den gracias que no necesitan tener su día de rivindicación. Les recordaría que hay 7 países en los que la homosexualidad está penada con muerte y otros muchos en los que está prohibida. La pena es que las únicas imágenes que suelen sacar por tv estos días son las de taparrabos leoparderos y demás extravagancias. Hay mucho más detrás de todo eso.
Ya debes suponer cuánto me gusta tu elección musical de hoy. Existe una maravillosa versión a cargo del gran All Jarreau que un pedantón me descubrió hace tiempo y que te recomiendo.
A Gloria Fuertes la leía mi hija cuando era pequeña y le encantaba
Y por último, me encanta In and out. Qué ratos tan buenos paso cada vez que veo esa peli.

Me ha encantado tu gus de hoy, caracolillo. Da para mucho.

Besitos

low

Anónimo dijo...

Me refería a Una jaula de grillos...no sé porqué he dicho In and out...

lo

César Bardés dijo...

Quizá porque también es de gays, también es divertida y también aboga por la normalidad.
En cualquier caso, suscribo lo que dices acerca de Javier Marías. También me acerqué a leer lo que decía el artículo enterito y me parece de lo más normal lo que dice que, a saber, viene a reivindicar que no todo lo que hacen colectivos reivindicativos tiene que ser genial. Y en un alarde de valentía lo dice de las mujeres. No todo lo que hacen las mujeres en el arte es genial por el mero hecho de ser mujeres (al igual que no lo es con los hombres) y se ha dado por decir que todo es maravilloso, que su talento es inaudito, etc, etc. Lo impresionante es que Marías da una lista completísima de escritoras féminas que sí le parecen geniales pero que, sin embargo, Gloria Fuertes no se lo parece. Yo no creo que Gloria Fuertes en concreto fuera genial, única, impresionante e irrepetible. Sí me parece que, como poetisa, ha sido mejor de lo que creemos, una buena poetisa, no genial. Pero..ah, era lesbiana y además mujer y eso ya son dos credenciales para que toda su obra sea considerada la releche en verso. De hecho, eso viene fomentado de otros estamentos y os puedo contar cómo, en busca de editor, alguien me dijo que mi libro "estaba muy bien pero, claro, no eres gay, no eres mujer y no estás enfermo, luego eres un escritor muy poco vendible". Así de claro. Y bravo por Marías que se ha atrevido a decirlo, por mucho que vengan los secuestrados mentalmente por la ideología políticamente correcta a decir que es un retrógrado y un sacapiés. Modestia aparte me recordó a aquel impresentable que decía que una crítica de "Pasajeros" no podía ser, a su vez, criticada porque decía que era una película machista y que las posibles críticas que se pudieran verter hacia ella eran, a su vez, machistas. Y así con todo. Esto empieza a no ser libertad.
Abrazos gays.